FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
PUENTE VIEJO SOBRE EL ARROYO DE LOS CUEROS

martes, 28 de diciembre de 2010

DEFENSORES DE COLONIA VELAZ

CLUB SOCIAL
           Me duele el recuerdo, me angustia el progreso. Fue el mismo progreso el que nos dejó sin el club.
           El pueblo era chiquito: La estación del ferrocarril, la escuela, el destacamento policial, el almacén de ramos generales y diez o doce casitas, mirando hacia las vías. Ese era mi pueblo: “Colonia Vélaz”. A sus alrededores, decenas de chacras cultivadas con trigo, maíz, girasol o guinea y ganado vacuno,  porcino y equino, estos últimos eran utilizados en los trabajos de labranza.
          Los domingos, los colonos se reunían en el almacén para jugar a las cartas. Unos jugaban al truco, otros al mus y también había quien jugaba al tute cabrero. No tenían otra diversión, de todas maneras esto bastaba. Las señoras visitaban a sus vecinas y mientras charlaban, los niños jugaban en los patios de tierra a la bolita o al fútbol. Las niñas inventaban casitas y jugaban a ser mamá.
          En el año 1930, la señorita María del Carmen Planas y Sensat, dueña de una considerable fortuna y con un vasto sentido social y solidario, donó unos terrenos  cercanos al almacén, que estaba a cargo de la señora Ernestina Sosa de Pedraza, con el fin de que allí se construyera un club social.
         
          Con su ayuda, el esfuerzo de toda la comunidad y el ímpetu organizativo que le daba  “Doña Ernestina” (como todo el barrio la llamaba) muy pronto se construyó la cancha de fútbol y se formó un equipo con el nombre “Defensores de Colonia Vélaz,” integrado por los jóvenes del lugar, que se afiliaron a la Liga Deportiva Sampedrina, cabecera del partido.
          También se construyó un salón de teatro, con su respectivo escenario con telón rojo y camarines, por donde pasaron reconocidas compañías de radioteatro de la época. Entre ellas se encontraban la de Héctor Bates, Juan Carlos Chiappe, Alfonso Amigo, Humberto Lopardo, Juan Carlos Altavista ( Minguito)  y tantas otras. Se realizaban bailes y matinée, amenizadas por orquestas de la capital: Pichi  Landi, Feliciano Brunelli, la  dirigida por el sampedrino Roberto Fortunato  y  en otras oportunidades, actuaba la formada por los integrantes de la familia Mastroianni, vecinos del pueblo. Eran cinco hermanos y tres de ellos: Antonio en clarinete, Luis en guitarra; Nicolás en batería y José María y Alberto (Hijos de Antonio) en acordeón a piano y maracas, formaron un grupo orquestal que amenizaba los bailes familiares cuando se celebraba algún grato acontecimiento. También pasaron por el escenario del club, cantores como Alberto Margal y Manuel Pérez.
          ¡Cuántos fueron los romances, que luego terminarían en boda celebrada en ese mismo salón, que nacieron en esos bailes! Al compás de un tango, bien juntitos o al ritmo de algún foxtrot.
          Cuando los jóvenes comenzaron a formar parte de las comisiones, lograron implementar una biblioteca (¡se leía… en aquellos tiempos se leía!) Los interesados en adquirir más conocimientos, dado que sólo tenían a su alcance estudios primarios, encontraban en ella una importante cantidad de libros que contribuían a su cultura. Por ese entonces, solo algunos privilegiados lograban acceder a estudios secundarios o universitarios. La falta de recursos lo hacía imposible. Una cantidad importante de material didáctico y de lectura fue donado por el señor Ángel Montanari, periodista y ciudadano de San Pedro, siempre dispuesto a colaborar con la educación.
          Fueron años de esplendor y pujanza. De trabajo arduo y rudo en el campo. Esto logró el bienestar de las familias y el crecimiento del club.
          “Doña Ernestina,” reunió a un grupo de jóvenes y algunos no tanto y  formaron una compañía de teatro, dirigida por la señorita Planas. Después de mucho ensayo, pusieron en escena una obra escrita por la misma directora, con el título: “Profecía Gitana”. El elenco estaba compuesto por treinta y tres actores, todos ellos, eran vecinos del lugar,  y luego de un tiempo representaron la conocida comedia de Gregorio de Laferrere: “Las de Barranco”. Esta compañía de teatro gustó tanto que fueron a dar funciones a varios pueblos cercanos.
          ¡Cuánta unión de esfuerzos y camaradería! ¡Cómo olvidar tan gratos momentos!
          Aunque yo aún era muy joven, en el año 1956, recuerdo perfectamente la alegría que causó en el club, la obtención del campeonato de fútbol de nuestro equipo “Defensores de Colonia Vélaz”, logrando así ascender a la primera división. Hubo grandes festejos y cuánto valor se le daba, ¡Claro, todos los jugadores eran hijos de familias que pertenecían al barrio! Me parece ver a mi padre detrás del mostrador de la cantina, atareado, atendiendo a los clientes, porque en las fechas que jugaban de locales, la concurrencia .era muy numerosa. Finalizado el partido de fútbol, se realizaba la matinée. Lógicamente, previo paso por los vestuarios de los jugadores para ducharse. Las fiestas de fin de curso, también se hacían en el salón del club. ¡Qué despliegue de imaginación necesitaban las maestras! Todos los alumnos colaborábamos para decorarlo. Allí aparecían flores, macetas con diversidad de plantas y también la ropa que nuestras madres confeccionaban para las representaciones teatrales o para recitar alguna poesía. De las revistas “La Obra,” que las docentes compraban, se elegían las comedias y recitados que estudiábamos con esmero  para la función.
          
    Los jóvenes fueron creciendo y formando sus propias familias, motivo por el cual la mayoría de estos jóvenes matrimonios, buscaron trabajo en otros lugares, los lotes de campo de Colonia Vélaz eran de escasas hectáreas y no rendía ganancias para albergar a padres e hijos. Esto trajo, en consecuencia, que con el transcurso de los años el paraje se fuera despoblando. Los abuelos se retiraban hasta los pueblos más cercanos, donde encontraban más acceso a sus necesidades (médicos, farmacias y confort) Alguno de los hijos quedaba en el campo, pero los de mi edad en los años sesenta (éramos los nietos) comenzamos a dispersarnos hacia distintos destinos. Algunos para estudiar, otros en busca de trabajo, y, cuando nuestros padres se hicieron ancianos, también ellos dejaron de vivir en el campo.
      Ya para ese entonces no funcionaba el ferrocarril Belgrano (conocido como el trocha angosta). Era el nexo más importante que la comunidad  contaba para comunicarse con la Capital o con los pueblos que contaban con accesos asfaltados hacia las ciudades vecinas. No olvidemos que los caminos de nuestro pueblito, eran y aún hoy son de tierra, y en épocas de lluvia, la población quedaba aislada. Con el tiempo ya no fue necesario el destacamento policial, los abuelos que jugaban a las cartas ya no estaban y el equipo de fútbol dejó de serlo porque ya no había jóvenes. El almacén de ramos generales también cerró sus puertas y tras él, nuestro club.
          Cuando la nostalgia invade mi recuerdo y llego hasta el lugar y veo ese grupo de casitas abandonadas, la estación de trenes destruida, a causa de los estragos que los vándalos le fueron ocasionando, me aflije tanto la soledad que se respira, que cierro los ojos, y, con mi imaginación, le devuelvo la vida que tuvo en su momento. Curiosamente en lo que fue el destacamento policial, solo se encuentra en pie lo que eran los calabozos. ¿Acaso habrán quedado presos los recuerdos? ¿Esos que ni el progreso, ni el tiempo pueden borrar?
          Solamente sigue funcionando la escuela, con un nuevo edificio y en otro lugar. Los alumnos vienen desde algún puesto de estancias cercanas, no llegan en número ni a una decena.
          ¿Que pasó mi querido club? Si fuiste en mi adolescencia el que me brindó amigos que, aunque algunos estén en lugares alejados, siempre están en mi recuerdo. En tu salón disfruté de mi primer baile, en tu biblioteca comencé a conocer un poco más del mundo. Lo que más me duele, es desconocer el destino de esos ejemplares que llenaron mi vida de relatos fantásticos, novelas de amor o historia de mi patria.
          El edificio del club aún se mantiene en su lugar, su fachada es la misma aunque un poco envejecida. Trepada a la reja de una ventana desvencijada, pude observar que en el salón, resistiendo en el tiempo, aún se encuentran sus mesas de chapa de tres patas plegables. Las sillas grabadas en el respaldo con la palabra “Quilmes,” sueñan con ser ocupadas nuevamente por las parejas de enamorados o de amigos tomando una Hesperidina o una Cubana sello verde.
          El escenario con su telón rojo, desteñido y raído por el paso del tiempo, no pierde las esperanzas de que salgan nuevamente de sus camarines, los personajes que desfilaron por él: Pichirica, El león de Francia, Hormiga Negra, La negra Cachumba y tantos otros que hacían la delicia de chicos y grandes.
          Cierro los ojos y veo desfilar por mi mente, ¡tantos y tan gratos recuerdos! En busca del progreso nos fuimos del pueblo, en busca de recuerdos imborrables volvemos añorando lo perdido. ¡Mi querido club Defensores de Colonia Vélaz! En tu salón, en un baile, aprovechando que el grupo electrógeno dejó de funcionar, me dieron el primer beso de amor ¡Cómo no te voy a añorar! ¡Si eso jamás se olvida!
Colaboración: Nilda Lentichia

lunes, 27 de diciembre de 2010

BUENAVENTURA LUNA


Buenaventura Luna y sus antepasados irlandeses.                                                   

1955 - 29 de julio – 2008

                        “Nunca perece del todo                             que su osamenta vencida 
                         el buen gaucho aunque haya muerto       güelve otra vez a la vida
                         pues ha de tener por cierto                       hecha luz sobre el desierto.”

                                                                   B. Luna: “Sentencias del tata viejo”

    Su verdadero nombre era Eusebio de Jesús Dojorti; nació el 19 de enero de 1906 en Huaco, un pequeño pueblo del departamento de Jáchal, provincia de San Juan y murió    lejos de su tierra, en Buenos Aires, el 29 de julio de 1955, a los 49 años de edad.  Sus restos fueron trasladados un año más tarde al cementerio de su Huaco natal, donde  descansan bajo una lápida con forma de guitarra, al pie de un añoso algarrobo.
   
    El apellido Dojorti es una alteración tal vez involuntaria del original y tan irlandés Dougherty, ya que su antepasado John Dougherty pertenecía al ejército inglés que invadió Buenos Aires en 1806. Después de la derrota fue enviado como prisionero a las  provincias del norte y allí contrajo matrimonio; sucesivas generaciones introdujeron variantes, no sólo en los rasgos físicos de la familia, sino hasta en la grafía del apellido  que se convirtió en Dojorti. 

    Del matrimonio de Ricardo Dojorti, heredero del señorío de sus progenitores y primer intendente de Jáchal en 1909, con doña Urbelina Rocco, nació Eusebio de Jesús Dojorti y Rocco. Desde muy temprana edad demostró sus dotes por las letras: a los doce años escribió y publicó su primer artículo periodístico. Adoptó el seudónimo de Buenaventura Luna, hombre de confianza de su abuelo, al que acompañaba en las tareas de campo en la propiedad familiar y al que consideró mentor de su creación artística.  
   
    Su breve actuación en la política de su provincia le hizo conocer la persecución y la cárcel; desistió de esta actividad y se dedicó a la poesía y al periodismo, optando por la radio como su gran medio de comunicación. Fue un cronista musical de su propia gente. En todas sus obras no solamente mostró a Huaco, a Jáchal, o a San Juan, sino a todo un país. Creó la Tropilla de Huachi Pampa (1) y Los Manseros de Tulum, reconocido grupo musical que actuó con éxito a fines de los años treinta y durante la década del cuarenta. Condujo  polémicos programas en radios  de su provincia, Buenos Aires y Chile.
   
    Escribió numerosas zambas y canciones célebres, compartiendo la autoría con famosos músicos y cantantes de esa época y se lo recuerda especialmente por sus poemas  Sentencias del tata viejo. A pesar de sus logros artísticos, siempre retornaba a su fuente de inspiración: el viejo molino familiar y el sereno e iluminado valle de Huaco donde pasó una niñez feliz que marcó su personalidad e inspiró su obra poética. Quizás desde la lejana isla de sus ancestros la mágica influencia de los antiguos bardos irlandeses pudo alentar su inspiración y deslizarse calladamente en las estrofas de su poesía, que marcó un hito en la historia huaqueña.
  
                                                                                                                   Colaboración Julia McInerny 


Fuentes:“Linaje de Buenaventura Luna: del Dougherty invasor al Dojorti invadido”
Mg. Guillermo Collado Madcur – San Juan
Municipalidad de Jáchal http://www.jachal.gov.ar/galeria_huaco.htm 
Biografías del folclore argentino http://ar.geocities.com/jucazam/fogon/biografias/buenaventura-luna.htmlhttp://www.irishgenealogy.com.ar/genealogia/D/Doherty/John2.php 

(1) La Tropilla de Huachi Pampa fue un conjunto de música folklórica de Argentina, organizado y dirigido por el sanjuanino Buenaventura Luna e integrado por diferentes artistas a lo largo de su existencia, entre ellos los mendocinos Antonio Tormo y Diego Canales, Remberto Narváez, José Samuel Báez, Zarco Alejo (José Castorina) y el salteño Eduardo Falú, que actuó con éxito entre 1937 y 1942. Fue el primer conjunto de música folklórica en transmitir sus interpretaciones por radio, con impacto nacional.
El 1 de octubre de 1937 debutaron en Radio El Mundo de Buenos Aires, abriendo camino a la difusión masiva de la música folklórica en Argentina. El éxito de su presentación llevó a la emisora a poner en el aire en 1939, "El fogón de los arrieros", conducido por Buenaventura Luna y con la actuación del conjunto y el auspicio de cigarrillos Caravana.1 2

La Tropilla de Huachi Pampa
En 1942 el grupo se separó. Han dejado grabadas algunas placas originales de difícil hallazgo. Los sellos grabadores BMG Argentina y Altaya produjeron en forma conjunta en 2000, un CD de La Tropilla de Huachi Pampa, con el título de El beso. Algunos de sus éxitos fueron "Vallecito", "Entre San Juan y Mendoza", "Puentecito de mi río", "Cantar de los arrieros", "El beso".
Fuente: www.es.wikipedia.org    

domingo, 19 de diciembre de 2010

NUEVOS HALLAZGOS

Descubren nuevos proyectiles de la Batalla de Obligado
Las familias que los tenían los acercaron al Museo de Sitio

Tres familias de diferentes puntos del partido de San Pedro acercaron proyectiles de diversos calibres que fueron hallados, en distintos momentos y situaciones, en inmediaciones del área donde sucedió el histórico combate el 20 de noviembre de 1845, en la Vuelta de Obligado.

El Sr. Francisco “Paco” Alcorta, conocido comerciante de San Pedro, participando de un remate de elementos antiguos, reconoció un proyectil de cañón que, al indagar detalles, descubrió que provenía de la Vuelta de Obligado. Junto a su esposa Patricia, decidieron que el lugar apropiado para su resguardo era el Museo de la localidad y así lo hicieron tomando contacto con el Grupo Conservacionista de Fósiles.
La bala esférica de unos 8 kilogramos y 10,5 cm de diámetro, presenta su superficie perfectamente conservada a pesar del paso del tiempo y su peso indica que es un elemento absolutamente macizo. 

La familia de Avelino P. Zeballos, de la localidad de Santa Lucía, partido de San Pedro, acercó una bala de hierro de 12,2 cm de diámetro, con un peso aproximado de 11 kg. El proyectil había sido encontrado tiempo atrás permaneciendo en la casa de la familia hasta ahora, momento en que pasará a formar parte de la colección del museo que reúne los elementos del feroz enfrentamiento.
Las piezas de este calibre eran disparadas por los cañones de la flota anglo francesa siendo las de ese tamaño las que se han encontrado con mayor frecuencia en el sitio. 

Por otro lado, el Sr. Marcelo Popovich, de la vecina localidad de Gobernador Castro, al término de una jornada de pesca, y mientras lavaba algunos elementos a la orilla del río, tocó en el barro de la costa un objeto esférico de superficie lisa, al desenterrarlo observó entre su manos una pequeña bola de hierro sólido de 5 cm de diámetro y unos 500 gramos de peso. Inmediatamente entendió que entre sus dedos sostenía 165 años de historia y, al regresar, se contactó con la Dirección de Cultura de San Pedro para ceder la pequeña bala al Museo de Sitio “Batalla de Obligado”.
Estos proyectiles de menor calibre eran disparados por falconetes o culebrinas que eran cañones de menor poder de fuego pero de uso frecuente en la época.

Gracias a la buena predisposición de las mencionadas familias las nuevas piezas, que presentan un excelente estado de conservación, ya están siendo acondicionadas y catalogadas para su ingreso a la colección del Museo de Sitio que funciona en el Parque Histórico Natural.
Ya son numerosos los diferentes elementos del combate que ha sido posible recuperar por la interacción entre los vecinos y la Dirección de Cultura de la Municipalidad de San Pedro, tendencia que desde el área municipal esperan que se mantenga para seguir formando la colección del lugar y aumentando la comprensión de aquel importante suceso histórico.

martes, 14 de diciembre de 2010

PRIMERA PROMOCION

Primera promoción de maestros

San Pedro-Año1913


Vicente Yanzón, Regente
    Al término del período reglamentario de cuatro años de estudios establecido para esa época, egresaba en 1913 la primera promoción de maestros de la Escuela Normal de San Pedro que abrió sus puertas en 1910. Con motivo de esta colación de grado se llevó a cabo una recepción en la Municipalidad el martes 9 de diciembre de 1913 a las 5.30 pm. a la que asistieron numerosas familias invitadas. La orquesta dirigida por el señor Jorge Henmann ejecutó un variado programa y acompañó a los egresados en la interpretación del Himno Nacional y otras canciones. Se pronunciaron discursos, se entregaron diplomas y medallas conmemorativas y la concurrencia fue obsequiada con una copa de champagne. Quince fueron los nuevos maestros, en cuyo honor se realizaron estos actos, de acuerdo al orden del listado: 

  Constantin Felipe, De Sensi Victorio Juan, Larrondo Facundo, Laurin Eduardo Adolfo, Barón Eulalia Eufrasia, Gagliardi Concepción María, Gil Celina, González Adela Teófila, Idigorás Francisca, Laurin Emma Laura, Mattiuzzi María Amalia, Müller María Teresa Adela, Ocaranza Irinea, Ricci Elma Ana y Serantes Nicolasa Emilia.   
    
Publicó además El Independiente  que “como complemento de esta fiesta y en honor de los mismos maestros, se efectuó en el club Unido esa misma noche un baile a iniciativa de varios socios, en el que reinó la mayor animación hasta la madrugada del día siguiente.”   
    En su Reseña Histórica el profesor Francisco A. Giovanelli narra que “A su vez, las autoridades de la escuela normal agasajaron a los egresados con una velada literario-musical que se llevó a cabo en el “Salón París”, con la asistencia de un público numeroso y entusiasta que colmó la sala.” El regente del establecimiento, señor Vicente Yanzón, despidió a los egresados y la alumna María Teresa Müller agradeció en nombre de sus compañeros. Según los comentarios aparecidos en  el semanario “El Pueblo”, que se comenzó a editar en octubre de ese año, la velada constituyó todo un éxito, destacándose las actuaciones de las niñas de esos tiempos, “como asimismo la señorita Elba Ferreyra al piano y el señor Luis Sandrini dirigiendo el Pericón Nacional.  Es posible que esta mención recuerde a quien debió ser el padre de la familia Sandrini radicada durante algunos años en San Pedro, cuyo hijo Eduardo Segundo Sandrini, hermano del conocido actor, egresó como maestro de la Escuela Normal en 1927.
    
   A lo largo de 97 años, la fiesta de los egresados se impuso hasta el presente como una de las tradicionales costumbres adoptadas por la sociedad sampedrina, especialmente señalada entre los acontecimientos sociales del año.
    Algunas modalidades han cambiado y la cantidad de alumnos se multiplicó, pero el cierre de todos los esfuerzos de una carrera, ahora pluralizado por la existencia de varios establecimientos de estudio, sigue inundando de música y de luces las noches de la ciudad, para celebrar así la culminación de una etapa trascendente que aún conserva en común con aquella primera promoción de 1913 un sentimiento invariable: la alegría de haber llegado a un final feliz.
Colaboración: Julia McInerny
Fuentes:

.  Bodas de Oro-Reseña Histórica. Profesor Francisco Giovanelli. Páginas 9, 10 y 22

.  El Independiente, periódico. Archivo, Números 1.129 y 1.130

lunes, 13 de diciembre de 2010

CAMELLO PREHISTÓRICO

Una pelvis prehistórica
Fue descubierta en San Pedro, a 8 Km. del casco urbano

  Un pequeño fragmento de hueso fosilizado afloraba de los sedimentos del antiguo lecho de río que hace miles de años corrió por Campo Spósito, un lugar ubicado en la zona llamada "Bajo del Tala, en las afueras de San Pedro.
  A pesar de estar semi oculto por las gramillas y las rocas fue advertido por las miradas inquisidoras del Grupo Conservacionista de Fósiles, equipo del Museo Paleontológico de San Pedro.
  De inmediato la búsqueda se transformó en extracción, se desempacaron las herramientas y, poco a poco, comenzó a liberarse el fósil de la tierra que lo cubría. El asombro aumentó al verse que la pequeña pista era, en realidad, una pelvis de gran tamaño que superaba los 70 cm de ancho con algo más de 50 cm de altura.                             .
 
  Una detenida revisión de la pieza, luego de quedar expuesta, reveló que presentaba numerosas fracturas producidas por la erosión sufrida durante su fosilización. Debido a la fragilidad que presentaba se recurrió a la técnica de enyesado que consiste en recubrir el fósil con mallas de algodón embebidas en yeso líquido que al solidificarse forman una dura coraza que permite transportar el material hasta el lugar de restauración. De esta forma la pelvis llegó al Museo Paleontológico "Fray Manuel de Torres" luego de atravesar los 8 km que lo separan del lugar del descubrimiento.
 
  Luego del sellado de grietas, reparación de fracturas y el endurecimiento general con masilla plástica del valioso fósil se realizaron las comparaciones y análisis de rutina para tratar de establecer a qué extinto animal había pertenecido el gran hueso.
  El equipo del Museo encaminó su atención a un animal de talla y aspecto similares a los de un camello actual, un mamífero autóctono de la llanura pampeana prehistórica que no dejó descendientes luego de desaparecer a principios del Holoceno. Perteneciente al Orden Litopterna (que significa "tobillos simples", ya que a su descubridor le parecieron más sencillos que los de los caballos con quienes los comparó) poseía un cráneo que, por la posición de las fosas nasales, indicaría que tenía una pequeña trompa o prolongación muscular que le habría permitido aferrar los pastos de los que se alimentaba.  
 
  Macrauchenia patachonica, tal el nombre científico de este animal, habitó el continente sudamericano en espacios abiertos, con vegetación de sabana. Sus patas poseían tres dedos en cada pie al igual que los tapires actuales. Su cuello era alargado y los huesos de su esqueleto indican que era más robusto y corpulento que un caballo. Los últimos ejemplares de esta curiosa especie se extinguieron tiempo después que el hombre comenzara a poblar el continente sudamericano.

  Esta mezcla de camello, caballo y tapir fue uno de los géneros de mamíferos más curiosos y característicos que habitó la región en los últimos dos millones de años.

sábado, 11 de diciembre de 2010

ABELARDO CASTILLO

Nació en San Pedro (Prov. de Buenos Aires) el 27 de marzo de 1935. Comenzó a publicar cuentos hacia 1957 –Volvedor ganó un premio en el concurso de la revista Vea y Lea en 1959, siendo jurado Borges, Bioy Casares y Peyrou–
    Fundó El Grillo de Papel, continuada por El Escarabajo de Oro, una de las revistas literarias de más larga vida (1959-1974) en la época, caracterizada por su adhesión al existencialismo, al compromiso sartreano del escritor.
    
  Su primera obra de teatro, El otro Judas (1959), reitera el problema de la culpa que asume el traidor del Nazareno, tal vez como un secreto instrumento de Dios, quizá desde el acto existencial de la responsabilidad de un hombre por todos los hombres. Culpa y castigo que son tema de numerosos cuentos de este narrador, un hilo conductor por los arrabales, las casas, los boliches, los cuarteles, las calles de la ciudad o de pequeños pueblos de provincia, donde sus personajes llegan, por lo general, a situaciones límite. No son pocas las veces que parecen concurrir a una cita para dirimir un pleito con su propio destino. La fatalidad de los sucesos hace recordar a Borges, una de sus devociones, de quien toma a veces cierta entonación criolla y distante. En otros cuentos, largos períodos apenas puntuados por la coma, aluden a la violencia, al vértigo de las imágenes, al vivir en tensión de sus criaturas. Algunos relatos incursionan en el delirio y lo fantástico y son secretos homenajes a Poe, a quien Abelardo Castillo transformó en personaje teatral en Israfel, obra premiada por un jurado internacional y que tuviera aquí un largo éxito.
    Dirigió también la revista El ornitorrinco (1977-1987). Algunos de sus cuentos fueron traducidos al inglés, francés, italiano, alemán, ruso y polaco.
  • Cuentos:
  •  Las otras puertas (1961, Premio Casa de las Américas)
  • Cuentos crueles (1966)
  • Los mundos reales (1972)
  • Las panteras y el templo (1976)
  • El cruce del Aqueronte (1982, Premio Municipal)
  • Las palabras y los días (ensayos, 1989, Premio Municipal)
  • Las maquinarias de la noche (1992)
  • Cuentos Completos (1998)
Novelas:
  • El otro judas (1959, 1er. Premio Festival de Teatro de Nancy en 1964)
  • Israfel (1964, 1er. Premio Internacional de la UNESCO)
Fuente: http://www.literatura.org


Abelardo Castillo nace en Buenos Aires, el 27 de marzo. En 1946 se traslada con su padre a San Pedro, donde el escritor vivirá hasta los diecisiete años.
 Entrevista por Irene Amuchástegui, Clarín, 30/10/05, iamuchastegui@clarin.com

Un tablero de ajedrez listo para comenzar la partida y el noticiero vespertino del Canal 26 conforman el paisaje desde el sillón de Abelardo Castillo. Cuando anochece en Balvanera empiezan a correr las horas favoritas de este noctámbulo conspicuo y porteño renegado. Su nacimiento en San Pedro es una impostura que él ventila con una graciosa disposición a desmentir su propio mito, las afirmaciones de 12.700 sitios de Internet y todas las solapas de sus libros. Nació en Palermo, precisa, y vivió en Caballito hasta los ocho años, pero se reivindica sampedrino por derecho de sangre y temperamento: "Mis padres lo son, yo nací en Buenos Aires y llegué con mi padre a San Pedro a los 10 años. Ahí me encontré con el lugar de mi nacimiento, aunque a posteriori ." 

lunes, 6 de diciembre de 2010

QATAR

Publicamos este articulo ya que, en el año 2018, se disputará el próximo campeonato mundial de fútbol por si ha alguien le interesa.

El nombre podría derivar de "Qatara", se cree que se refiere a la ciudad de Qatari de Zubara, un importante puerto comercial y ciudad de la región en la antigüedad. La palabra "Qatara" apareció por primera vez en el mapa de la Península Arábiga de Ptolomeo.

Durante muchos siglos, Qatar estuvo en manos de los persas. Luego pasaría a formar parte del Imperio otomano, hasta su desmembración en 1915. El emir 'Abd Allāh firmó un tratado con el Reino Unido (1916), merced al cual el emirato se convirtió en protectorado británico.
Tras la decisión británica de abandonar el golfo Pérsico en 1971, Qatar ingresó en la Federación de Emiratos Árabes del Golfo Pérsico (1968). Obtenida su independencia (1971), se retiró de la Federación, firmó un tratado de amistad con los británicos e ingresó en la Liga Árabe y en la ONU (1971).

Con un incruento golpe de Estado (1972), Ahmad b'Alī fue depuesto por su primo el jeque Hammad al-Thani, quien se mantuvo en el poder hasta 1995, cuando fue depuesto por su hijo Hammad bin Khalifa al-Thani.
Desde 1995, el Emir Hamad bin Khalifa Al Thani gobierna Qatar, tras arrebatar, de forma incruenta, el poder a su padre, Khalifa bin Hamad Al Thani, mientras éste pasaba sus vacaciones en Suiza.
En marzo de 2005, un profesor británico resultó muerto por el ataque de un terrorista suicida, en el que resultó ser el primer acto de terrorismo en el país. El ataque suicida fue realizado por el ciudadano egipcio Omar Ahmed Abdullah Ali, residente en Qatar, y sospechoso de conexiones con Al-Qaeda.

Antes del descubrimiento del petróleo la economía de Qatar se centraba en la pesca y la recolección de perlas. No obstante, el descubrimiento de reservas de petróleo, en los años 1940, transformó completamente la economía de la nación. Ahora el país tiene un alto nivel de vida, con muchos servicios sociales para sus ciudadanos y todas las comodidades de cualquier nación moderna.
El ingreso nacional de Qatar deriva principalmente de las exportaciones de petróleo y gas natural. Las reservas de petróleo del país están estimadas en 15 millardos de barriles (2.4 km³). La riqueza y nivel de vida de los qataríes son comparables a las de naciones de Europa Occidental. Qatar tiene el PIB per cápita más alto del Mundo.
Qatar ha contemplado la posibilidad de construir una conexión del tren de levitación magnética Transrapid que se extienda por parte del Golfo Pérsico

Forma de gobierno: Monarquia absoluta.
Capital: Doha 
Población:  1.409.423 Hab. (2009)
Densidad: 123 hab/km² 
Superficie: 11.437 km² 
Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Qatar#Demograf.C3.ADa

jueves, 2 de diciembre de 2010

XII RALLY DE SAN PEDRO


Entre el 4 y el 6 de noviembre de 1991 se disputó en nuestra Ciudad el  “XII Rally de la “CIUDAD de SAN PEDRO”


Marrochi Odriozola 
La largada simbólica se hizo  el viernes 4 a partir de la hora 21:00, desde la rampa que estaba  instalada frente a la Municipalidad de San Pedro. Desde allí, los autos tomaron rumbo al parque cerrardo para, al día siguiente, sábado a partir de la hora 12:18, iniciar oficialmente la prueba con el desarrollo de seis (6) Pruebas Especiales, con un recorrido de 144,44 kilómetros, de los cuales 64,22 serán de caminos de enlaces y los restantes 50,22 km, de pruebas de velocidad. La segunda etapa se pondrá en marcha a la hora 09:23 del domingo, donde los participantes deberán completar un recorrido similar a lo hecho el día anterior, con algunas pequeñas variaciones. En definitiva, la segunda jornada consta de 110,71 km de recorrido, de los cuales 60,49 km son de caminos de enlaces y los 50,22 km restantes de pruebas especiales. Durante el 12º Rally de San Pedro, los pilotos deberán transitar 225,15 km, siendo 124,71 de enlaces y 100,44 km de pruebas especiales.

En total se utilizarán tres circuitos, "Gomila - Arcor" de 4.190 metros, "Vivero Sin Apuro" con un recorrido de 15.900 metros y "Costanera" de 5.020 metros.

La clasificación final fue la siguiente:


MARROCCHI DANIEL - ENRICO CARLOS
MITSUBISHI
N4
  55:59.3
2
ODRIOZOLA JUAN - CHIOLI CARLOS
MITSUBISHI
N4
  57:57.5
3
QUARCHIONI GUSTAVO-PARRAVICCINI E.
MITSUBISHI
N4
  58:28.3
4
DISALVO RODRIGO - TORRES CRISTIAN
VW GOL
A6
  59:44.5
5
ARROQUY OSCAR - BONNATERRE DANIEL
VW GOL
A7
1:00:00,2
6
PAINO GUSTAVO - PAINO NESTOR
VW GOL
A6
1:00:18,3
7
BASTARD RAFAEL - PEREZ ABEL
SUBARU
N4
1:00:38,7
8
RAMON ALEJANDRO - GARCIA ALEJANDRO
VW GOL
A6
1:00:43,0
9
CARBALLIDO IGNACIO - FIORE HERNAN
VW GOL
A6
1:02:14,0
10
MACHADO RUBEN - LUDOVICO JAVIER
VW GOL
A6
1:02:19,8