FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
PUENTE VIEJO SOBRE EL ARROYO DE LOS CUEROS

jueves, 28 de octubre de 2010

UN RECUERDO

El alcanforero de la Escuela Nº 6

v     En el sector del patio cubierto con ladrillos gastados, un círculo quebraba la monotonía de las hileras, formando una espiral de fragmentos pequeños, una indescifrable figura geométrica que atraía todas las miradas y aguijoneaba la imaginación; y aunque las voces autorizadas aseguraban que era nada más que la inofensiva superficie visible de un viejo pozo de agua clausurado, no lograban disipar el recelo hacia esa marca que sugería oscuras profundidades pertenecientes a otro siglo.      

v     Pero a pocos metros estaba el alcanforero, alejando todos los temores. Enorme, con su copa perfecta cargada de años y de frescura, tan antiguo o más que el supuesto aljibe de incierto pasado. Su sombra fue el reparo de tantos recreos, y sus raíces acompañaron el descanso, las confidencias y la risa fácil de la poca edad.

v     A veces, sus ramas altas brindaban un improvisado atalaya para ubicar la pelota que por un impulso mal calculado desaparecía en los oxidados techos de las galerías; o se transformaban sin desearlo en compinches de algún alumno rebelde que desde ese escondite trataba de poner distancia a la reprimenda segura, provocando una expectativa que no por repetida dejaba de ser perturbadora.

v     En los últimos días de noviembre, el espléndido alcanforero se convertía en el compañero esencial de los ensayos escolares. Los surcos de su corteza debieron  percibir por muchos años las voces que alegraban el acto de fin de curso, ligadas siempre con la nostalgia de los que egresaban; y habrá logrado registrar, entre otras, la letra pegadiza que acompañada por la armónica de un alumno proclamaba que los soldados “marchan con fe / van hacia el fin / son granaderos de San Martín”; o el coro de la clásica zarzuela que tantas veces resonó entre sus hojas para alentar el trabajo infatigable de las segadoras españolas, que cortaban espigas fabulosas “todo el día a los aires y al sol”... 

v     Aquella escuela N° 6 de la calle Oliveira Cézar se trasladó a su actual edificio hace ya largo tiempo. La casona donde funcionaba se transformó hasta volverse irreconocible. Pero la imagen del alcanforero suele resurgir con todo su entorno afectivo, cada vez que la casualidad pone en el aire la música de las coplas entonadas alguna vez en noviembre bajo su copa; de esas canciones que habrán quedado grabadas con sus propias voces en la memoria vegetal del árbol tan querido. Porque al evocarlo aún pueden ser secretamente escuchadas sólo por aquellos afortunados que tuvimos el privilegio de buscar su sombra.

                                                                                                                 Colaboración: Julia McInerny

miércoles, 27 de octubre de 2010

LA NIÑA PLANAS


Don Maximino  Lescano Belén. Desde sus 83 años y  su aspecto aún joven habla pausadamente sobre un tema que domina bien y que ha SUCESOS le interesa. Por que ha Sucesos le interesa todo lo de San Pedro, lo del pasado y lo del presente. Y en este caso se trata de un hecho del pasado que se ha proyectado hasta el presente auque no es excesivamente conocido, mas aún; está casi olvidado.

Conversamos con don Maximino por qué el 9 de febrero pasado se cumplió el décimo aniversario del  fallecimiento de una dama a la que algunas instituciones de bien publico deben permanente reconocimiento: Maria Carmen Rosa Planas y Sensat.

Entre los pocos autorizados a ofrecernos hoy, una imagen de ella, se encuentra don Maximino Belén que cuando bordeaba la fecha en la que se abandonan los pantalones cortos, para estrenar los definitivos los largos ingresó a trabajar en el establecimiento rural “Planas” que operaba en agricultura, ganadería y más tarde en comercialización  de cereales y ramos generales.

Allí transcurrió la vida de nuestro informante, que no sabe precisar si son sesenta o setenta y cinco años los que estuvo vinculado a la casa.
A el recurrimos para saber algo de la que fue dueña única de una inmensa fortuna, que comenzó a forjar su padre y algunos tíos y que, incrementaron junto a su hermano Juan, fallecido en 1950.
La señorita Maria Carmen Planas y Sensat, antes de fallecer (1964) dejó expresas indicaciones respecto a la fortuna que le pertenecía: Al Hospital San Pedro se le adjudicarían 80 hectáreas de campo, otras 129 pasarían a ser propiedad de la Casa de Ancianos y, nada menos que medio millar al “Patronato de la Infancia”. (1)

Con referencia a sus donaciones, dice don Maximino, que el resto de su fortuna ( El total: algo mas de mil hectáreas, ganado etc.) debe distribuirse a su pedido entre familiares lejanos y ex empleados que tuvieran una antigüedad mayor a los  cinco años en el establecimiento. Y recuerda haberla escuchado muchas veces decir que pretendía que en las quinientas hectáreas donadas al Patronato de la Infancia se levantara un gran hogar rural que albergara a los niños huérfanos que encontrarían allí la oportunidad de educarse, aprender manualidades y preparase para la vida. Algo que – de ser cierto- se ha cumplido evidentemente. (2) (3)

Según el testimonio de don Maximino, la señorita Planas se vestía y manifestaba con suma  sencillez y no dejaba trasuntar el inmenso caudal de conocimientos que poseía, tocaba el piano, hablaba varios idiomas y  llegó a filmar, en épocas que eso no era frecuente y menos en una mujer, una película: (Gauchos de Pura Cepa) en la que recogió costumbres de escenario grande en el que vivía.

Descendiente de catalanes que imaginamos laboriosos y férreamente empeñados en progresar lejos de su tierra natal, heredera al fin de todo ese esfuerzo, al final de sus días desparramó sus frutos generosamente dentro de la comunidad en la que fueron conquistados.
Gesto que no es muy común en nuestro medio. Mejor dicho que constituye algo original y destacable, que nos honra como sampedrinos –y lo que es más importante- como seres humanos. Desde lejos, pero no desde tan lejos, ya que todo lo que era de ella se quedó entre nosotros le decimos, un poco tarde, un poco a destiempo, recogiendo el sentimiento de todos los que   la conocieron: “Gracias señorita María Carmen Planas y Sensat”

Publicado por la revista SUCESOS en el año 1974

(1)   Según plano catastral, 460 hectáreas.
(2)     Actualmente figura como propietario Claudio Cristiani
(3)     http://www.patronato-infancia.org.ar/histo.html Novena Década: 1972 - Mayo - 1982

jueves, 21 de octubre de 2010

INAUGURACIÓN DEL CINE LA PALMA



En este articulo vamos a hablar de la inauguración del cine “La Palma”, ...  pero no de esta inauguración sino de la que tuvo lugar hace ochenta y ocho años, cuando nuestra Ciudad no tenía pavimentos, era intendente el Señor  Alejandro Maino, un ejemplar del periódico El Independiente costaba 0,20 centavos moneda nacional,  un automóvil Chevrolet cero kilómetro costaba $ 2.895.-, la municipalidad de San Pedro vendía, en remate  oficial en la suma de $ 4.850.-
  Una finca de propiedad de la Municipalidad de San Pedro” , frente al palacio municipal y a la plaza Constitución... 33 metros de frente a la calle Pellegrini, 33 metros a la calle 9 de julio” Fue comprador el señor Alfredo Zuloaga.
Para el mes de mayo estarían terminados los estudios para construir un puente que uniría Buenos Aires con Entre Ríos, “en el punto más conveniente del delta” ....”con un costo que excedería los sesenta millones de pesos m/n.”
Se inauguraba la “Casa Pelin” en Pellegrini y Oliveira Cezar. Etc. Datos del Independiente.

Por tal acontecimiento el mismo periódico publicaba, con fecha 9 de abril de 1922, la siguiente nota:


“Como estaba anunciado, el jueves pasado se inauguró este hermoso teatro, hecho construir a todo costo por el emprendedor vecino Sr. Miguel Porta, hijo de este pueblo, al lado del mismo edificio que lleva el mismo nombre de “La Palma”.
La construcción de este importante edificio ha sido dirigida por el arquitecto Sr. Olimpio Porta, hijo de este pueblo y cuya capacidad e inteligencia para esta clase de obras ya era bien conocida por las que ha dirigido anteriormente.
La inauguración el teatro “La Palma” se hizo con una función cinematográfica a total beneficio del Asilo Gomedio y de la sala de Mujeres del Hospital, habiendo obtenido un lleno completo de público selecto, entre los que notamos a las principales familias de nuestra sociedad.
La numerosa concurrencia salió bien impresionada de la hermosa sala, que cuenta con muy buenas comodidades tanto para el público como para los artistas, y que presenta un aspecto excelente por sus bonitas pinturas y decoraciones.
Felicitamos a los constructores del cine teatro “La Palma” por la feliz terminación de su hermosa obra, y les deseamos un buen éxito en su hermosa obra.
- La función de inauguración  dio una entrada bruta de $ 461.80 m/n, cuyo importe, según se nos comunica, está en la administración del cine a disposición de las instituciones Asilo Gomendio y Hospital San Pedro, a cuyo total beneficio era la función.”  

domingo, 17 de octubre de 2010

HALLAZGO EN OBLIGADO

HALLAN TRES NUEVOS ELEMENTOS DE LA BATALLA
Dos pequeños los encontraron en inmediaciones de Vuelta de Obligado

A pocos días del 165º Aniversario del histórico combate, Ian (9) y Dylan (7) Salomón, dos hermanitos del pueblo de Vuelta de Obligado, mientras jugaban en distintos sectores del lugar, dieron con elementos de la batalla de 1845.

Ian, en cercanías de la Escuela “Juan B. Thorne”, observó una pequeña esfera de hierro oxidado de tan sólo 22 mm de diámetro semi enterrada junto a parte de una cuchara metálica en igual estado de corrosión. Dylan, mientras caminaba por una calle a unos 300 metros de la cresta de barrancas, dio con un proyectil algo más grande, de unos 36 mm de diámetro.
Ambos pequeños, sabiendo de la importancia de aquellos objetos, se los entregaron a sus papás quienes, a su vez, los pusieron a disposición del Grupo Conservacionista de Fósiles para que sean depositados en el Museo de Sitio “Batalla de Obligado”.

El proyectil más pequeño, de hierro macizo, es una típica munición de las utilizadas por los fusiles de avancarga que actuaron en la contienda, por ejemplo, el fusil inglés “Tower”, entre otros, mientras que el de mayor tamaño habría correspondido a un falconete, esmeril o culebrina de borda que eran cañones de pequeño calibre que, por lo general, eran adosados a la borda de las lanchas de desembarco montados sobre horquillas que le permitían movilidad para disparar sobre tropas enemigas ubicadas en los puntos de desembarco.

Los nuevos elementos pasarán a formar parte de la colección del Museo de Sitio bajo los números MHBO-119, MHBO-120 Y MHBO-121, respectivamente, lo que nos habla de que más de un centenar de objetos ya han sido recuperados en los bosques y caminos que conforman el lugar. Un paciente trabajo desarrollado desde la creación del Museo de Sitio en noviembre de 2008. 

sábado, 16 de octubre de 2010

PRIMERA TRANSMISIÓN DE T.V.


17 de OCTUBRE 59 AÑOS DE LA PRIMERA TRASMISON DE TELEVISIÓN EN LA REPUBLICA ARGENTINA
Aunque la televisión parece ser un invento moderno no es tal ya que, en el año 1883, el alemán Paul von Nikov creó un sistema para trasmitir imágenes a distancia patentando su invento, pero sin encontrarle un uso práctico.
En el año 1924, un escocés llamado Jonh Logie Braid, inventor y financista decidió incursionar en el mundo de la televisión; valiéndose del invento de Nikov, y luego de muchos intentos logró, en al año 1926, presentar ante una comisión científica un prueba bastante satisfactoria con la trasmisión de una figura humana.
Pero el invento más trascendental y que posibilitó la T.V., tal como la conocemos actualmente, se debió a físico ruso Vladimir Sworykin quien, en al año 1930 creó el tubo de rayos catódicos al que llamó “iconoscopio” y que fue posteriormente perfeccionado por otros científicos.
Las primeras emisiones públicas se realizaron en Inglaterra por la BBC en al año 1927 y en Estados Unidos en 1930 por la NBC y la CBS, iniciándose las primeras emisiones programadas en el año 1936 en el primer país y en EE.UU. el 30 de abril de 1939.
En el año 1940, Peter Carl Goldmark presentó un sistema de televisión en colores, que si bien funcionaba no fue el que se puso en práctica posteriormente.

La primera trasmisión realizada en nuestro país tuvo lugar el día 17 de octubre de 1951 entre las 14 y 19 horas con imágenes del día de la lealtad con un acto en la plaza de mayo siendo emitida por el canal estatal; LR3TV “Canal siete”
Dos pioneros de la radio, César Guerrico y Jaime Yankelrvich adquirieron en Estados Unidos los equipos trasmisores, cámaras, receptores y una antena que colocaron en el edificio de Obras Públicas, en la avenida 9 de julio siendo, director de cámaras de esa primera trasmisión otro pionero de la radio, Enrique Telémaco Susuni.
Luego se fueron agregando a la grilla de canales el 9 de junio de 1960 LS83 TV cadete canal 9 y, el 1º de octubre LS85 TV canal 13 Río de la Plata, LS84 TV canal 11 dicom.
 sale al aire el 21 de julio de 1961 y por último canal 2 de la Plata el 25 de junio de 1966.
En 1978, con la televisasión en color del campeonato mundial de fútbol que ganó Argentina la emisora estatal cambió de nombre  pasándose a llamar ATC (Argentina televisora Color).
Como todos sabemos, estos canales eran de aire, y se captaban con una antena sin costo para el televidente.    Posteriormente, aparecieron los canales de cable y la televisión satelital con infinidad de canales y lo que era gratis pasó a ser un servicio casi de lujo por lo que cuesta el abono de cualquiera de los sistemas; con el agravante de que, aunque los canales de aire siguen emitiendo es casi imposible poder captar sus señales.
Esta es una breve historia del nacimiento de un  medio de comunicación que con el tiempo se fue adueñando de la mayoría de los hogares con programaciones que, en muchas oportunidades, no es la mas adecuada para la familia

ALMAFUERTE

Pedro B. Palacios (Almafuerte)
Su presencia en San Pedro

    Otra de las personalidades que prestigió con su presencia una velada literaria- musical organizada en el pueblo de San Pedro a principios del siglo pasado fue el poeta y orador Pedro Bonifacio Palacios (Almafuerte), según se lee en El Independiente  del 9 de marzo de 1902. Organizada por una comisión de maestros del distrito, constituida con el objeto de reunir fondos para contribuir a la construcción de una escuela rural, se programaba presentar en dicha reunión números musicales ejecutados por niños del pueblo, con el complemento de monólogos, zarzuelas y comedias  interpretados por jóvenes de la sociedad de esa época, entre los que se destacaría la disertación a cargo del orador mencionado. Dicha velada se anunciaba para el domingo 21 de marzo de 1902 en el teatro Progreso, ubicado en la calle San Martín donde actualmente se levanta la farmacia Pasteur entre otros edificios, adelantando que los precios serían “bastante módicos”.

    Se puede suponer la expectativa generada por la inminente presencia de este poeta idealista y luchador en la tranquilidad pueblerina de principios del siglo XX. Una breve mirada sobre su vida permite comprobar que pocos seudónimos han sido tan bien adoptados como el de Palacios: ¡Almafuerte! Nació el 13 de mayo de 1854 en San Justo, Provincia de Buenos Aires, Argentina y falleció en La Plata, donde pasó gran parte de su vida, el 17 de febrero de 1917, a los 62 años de edad, en la extrema pobreza.
  Siendo niño perdió a su madre y fue abandonado por su padre, por lo que fue criado por sus parientes, con muy escasos recursos: este episodio marcó su vida, porque ya adulto crió generosamente cinco hijos adoptivos a pesar de la estrechez a la que se vio sometido siempre. Su temprana vocación por la pintura se vio frustrada al negársele una beca para viajar a Europa para perfeccionarse.
  Cambió así su rumbo y se dedicó a la escritura y la docencia. Su enseñanza buscó siempre abrir un panorama espiritual en sus alumnos y alentó a los jóvenes de la época, que más tarde participarían del movimiento revolucionario de los 90. Bohemio incorregible, de carácter explosivo, las palabras de su poema Piu Avanti fueron recordadas en los momentos difíciles de sucesivas generaciones: “No te sientas vencido, ni aun vencido / no te sientas esclavo, ni aun esclavo; / trémulo de pavor, piénsate bravo, / y arremete feroz, ya mal herido.”  
   
 Fue maestro en la Piedad y Balvanera y poco después en Mercedes, Salto y Chacabuco, donde dirigió una escuela pero fue destituido por no poseer un título habilitante, aunque se afirma que la causa fue la crítica hacia el gobierno desde sus escritos. Dedicado entonces al periodismo, dirigió el diario El Pueblo de La Plata y fue también bibliotecario y traductor. Su labor periodística fue intensa y sus textos y poemas se publicaron en numerosos medios. Publicó dos libros en vida y mucha de su obra inédita se ha perdido, a pesar de lo que llegó a ser un poeta popular. La principal referencia de sus obras, manuscritos y dibujos, se conserva en la ciudad de La Plata, en un museo que lleva su nombre.  
    
    En su edición del 6 de abril de 1902 El Independiente relata en un extenso comentario el éxito de la reunión programada, destacando la simpatía con que contaba la comisión organizadora, “siendo elevado y grande el móvil que la ha guiado en su tarea.” Un párrafo especial le dedica al disertante Pedro B. Palacios, que viajó expresamente desde La Plata para cumplir su cometido. Presentado por la señora de Molina, su exposición fue “interrumpida por entusiastas aplausos, tributándosele al final una sincera ovación.”  Fue invitado además a visitar la Biblioteca Popular, donde recibido por algunos jóvenes admiradores dejó su firma junto a este pensamiento: “todas las ciencias han tenido su punto de partida en la ignorancia llena de sagacidad de los hombres. La sabiduría de todos los siglos, duerme en cada uno de nosotros: la cátedra y el libro no hacen más que reducir a minutos, diré así, el despertamiento de la luz en cada cerebro; sin ellos esa elaboración duraría siglos y no cabría dentro de una vida. Acuérdate siempre que no hay nada de los libros que no esté en ti de alguna manera: ni aún en los de matemáticas, ni aún en los de la ciencia de la experimentación, ni aún en los imaginativos. Lee todo lo que puedas, pero hazlo de modo que las lecturas no anulen en ti tu propio criterio, que no te hagan perder la costumbre de observar por ti mismo y discernir por ti mismo. Que tu mucha ilustración no te aniquile, que no sea ella para reemplazar los miembros de relación de tu espíritu y marches nada más que conducido por tus lecturas, como marchan los inválidos apoyados en sus muletas: un hombre discreto se afirma sobre su erudición, lo mismo que un viajero joven y vigoroso sobre su báculo, nada más. San Pedro, abril 3 de 1902.”

    Almafuerte pasó así por San Pedro, dejando en el viejo libro de firmas de la Biblioteca Popular sus aleccionadoras palabras que más de un siglo después mantienen su fresca actualidad.
 Colaboración Julia McInerny
 FuentesEl Independiente. Periódico. Números 515, 517, 518, 519.
http://www.poeticas.com.ar/Directorio/Poetas_miembros/Pedro_Palacios.html

viernes, 8 de octubre de 2010

EL "ANDREA DORIA"

NAUFRAGIO DEL ANDREA DORIA
Foto: www.histarmar.com.ar
El Andrea Doria tenía una eslora (longitud) de 212 m, una manga (anchura) de 27 m y desplazaba 29.100 t.1 El sistema de propulsión consistía en cuatro turbinas de vapor conectadas a hélices gemelas, lo que permitía al barco alcanzar una velocidad de crucero de 23 nudos, con una velocidad máxima de 26 nudos. El Andrea Doria no era ni el barco más grande ni el más rápido de ese momento. Esas distinciones eran, respectivamente, para el RMS Queen Elizabeth y el SS United States, sin embargo el factor más notable era el lujo con el que fue construido.

El 25 de julio de 1956, el Andrea Doria navegaba cerca de la costa de Nantucket, Massachussets, dirigiéndose a Nueva York en su viaje n° 101, en una noche de espesa niebla, Calamai había ordenado sirena de niebla intermitente y especial atención a los vigías hacia proa. Además había encargado a su segundo oficial estar atento al radar y a los equipos de posicionamiento.
Hacia las 5:30, el segundo oficial captó un punto hacia proa algo retirado hacia el sudoeste, hizo un trazado con los actuales rumbos y determinó que pasarían por una banda con un CPA (Closest Point of Approach, por sus iniciales en inglés, punto más cercano de aproximación) de más de una milla de distancia. Se siguió punteando la ruta del barco desconocido proveniente desde los bancos de Terranova. A su vez el barco desconocido, el Stockholm, detectó frente a su proa a unos 45 km de distancia al Andrea Doria, y determinó que de seguir el rumbo se pasarían por banda a menos de una milla por estribor.

El Stockholm de la Swedish-American Line era un buque similar pero más pequeño. El 25 de julio zarpaba de Nueva York con destino a Gotemburgo. Su capitán era Gunnar Nordenson. Este determinó cambiar el rumbo para aumentar aún más la distancia de separación cuando se pasasen por banda. El cambio de rumbo determinó que el paso por banda sería por babor del contacto desconocido en vez de estribor.

Hacia las 7:15, el tercer oficial del Andrea Doria relevó al segundo oficial y traspasó la información del radar. El tercer oficial notó que el contacto había cambiado de rumbo y que se pasarían por estribor a menos de una milla. El tercer oficial determinó que el contacto estaba a menos de 12 millas. El capitán Calamai al ser notificado ordenó un cambio de rumbo que lo hiciera alejarse del barco hacia su proa, el cambio de rumbo hizo que se cambiara el lado de pasada, este hecho produciría confusión en el Stockholm. Ninguno de los dos barcos inició contacto por radio.
El SS Andrea Doria emergió por unos instantes del banco de niebla y la sirena de niebla fue desconectada y al ingresar nuevamente a otro banco de niebla no fue activada nuevamente.
Hacia las 7:45 ambos barcos pudieron avistar sus luces de posición. El Stockholm nuevamente realizó una corrección de rumbo para pasarse por banda y a su vez el SS Andrea Doria interpretó el cambio de rumbo del barco desconocido e hizo una guiñada que anuló el efecto del cambio de rumbo del Stockholm.

Hacia las 23:00 el SS Stockholm vio emerger desde un banco de niebla al SS Andrea Doria a menos de 600 m e hizo una guiñada para evitarlo, pero el SS Andrea Doria realizó un viraje a babor muy cerrado y el Stockholm colisionó con el Andrea Doria introduciendo su aguzada proa en el lado de estribor, por debajo del puente del transatlántico italiano. En el choque mismo, los camarotes de las cubiertas inferiores fueron inundados y familias enteras que viajaban en clase económica murieron ahogadas. La escora del navío sentenciado aumentó a 22º y se hizo imposible arriar los botes del lado de babor y los de estribor quedaron muy alejados de la cubierta inclinada.
El Stockholm hizo marcha atrás y la proa destruida desgajó las entrañas del SS Andrea Doria produciendo más muertes en las cubiertas inferiores. De haber permanecido, quizás se habrían salvado más personas. Una niña se salvó milagrosamente de ser arrojada al mar, pues fue transportada, sobre su cama, por los restos de la proa del Stockholm.

La escora del barco, dañado fatalmente, hizo que no se pudieran usar la mitad de los botes salvavidas del Andrea Doria, lo que podría haberse traducido en una gran pérdida de vidas. Sin embargo, la mejora de las comunicaciones y la rápida respuesta desde otros barcos impidieron un desastre similar en su escala al del hundimiento del Titanic en 1912. La mayor parte de los pasajeros y de la tripulación sobrevió. En el Andrea Doria 1.660 personas fueron rescatadas y 46 murieron,1 mientras que en el Stockholm fallecieron 5 personas. El trasatlántico de lujo volcó y se hundió a las 10:09 de la mañana.

El incidente y sus consecuencias fueron cubiertas de forma muy amplia. Mientras las tareas de rescate fueron a un tiempo exitosas y elogiables, la causa de la colisión y el vuelco y hundimiento del Andrea Doria generaron mucho interés en los medios, y muchos pleitos. El del Andrea Doria fue el último gran buque trasatlántico de pasajeros que se hundió antes de que la aviación se convirtiera en el medio de transporte preferido.

Fuente: Wikipedia

lunes, 4 de octubre de 2010

UNA VIDA...TRES SIGLOS

Una vida que transcurrió en tres siglos.

      Es común que la vida de un individuo se deslice en dos siglos distintos, de acuerdo con el tiempo y fecha que separan su nacimiento de su muerte. Pero no lo es tanto cuando la existencia de una persona se prolonga a través de tres siglos. El caso de una antigua vecina del entonces pueblo de San Pedro, la señora Josefa García viuda de Sandalio Arias, fallecida a los 116 años de edad (sic) por senectud, según el certificado médico del doctor Adolfo M. Castro, el día 4 de octubre de 1900, de acuerdo a lo manifestado por el declarante ante la oficina pública quien “ignora las demás formalidades de la ley” responde así a esa particular circunstancia.

    La muerte de la señora Josefa García de Arias está registrada también, con mayores detalles, en el archivo de la iglesia parroquial, libro de Difuntos del Año 1900 Folio 412; en ese documento, que lleva la firma del recordado párroco P. Pablo Carlevarino, se confirma que murió de senectud, después de haber recibido “los sacramentos de la Confesión, Comunión y Extremaunción”, y además deja constancia que era nacida en San Lorenzo, provincia de Santa Fe, el día 22 de diciembre de 1781 “por lo que tendría la edad de ciento diecinueve años”. También en el N° 441 del periódico El Independiente se publicó en forma muy resumida la noticia de su fallecimiento, al transcribir las noticias provenientes del Registro Civil, sin agregar ningún comentario.

    Las ideas sobre la existencia de épocas y lugares en los que determinadas personas vivían por larguísimos períodos de tiempo han sido transmitidas por la literatura y la tradición. La forma de expresar la edad según la cronología bíblica menciona que Adán vivió 930 años. Enoc, 365 años y su hijo Matusalén 969 años. Noé y Abraham también fueron centenarios, como otros difundidos personajes: Isaac, Jacob, José, Aarón. El debate sobre la seguridad de tales afirmaciones parece no tener fin pero en cambio está perfectamente documentada la certeza de la prolongada existencia de esa vecina del pueblo de San Pedro que transcurrió en tres siglos distintos, XVIII, XIX y XX, en aquellos tiempos en que la medicina no había alcanzado a favorecer la longevidad de las personas. Tal vez nunca se sabrá cuál fue el secreto de la excepcional sobrevivencia de la señora Josefa García de Arias:
Las crónicas de la época no lo dejaron trascender.                                                                     
                                Colaboración Julia McInerny

 Fuentes:
. El Independiente, periódico-Archivo - N° 441
. Iglesia Parroquial Nuestra Señora del Socorro-Archivo- Libro Difuntos 1900 F 412
. Registro Civil-Archivo- Partida defunción N° 195     

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO


ARQUEOLOGÍA PREHISPÁNICA
Comienza un estudio en el ámbito nacional del principal yacimiento descubierto en San Pedro

  Hace tiempo, dos vecinos de Río Tala, los Sres. Oscar Hermida y Jorge Ortiz (hoy fallecido) frecuentaban la orilla del Riacho Baradero, en inmediaciones de Campo Spósito, durante amistosas jornadas de pesca.
Llamativos fragmentos de cerámica ornamentada con curiosos dibujos grabados en su superficie llamaron su atención y, casi sin saberlo, su curiosidad contribuyó al descubrimiento del lugar que siglos antes habían utilizado remotos grupos de aborígenes.
  
 Años después la esposa de Ortiz acercaría al Grupo Conservacionista de Fósiles parte de las piezas halladas en el Bajo del Tala. El equipo del Museo Paleontológico se pondría luego, en contacto con Oscar Hermida, quien señalaría el lugar donde esperaban, desde hacía cientos de años, los restos arqueológicos que podrán enseñarnos el estilo de vida de aquel pueblo.
  Durante el pasado mes de septiembre José Luis Aguilar, Director de Cultura de la Municipalidad y el Dr. Daniel Loponte, investigador del CONICET y del Instituto Nacional de Antropología, recorrieron el sitio arqueológico recolectando materiales que se encontraban en superficie para poder, así, evaluar el potencial científico del lugar.
  El Dr. Loponte certificó la gran importancia que tiene el sitio, ya que es el primero que se detecta en el partido de San Pedro cuya antigüedad es (aparentemente) anterior al arribo de los españoles a la región del Río de la Plata.
  Otros investigadores que trabajan dentro del equipo del Dr. Daniel Loponte han comenzado los trámites para iniciar las tareas de excavación del sitio, que se concentrarán en el sector más expuesto al oleaje del río  Baradero, que erosiona una parte del depósito arqueológico, produciendo una pérdida irreparable del patrimonio allí depositado.

  Las tareas de excavación, que serán efectuadas por un equipo Interdisciplinario de profesionales procedentes de diferentes instituciones nacionales y provinciales, comenzarán cuando lleguen los permisos respectivos para efectuar las tareas de salvataje. El plan de trabajo incluye una primera etapa de adecuación de los materiales extraídos de las excavaciones, tarea que se realizará en el Museo Paleontológico de San Pedro. Los materiales luego serán estudiados en el Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, sito en la Ciudad de Buenos Aires, para luego ser restituidos al patrimonio de la ciudad de San Pedro para su almacenamiento y exposición.

  Los estudios que se llevarán a cabo permitirán, no sólo contar con materiales de un sitio arqueológico hasta ahora desconocido, sino que también posibilitará efectuar testeos de hipótesis previamente desarrolladas que han surgido del estudio de sitios arqueológicos ubicados en otros partidos de la hidrovía del Paraná.

Esta iniciativa, surgida desde la Dirección de Cultura de la Municipalidad de San Pedro, coloca al Municipio dentro del mapa de los estudios arqueológicos que corresponden al período anterior a la llegada de los españoles.
  Desde Cultura y la Delegación de Río Tala se evalúa la posibilidad, si el yacimiento colma las expectativas supuestas, de crear en la localidad una Sala de Arqueología Aborigen que permita conocer a los grupos que nos antecedieron en estas tierras y pueda ser mostrada como punto de interés de la localidad a quienes la visiten.