FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
AFILADORA DE MAQUINAS DE AFEITAR

martes, 30 de diciembre de 2014

NUEVA SALA EN EL MUSEO FRAY JOSÉ MARÍA BOTTARO


Tal como estaba programado, el lunes 29 se inauguró  la nueva sala de exposiciones en el museo regional Fray José María Bottaro.

Conjuntamente con este acto se entregó la distinción “Nuestra Señora del Socorro, 251 años junto a vos” al “Centro Unión Ciclista” (actual Pro Ciclismo San Pedro), fundado en el año 1903 y al Club Náutico San Pedro, fundado en el año 1907.

También, por la gentil donación de los señores Omar y Alfredo Ansaloni, se presentaron distintos elementos que pertenecieron a su padre, el recordado Naldo Ansaloni, trofeos, guantes, fotografías, documentación. etc. finalizando el mismo con un brindis por el fin de año.


 










lunes, 15 de diciembre de 2014

ESTORNINO CRESTADO


Registran un ave exótica e invasora en San Pedro
 
  En los últimos días, en la quinta de la familia Gerini Trotta (zona Club Los Andes), el Sr. Fernando Chiodini, integrante del GCF, registró la presencia de una especie de ave ajena a nuestra avifauna local. Se trata del Estornino crestado (Acridotheres cristatellus, Linnaeus, 1766), especie originaria del sudeste asiático.
  
Los estorninos crestados son considerados plaga por los daños que provocan a la agricultura, debido a que se alimentan de cereales, vegetales y frutos (los prueban, perforándolos con su pico, y luego dejan que estos se pudran en el árbol). También consumen el agua y el alimento del ganado y, al hacerlo, los contaminan con sus excrementos. Además son peligrosos para las especies de aves autóctonas, ya que suelen romper huevos y matar pichones e incluso adultos, con el único fin de robarles el nido. Sumado a los daños en las áreas rurales, también es preciso mencionar los perjuicios que provocan en las áreas urbanas: son muy ruidosos por las noches y forman dormideros colectivos que arruinan las fachadas de los edificios con sus heces.
  Esta ave es comercializada como mascota, porque posee cantos muy variados. Posiblemente un escape accidental o una liberación bienintencionada (aunque mal informada) sea el origen de estos individuos en estado silvestre. Según los naturalistas Chébez y Rodríguez, el primer registro en estado silvestre en Argentina data de 1982 y desde entonces se ha ido extendiendo desde el partido de San Isidro hacia el partido de Mar Chiquita, en la provincia de Buenos Aires.
  

En noviembre de 1998, según Liliana Olveira: “el Subsecretario de la Secretaría de Recursos Naturales y Desarrollo Sustentable de la Nación emitió la resolución 974/98, por la cual se declararon dañinas y perjudiciales para las actividades productivas a las especies Sturnus vulgaris (Estornino pinto) y Acridotheres cristatellus (Estornino crestado), se facultó a la Dirección de Fauna y Flora Silvestres a coordinar con el SENASA y las autoridades provinciales a incluir dichas especies entre los planes de erradicación y lucha contra las plagas nacionales, regionales o locales y a permitir su caza y destrucción de nidos y huevos, a la vez que se prohibió el tránsito interjurisdiccional, exportación y comercio en jurisdicción federal de esas especies.
  Los estorninos crestados fueron introducidos y ya han causado estragos en Malasia, Filipinas, islas Luzón y Negros, Canadá y Estados Unidos. Al respecto Olveira advierte: “No conocemos en qué momento van a demostrar su verdadero potencial como plaga [en nuestro país], pero lo que queda claro es que en algún momento van a hacerlo.
  Si bien como ciudadanos no podemos evitar que se sigan proliferando en la naturaleza, recomendamos no comprar ejemplares de ninguna especie de estornino y no liberar individuos de esta especie ni de ninguna otra.

Descripción del Estornino Crestado:

Son pájaros de 25 cm de largo que se caracterizan por poseer un copete en la base del pico. Su pico es de color amarillo pálido. Sus patas y ojos, de un naranja intenso. El plumaje es predominantemente negro. Presentan una mancha blanca en ambas caras de cada ala (más grandes en la parte ventral), que se ve como una fina línea blanca cuando las alas están plegadas. En la parte ventral de la cola poseen un barrado blanco, y en la dorsal una fina línea también blanca. Los juveniles tienen una coloración pardo oscura y no presentan cresta.
Ponen de 4 a 7 huevos de color celeste verdoso y de 31 x 22 mm, en huecos de árboles o edificaciones y en nidos que roban a otras aves. La incubación dura 2 semanas y pueden tener hasta dos puestas al año.

Por Germán Tettamanti
Grupo Conservacionista de Fósiles

Fuentes:
Chévez, Juan Carlos; Rodríguez, Gabriel (2013) La fauna gringa: especies introducidas en Argentina, Buenos Aires: Fundación de Historia Natural Félix de Azara.
Narosky, Tito; Ruda Vega, Marcelo (2012) Aves argentinas, Buenos Aires: Albatros.

Fotografía:
Fernando Chiodini, Grupo Conservacionista de Fósiles