FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
FOTOGRAFÍA TOMADA EN INGENIERO MONETA

viernes, 28 de septiembre de 2012

CLUB LAS PALMERAS

LAS PALMERAS 53 AÑOS DE VIDA



Nació allá en un lº de Agosto de 1924, por iniciativa de un grupo de amigos que se reunían en la carnicería de Don Juan Tetamanti. El nombre de "Las Palmeras" se debe a que se sentaba a conversar dicho grupo, a la sombra de dos plantas de ese tipo.(aún hoy siguen allí, a la vera del viejo despacho de carne). Para la elección de los colores, se procedió bus cando uno que fuese neutral dentro de los equipos de la Capital de los que cada cual era hincha, justo fue que dentro del grupo no existiese ningún hincha de Racing y allí entonces quedó señalada tal suerte. El grupo de fundadores estuvo integrado por Laurentino Tettamanti, Alfredo Tettamanti, Amaranto Zabala, Juan Corbalán,Tulio Pomodoro, Carlos Arnaldi, y otros que escapan a la memoria.

Don Juan Tetamanti fue el que cedió el campo para que se instalara la cancha de juego donó los postes de los arcos y una pelota. José Estévez los plantó y el "petizo” Otero tejió a mano las primeras redes. Así nació "Las Palmeras" La liga deportiva Sampedrina aún no existía. En 1927 se funda la de Baradero y allí va a militar el equipo tálense hasta 1932 en que se forma la Liga Deportiva Sampedrina, a la que pasa de inmediato a militar siendo uno de los clubes fundadores. De aquel 1927 y su primer torneo en Baradero guardaron el título de Campeones. Su equipo lo integraban Pedro Cuñer, Bernardo Tettamanti, Julio Ríos, José Cuñer, Ignacio Pirini, Félix Arnaldi, Arturo Botta, Adolfo Tettamanti, Juan Tettamanti, Ambrosio Arnaldi, y Martín Cairo.

El primer torneo de liga deportiva sampedrina también lo hace suyo Las Palmeras en1932 y militaban en el primer equipo Gilberto Calonge, Francisco Navarro, Julián Ríos, Ignacio Pirini, Alejandro Lazo, Félix Arnaldi, Ramón Aliberti, Victorino Tettamanti, Santiago Dell'Acqua, Martín Cairo, Juan Valera. Recordar todos los torneos de la Liga Sampedrina logrados sería casi imposible, dejamos aquí el testimonio de los oficiales 1927 en Baradero y luego 1932, 35,40,41,49,62,64,67 y 73.Hay que agregar a ellos los nocturnos, preparaciones y copas especiales. De las figuras que pasaron por sus filas ya hemos nombrado grandes valores en la constitución de 1927 y 1932, pero aún podemos mencionar a los Hnos. Arnaldi, Kino Azzoni, Mingo Di Liza, Perico Bruñi, el "negro" y la "vieja" Herraida, Oscar Estévez, Cacho Garelo, Edo Bianchini, Homero y José Giuliano, Julio Vivas, José Bonfiglio, Jorge Estévez, Cabral, Eduardo Matan, Barros y los de hoy con Jorge "Ratín" Manicler a la cabeza. Se pueden quedar muchos sin mencionar.

Todos en su momento supieron llevar con honra los colores palmerianos a la victoria y bien, hace 53 años que las Palmeras es el Club de Fútbol de Río Tala. Los 53 pirulos se celebraron en los salones del Club Tálense. Simple, muy simple, una cena. Un pequeño homenaje a la familia Prina donante del terreno donde hoy está el campo.

Fuentes: Articulo publicado por la revista “Sucesos en treinta días” del 31 de julio de 1977, con motivo del 53 aniversario de su fundación.
Fotografías: http://www.riotala.com.ar/fotoshistoricaslp.php

lunes, 24 de septiembre de 2012

JUAN RAMON SOULA

JEAN RAYMOND SOULA Y LAPEYRE

JUAN RAMÓN SOULA, PARA SUS VECINOS DE SAN PEDRO

La casa, sólida y bella, se levanta en la primera cuadra de la calle Pellegrini. La memoria colectiva la tiene muy presente porque durante años fue la residencia del recordado pintor y escultor Pedro Suñer, quien hacia 1973 estableció allí la Galería de Arte Biguá, predilecta de los muchos artistas que por ella desfilaron. Al esforzarse en recordar los distintos dueños o locatarios que sucesivamente la habitaron y profundizando en el pasado, algunos antiguos y memoriosos vecinos de San Pedro coinciden en relacionar el origen de esta residencia con la antigua familia de Juan Ramón Soula.

Leer articulo completo:
http://www.blogger.com/blogger.g?blogID=4802468319937464357#pages

viernes, 21 de septiembre de 2012

LAGUNA DE SAN PEDRO

EL ASESINATO DE NUESTRA LAGUNA


Con este titulo, la revista Sucesos en treinta días del mes de Agosto del año 1977, publicó un artículo que decía lo siguiente:

AÑO 2010

No es la primera vez que el periodismo sampedrino se ocupa en buscar una motivación tal que desemboque en reales soluciones para el problema. Nos referimos objetivamente a la laguna y su inminente desaparición parcial, arrastrada con la apertura del canal en la rinconada en la isla de Barbé. Las más encontradas disputas se antepusieron al trazado del mencionado dragado y a su realización. Los más avezados conocedores del Río dijeron de la inconveniencia de realizar la obra. Los más cómodos y tenaces pescadores insistieron en que se debía abrir como medio de salida más rápida y hasta se dijo (a tontas y a locas, lógicamente) que la corriente de agua iba a ayudar a limpiar la laguna.

¿Que te parece? ¡Linda limpieza hizo!. Hoy, a no muchos metros de la organización de la ¡Gran Macana!, vemos los resultados de tal forma que a no dudar en un par de años más, de seguir el Río comportándose como la ha hecho últimamente, de la Laguna de San Pedro, orgullo de nuestro turismo, solo quedará el recuerdo y unos cuantos charcos de agua estancada. Quienes alguna vez tuvimos la ocasión de estar en el tema y nos interesamos para estudiar el problema o para su solución definitiva sabemos que la cosa es algo difícil y que es mas difícil cada vez que pasa el tiempo.


AÑO 1988

Es que el Paraná no espera y el cauce del canal, la olla de su entrada, la corriente del río madre crece y devora todos los días un poco más, tornando, con el correr del agua y de los meses duplicados síntomas de un desastre final. Se habla de distintas soluciones, se dice de un barco a pique, se dice de pantallas transparentes sobre el Paraná que vayan modificando el comportamiento del Río en la boca del canal, se dicen algunas atinadas y otras tan disparatadas que se convierten en no publicables, por aquello de que tratamos de hacer una revista para seres normales.


AÑO 1965

Existen algunas buenas intenciones manifestadas a través de inquietudes de la Municipalidad y de su comisión de turismo. Se ha peticionado ante hidráulica de la Provincia y ante el ente nacional que entiende de la materia. Sin embargo tememos que la maquinaria estatal sea demasiado lenta para contrarrestar el ritmo con que el río va desbastando muestra Laguna. Hace falta que se le inyecte de alguna manera una operatividad mas ágil que posibilite desarrollar acciones efectivas dentro de un plazo perentorio. No se necesita ser muy entendido ni conocedor para poder apreciar la acción destructiva.

Solo basta con ubicarse sobre la calle Alte. Borwn a la altura del monumento o de la aduana y mirar el espejo de agua. Se ve claramente el banco formado sobre la rinconada, y el barro acumulado frente al balneario, de tal forma que el canal que se introducía rumbo a las canaletas, hoy es solo un hilo de agua transitable solo para embarcaciones de muy poco calado y en época de aguas crecidas, puesto que ante una bajante, ya podremos ir pensando en cruzar la Laguna con botas, puesto que solo ha de quedar un poco de buen barro como recuerdo de lo que antes era orgullo de nuestro turismo veraniego y cancha para la feliz práctica de navegación a vela y esquí.




AÑO 1900-1920 Aproximadamente

domingo, 16 de septiembre de 2012

GIGANTE EN SAN PEDRO

HALLAN UN GIGANTE EN VUELTA DE OBLIGADO

(San Pedro Buenos Aires Argentina)

Recuperan numerosas piezas del mamífero terrestre más grande de la prehistoria de la región. Estaban diseminadas en una de las calles del pueblo y fueron vistas por un vecino de San Pedro
Vista de las piezas halladas
Caminar como cualquiera, por una calle cualquiera, y descubrir enormes huesos petrificados que afloran en la superficie, no es cualquier cosa. Es el asombroso hallazgo efectuado por un joven de un enorme esqueleto del mamífero más grande que habitó la prehistoria de nuestra zona.

El observador vecino se llama Walter Marcelo Parra, es de San Pedro (B), y días atrás se detuvo a cambiar un neumático en una de las callecitas de tierra de Vuelta de Obligado, pueblo ubicado a 19 Km. de dicha ciudad bonaerense.
A sólo media cuadra del asfalto que ingresa al pueblo, sobre la calle que arranca su recorrido hacia la zona del famoso “castillo de Obligado”, observó una serie de piezas de color blanco-grisáceo que llamaron su atención. Al acercarse, se dio cuenta que había decenas de piezas y fragmentos de huesos petrificados que, en algún momento indeterminado, habían sido diseminados en el lugar al realizarse trabajos de “entoscado” sobre la calle en cuestión.
Sin dudarlo recolectó, pacientemente, cada uno de los huesos del enorme animal fósil. Cuando pudo, comunicó su novedad al equipo del Museo Paleontológico de San Pedro.

Un verdadero gigante

Al ser observados y comparados los restos por el Grupo Conservacionista de Fósiles se tuvo una mejor apreciación del descubrimiento de Parra.

Se pudieron identificar 71 piezas de diferentes partes del cuerpo de un Megaterio (Megatherium americanum), un gran animal herbívoro que llegaba a medir unos 6 metros, de la cabeza a la cola y pesar unas 5 toneladas.
Fue el mamífero terrestre más grande del Cuaternario de la región y su nombre científico proviene del griego (mega+therium) que significa “bestia grande”.
Su piel estaba cubierta por abundante pelaje y sus manos terminaban en poderosas garras con las cuales “enganchaba” el follaje que le servía de alimento. Dichas garras funcionaban, además, como arma de defensa ante eventuales atacantes.
Algunos investigadores señalan al megaterio como habitante de áreas abiertas o parcialmente arboladas ubicadas en clima preferentemente templado.
Este gran animal, que se extinguió a finales de la Edad Lujanense, era capaz de pararse sobre sus patas traseras, ayudándose con su cola, para alcanzar los brotes más tiernos de los árboles, llegando hasta una altura superior a los 3 m.

¿Que se recuperó?

El conjunto de huesos fosilizados rescatados por Parra corresponden, aproximadamente, a un 30 % del esqueleto de un Megaterio adulto. En el grupo de piezas se encuentran partes de las extremidades posteriores (fémures fragmentados, etc.), partes de uno de los brazos del animal (extremo del húmero, etc.), numerosas costillas rotas, partes de la pelvis y 9 vértebras incompletas.
Los huesos de las patas de estos animales eran muy voluminosos debido a que soportaban un gran peso corporal. Las costillas eran gruesas y fuertes para proteger los órganos vitales y los discos vertebrales eran grandes y sólidos formando una columna apropiada para semejante bestia prehistórica.


martes, 11 de septiembre de 2012

ALMACEN DE GARAYCOCHEA

Podemos afirmar que el almacén de los Garaycochea es uno de los mas antiguos en el ramo y lo mencionamos porque en su momento se hallaba en plena zona rural y no como lo vemos hoy ubicado en Chivilcoy y Libertad, esquina que en un momento denominamos de un "Viejo Almacén".
Fue su primer dueño don Antonio Altolaguirre que se estableció en dicha esquina allá por los duros años posteriores a la acción de la Vuelta de Obligado. Casi diez años después del mencionado acontecimiento, llegaba a nuestro país siendo aún un niño, pues tenia tan solo 10 años, quien sería con el correr del tiempo el personaje más importante de este "Viejo Almacén", Don Juan Cruz Garaycochea .

Llegó a este lejano Rincón de San Pedro, enviado por su padre en un viaje que hizo solo, en un barco a vela que demoró tres largos meses en llegar y en cuyo transcurso estuvo bajo la custodia del Capitán  Aquí lo esperaba su tío, don Antonio Altolaguirre, que a partir de ese momento se convertiría en un verdadero padre para el.
Junto a su protector en aquel viejo almacén, nuestro personaje fue testigo de las tradicionales carreras cuadreras que don Antonio Altolaguirre, dueño de varios caballos, organizaba en el polvoriento camino, que fue ensanchado expresamente más de lo que era habitual en esa poca para permitir la normal realización de las competencias .

En ese ambiente y al lado de ese pionero de los tradicionales almacenes de campo se crió don Juan Cruz Garaycochea. Tuvo oportunidad de conocer en 1872 a un hombre místico que circunstancialmente concurrió con gente forastera a una de esas famosas carreras cuadreras que se realizaban allí. Ese personaje se llamaba Juan Moreira; para unos representante del justiciero y gallardo arquetipo del gaucho argentino, para otro producto más de la imaginación literaria que de la autenticidad, era en realidad el de los prontuarios, asesino y prófugo, vulgar matón de pulperías.

De ese acontecimiento nos cuenta su hijo Juan Antonio Garaycochea,

"quedó el recuerdo de su imagen de criollo espigado, de piel trigueña, muy diestro en el manejo del facón, prófugo de las autoridades que ejercían una justicia cambiante, según las conveniencias personales.
Los comisarios y los mismos Jueces de Paz hacían arriadas de gauchos y gringos, no importando que dejaran rancho, mujeres y otros bienes, con tal que fueran a la frontera a pelear contra los indios”

Juan Moreira sobrevivió a través del tiempo hasta nuestros días, representando al gaucho que se revelaba ante la injusticia, al igual que José Hernández autor del Martín Fierro, personaje este que también estuvo en su momento en San Pedro.
Don Juan Cruz Garaycochea no solo nos dejó el recuerdo de aquel personaje a través de las palabras de su hijo, sino que en 1908 siendo intendente Feliberto de Oliveira Cezar donó un terreno de 35 metros por 40 en la esquina que forman las calles Colón y Chivilcoy, "números impares", al Consejo Escolar , para que construyera allí una escuela primaria .

La donación la efectuó con motivo de estar interesado el señor Yago , en ese momento presidente del Consejo Escolar local , en comprar un terreno en la zona para construir allí una escuela . El señor Garaycochea efectuó la donación con el fin de mejorar la situación social del barrio, pero la escuela nunca se construyó.
Nuestro contacto con los hijos del donante reavivaron el tema y al solicitarnos que trasmitiéramos su inquietud ante las autoridades locales , iniciamos el cumplimiento de nuestro compromiso con la publicación de su angustia en el periódico El Imparcial y elevando a la vez una nota al presidente del Consejo Escolar señor Enrique Romagnano , pidiendo se diera curso a la inquietud aunque m s no fuera recordando aquel hecho , con la construcción de una plazoleta en el lugar que evocara a su donante

Hoy la edificación se ha completado gracias a los esfuerzos y aportes de los vecinos del pueblo; la escuela está funcionando y cumpliendo con los deseos de quien tanto se preocupó por mejorar la situación del barrio con la construcción de un establecimiento educacional. El nombre impuesto destaca el reconocimiento de los vecinos totalmente agradecidos por la acción de aquel pionero.
Pero volvamos al viejo almacén cuyo edificio construido con paredes de adobe y techo a dos aguas fue demolido, construyéndose en su lugar uno nuevo , cuya estructura es la que actualmente tiene con algunas modificaciones intranscendentes , manteniendo la fecha de construcción, 1871 , en la reja labrada ubicada en la parte superior de la puerta que da a la ochava.

A partir de 1884 queda al frente del negocio por compra que realiza a don Antonio, su sobrino Juan Cruz Garaycochea, que en 1901 se casa con doña Maria Constanza Grigioni, de cuya ceremonia religiosa participa otro grande de la historia sampedrina, el reverendo cura párroco padre Carlevarino .
De ese matrimonio nacieron cuatro hijos: Matilde nacida en 1903; Elvira nacida en 1905; Juan Antonio que es quien nos suministró los datos, nacido en 1907 y por último Julio nacido en 1910.

Después del casamiento de Juan Cruz Garaicochea , este incorpora como empleado a su cuñado José Félix Grigioni , que años mas tarde daría a este rincón otro matiz , al servir de vinculo a la famosa barra del Partido Radical , conocida como "Barra de Fierro Radical", que durante muchos años acaudilló este hombre de bien y de larga militancia dentro del tradicional partido yrigoyenista .
En 1920, su dueño deja el negocio a su cuñado y se viene a vivir a la ciudad, en la calle Obligado 150, una casa de alto que aún se resiste a los avances del progreso. En ese entonces, como lo seria veinte años mas tarde, vivir en aquellos lugares era vivir en pleno campo.
En esa casa permaneció hasta 1924, fecha en que se trasladó a Mar del Plata donde falleció en 1949 cuando tenia 91 años de edad.

Don José Félix Grigioni estuvo al frente del negocio de almacén hasta el año 1936, en que vendió la llave del mismo al mayor de los hijos varones de don Juan Cruz Garaycochea , nuestro generoso informante en esta reseña don Juan Antonio Garaycochea , que lo atendió hasta 1955, fecha en que después de 19 años vendió el negocio y la propiedad del local y vivienda al señor Basante, quebrándose así la tradición familiar de 108 años continuados al frente del comercio mencionado .
A pesar de ello la presencia del "Vejo Almacén" que naciera en la época más difícil de nuestro país, durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas, se mantiene en pié aunque no en actividad, ya que los supermercados han monopolizado aquella actividad.

Fuente: Historia Documental del pasado Américo Piccagli

domingo, 9 de septiembre de 2012

EL DIA DEL AGRICULTOR

8 DE SEPTIEMBRE – DÍA DEL AGRICULTOR
TEOFILO FURRER
UN IMPULSOR DE LA AGRICULTURA EN SAN PEDRO


Equipo de trilla de la familia Meglio (San Pedro)

Desde 1944, por el decreto N° 23.317, el gobierno argentino instituyó el 8 de septiembre como el Día de la agricultura y del productor agropecuario recordando a la colonia agrícola fundada en Esperanza, provincia de Santa Fe, el 8 de septiembre de 1856, integrada por 1.162 colonos todos de nacionalidad suiza y considerándola “una fecha decisiva en el desarrollo de nuestra agricultura.”

Los orígenes de la agricultura se pierden en la prehistoria. Cuando en esos tiempos remotos surgió la necesidad de cultivar la tierra para lograr alimentos, el hombre dejó de ser un cazador nómade para establecerse en un territorio determinado donde ejercitar esta actividad. Sus primeras herramientas tan rudimentarias se fueron transformando lentamente a través de los siglos, hasta que recién en 1797 un herrero de Nueva Jersey introdujo el arado de reja de hierro fundido que fue mejorado aún más en la década de 1830, cuando John Deere lo fabricó en acero. Otro invento destacado a comienzos del siglo XVIII fue la sembradora, progresivamente mejorada durante más de cien años, a la que se unieron más tarde distintos modelos de máquinas trilladoras, cortadoras de grano y de hierbas, cultivadoras, rastrilladoras y desgranadoras de maíz que se fueron incorporando al trabajo agrícola facilitando las tareas.

La aparición de máquinas de vapor fue la causa más importante para el desarrollo de la Revolución Industrial y a finales del siglo XIX ya se empleaban para reemplazar la energía animal en el arrastre de arados y en el funcionamiento de máquinas trilladoras. En esos años ya se advertía en la Argentina una marcada evolución en la incipiente producción agrícola llevada adelante con gran esfuerzo por los miles de agricultores, en su mayoría inmigrantes europeos que habían llegado a este lugar y afrontaban las duras tareas de trabajar la tierra y levantar sus cosechas. El proceso de expansión del área sembrada en la región pampeana se vio impulsado por las colonias instaladas en la provincia de Santa Fe hacia la década de 1850, entre las que se destacó Esperanza, integrada por inmigrantes suizos.

Poco a poco debieron suplantar los primitivos métodos por las máquinas que facilitaban esas tareas, algunas relativamente sencillas, pero otras mucho más costosas como las trilladoras y posteriormente las cosechadoras. Por lo general estas máquinas eran adquiridas por grandes terratenientes o empresarios que las ofrecían para cumplir esas tareas específicas en los momentos del año en que eran requeridas y que necesitaban además una importante cantidad de trabajadores, algunos de ellos con cierto nivel de instrucción para atender su funcionamiento.

Se advierte la importancia que se le otorgaba entonces a estas personas responsables de su manejo a través de la lectura del periódico El Independiente del 29 de agosto de 1909, donde en la nota necrológica dedicada a don Teófilo Furrer, fallecido repentinamente el viernes 27 del citado mes a los 56 años de edad, destaca que fue este inmigrante suizo “el primer maquinista que vino a la localidad a manejar trilladoras y desgranadoras, habiéndole sorprendido la muerte siempre en la misma profesión, no obstante los muchos años que hace la ejercía.”

Teófilo Furrer había nacido en Suiza hacia 1853 y al emigrar se estableció en San Pedro, donde se casó el 15 de enero de 1887 con Ignacia Gamietea, una sampedrina de 19 años, con quien tuvo varios hijos: Manuela, Josefa, Teófilo, Ignacia, Adolfo, Sofía y Carlos, todos nacidos en San Pedro. Residió durante mucho tiempo con su familia en una antigua y amplia casa ubicada en la esquina Este de las calles Ituzaingo y Riobamba, donde también se guardaban algunas máquinas agrícolas de su propiedad.

Años después de la temprana muerte de Teófilo, la familia Furrer se fue disgregando, aunque su hija Josefa Furrer, casada con José Zunino, permaneció en San Pedro hasta comienzos de la década del cuarenta, recordando siempre anécdotas de las tareas agrícolas de su padre.

La celebración del Día del Agricultor es un acontecimiento grato, un acto de justicia para quienes cultivan el suelo para producir los alimentos necesarios para el progreso de las naciones y de toda la humanidad. Cabe recordar entonces el nombre casi olvidado de Teófilo Furrer como uno de los pioneros del avance de la agricultura en San Pedro, al rendir un justo homenaje a todos los precursores y continuadores de tan noble tarea.
Colaboración: Julia Mc. Inerny

Fuentes:
Parroquia Nuestra señora del Socorro. Registro de matrimonios. L 20 F 106.
Registro de bautismos, Años 1887, 1889, 1891, 1893, 1895, 1897, 1900.
Periódico El Independiente. Archivo. Números 905, 936.
http://infocampo.com.ar/nota/campo/35827/hoy-es-el-dia-del-agricultor
http://www.historialuniversal.com/2010/09/revolucion-industrial.html
http://www.monografias.com/trabajos83/agricultura-y-ganaderia-pillaro/agricultura-y- ganaderia-pillaro.shtml
http://museosdesantafe.com.ar/descargas/35_texto5.pdf

jueves, 6 de septiembre de 2012

RIO ARRECIFES

PROYECTO DE CANALIZACIÓN DEL RÍO ARRECIFES


El proyecto de canalización para la navegación regular en la región norte de la Provincia , desde Mar Chiquita en el partido de Junín hasta el riacho de Baradero en el partido de San Pedro , utilizando en toda su extensión el río Arrecifes , siguiendo el curso de este y el de Salto para utilizar eventualmente un canal excavado hasta alcanzar la laguna de Gómez , de donde se derivarían por gravitación las aguas de esta y por medio de otro canal excavado llegar a la laguna de Mar Chiquita fue uno de los tantos que, vaya a saber por que motivo, no se llegó a concretar.

Dicho proyecto tuvo nacimiento en un decreto del Poder Ejecutivo provincial que firmaron el gobernador Marcelino Ugarte y su Ministro de Obras Publicas Ángel Etcheverry por medio del cual encomendaban al Departamento de Ingenieros a practicar inmediatamente un estudio de canales de navegación en la región norte de la provincia. Dicho estudio debía abarcar el Río Arrecifes desde su desembocadura hasta el lugar denominado Mar Chiquita en el partido de Junín y un canal de navegación que arrancando desde las proximidades del Puerto de La Plata llegara hasta el pueblo de Olavarria .

Consideraba el proyecto

“1º Que uno de los principales factores para el desenvolvimiento comercial de las industrias y riquezas naturales de un pa¡s , es la facilidad y baratura de los transportes ."

2º Que en la Provincia muchas industrias no prosperan y se implantan por no poder soportar las tarifas de los ferrocarriles

3º Que la mayoría de los productos agropecuarios, así como los de las riquezas naturales, pueden sin perjuicios , soportar ser movidos sin la rapidez que proporcionan los ferrocarriles.

4º Que la navegación por canales naturales o artificiales explotables económicamente, es la solución indicada para reducir considerablemente los fletes.

Que existiendo en la Provincia grandes ríos y arroyos, hasta el presente no se han hecho estudios que lleven al resultado de saber de una manera concluyente si es o no posible establecer la navegación, utilizando en una u otra forma esos cursos naturales.”

El resto de los considerándos se refieren a la obligación que tienen los poderes públicos de realizar esos estudios y hacerlo "en los parajes que técnica como comercialmente se presenten como más favorables”. Dicho decreto tiene fecha 26 de agosto de 1902. Los trabajos de estudio se realizaron con la mayor celeridad ya que en el mes de octubre de 1903 el Ministro se dirigía al Gobernador de la Provincia adjuntando una memoria expresando la forma como se había llevado a cabo el estudio de un canal de navegación interior del riacho del Baradero a la laguna de Mar Chiquita , que el gobernador ordenara en los primeros días de su gobierno.

"El estudio realizado ha coronado con ‚éxito lisonjero la feliz iniciativa de V.E. pues se ha resuelto favorablemente la practicabilidad de un canal de navegación de 308 kilómetros de longitud con sus anexos y puertos de ultramar, con un presupuesto inferior a cinco millones de pesos moneda nacional"
Las obras presupuestadas abarcaban todas las necesidades requeridas desde un principio para una buena explotación económica, comprendiendo además futuras ampliaciones que podrían llevarse a cabo en la medida que la exigencia de su explotación así lo requirieran .

Lo fundamental de este proyecto estaba centrado en la aproximación del cereal de una vasta zona de m s de 1.100.000 hectáreas que abarcaría a los partidos de Baradero, San Pedro, Bartolomé Mitre, Salto, Chacabuco, Junín y Arenales hacia los puertos de ultramar, circunstancia esta que daría nacimiento en el futuro a otro interesante proyecto de tipo ferroviario que analizamos en otro capítulo de este libro .
Digamos por otra parte que el estudio fue aprobado por el Gobernador el 19 de septiembre de 1903 que se decidió a elevar oportunamente mensaje a la Honorable Legislatura a fin de pedir la autorización correspondiente para ejecutar la obra, pero que como tantas otras brillantes iniciativas no paso mas que de eso, de una brillante iniciativa.

Fuente: Historia Documental de San Pedro Américo Piccagli

miércoles, 5 de septiembre de 2012

ARBA Y LA SOCIEDAD

La Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (Arba), además de su carácter recaudatorio, está comprometida con la sociedad, y busca a través de sus acciones, colaborar con una sociedad más justa y equitativa.


Mercaderia decomisada por Arba

De esta manera, las Organizaciones Civiles sin fines de lucro oficialmente reconocidas, de tipo asistencial, educacional o religioso, interesadas en ser beneficiarias de los bienes objeto de decomiso por parte de esta Agencia de Recaudación, en los términos del artículo 90 del C. Fiscal (T.O 2011 y modif.) podrán incorporarse al Registro de Entidades de Bien Público a través de nuestro sitio web siendo la inscripción de carácter previa y obligatoria.

Arba resolverá el destino que se dará a los bienes decomisados, teniendo en cuenta las necesidades específicas de las instituciones asistenciales inscriptas, su envergadura, tipo y cantidad de bienes a entregar, distancia existente entre la institución asistencial y el lugar en el que se encuentren los bienes, y toda otra circunstancia que se estime pertinente.

Asimismo el Listado de Entidades de Bien Público será publicado con libre acceso a través de nuestra web, ingresando a la opción “Entidades Adheridas”.

Para mayores datos entrar en la página: www.arba.gov.ar y a continuación Red social Arba 

lunes, 3 de septiembre de 2012

DIA DEL INMIGRANTE


Luis Chiodini
EL DÍA DEL INMIGRANTE SE CELEBRA EL 4 DE SETIEMBRE SEGÚN DECRETO DEL PODER EJECUTIVO NACIONAL Nº 21.430 EL AÑO 1949.

Mi abuelo, Luiggi Chiodini, llegó de Italia en el vapor Orione el quince de mayo de 1887, tenia 27 años de edad, de profesión jornalero y de estado civil soltero. Era natural de Marcallo, prov. de Milán, e hijo de Carlos Chiodini Italiano y María Balbula alemana.
Según los registros existentes llegaron a la Argentina, entre los años 1882 y 1905, sesenta y dos inmigrantes de ambos sexos del mismo apellido, siendo el único que llegó en ese viaje.

Su primera esposa fue la señora Josefa Tettamanti con quien tuvo dos hijos, Teresa Virginia casada con Pedro Botta y Carlos y, en segundas nupcias fué María López, mi abuela, con quién tuvo tres hijos, Virginia, casada con José Biscia, José, casado con Luisa Biscia y Fernando casado con Luisa Armellini, mis padres.
Mi abuela María falleció el 23 de abril del año 1901 a los veintinueve años, mi padre tenía un año y cinco meses y, el abuelo Luís, el 29 de setiembre del mismo año a la edad de cuarenta y un años.


María Lopez

La historia de mi abuelo no debe de ser distinta, en general, a la de la mayoría otros tantos inmigrantes italianos.
La economía en Italia, a mediados del siglo diecinueve, no era distinta a la mayoría de los países de Europa, la mayor parte de la población vivía en la pobreza mientras que, una minoría se beneficiaba explotando a esa mayoría, sometiéndolos a condiciones de trabajo casi inhumano y jornales rayanos en lo miserable.
Según la enciclopedia “Wikipedia” entre otras causas que hicieron que los italianos emigraran se pueden contar:
“Las Guerras mundiales.
La débil capacidad de adaptación de la economía italiana a la revolución industrial.
Las epidemias de cólera en los siguientes períodos: 1835-37 ; 1854-55 ; 1865-67 ; 1884-85.
La debilitación de los órganos asistenciales. La aparición de la burguesía desmonta a los mismos, estrechando el presupuesto estatal. Debido a esto aumenta la criminalidad, siendo expulsados de su territorio los italianos que no se "adaptaban" al sistema industrial.
La presión demográfica; Las familias que basaban sus ingresos en la producción agraria crecen sin encontrar nuevos territorios para sus cultivos. Por lo tanto, deben emigrar para conseguir mantener su forma tradicional de producción.”
“Según datos de la “Fundación Agnelli”, algunos de los puertos de embarque hacia Argentina fueron: Génova, Messina, Trieste y Nápoles.”

También para esa época, La República Argentina, que era un inmenso país, con tierras fértiles, condiciones climáticas disímiles desde el frío sur al cálido norte pero, apta para toda clase de producciones, contaba con un déficit poblacional muy importante.
Ante esa perspectiva, los gobiernos de la época pusieron en marcha una política inmigratoria que hizo que una de las metas soñada por esos habitantes fuera “La América”.
Entre los arribados a nuestro suelo los había con distintos/as profesiones, oficios u ocupaciones, peluqueros, músicos, carpinteros, mecánicos, herreros, médicos etc. pero, según se desprende de los listados de inmigrantes llegados, la mayoría figuraban como agricultores y jornaleros.

En nuestro partido de San Pedro y, remontándonos también a aquellas épocas, había grandes extensiones de campo, la mayoría dedicada a la cría de ganado, y los hacendados, ante la llegada de estas oleadas de inmigrantes vieron la oportunidad de incursionar en una nueva actividad, “La Agricultura”.
En estos campos se fueron afincando los colonos, en parcelas normalmente de no más de 50 hectáreas donde, a fuerza de sacrificios, privaciones y penurias fueron subsistiendo ya que no todo era “color de rosa”, las condiciones de trabajo eran durísimas, no siempre contaban con herramientas adecuadas, en muchos casos solamente un arado de mancera, tenían tres enemigos implacables, las grandes lluvias, las sequías y cuando una cosecha “pintaba” llegaba la langosta, a lo que había que agregarle, en muchos casos y por muchos años, los leoninos contratos a que eran sometidos por parte de los propietarios, situación esta que comenzó a revertirse con la rebelión de los campesinos en el año 1912 en la ciudad de Alcorta Prov. de Santa Fé conocida como “El Grito de Alcorta”.

Así y todo, poniendo el pecho a las adversidades, criando en la mayoría de los casos gran cantidad de hijos, ahorrando “pesito sobre pesito”, muchos fueron progresando, del “aradito” de mancera, al de una reja, luego el de dos, las rastra, el disco y todo se iba haciendo mas fácil, el sulky o charret para venir al pueblo, empezaron a circular los colectivos, El expreso Bondi que iba a Santa Lucia, Empresa Rivadavia a Pérez Millán, Ciudad de San Pedro para Arrecifes, El Progreso a San Nicolás Expreso Talense a Río Tala y Empresa el Porvenir a Capitán Sarmiento, recorriendo los caminos rurales y, hasta algunos se podían comprar un “autito”.

Se fueron formando los parajes en los que no faltaba el almacén, en muchos de ellos había estafetas postales, herrerías, peluquerías, panaderías o algún otro negocio y, los vecinos del lugar, ante la necesidad de tener un lugar de reuniones, esparcimiento y practicar algún deporte fueron fundando los “Clubes de campo”, entre los que podemos recordar: Villa Teresa en el Almacén de los Hermanos Tettamanti, La Celina en el paraje del mismo nombre, Sol de Mayo en el Almacén del Centro, La Esperanza en La Rosada, La Agricultura en Almacén de Planas, El independiente en La Bolsa, 12 de octubre en la Buena Moza, Huincaló en La “Rebancha”, El Universal en Almacén Beladrich, en Parajes Tablas “Tablense Atlethic Club”, Villa Elena en La Colorada etc.

Con el correr de los años el campo se fue despoblando, condiciones económicas desfavorables, la superficies que disponían para sus cultivos era insuficiente y los jóvenes, al tener mas posibilidades de estudio, tomaron otros rumbos.
Recorriendo la zona rural de nuestro partido se encontrarán grandes extensiones de campo, dentro de ellos casas en ruinas o, pequeños bosquecillos, que seguramente pasarán desapercibidas, pero que a muchos nos llena de recuerdos.

En estos lugares se escribieron historias de vida, vida llena de esperanzas, de alegrías, de sacrificios y de tristezas, estas taperas que hoy vemos fueron, en una época, el hogar de muchos de nuestros antepasados que, llegaban a nuestro país escapándole al hambre y la miseria que reinaba en Europa diezmada por las guerras, en busca de nuevos horizontes, de paz y prosperidad, meta que muchos consiguieron con grandes esfuerzos y privaciones.

Esta es una pequeña historia de aquellos que hicieron que, en una época, nuestro país fuera llamado “El granero del mundo”.