FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
CHATA SAMPEDRINA

domingo, 28 de febrero de 2010

PLAZAS DE LA CIUDAD

PLAZA BELGRANO 1913

v La Plaza del Mercado llamada de ésta manera por estar ubicada frente al mismo.En agosto de 1907 Filiberto de Oliveira César mandó levantar en ésta plaza una columna de granito para perpetuar la fecha de declaración de ciudad, por lo cual de ahí en adelante se llamaría “Plaza de la ciudad”. Más tarde, en el año 1920, en conmemoración al prócer se le cambió nuevamente el nombre por Plaza Belgrano.

v Plaza de las Romerías, que anteriormente se llamó Plaza 11 de Septiembre y luego Plaza Libertad y más tarde oficialmente se denominó Plaza Mitre, allí se realizaban fiestas y bailantas, también se la conoció como Plaza del Oeste, hoy Escuela Normal.

v Plaza Cobo, llamada también Plaza del Sur o Plaza de los Paraísos, hoy Escuela nº 6. Plaza Constitución. La plaza de la Iglesia bautizada desde el inicio mismo de la organización del país con el nombre de "Constitución" en homenaje a tan grato acontecimiento, constituye el espacio verde más tradicional de la población.

v Su origen debemos buscarlo en el ancestral concepto de urbanización que los franciscanos trajeron al país, basado en el sistema de damero o cuadrícula donde las calles se cortan perpendicularmente; y también en los principios tradicionales de las leyes españolas que establecían la obligatoriedad de reservar un espacio de una o dos manzanas que harían las veces de plaza, alrededor de las cuales se ubicarían los edificios públicos de la futura población.

v De ese terreno destinado para tal fin por los fundadores del pueblo, más tarde se utilizó el sector ubicado al este de la calle que entonces lo dividía para edificar en él la actual iglesia mayor; el otro sector ubicado al oeste de la mencionada calle, poblado desordenadamente con paraísos, tenía en su centro una réplica de la Pirámide de Mayo , como un homenaje permanente al movimiento emancipador, que casi todos los pueblos de la república levantaron en su plaza principal. En este caso el homenaje fue resuelto por los señores Municipales en su sesión del día 6 de octubre de 1858 y cinco años más tarde se construyeron veredas cruzando la plaza en direcciones opuestas, se plantaron dos hileras de paraísos y se colocaron postes con cadenas alrededor de la misma.

v Recién el 30 de junio de 1864 se dispuso plantar por primera vez en forma planificada, las plantas que debían adornar la plaza junto a los paraísos ya existentes.

v En 1870 fueron reemplazados los paraísos por naranjos, como una predicción de la futura actividad frutícola sampedrina y dos años más tarde se inauguró el imponente edificio dedicado al culto católico, que al año siguiente fue complementado con un cerco y un piso alrededor de la columna de la libertad, adecuándose así a los tiempos una parte del espacio reservado para plaza.

v En 1878 se pidió hacer lo mismo con la otra manzana ubicada frente al recientemente inaugurado edificio de la Iglesia, por lo que debieron eliminarse las cadenas y sustituirlas con un cerco igual al existente en aquella, eliminándose la calle que pasaba frente a la Iglesia, formándose de ese modo una sola plaza.

v A propuesta de don Alejandro Barcellini se construyó un veredón en el contorno del templo,

procediéndose a la siembra de alfalfa en el resto del terreno, que luego sería vendida para pagar son su producto los gastos de limpieza.

v Recién a comienzos de este siglo, en 1904, bajo la batuta de expertos profesionales como el Ingeniero White y Mr. Thais el mismo que con Oliveira Cézar se ocuparía de diagramar el boulevard sobre las barrancas y con el apoyo del jefe del Departamento de Obras Públicas Don A. Laurín, el comisionado Bonorino decidió provocar la metamorfosis necesaria para que la expectante población tuviera una plaza que justificara sus aspiraciones de ser declarada ciudad.

v En el centro del sector oeste de la plaza, en el lugar ocupado por la pirámide de la libertad, tal como puede verse en alguna fotografía de la época, se construyó la bonita fuente en cuyo centro se levantaba una columna con dos farolas para iluminarla con la energía eléctrica proveniente de la recientemente inaugurada usina.

A su alrededor se construyeron los canteros que fueron hermoseados con un verde césped, siendo reemplazados los paraísos por plantas de tipas y palmeras que aún perduran

DATOS DE MI CIUDAD


La ciudad de San Pedro, cabecera del partido del mismo nombre, se encuentra ubicada en la región N.E. de la Provincia de Buenos Aires, entre el trayecto Capital Federal - Rosario, ubicada sobre la margen derecha del río Paraná y delimitada por barrancas. Dicho lugar, conformó a partir de 1730 junto al paraje de Las Hermanas, el curato de Arrecifes, cuya sede era la Iglesia del pueblo de los indios del Baradero origen del pueblo del mismo nombre, hasta conformarse en 1780 el Curato del Rincón de San Pedro Dávila de los Arrecifes.
En el Año 1743, Fray Joseph Antonio de Oliva, quien fura Procurador General de la Orden de San Francisco, hace una presentación recomendando el proyecto a la corona, con el apoyo del Gobernador Ortiz de Rosas y del cabildo Eclesiástico.

El 26 de agosto de 1748 el Rey Fernando VI firma, en el Palacio del Buen Retiro, la Real Cedula de Concesión, autorizando la construcción del Convento.
En 1749 el Procurador General de la Orden, anuncia la partida de ocho religiosos hacia Buenos Aires para hacerse cargo del nuevo convento.
Su construcción comienza en 1750 pero no se contaba con los recursos económicos necesarios, esto lleva al limosnero de la orden, Fray Alonso del Pozo a dirigirse al Alto Perú con el fin de obtener donaciones que permitieran contar con dichos recursos.
Hacia 1762 el Hermano llega con las limosnas y además trae consigo la Imagen de Nuestra Señora del Socorro, que fue donada en Oruro (Bolivia), con él expreso deseo que fuera designada como Patrona del lugar donde se estableciera.
Dicha imagen se encuentra actualmente en la Iglesia mayor, la cual se comenzó a construir en 1860 y se concluye en 1872, cuando aún parte del Convento estaba en pié.
En el año 1888 le histórico Convento de San Pedro fue demolido para construir en ese lugar el Palacio Municipal. El Convento fue el núcleo inicial del poblado virreinal; su mantenimiento era atendido por los propios Franciscanos, que fabricaban sus ladrillos y tejas. Las reformas del Presidente Rivadavia originaron el desalojo de los monjes y su retiro del pueblo, salvo el que estaba al frente de la Iglesia.
La administración del Estado se instaló en las diversas salas del edificio, utilizado para el Juzgado de Paz, la Escuela de Primeras Letras que allí permaneció hasta principios de 1860 cuando fue trasladada a la casa de Doña María del Corazón Jesús Quiroga Fernández, hija del General Juan Facundo Quiroga.
El edificio fue refaccionado por las autoridades locales, pero su estado de conservación aconsejó a los Municipales la consideración de construir un edificio adecuado que sirviese para Sede Municipal.
Con la designación del primer Intendente Municipal Don Máximo Millán, éste impulsó la decisión, enviando al Honorable Concejo Deliberante en 1888 “un croquis del plan del edificio municipal que se proyectaba construir”, confeccionado por el Ingeniero Arquitecto Municipal Sr. J. Nordman.

El 12 de noviembre de 1888 - con la presencia de los Mayores Contribuyentes - se trató y aprobó la obra y su presupuesto, incluyéndose la instalación de un reloj en la torre del edificio, con un cuadrante de un metro y medio de diámetro.
La nueva Sede Municipal, de estilo clásico y elegante quedó habilitada al uso público en el año 1892.La decisión real accediendo al pedido de construir un Convento en el Rincón de San Pedro, fue el nacimiento de lo que más tarde sería un pueblo y luego nuestra Ciudad.

lunes, 22 de febrero de 2010

DE RAYOS Y PARARRAYOS


Ya que son tan frecuentes las tormentas que nos están afectado vamos a hablar de las tormentas eléctricas.

Todos conocemos los rayos, sabemos de los daños que pueden producir en equipos electrónicos (televisores, computadoras, equipos de comunicaciones), instalaciones o artefactos eléctricos, como así también en vidas y construcciones.

En este artículo trataré de explicar como se producen y como protegernos de ellos.

El aire atmosférico, compuesto de varios gases, presenta generalmente una ligera ionización o sea que, los átomos de sus componentes pierden o adquieren un electrón mas de lo normal. Esto, sumado a las partículas de tierra que mantiene en suspensión permiten un lento transporte de electrones pero, dado los grandes volúmenes, el transporte puede adquirir también valores enormes.


El aire adquiere así una carga que es positiva respecto a la tierra llegando a tener intensidades y tensiones de hasta 100.000 amperes y/o voltios o mas, ( en otros tratados se habla de valores muy superiores). Las nubes, que están constituidas por agua que en forma de vapor van acumulando cargas eléctricas, que conservan debido a que el aire que las rodea es seco y por ende un buen aislante, pero si el aire es húmedo o la nube ha llegado a una carga de potencial muy elevado puede llegar a saltar una chispa entre la nube positiva y la tierra negativa. Esta chispa es el rayo como su paso dilata y calienta violentamente el aire produce una explosión que es el trueno que escuchamos.

Esta chispas puede saltar entre dos nubes de distinto potencial y son los relámpagos.

Cuando la descarga se produce entre la nube y la tierra la chispa elige el camino mas corto, o sea la mayor altura, grandes árboles, edificios altos, antenas de radio etc. Es frecuente que el rayo caiga también sobre superficies de agua, como lagunas, lagos etc. ya que es mejor conductor que la tierra que la rodea.

La centella es una carga eléctrica en forma de bola que se desplaza horizontalmente a varios centímetros del suelo hasta encontrar un objeto que la descargue a tierra.

EL PARARRAYOS

Una de las formas de protegernos parcialmente de los daños que pueden causar los rayos es el pararrayos que consiste en una o varias puntas de cobre o bronce afiladas y conectadas por medio de un cable a tierra y ubicado a mayor altura de los elementos que se desea proteger. El mismo no solo va a descargar sino que también descarga lentamente en la atmósfera la electricidad negativa de la tierra evitando que el rayo caiga. El campo de acción de un rayo puede afectar equipos electrónicos sensibles hasta un radio de 1500 metros.

La protección externa contra los rayos son elementos necesarios pero no suficientes por lo que hay que complementarlo con un sistema de protección interna como por ejemplo descargadores de rayos o sobre tensiones, jaula de Faraday (1) etc. y, aún así, teniendo los sistemas mas efectivos la protección nunca llega al 100% según información de una empresa dedicada a la “Protección contra descargas atmosféricas”.

BENJAMÍN FRANKLIN

La naturaleza de los rayos y los truenos siempre interesó a los científicos y filósofos pero fue el estadounidense Benjamín Franklin, que ya había experimentado con la botella de Leyden (2), el que, intuyendo que los mismos se debían a distintas cargas eléctricas de la atmósfera y la tierra, en el año 1751, decidió elevar, en un día de tormenta, un cometa que tenia un alambre sostenido por un hilo de seda y acercando una llave descubrió que, entre esta y el alambre saltaba una chispa.

(1) La jaula de Faraday es una cubierta metálica, en forma de jaula o maciza que no permite el paso de las ondas electromagnéticas.

2) La botella de Leyden es un dispositivo eléctrico realizado con una botella de vidrio que permite almacenar cargas eléctricas. Históricamente la botella de Leyden fue el primer tipo de condensador

Ver: Pararrayos y protectores contra sobretensión

martes, 16 de febrero de 2010

BUQUE MUSEO


“GRAL. IRIGOYEN” TERCER BUQUE MUSEO DEL PAIS, SEGUNDO EN TAMAÑO Y PRIMERO EN MANOS DE UN MUNICIPIO
El día 8 de diciembre último el Representante de la Armada ante el Consejo Portuario Argentino, Capitán de Navío Raúl Benmuyal, en visita al Puerto de San Pedro, conoce al Director de Cultura de la Municipalidad y se interioriza del desarrollo museístico con que cuenta nuestra Ciudad. Allí comienza el ofrecimiento por parte de la Amada del buque ARA General Irigoyen, navío pasado a retiro recientemente, para que se convierta en el tercer buque-museo del país. Transmitida la novedad al Intendente Pablo Guacone, éste envía al titular de Cultura a la Base Naval de Mar del Plata (lugar de amarre del buque) a conocer la nave y evaluar el ofrecimiento. Relevamiento fotográfico mediante y charlas con altas esferas de la Armada, el Gabinete Municipal resuelve aceptar este desafío y apostar fuertemente a continuar con el desarrollo turístico-cultural de nuestra ciudad con un proyecto de características únicas en la historia de San Pedro.

Tanto el Intendente, como su equipo de Secretarios, apoya la idea de transformar esta nave en un nuevo atractivo que pueda ser visitado por el público. La nave tendrá una sala de proyecciones, charlas y conferencias, una cubierta despejada para espectáculos al aire libre, un recorrido por la historia del buque, puente de mando y sala de oficiales. El lugar de amarre del navío está pensado en el muelle existente entre los campings “Safari” y “América”, por infraestructura y condiciones de impacto visual.

La estrategia del Municipio está orientada a que la nave autofinancie su mantenimiento y sume desarrollo a un sector del frente turístico de la ciudad dado que será el único buque-museo en aguas de la provincia.

El representante de la Armada, Raúl Benmuyal, ex capitán del rompehielos “ARA Almirante Irizar”, estuvo la semana pasada en San Pedro junto al capitán del Irigoyen, Guido Sambucetti, observando el lugar y brindando opiniones técnicas a los representantes del Municipio.

El próximo miércoles 17 de febrero se firmará en el Edificio Libertad (Sede de la Armada) el convenio entre las partes y el sábado 20 del corriente estará arribando el buque en horas de la tarde a su morada final: la costa de San Pedro.

Características técnicas
Desplazamiento: 1731 Tn. a plena carga.
Dimensiones: Eslora 62.5, Manga 11.7, Puntal 5.2 (mts)
Propulsión: Diesel-Eléctrico - 4 GM 12-278, 4400 HP, 4 Generadores - 1 motor 3000 HP -
1 Hélice.
Velocidad: 16 Nudos.
Autonomía: 6500 Millas náuticas a 15 Nudos.
Tripulación: 85 Hombres.
Cañones: - 2 ametralladoras Oerlikon 20 mm.
- 3 ametralladoras dobles Breda Bofors 40/60 mm., en 2 montajes dobles y 1 simple.
Radares: - Búsqueda Superficie : Racal Decca 626.
- Navegación : Racal Decca 1230.

"General Irigoyen", una historia de servicio

El historial de servicio del ARA Irigoyen está cargado de connotaciones históricas y labores en defensa de la Soberanía Nacional. Aquí, una reseña de su larga vida:

El Aviso (A-1) A.R.A. “Comandante General Irigoyen” fue botado en el año de 1944 en Charleston, Estados Unidos, con el nombre de USS “Cahuilla” (ATF-152), su primer destino fue la Escuela Antisubmarina de Norfolk, en la costa Este de ese país. Poco tiempo después fue comisionado a la Campaña del Frente del Pacífico, estuvo bajo ataque de unidades aéreas japonesas y formó parte de las fuerzas de ocupación de Nagasaki. Realizó tareas de apoyo, remolque y salvamento en el Mar de Japón y Mar de la China hasta el año de 1947, en que fue puesto en situación de reserva en el Puerto de San Diego (California).

En el año 1961 es comprado por la República Argentina y es bautizado con su nombre actual en memoria de Don Matías de Irigoyen y de la Quintana, marino español que había abrazado entusiastamente la causa patriótica y que se desempeñó como Comandante General de Marina y Secretario de Guerra y Marina entre 1815 y 1819.

Al momento de ser pasado a la condición de reserva - “radiado de servicio”, este noble buque de nuestra Armada, cuenta con 65 años en el mar y 48 años de distinguidos servicios izando nuestro pabellón nacional y ha acumulado más de 400.000 millas navegadas en el Mar Argentino.

Prestó servicios en todas las zonas navales, dependiendo del Área Naval Austral, del Comando de la Flota de Mar, del Comando de la Fuerza de Submarinos, del que fue su segundo buque de rescate para las unidades submarinas y actualmente, del Comando del Área Naval Atlántica, integrando el Comando de la División Patrullado Marítimo.

En reparaciones al inicio de la Guerra de Malvinas, fue alistado a tiempo y participó de misiones de balizamiento en el Mar Territorial Argentino entre Chubut y Santa Cruz. El 22 de mayo de 1982 rescató del mar un helicóptero Westland Lynx HAS.23 (matrícula 3-H-141) caído al mar, perteneciente al Destructor ARA “Hércules” en las proximidades de Puerto Belgrano.

Realizó, también, campañas en el Continente Antártico.

Gentileza http://www.sanpedroinforma.com.ar/

lunes, 15 de febrero de 2010

LA CASA DE ANCIANOS


Casa de Ancianos

Según algunas publicaciones de la época, la fundación de una casa para albergar a ancianos que por los vaivenes de la vida quedaron desamparados y sin un techo donde pasar sus últimos años, tuvo su iniciativa en el director del periódico “Tribuna Popular”, señor José García Díaz.
Su espíritu de periodista y observador le hizo encender la mecha de una idea que con el transcurso de los días se convirtió en hermosa realidad, gracias al impulso de un artículo publicado en su periódico bajo el título de “Los pobres viejos”, en el cual detallaba la vida miserable que esos hombres deben sufrir diariamente, para poder obtener de limosna, algo de comer y un lugar donde dormir.

La idea de fundar una casa donde pudieran encontrar albergue esos ancianos, encontró eco en el espíritu solidario del legislador Alejandro Maino, quien antes de que finalizara el año 1924, junto a algunos vecinos de corazón generoso, decidieron impulsar la idea de la creación de una casa que pudiera albergar a aquellos ancianos que deambulaban por las calles de la ciudad.

El 9 de febrero de 1925 bajo el impulso de ese grupo solidario, nacía una institución que pasaría a ser modelo dentro de la sociedad sampedrina y que fue bautizada de acuerdo al inspirador de la idea como “Casa de Ancianos”.
Fueron sus fundadores, don Alejandro Maino, un representante político de espíritu solidario que obtuvo de la provincia los primeros 5.000 pesos para la institución.
Don Carlos A. Noceda, miembro también de la primera comisión, donó dos terrenos sobre los que se inició la edificación.
Diógenes Fuertes, Aristóbulo Aspitia, Pedro S. Acosta, Luis M. Barbieri, N. Gutiérrez y José V. Moñoa completaron la primera Comisión Directiva, la que designó como gerente administrativo a Emilio V. Almada.
El ejemplo de los fundadores hizo que la “Casa de Ancianos”, sintiera siempre el calor popular de las personas generosas, que donaron sus propiedades tales como María Sánchez de Vigo, Berrohuet, Esteve, Noemio Tedeschi, Jaime Colón, Raimundo Gil, como así también la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos, que al disolverse donó a la nueva institución la que fue su casa social ubicada en calle Pergamino (hoy Almafuerte ) esquina San Martín.
La señora María Carmen Rosa Planas y Sensat, según su testamento ológrafo de fecha 3 de mayo de 1963, firmado ante el Escribano Arturo Bas F. de la Capital Federal, en su cláusula D dice: “Lego a la «Casa de Ancianos»de San Pedro, Provincia de Buenos Aires, la propiedad llamada «La Rosita» compuesta por las partidas: cuatrocientos cincuenta y ocho – setenta y nueve (ciento cincuenta y seis/veinte) y mil seis cientos treinta y cinco, lo que en conjunto se llamará «Juan Planas» a perpetuidad, dedicado a los mismos fines que la «Casa de Ancianos» y como bien de trabajo y renta; en el cuartel diez y seis del Partido de San Pedro, con todo lo edificado, clavado y contenido”.
Además la señorita Planas donó del producido de los restantes bienes, una parte de la mitad de ellos a la Casa de Ancianos que debió compartir con primos y al que sería su Albacea don Bartolomé Pérez.

Hoy la institución posee ingresos que recibe de subvenciones, de cuotas de asociados y producto del alquiler de los campos donados por la señorita Planas, que le han permitido convertirse en un hogar modelo, con varios pabellones para hombre y mujeres, baños en cada uno de ellos, cocina, comedores, lavadero, sala de estar, oficinas para la administración, matera, un amplio parque para distracción de los internados y hasta una quinta atendida por quienes están en condiciones de hacerlo.
Fuente: Historia Documental de San Pedro. Américo Piccagli

ESCUELA DE "EL DESCANSO"


ESCUELA Nº 17 “ Emiliano Reina” EL DESCANSO

Ubicación geográfica: En el Paraje conocido como “El Descanso”, a orilla del camino de tierra que conduce a la vecina ciudad de Arrecifes.

Año de Creación: 1907

RESEÑA HISTÓRICA

“El Descanso” es el nombre de una antigua estancia, propiedad de Juan Chacon desde el año 1820.

Adquirida por el Sr. Juan Harrington, fue posteriormente heredada por una de sus hijas, quien estaba casada con Santiago O’Farrel. Es precisamente por iniciativa de éste que se construye en dicha propiedad la escuela, que fue inaugurada el 27 de Junio de 1907.

Esta Escuela durante muchos años era conocida en la zona como Escuela O’Farrel. De hecho así la identificaba un cartel indicador de la Dirección de Vialidad.

El primer docente y Director fue el Sr. Juan San Cristóbal.

En el año 1946, siendo Directora la Srta. María Angélica Andrés y docente Aurora A. Perlán, se inaugura el mástil, se instala el molino y se construyen los patios y veredas de ladrillos, que le otorgan al establecimiento la fisonomía que aún conserva.

Emiliano Reyna, nombre elegido para el establecimiento, fue el primer maestro de San Pedro, contemporáneo de Sarmiento (curiosamente fallecidos el mismo año). Se desempeño en distintas escuelas de nuestro medio a partir del año 1878. Vivió luchando contra el infortunio, consagrando su vida a la instrucción pública, tal como reza el epitafio que señala su tumba en el cementerio local. Murió en la mayor de las pobrezas, el 7 de mayo de 1888, durante la epidemia de tifoidea.

A pocos metros de la escuela se halla el mítico Puente de Hierro que cruza el Arroyo del Tala, y el Almacén San Patricio vinculado con la colectividad irlandesa. En las proximidades se libró la “batalla del Tala” en el año 1854 entre las fuerzas de Buenos Aires y los defensores de la Confederación. En este combate participó integrando las fuerzas de Buenos Aires el poeta José Hernández, autor del “Martín Fierro”.

Colaboración: Juan Carlos Tapia

jueves, 11 de febrero de 2010

CRECIENTE DE 1912

Foto: La Opinión Semanario (Actual)


Creciente de 1912

En este mes de febrero de 2010 la creciente del río Paraná se acentúa con sus múltiples inconvenientes: inundaciones, evacuaciones de los pobladores isleños, modificaciones en la fauna y flora, pérdidas económicas y perjuicios de todo tipo en la zona ribereña, hechos de los que se hacen eco los periódicos locales y que la población asume como un mal inevitable.

Pero si nos remontamos noventa y ocho años atrás, la lectura del ejemplar de El Independiente publicado el domingo 4 de febrero de 1912, temporada en que el río alcanzó su culminación con 4.02 m , nos sorprende con el breve artículo titulado La creciente del río Paraná, en el que el autor describe que "El paseo Boulevard está concurridísimo todas las mañanas y tardes. La creciente actual es observada con mucho interés y los comentarios que se hacen cada día son más novedosos."

Según cálculos, parece que para el próximo mes de Marzo será mucho mayor. Si este pronóstico resulta acertado, será seguramente la primera vez que observaremos una creciente sin igual."

El chalet del Club Náutico tiene, según informaciones, sesenta centímetros de agua."

El paseo Garay totalmente inundado, y las embarcaciones pasean en él como en la misma laguna. Es bellísimo el aspecto que presenta."

De estos conceptos parece desprenderse un subjetivo entusiasmo por esa situación hídrica, una apreciación tan opuesta a la que objetivamente hoy nos pone en alerta, que la memoria evoca al asturiano Ramón de Campoamor recordando algunos de sus poemas: "la belleza sólo está / en los ojos del que mira", para coincidir en parte con él cuando expresa"Y es que en el mundo traidor / nada hay verdad ni mentira: / todo es según el color / del cristal conque se mira".

Testigos de tantas crecientes y estiajes, nos convencemos de que al cabo de casi cien años, el tiempo ha impuesto otro color muy distinto en el "cristal conque se mira" al indomable Paraná.

Colaboración Julia McInerny

jueves, 4 de febrero de 2010

MONUMENTOS




¿Donde están los monumentos?
El Independiente publicó las noticias que aparecen arriba.
1 de diciembre de 1907 general Bartolomé Mitre
20 de enero de 1920 Dr. Carlos Pellegrini

CINE LA PALMA


Inauguración del Cine Teatro La Palma
Publicado en El Independiente del 9 de abril de 1922

EL TIRO FEDERAL


El Tiro Federal Argentino de San Pedro

Esta entidad fue fundada en San Pedro, el 5 de marzo de 1898, por los señores Emilio Frers, Eduardo González Bonorino, Tomás Salas, Tomás M. Molina, Ángel Bellatti, José Urreta, Mario Ballerini, Santiago Löbbe, Carlos M. Castro, doctor Abel R. Noceti, y otros, denominándose “Liga Patriótica” hasta 1901 fecha en que se le dio el nombre que lleva actualmente.

La vida de esta institución ha experimentado diversas alternativas, hasta consolidarse definitivamente. En sus principios fue sumamente próspera, decayendo después hasta que en el año 1906, un núcleo de ciudadanos que se reunieron en asamblea, le dieron nuevos impulsos, pero estos bríos, solo habrían de durar unos tres años, ya que otros inconvenientes sé presentarían, pero el esfuerzo de los dirigentes se impuso al final, logrando que se cumplieran las altas finalidades establecidas en los estatutos, desde aquél entonces hasta nuestros días.

La institución que hoy hacemos desfilar por estas páginas ha contado con benefactores que no podemos olvidar, tales como los señores Emilio Frers, Luis F. de las Heras, Eduardo Gonzáles Bonorino, Pedro S. Acosta, Alejandro Maino y Miguel Bertrán, además del Gobierno de la Nación, de la Provincia de Buenos Aires, la Federación de Tiro y el Distrito Militar Nº 13. Posee un amplio terreno (61.148m2) sobre nuestras barrancas, con instalaciones que recientemente han sido modernizadas.

Desde la fundación han ejercido la presidencia los siguientes señores: E. González Bonorino, Tomás, M. Molina, José Urreta, Mario Ballerini, Luis F. de las Heras, Dr. Alejandro E. Solari, Emilio B. Marigliano, Pedro S. Acosta y Juan C. Foppiano.

El 15 de enero de 1945, le fue otorgada por el Gobierno de la Provincia la personería jurídica.

Cuenta con numerosos y calificados tiradores que han dado a San Pedro muchos triunfos, de entre los cuales se destaca con perfiles netos, la obtención del esquivo título de Campeones Provinciales, tantas veces cercano a lograrlo; integraron el equipo los señores Juan José Pepe, Francisco Cajide y Alejandro Acosta (como titulares), Roberto Acosta (como suplente) y José Cajide (como delegado) .

Además debemos destacar el título de Campeón Nacional , obtenido por Juan José Pepe, en Córdoba en 1947, el honroso 8º puesto logrado en el torneo Vasalli, en Rosario en 1947, frente a los mejores tiradores del país, entre ellos, algunos que participaron en el Campeonato Mundial de Estocolmo (Suecia). El 2º puesto en Rosario, también en 1947. El título de campeones del campeonato Río Paraná en el mismo año. Las magnificas performances en los Campeonatos Nacionales de la Bandera, (Campeones el año pasado). El 7º puesto en el Campeonato Nacional de Tiro, realizado en El Palomar en 1947. El 4º puesto en Córdoba durante la Semana Nacional de Tiro, entre 400 representaciones. El 3er. Puesto en San Andrés de Giles en 1948, con el título individual de Francisco Cajide. Las clasificaciones en los torneos de la Zona Norte, con la obtención de los campeonatos individuales de Juan J. Pepe y Ernesto Rodríguez. El 3er. puesto del Trofeo Espil, del año próximo pasado. Además es de destacar la participación en importantes torneos en el corriente año, como los de la II Semana Provincial de Tiro, organizada este año por el Tiro Federal de San Pedro, el Campeonato de la Costa, el Torneo de la Zona Norte, el Campeonato Argentino, disputado recientemente en Salta, y otros, en todos los cuales nuestros representantes rayaron a gran altura.

Podemos mencionar entre los mejores tiradores sampedrinos a: Juan José Pepe, José, Juan B. y Francisco Cajide, Rodolfo y Wilfredo Gisler, Roberto y Alejandro Acosta, Ernesto Rodríguez, José y Orfilio Belpoliti, Rodolfo Medici, Lorenzo Bennazar, Wladimir Levín y otras promisorias esperanzas.

Entre los tiradores de la guardia vieja recordamos a: Miguel Bertrán, José Lista, Antonio Falcioni, Juan Maturano, y los siempre recordados Pedro S. Acosta y Pablo Tabiabué, y los malogrados Carlos A. Acosta y Luis Cajide, fallecidos en plena juventud.

Y así, amigos, ha pasado frente a nosotros un desfilar de las cosas de ayer y de hoy, de nuestro Tiro Federal, labor que nos place, ya que muy pocas entidades han hecho tanto como el Tiro, por el conocimiento de nuestra Ciudad en todos los rincones de la Patria. Vaya pues, nuestro cordial saludo a su C.D. y sus brillantes representantes.

La actual Comisión Directiva está integrada de la siguiente manera: Presidente Sr. José A. Doti, Vicepresidente Sr. Carlos Oulé, Secretario Sr. Fioravanti Giacometti, Tesorero Sr. Juan José Pepe, Comisario General Sr. José M. Cajide, Subcomisario Sr. Ernesto Rodríguez, Vocales: Señores Jorge B. Corti, Rodolfo Keudell, Eduardo Otero, Roberto L. Acosta, Instructor Sr. Rodolfo H. Gisler, Técnico Sr. Roberto Dlapa (p).

Articulo publicado en la revista sampedrina Horizontes del 1º de diciembre de 1950.