FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
AFILADORA DE MAQUINAS DE AFEITAR

viernes, 30 de octubre de 2009

LA T.V. EN LA ARGENTINA (2ª Parte)

Foto: La familia Falcon
La Televisión Privada
El final de la década del 50 vio nacer en Córdoba la televisión privada. En 1960 iniciaron sus transmisiones desde Buenos Aires los canales 9 Cadete y 13 Proartel, con escasos cuatro meses de diferencia. Surgieron otros en el interior del país, en especial en Rosario y en Mar del Plata; en 1961 lo hizo Teleonce y en 1966, Canal 2 de La Plata.
Se trató de una época de gran expansión del medio basada en una programación diversificada, en adelantos técnicos notables que permitieron la grabación en carreteles de cinta sin cortes, en la ofensiva publicitaria que deshechó las viejas placas estáticas y comercializó directamente los segundos de aire por medio de gerencias comerciales de los propios canales y en una industria que comenzaba a crecer a su sombra y a retroalimentar su funcionamiento: las revistas especializadas (TV Guía, Canal TV y Antena TV) y las mediciones de audiencia –rating–. Estas últimas dan cuenta de que los programas cómicos (Felipe, Viendo a Biondi, Telecómicos, La Nena); las telenovelas (El amor tiene cara de mujer, La Familia Falcón); las series (El fugitivo, Combate, Bonanza, Ruta 66 o La caldera del diablo) y comedias norteamericanas (El show de Dick Van Dyke, Yo quiero a Lucy, Los 3 chiflados) se encuentran entre las preferencias del público.

Crecieron también los productos destinados a segmentos particulares de la población: los programas infantiles (Disneylandia, Lassie, Rin Tin Tin, Titanes en el ring, Las Aventuras del Capitán Piluso y Coquito, El flequillo de Balá); los juveniles (El Club del clan, Escala musical); los femeninos (Buenas tardes, mucho gusto; Dr. Cándido Pérez, señoras). Sin embargo, esta segmentación no descartó los programas ómnibus del fin de semana (el pionero Sábados circulares de Pipo Mancera; Sábados continuados de Héctor Coire; Domingos de mi ciudad, luego convertido en Feliz Domingo, un clásico de los estudiantes secundarios) de gran impacto receptivo.

El 20 de julio de 1969 se cubrió la llegada del hombre a la luna y en septiembre se inauguró la primera antena parabólica o estación terrestre (vía satélite de Balcarce). La década se cerró con la entrega del "Martín Fierro" por primera vez a la producción radial y televisiva del interior y con el éxito de programas, hoy ya clásicos, como Los Campanelli, Telenoche –conducido por Mónica Cahen D´Anvers y Andrés Percivale– y Almorzando con Mirtha Legrand.
En 1972 a partir de la promulgación de la Ley Nacional de Telecomunicaciones se creó el Comité Federal de Radiodifusión (COMFER). Dos años después los canales privados pasaron a manos del Estado Nacional.

En el transcurso de la década continuó creciendo la oferta segmentada: musicales para el público joven (Música en libertad, Alta Tensión) y para un público mayor (Grandes valores del tango, Asado con cuentos con Luis Landriscina), las grandes transmisiones deportivas (las peleas de box de Monzón y Galíndez y el Mundial 74), los programas cómicos (La Tuerca, Hiperhumor, Operación Ja Ja, El chupete, Porcelandia), los relacionales de Roberto Galán (Si lo sabe cante y Yo me quiero casar… ¿y usted?) y los unitarios de factura dramática entre los que se destacaba especialmente Cosa Juzgada, dirigido por David Stivel con uno de los mejores elencos de la escena nacional.

Las telenovelas por su parte, comenzaron a ocupar la franja nocturna, horario que hasta el momento les había sido ajeno. Se sucedieron los grandes éxitos de Alberto Migré (Rolando Rivas, taxista; Pobre Diabla; Dos a quererse; Piel naranja), mientras el público consagraba a nueva figuras formadas o entrenadas en el medio: Soledad Silveyra, Claudio García Satur, Beatriz Taibo, Arturo Puig, María de los Ángeles Medrano, Claudio Levrino y Arnaldo André, entre otros.
Paralelamente los canales del interior comenzaron a incorporar las máquinas Ampex, recibiendo la programación de Capital Federal en diferido y a veces filmada de la pantalla. La escasa calidad en la definición de la imagen más allá de los 60 kilómetros de la antena transmisora, llevó a la creación de los pioneros circuitos cerrados de televisión en los pequeños pueblos, germen de lo que luego sería la TV por cable.
Fuente: http://www.argentina.gov.ar

LOS RADIOAFICCIONADOS

Alberto Pincay (i) y Ernesto Durán manipulan equipos que pueden costar entre 600 y 10 mil dólares.
Circulo de Radioaficionados Rosario
LU5FB
Los radioaficionados, servidores de la comunidad
Recordamos habitualmente fechas importantes, el Día de la Madre, de la Patria, y las que tienen relación con los acontecimientos familiares y profesionales, pero algunas de ellas pasan desapercibidas, como es el Día del Radioaficionado, que se recuerda el 21 de octubre.

Esta actividad, en parte un hobby y en parte un servicio, es la única que en casos de emergencias, catástrofes o la imperiosa necesidad de comunicarse, está lista para servirnos. Los avances tecnológicos, internet, celulares, transmisión de datos vía satelital, etcétera, dejan de funcionar si no hay energía.

El radioaficionado, con su equipo, una antena precaria y una simple batería, incluso la de su automóvil, está listo para actuar... ¡Cuántas veces hemos salvado vidas comunicando la emergencia! Muchos de nosotros atesoramos momentos inolvidables vinculados a estos eventos. Hoy recuerdo aquellos tres radioaficionados cordobeses que fueron como voluntarios a Malvinas, apoyando con sus equipos a nuestras tropas.

Hoy, en nuestro día, no necesitamos recordatorios ni homenajes, pero desde Marconi hasta la actualidad, nos sentimos orgullosos por la posibilidad de comunicarnos y ser útiles a la sociedad.

Hernán E. López Vernengo, radioaficionado, licencia de la CNC LU3MD, DNI 6.876.097
Artículo aparecido en la revista dominical del Diario "El Universo" de Ecuador
Radioaficionados conectados al mundo
Texto y Fotos: Moisés Pinchevsky (moises@pinchevsky.net)

Celulares, teléfonos, faxes, internet... Dicen que ninguna de esas tecnologías puede compararse con las radios de alta frecuencia. Ellos defienden su afición.

El 19 de septiembre de 1985, el mundo estaba conmovido ante la desgracia. México había sido seriamente afectado por un intenso terremoto que provocó unos 40 mil muertos en todo el país. La capital vio colapsar muchos de sus edificios, entre ellos la Central de Telecomunicaciones. Por ello, los mexicanos no solo habían quedado golpeados. También estaban mudos.

“Cuando nos enteramos, tres radioaficionados viajamos al Distrito Federal para ayudar a los ecuatorianos residentes a contactarse con sus familiares en Ecuador e informar de su situación. Pero era tanta la gente que necesitaba nuestra ayuda, que comenzamos a colaborar con los demás damnificados y a enlazarnos con las entidades de socorro del mundo. Ecuador se lució por la ayuda que brindó en medio de esa tragedia”.

La anécdota la recuerda Alfredo Solines (73 años), guayaquileño que participó en esa misión junto a Luis Rabascal (fallecido) y Efrén Real. “El propósito principal del radioaficionado es el servicio social en las comunicaciones, especialmente en desastres”, agrega Solines, siete veces campeón mundial de telegrafía sin hilos y miembro del Huancavilca DX RadioClub de Guayaquil, formado por una veintena de amigos que comparten ese hobby que engloba 3 millones de personas en el mundo, unos 100 en el país y cerca de 50 en Guayaquil.

La telegrafía es una rama de la radioafición que requiere la especial habilidad de entender y transmitir el alfabeto morse con rapidez. Allan Hacay-Chang (37 años), presidente de esa entidad, practica esa especialidad desde hace un año, aunque tenía 17 cuando ingresó a la radioafición. “Conocí este hobby a través de un tío y un primo, a quienes observaba cómo realizaban comunicaciones con distintas partes del planeta. En mi inicio, una chilena enferma de cáncer fue al Radio Club de Guayaquil (entidad a la que pertenecía) para solicitar que contactemos a sus parientes en Chile. Ella no tenía dinero para llamar y necesitaba hablar con ellos de urgencia. Logré enlazarme con un radioclub en Santiago que logró contactar a la familia de ella y así lograron comunicarse”, indica Hacay-Chang, ingeniero electrónico también aficionado a armar los equipos y antenas de su pasatiempo.

AYUDA SOCIAL Y AMISTAD
La capacidad del radioaficionado de instalar sus equipos en cualquier espacio ha permitido que los defensores de este pasatiempo hayan colaborado con la Defensa Civil y Cruz Roja en desastres como los provocados por el fenómeno El Niño de 1982 y 1998, y La Josefina (1993), al igual que para establecer contactos con el Buque Escuela Guayas o la estación del Ecuador en la Antártica.

Alberto Pincay Paz, abogado de 68 años, destaca también la posibilidad de conectarse con prácticamente cualquier país del mundo para conocer personas también afines a este hobby. “De lo único que no podemos hablar es de política, religión o negocios, temas que pueden provocar polémicas. Se trata de hacer amigos y conocernos mejor entre los países”, indica Pincay, quien se alegra de que esa facilidad permita a los radioaficionados del mundo participar en competencias internacionales.

“El propósito es sumar la mayor cantidad de contactos en el extranjero. Podemos hacer hasta 200 contactos en una hora”, indica sobre esa actividad que consiste en buscar aleatoriamente en la banda de la radio a personas que estén conectadas, siendo las más valiosas en puntos aquellas localizadas en lugares recónditos. “Una conexión con alguien en Galápagos es muy apreciada en estas competencias”, indica Pincay, quien es propietario de una finca en Nobol que funciona como la base del grupo cuando participan en esos concursos internacionales, en los cuales el Huancavilca DX RadioClub, fundado en el 2005, ha sumado una decena de galardones.

La posibilidad de realizar tantos contactos es el mejor ejemplo de democracia, según Ernesto Durán. “Todos somos iguales, nadie se diferencia por su apariencia, capacidad económica, color de piel, cultura y ni siquiera por el nombre, porque cada uno se identifica con un código”, indica Durán, conocido en la radioafición como HC2ED: HC es Ecuador, 2 por Guayas y ED por las siglas de su nombre.

Omar Ramos (HC2OR), abogado de 64 años, se inició en la radioafición hace 45 años porque su padre también participaba. En ese tiempo ha aprendido que esta actividad es particularmente para ayudar, para hacer amigos, para compartir con el mundo. Por eso se siente orgulloso de pertenecer a este grupo humano que conoce el significado de la solidaridad.

Así coincide René Santos, psicólogo de 44 años, quien comenzó de niño porque su abuelo era telegrafista. “Un día que lo visitaba lo vi con sus equipos y le pregunté qué hacía. ‘Recibo telecomunicaciones’, me respondió”. Desde entonces se ha involucrado en esta afición que algunos pensaron se extinguiría con la llegada del internet y los celulares, pero que ha sabido sobrevivir porque esta tecnología no se basa en cables ni en circuitos, sino en el corazón de quienes unen al mundo con voces, pulsos electrónicos, solidaridad y un abrazo fraternal.
Fuente: Circulo de Radioaficionados Rosario - Pje Caldas 658 - 2000 Rosario Sfe - Te. 0341-4390386

lunes, 26 de octubre de 2009

NUEVO MUSEO

Museo de la “TECNOLOGÍA AGROPECUARIA” en Gobernador Castro
Quien recorra actualmente la zona rural de nuestro partido encontrará grandes extensiones de campo y, dentro de los mismos, en algunos casos casas en ruinas y en otros pequeños bosquecillos que quizá pasen desapercibidos para algunos, a otros tantos les llamará la atención pero que, muchos sabemos de que se trata.
En estos lugares se escribieron historias de vida, vida llena de esperanzas, de alegrías, de sacrificios y de tristezas, estas taperas que hoy vemos, fueron en una época, el hogar de muchos de nuestros antepasados, la mayoría inmigrantes que llegaban a nuestro país escapándole al hambre y la miseria que reinaba en Europa diezmada por las guerras, en busca de nuevos horizontes, de paz y prosperidad, meta que muchos consiguieron con grandes esfuerzos y privaciones.
El motivo de este museo es recordar parte de la historia de nuestro partido que, a no dudarlo, también es parte de la historia de nuestro país, a través de fotos, utensilios, herramientas etc. que evocan la vida de aquellos que desde de mediados del siglo 19 comenzaron a llegar a nuestro país en busca de nuevos horizontes en un país desconocido que todo lo prometía, tierras fértiles y sin cultivar, promesas de bienestar y progreso y lo que era mas importante...paz.
Podemos asegurar que sus esperanzas y sus anhelos se cumplieron con creces, no solo logrando su bienestar sino que, contribuyeron en gran parte al progreso de nuestra Argentina que llegó a ser llamada en una época “El granero del mundo”.
De la mano del señor director de cultura José Luís Aguilar y un grupo de entusiastas colaboradores se reacondiciono la vieja estación de trenes, se recorrieron kilómetros de caminos de la zona rural visitando los pocos establecimientos rurales o chacras que aún quedan, la mayoría habitado por descendientes aquellos pioneros, solicitando los elementos para ser expuestos y que tuvo por parte de los entrevistados el mayor de los apoyos como podrán comprobarlo quienes visiten esta nueva expresión de la cultura sampedrina.

miércoles, 21 de octubre de 2009

FRAY J.M. BOTTARO 150 AÑOS DE SU NATALICIO




El 24 de octubre de 1859 nació en San Pedro Bs. As. Fray José María Bottaro, Ingresó a la Orden Franciscana a los 18 años de edad, ordenándose sacerdote el 25 de septiembre de1896. Allí adoptó ese nombre, su verdadero nombre era Rafael Servando.
Era hijo de Esteban Bottaro de origen genovés y de María Hers inglesa. Hermanos: Pedro Francisco casado con Alicia Casella Rocca, Sixto soltero, Angela casada con Venancio Rocca, Máxima casada con Bautista Luzzi, Francisca casada con Benito Martinez, María casada con Domingo Necol, Santiago casado con Pastora......y Manuel soltero.
Ingresó a la Orden Franciscana a los 18 años de edad, ordenándose sacerdote el 25 de septiembre de1896. allí adoptó ese nombre, El 9 de septiembre de 1926 fue elegido por Pío XI, después de tres largos años de sede vacante debido a que el gobierno de Marcelo T. de Alvear quería imponer su propio candidato. Mons. Bottaro tomó posesión de su cargo el 1º de diciembre de ese año y fue consagrado el día 5. Elevado por la Santa Sede a la dignidad de Metropolitano de la Arquitectura de Buenos Aires se cumplió la imposición en la Catedral el 21 de marzo de 1927. Quebrantada seriamente su salud, renunció el 30 de julio de 1932.
.Se dedicó a la enseñanza de cátedra de filosofía, teología y derecho canónico. Fue en diversas oportunidades guardián de los conventos de Buenos Aires y Santa Fe, comisario de Tierra Santa en el Paraguay, rector de la tercera Orden y Ministro provincial. Dirigió el periódico “El Terciario Franciscano” después bautizado “El Plata seráfico” y escribió varios libros, entre ellos un Catecismo eucarístico.
En diciembre de 1926 visitó nuestra Ciudad donde fue recibido con todos los honores.
Falleció en Buenos Aires el 11 de mayo de 1935.

martes, 20 de octubre de 2009

21 DE OCTUBRE DIA DEL RADIOAFICCIONADO ARGENTINO

TRANSMISOR DEL AÑO 1923 PERTENECIENTE AL RADIOAFICCIONADO SAMPEDRINO PABLO HOMPS
EDIFICIO DEL RADIO CLUB ARGENTINO


En nuestro país, el 21 de octubre, se festeja el “Día del radioaficionado argentino” fecha en que se llevó cabo la fundación del Radio Club Argentino.
Muchos años han pasado desde los inicios de la RADIOAFICION que, sin duda comienza desde que se tuvo conocimiento de la demostración práctica hecha por parte de Enrique Hertz. Con la lentitud de la época para la difusión de las noticias, estas llegaron a nuestro país, siendo el ingeniero Tebaldo Ricardoni, el ing. Pedro Arata, los hermanos Evers, el ing. Teodoro Bellocq etc. los pioneros de la RADIOAFICION desde fines del siglo 19.
Los primeros transmisores a chispa y los receptores a cohesor fueron rápidamente mejorados con circuitos sintonizados y detectores más confiables hasta la llegada de la primera lámpara de radio creada por Alejandro Fleming en 1904 y mejorada dos años después por Lee de Forest a la que dio el nombre de “audión” siendo esta innovación tan revolucionaria como el invento del transistor en el año 1948.
Luego de terminada la primera guerra mundial, año 1918, comenzaron a llegar a nuestro país elementos de rezagos de la misma, entre ellos los pertenecientes a sistemas de comunicaciones, lo que hizo que muchos aficionados comenzaran a fabricar sus equipos.
En la fecha mencionada, 21 de octubre, en una reunión llevada a cabo en el salón de actos del diario La Prensa, un grupo de radioaficionados, viendo el avance que estaba tomando esta nueva actividad y el descontrol que había sobre las mismas, presentaron ante las autoridades responsables un memorial en el que expresaban sus puntos de vistas sobre la reglamentación que habrían de regir estas actividades siendo, su primer Presidente, el Cap.de Fragata Luis F. Orlandini; vicepresidente Sr. Juan Quevedo ,secretario Dr. Guillermo Rojo ; tesorero Ing. Teodoro B.Bellocq ; vocales : Dr. Enrique Telémaco Susini, Cesar J. Guerrico y Dr. Francisco López Lecube.
Terminada la segunda guerra, año 1945, sucedió lo mismo con los rezagos, llegando entre ellos los receptores y/o transmisores Hammarlund, National, Hallicrafters, Collins, Geloso etc. como así también componentes, válvulas (1625; 813, 811, 807), zócalos de porcelana, inductores, capacitores variables etc. que permitieron a muchos aficionados armar sus equipos. No se puede dejar de mencionar los receptores y conversores E.R. fabricados por Rodolfo Engster ingeniero en comunicaciones del acorazado Graff Spee hundido en el Río de la Plata, los transmisores y receptores B.E.H. los conversores; entre ellos los más populares Bruma y Tramur, los de fabricación casera y los receptores llamadas “noveleros” que era un radio común reformado para las frecuencias de radioaficionados.
Fueron muy populares, por su bajo costo, los transmisores armados con materiales de un televisor en desuso y era muy común escuchar, cuando se detallaba la construcción del equipo, “tengo una o dos 6DQ6 por otra” en relación con las lámparas de T.V.
Por los años 60 comenzaron a llegar los nuevos equipos de Banda Lateral Unica y por los 80 los equipos de alta frecuencia, (VHF).
Esto es, a grandes rasgos el comienzo de la radioaficción, pero que pasa en la actualidad; lamentablemente cada vez hay menos radioaficionados según cifras siguientes.
En el año 1923 había 540 (Fuente R.C. Concordia), en 1946 1.000 (fuente Manual práctico de radioaficionado, RamónGorlero y Oscar Kriman) 1969 13.000 (fuente guía Nº 41 Arbó), 1980 17.800 (fuente guía QSP), 1997 - 38.618, 2000 – 25.889, actualmente 24356 ( fuente C.N.C.).
Cabe preguntarse a que se debe esta baja; a criterio de quien esto escribe, una de las causas es que quien era radioaficionado por el solo hecho de comunicarse ha optado por internet pero, también hay que tener en cuenta el inconveniente para muchísimas personas que significa tramitar una licencia o renovarla.
Para obtener licencia de radioaficionado se debe realizar el curso correspondiente en los RADIO CLUBES habilitados y reconocidos del país. El mismo consta de técnica, reglamentación, telegrafía y se deben realizar las prácticas operativas correspondientes en la estación del Radio Club, el trámite para renovación hay que hacerlo en los mismos, lo cual implica que, para obtener una nueva licencia hay que hacer un curso de alrededor de tres meses de duración.
No todas las provincias tienen muchos radio clubes como Capital, Buenos Aires, Córdoba etc. hay algunas que tiene muy pocos , dos o tres.
Es fácil de imaginar que en esas provincias, para gran cantidad de aficionados o aspirantes es prácticamente imposible poder concurrir, a lo que hay que agregar el costo que implican estos trámites.
Actualmente Comisión Nacional de Comunicaciones ha confeccionado un anteproyecto con una serie de reformas a las reglamentaciones vigentes el que ha sido enviado a los radio clubes para solicitarles sus opiniones y sugerencias.
Así esta la radioaficción en la actualidad, de todos modos aún hay gran cantidad de radioaficionados, en todo el mundo, con sus estaciones radio trasmisoras en actividad y dispuestos a actuar ante cualquier emergencia.
Según un artículo aparecido en la pagina Web del Radio Club Argentino en la que comenta la actuación de los radioaficcionados en emergencias dice, entre otras cosas:
"Los radioaficionados han proporcionado comunicaciones en casi todos las posibles ocurrencias de situaciones de emergencia:
Terremotos: Nicaragua (1972), Guatemala (1976), Italia (1976 y 1980), Rumania (1977), India (1979), Argelia (1980), México (1985), la Unión Soviética (1988), Filipinas (1990), los Estados Unidos (1964, 1989 y 1994).
Inundaciones: Honduras (1977) India (ruptura de dique en 1979), Estados Unidos (1977, 1986, 1990 y 1993).
Erupciones volcánicas: Estados Unidos (1980) Colombia (1985).
Tornados: Canadá (1987), Estados Unidos en varias ocasiones cada año .
Derrames químicos: Mississauga, Canadá (1979). Huracanes: demasiado numerosos para enumerarlos, varias veces por año en el Caribe.

domingo, 18 de octubre de 2009

UNA EXPLOSION HISTÓRICA


Fue descubierto el punto donde impactó una bomba explosiva de la Batalla de Obligado
Según los cálculos de algunos historiadores, durante la Batalla de Obligado se arrojaron más de 20.000 proyectiles entre los dos bandos intervinientes.
Esta gran cantidad de bombas, granadas de percusión y bombas explosivas dejó rastros que, aún hoy, a 164 años de la contienda, se siguen buscando en el lugar.
Una prospección del terreno en el escenario del combate realizada días atrás por el Grupo Conservacionista de Fósiles, arrojó como resultado el hallazgo de un punto donde impactó y se fragmentó, una bomba explosiva de unos 15 kg.
La bala explosiva hallada: La gran bala de hierro poseía una pared de 3 cm de espesor, 18 cm de diámetro y un núcleo hueco donde llevaba una importante cantidad de pólvora negra junto a fragmentos de hierro que, al momento del golpe contra el terreno o por medio de un detonador, liberaba esa metralla en todas direcciones produciendo un efecto devastador.
El trabajo comenzó cuando, en recorrida por el lugar, el Grupo observó la punta de un fragmento de hierro sólido aflorando en el terreno. Al extraerlo se pudo constatar que se trataba de un trozo de bala de cañón de importante tamaño.
Teniendo en cuenta la idea de una explosión se decidió efectuar un rastrillaje de las inmediaciones con un detector de metales y apareció la sorpresa: se había encontrado el sitio donde, 164 años atrás, había impactado un proyectil anglo-francés en los bosques de Obligado. Así, varios trozos más de aquel cañonazo fueron extraídos en un área de un metro a la redonda y a unos 20 cm de profundidad.
El sitio exacto se encuentra ubicado a uno de los laterales del camino interno del Parque Natural que lleva a la desembocadura del Arroyo “Los Cueros”, a unos 150 m de las barrancas del Paraná y justo a mitad de trayecto entre lo que fue el frente batalla y el sector donde estaba el campamento de las tropas de Lucio Mansilla.
Hoy, el proyectil fragmentado ha sido parcialmente reconstruido por el Grupo Conservacionista y se encuentra depositado en una de las vitrinas del Museo de Sitio “Batalla de Obligado”, en el mismo lugar donde la boca del cañón lo expulsó contra el ejército federal.

jueves, 15 de octubre de 2009

ANIVERSARIO DE LA T.V. ARGENTINA




El 17 de octubre se cumplen 58 años de la primera transmisión de televisión en la República Argentina.
Durante la década del 40 se realizan algunas transmisiones experimentales de televisión, fundamentalmente en las Universidades, pero la historia de la TV en nuestro país comienza en los años 50 En julio de 1951, Jaime Yankelevich, pionero en el mundo de las comunicaciones, junto a su hijo Samuel viajan a los EE.UU. para traer desde allí los primeros equipos.
La primera transmisión tuvo lugar el día 17 de octubre de 1951 entre las 14 y 19 horas con imágenes del día de la lealtad en un acto en la Plaza de Mayo. Con una antena instalada en el Ministerio de Obras Públicas y el discurso de Eva Perón, fue inaugurado oficialmente el pionero Canal 7.

Pocas fueron las personas que contaban con aparatos receptores en sus hogares y la novedad fue compartida en bares, cafés y negocios.
El 4 de noviembre se inicia la programación regular, luego de las pruebas y ajustes necesarias, El 18 de noviembre de 1951, San Lorenzo y River se enfrentaron en el Gasómetro, por la penúltima fecha (32º) del campeonato. El clásico que terminó 1-1, se transformó en el primer encuentro televisado del fútbol argentino.
La industria argentina no podía estar ajena a tal acontecimiento abriéndose en el año 1954 la primera fábrica nacional de televisores: Copehart Argentina.
Nuevos canales fueron apareciendo en el aire; el 19 de junio de 1960 LS83 TV cadete canal 9, el 1º de octubre LS85 TV canal 13 Río de la Plata, LS84 TV canal 11 Dicom sale al aire el 21 de julio de 1961 y por último canal 2 de la Plata el 25 de junio de 1966.
La programación en esos primeros años estaba integrada por espectáculos folclóricos, espacios musicales, transmisiones desde el circo, programas de moda, “La Cocina de Doña Petrona”; etc.
En 1952 nacen los primeros teleteatros siendo su pionera Celia Alcántara quien junto con Nené Cascallar y a Alberto Migré dieron inicio a un género que aún sigue teniendo vigencia.
En 1954 comienza el primer tele noticioso argentino, que se emitía a la noche y presentaba un resumen de los hechos acontecidos durante la jornada.
Mas adelante aparecen los programas de entretenimientos, siendo uno de los más populares ODOL PREGUNTA y aparecen programas periodísticos, en 1959 se crea APTRA, la asociación de periodistas de radio y televisión y entrega por primera vez los Martín Fierro siendo, los primeros ganadores, Narciso Ibáñez Menta y Tato Bores.
Por los años sesenta se destacan las “Obras Maestras del Terror” de Narciso Ibáñez Menta, Pepe Biondi, El club del Clan, Sábados Circulares con Pipo Mancera etc. tele noche hace su aparición en 1966 y Mirta Legrand en 1968.
También la televisión tuvo sus listas negras cuando por motivos políticos muchos actores, cantantes, músicos etc. se vieron impedidos de trabajar.
En 1978, se inaugura la televisión en colores con la transmisión campeonato mundial de fútbol que ganó Argentina la emisora estatal cambió de nombre pasándose a llamar ATC (Argentina televisora Color.
En los años setenta se crea el Comité Federal de Radio Difusión COMFER. Se declaran vencidas las licencias de los canales 9, 11 y 13 haciéndose cargo el Estado de esos canales y colocando interventores.
A principios de los ochenta se crea la “Asociación de Circuitos Cerrados Comunitarios de Televisión, siendo sus primeros operadores Cablevisión y VCC.
La llegada de este nuevo sistema permite ver sin interferencias y ofrece una mayor cantidad de canales y, lo que en un principio, con sus falencias y siempre supeditado a las condiciones climáticas, estaba al alcance de todos pasó a convertirse en otro de los tantos servicios pagos.
Ahora tenemos una nueva “Ley de medios” se ha dicho mucho, no me siento capacitado para hablar de la misma, solo deseo que sea para bien de todos y no para mal de muchos.

martes, 13 de octubre de 2009

MARCHA "EL TALA"

La música militar de las Guerras por la Independencia y la Organización Nacional no era la misma música que escuchamos hoy. Existían otros toques, y se marchaba al compás de "pasos dobles", de origen español. De esta época vienen ciertos dichos que aún se usa en el lenguaje diario, cuyo origen explicamos: "este tipo que pitos toca" deviene a que en la banda de música habían pífanos diferentes, a los que se llamaba genéricamente "pitos". Entonces, en el lenguaje popular quedó esta manera de hablar o referirse a alguien del que no se sabía exactamente el rol. Otro dicho es "lo sacaron con cajas destempladas", por decir que lo echaron o no lo tuvieron en cuenta. Este dicho viene de un toque virreynal denominado "cajas destempladas", que se ejecutaba cuando algún integrante de un regimiento se había comportado en forma deshonrosa. Entonces, luego del Consejo de Guerra pertinente, se ponía al condenado en medio de una doble fila de tambores (las cajas) que destemplaban los parches y de esta manera el sonido que producían era muy lúgubre. Al toque de estas cajas destempladas, el condenado marchaba acompañado por los tambores hasta las puertas del cuartel, y se lo expulsaba, no pudiendo nunca más regresar.
La primera marcha militar con el ritmo de las actuales fue "Ituzaingó", que en 1827 fue encontrada en una tienda del Ejército Imperial del Brasil luego de la batalla del mismo nombre. Su cadencia original, es decir las negras por minuto, como todas las marchas de este tipo era de 120. La segunda marcha fue "El Tala", compuesta en 1854 por el entonces Capitán José Pipo Giribone cuando revistaba en el regimiento 2 de Infantería en ocasión de intervenir en la acción de El Tala el 8 de noviembre de 1854, a orilla del arroyo del mismo nombre, en el Partido de San Pedro.
Refiere la tradición que luego del combate el Grl Hornos le ordenó que compusiera una pieza que evocara el combate. La evocación comienza con dos toques militares: el antiguo toque de trompa "¡FUEGO!" y posteriormente "¡ALTO EL FUEGO!", al que le sucede un vivo pasodoble (así como hoy se desfila con paso redoblado, en aquella época se marchaba con -pasodoppio-pasodoble). La composición en sí tiene una melodía que no puede negar escuela italiana y alterna en su inicio y su final la participación de la antigua banda de guerra (llamada así por que sus tambores y cornetas en caso de guerra era asignados a un escuadrón o a una compañía).
Cuenta la tradición que esta vibrante composición fue escrita sobre el parche de un tambor, en un papel al que se le dibujaron los pentagramas, y fue oída por primera vez a poco de terminado el combate. Esta marcha vibrante y entusiasta, todavía se ejecuta en nuestros regimientos y es la que corresponde para la rendición de honores a la jerarquía de General de División.
El General Isaías García Enciso recogió testimonios de jefes militares que participaron en la Campaña del Paraguay y recuerdan que esta fue la marcha preferida de toda la campaña y que se oyó aquel mediodía del 22 de setiembre de 1866 en los 2 kilometros de marcha que distan desde el campamento de Curuzú hasta la Fortaleza de Curupaytí. Esa jornada fue testigo del avance de los Batallones de Infantería precedidos por sus Bandas Militares, ese avance fue una fiesta de color y de sonido, pues las bandas ataviadas con sus uniformes de gala lanzaron al aire sus mejores pasodobles. Este testimonio se encuentra también en el siguiente párrafo: "Nos embarcamos pues [el primer batallón de Guardias Nacionales de Buenos Aires] al son de la marcha del Tala, de un corte un tanto milonguero pero de un entraín especial".
El maestro José Giribone había nacido en Savona, Génova, el 18 de julio de 1824, y llegado a Montevideo en 1843. Se lo conocía por el mote de "Don Pipo". Durante la Guerra del Paraguay, en la que actuó con el grado de teniente coronel, tomó parte en los combates al frente de un grupo de voluntarios italianos. En Tuyutí ganó los cordones de oro; en Curupaytí comandó una brigada y fue herido. El 17 de febrero de 1868 murió envuelto en la bandera nacional, atravesado por 17 heridas de lanza, en el combate de Tuyú-Cué. Tenía entonces 43 años.
Un compañero de este valiente soldado relató su muerte de la siguiente forma: "El día indicado, Giribone era jefe de la línea de vanguardia. A las 5 de la mañana observó que por el flanco izquierdo desembocaba un escuadrón de 150 hombres. El fuego de la artillería y de la infantería de las trincheras enemigas de las cuales se hallaba muy próxima la compañía que mandaba Giribone, obligaron a este a desplegarse en guerrilla. La caballería enemiga se vino entonces al galope sobre él, que apenas pudo reunir 30 hombres, con los cuales peleó hasta que acribillado por 17 lanzazos, cayó de su caballo, no sin matar antes a varios de sus enemigos. Así murió el valeroso y popular jefe, a quien sus superiores y subordinados profesaban la estimación más afectuosa por sus cualidades de militar y de hombre".
Su personalidad es motivo de admiración de todos los directores de banda, pues en épocas de paz se desempeñaba como maestro de banda y en la guerra marchaba al frente de su Batallón de Infantería. El Teniente Coronel Giribone fue jefe del 2 de Línea.

sábado, 10 de octubre de 2009

PRIMER ATENTADO POLITICO


La tibia tarde del 24 de abril de 1841 y siendo las 19 horas, sale de su domicilio el Juez Benito Urraco acompañado por el Juez de Barrio Don Juan Francisco Hernández a dar un paseo por el pueblo. Al llegar a la esquina del vecino José Benito, sorpresivamente e inesperadamente fueron atacados a apuñaladas por José María Carmona.
Al no tener armas para defenderse tanto el Juez como su Alcalde, tuvieron que correr a refugiarse a la casa del vecino Don Manuel Chacón, hasta donde fueron perseguidos por el agresor. Una vez allí fueron auxiliados por otros vecinos, los que trataron de aprehender al atacante, pero ante la resistencia de éste se vieron obligados a ultimarlo con un arma de fuego, dejándolo muerto en el acto.
Este hecho aparentemente inaudito y descabellado era el resultado de un plan premeditado con el fin de asesinar al Juez de Paz. Se desconoce quienes más fueron los complotados.
Queda así demostrado el Primer atentado criminal Perpetrado contra la máxima y legítima autoridad de esta ciudad, siendo el presente un aporte inédito para la historia de San Pedro. - Alberto L. M. Noblia Fuente: web.infoguiasanpedro.com

martes, 6 de octubre de 2009

IRLANDESES EN SAN PEDRO

Ecuela Nº 17 Emiliano Reina paraje El Descanso
Juan Harrington. Nació en Cork, Irlanda, en 1821, y vino a la Argentina hacia el año 1840 con sus padres, Timothy y Margaret Harrington. En 1851 contrajo matrimonio con Lucía Culligan, argentina, hija de Patrick Culligan y Catalina Delamer, ambos irlandeses. Dotado de un gran espíritu de empresa, antes de 1869 ya era propietario de la estancia El Descanso, en el partido de San Pedro. Luego fue adquiriendo más tierras, entre ellas las de su estancia La Candelaria. De este matrimonio nacieron varios hijos: María, Isabel, Margarita, Santiago y José Patricio, entre quienes repartieron en vida, la extensa cantidad de tierras adquiridas. José Patricio, casado con María Alicia Cavanagh Gaynor, prima hermana de los Doyle Gaynor, vendió oportunamente sus tierras a la empresa asociada a la construcción del ramal ferroviario: se realizó un loteo y su venta dio origen a la formación del pueblo en torno a la estación ferroviaria inaugurada el 15 de noviembre de 1907, a la que se le impuso el nombre de Santa Lucía en homenaje a la reconocida generosidad de doña Lucía Culligan de Harrington. ("Historia Documental de San Pedro" - Licenciado Américo Piccagli)

El 10 de abril de 1897 se colocó la piedra fundamental del Hospital de San Pedro, que fue construido por la Sociedad "Hermanas de los Pobres", para llenar la gran carencia que se potenció con las repetidas epidemias de cólera que asolaron repetidamente a los indefensos pobladores. Con este objetivo se realizaron importantes donaciones por parte de Juan Harrington y su esposa Lucía Culligan, Margarita Harrington de O’Neill y Sofía Lynch de Frers, entre muchos generosos vecinos que aportaron su esfuerzo. El Hospital se inauguró el 22 de enero de 1905. "Hist(oria Documental de San Pedro" - Licenciado Américo Piccagli)
Santiago O’Farrell. Nació en 1861. Hijo de Miguel O’Farrell y Kennelly, porteño, y de Mary Seery, irlandesa. Casado con Margarita Harrington Culligan, hija de Juan Harrington y de Lucía Culligan de Harrington. ( Dr. Eduardo Coghlan).

En 1907 este matrimonio donó 10.000 m2 con un edificio, en tierras de su estancia El Descanso, para el funcionamiento de la Escuela N° 17, ubicada a 48 Km. De la ciudad de San Pedro, que se inauguró el 25 de junio de 1907. Fue reedificada por la Dirección General de Escuelas en ese mismo lugar en 1912. Lleva el nombre de Emiliano Reina, el primer maestro sampedrino, que nació en 1830 y murió en 1888 (Consejo Escolar de San Pedro – Archivo)

En 1912 se fundó la Escuela N° 21, ubicada a 32 Km. de la ciudad de San Pedro. También en ese caso el matrimonio O´Farrell - Culligan donó 1 hectárea, que se incorporó más tarde al terreno contiguo, donado por el señor Zavaleta , donde se levantó el edificio escolar. Entre las personas que realizaron donaciones para su equipamiento se registran los siguientes nombres: Juan Young, Cristóbal O’Riordon, Miguel Lienhart, Jorge Quinn, Santiago Cummins, María Isabel Cummins de Harrington. La escuela se llama "España". ( Inspección de Enseñanza – Archivo)

En 1925 concretaron la donación del terreno y del amplio e importante edificio de un establecimiento educacional con régimen, en esa época, de alumnos internos y externos.
Fue levantado en memoria de la hija de ambos, muerta el 31de enero de 1925, casada con Eduardo Maguire, hijo de Eduardo Maguire Gaynor y de Catalina Murray Fox. Por expreso pedido de los donantes, lleva su nombre: " Instituto Margarita O’Farrell de Maguire". El establecimiento funciona en la actualidad como Instituto Agrotécnico. ("Historia Documental de San Pedro" - Licenciado Américo Piccagli)

En 1926 el matrimonio O’Farrell - Harrington donó además el terreno donde con el aporte de todo el vecindario se levantó la iglesia de Santa Lucía, que se inauguró y bendijo el 12 de abril de 1931. En la Navidad de 1948 un violento tornado causó grandes destrozos en este edificio; cuando los daños fueron reparados, se trasladaron a este templo algunos bancos de la capilla de San Patricio, para reemplazar a los que quedaron inutilizados. (Archivo de la investigadora Zulma Taurizano)

La amplia calle de acceso a Santa Lucía que conduce a la Estación, lleva también el nombre de Avenida Margarita O’Farrell de Maguire. (Municipalidad de San Pedro – Archivo)
Según referencias que ya se han convertido en historia, trabajó en la estancia de Juan Harrington, censado como peón de campo en 1894, don Segundo Ramírez, inmortalizado tiempo después como "Don Segundo Sombra" en el famoso libro del autor argentino Ricardo Güiraldez.
Colaboración Julia Mc. Inerny

DOCTOR NORBERTO DAVILA




Fuente: Apuntes Históricos de San Pedro de Carlos Ruiz Santana (Párroco y Vicario)

El l 7 de octubre de 1841 acampaba el general Lavalle en las márgenes del Río Sauce, alojándose el, Félix Farías, su secretario, el ayudante Laca y el Teniente Celedonio Alvarez en la casa del Dr. Elías Vedoya, en donde encontró la muerte, ella que lo había respetado en Ayacucho, Río Bamba, Chacabuco, Pichincha, Maipú, Ituzaingó y “cien combates mas”.
No es nuestro propósito seguir al general Lavalle y sus fuerzas en su paso hacia el norte , y nos detendremos con ello cuando hayamos relacionar los sitios del camino recorrido o los hechos de la travesía hasta Jujuy y Bolivia con los hombres que vamos ligando en esta relación y apuntes históricos.

La personalidad del Dr. Norberto Dávila merece aquí un justo recuerdo. Copiamos el párrafo siguiente de la obre de Don Juan María Gutierrez “Origen y Desarrollo de la Enseñanza Pública Superior en Buenos Aires”, 1915.
Del capítulo VI, Fundación del Colegio de la Unión del Sud (1817), bajo le dirección de D. Juan Martín de Pueyrredón.

“Los primeros días del Colegio de la Unión se señalaron con un hecho que honra a la juventud que la componía, y que se encuentra consignado en los periódicos contemporáneos. D. Norberto Dávila, queriendo seguir la carrera de los estudios, a pesar de los obstáculos al parecer insuperables que le oponía su extrema pobreza, se resolvió pedir al Rector Achega , un rincón donde asilarse por caridad. Los términos en que concibió su súplica, resolvieron al Rector a favorecer su pretensión, proporcionándole dentro del colegio una pieza excusada por no gravar el derechos de los pensionistas.

Esto sucedía en la noche del 14 de enero de 1819. En la mañana del 15 fue agradablemente sorprendido el rector con la solicitud, que por conducto de su segundo hicieron cuarenta colegiales mayores acaudillados por uno de los mismos , el celador en turno D. Angel Saravia, reducida a pedir a sus superiores se les permitiera costear una beca para el huésped desvalido, concurriendo cada uno con medio real por semana. El Rector aceptó conmovido los votos de sus alumnos, y en la misma noche del 15 visitó la beca Dávila, quien desde aquel momento fue considerado como uno de los tantos entre los internos de la Unión.” “El periódico de donde tomamos este interesante rasgo, se detiene en comentarlo y los presenta a los “escritores patrios” como tema para discurrir sobe “qué es lo que tiene mas de grande esta acción”.
Dávila se dedicó a la carrera de medicina y ejercía su profesión en el pueblo de San Pedro .


Cuando el ejército libertador tocó en la provincia de Buenos Aires en el año 40, siguió al general Lavalle en sus penosas campañas, fue emigrado en Chile, y regresó mas tarde al pueblo de campaña donde se había establecido.
El Dr. Dávila al terminar sus estudios en el Colegio San Carlos de Buenos Aires, entró en el Hospital General de Hombres; conoció y fue amigo de Rivadavia y con D. Pedro Cartas, italiano que vino al país cuando la presidencia de Rivadavia, conservó gran amistad, siendo una de las personas que recordaba siempre con gran cariño y estimación.
Después de la muerte de Lavalle en Jujuy, el Dr. Dávila siguió con los restos del disperso ejército hacia Bolivia y llevando el cadáver del general envuelto en unos ponchos.

Al segundo o tercer día de marcha notaron que el cadáver entraba en descomposición; resolvieron descarnarlo y unos de los que efectuó la operación fue el Dr. Dávila conjuntamente con algunos oficiales, y entre ellos se contaba el general Pedernera.
Esto se efectuaba en una de las muchas quebradas del camino a Bolivia; los huesos fueron depositados provisoriamente en una canasta y cuando llegaron al lugar en donde se le dio sepultura, fueron allí nuevamente limpiados y acondicionados en una modesta urna de madera.
Una vez disuelta la pequeña escolta de infortunio del general Lavalle, el Dr. Dávila se dirigió a Cobija, puerto sobre el Pacifico, en donde estableció una farmacia que tuvo que abandonar después de un temblor de tierra que dio por el suelo con su negocio y sus esperanzas. De allí pasó a Chile, donde rivalidó su título de médico y en donde trabajó hasta la caída del tirano Rosas, y a su regreso al país, vino ha establecerse nuevamente en San Pedro, en donde se casó con una hija de don Tomás Pérez, llamada Rita Díaz, y tuvo cinco hijos: Victoriano, Manuela, Federico, Marcelino y Norberto.

Falleció en San Pedro el 22 de enero de 1988, a los 89 años de edad; había nacido en Córdoba en 1799. (Libro 22 de defunciones, fojas 145; libro de bautismos año 1795, folio 180; Curato Villa del Rosario, Córdoba, Rep. Arg.).
San Pedro (Bs. As.) ha honrado a la memoria de este, puede decirse, hijo por adopción y al que consagró sus energías con la caridad de su acción humanitaria y desinteresada.
Una calle de San Pedro fue bautizada con su nombre, y en el hospital San Pedro una sala ostenta en sus muros una lápida de mármol que dice así: “Sala Norberto Dávila”, teniendo a su derecha sobre el pórtico de la sala de operaciones el retrato del médico de ejército libertador y amigo de Lavalle.
Debo a la gentileza del Sr. Carlos Ruffa hijo del doctor Emilio Ruffa, bienhechor de San Pedro, muchos datos de los consignados en estos apuntes, recogidos en su niñez de labios del mismo Dr. Dávila.

jueves, 1 de octubre de 2009

DIEGO NOVILLO QUIROGA

Partitura de Diego Novillo Quiroga (letra) y Francisco Pracanico (música)
Seudónimo: Bisturí.

Novillo Quiroga nació en San Pedro (Bs. As.) el 24 de octubre de1899 y falleció en Buenos Aires el 25 de junio de 1950. Hijo de ricos estancieros y bisnieto del célebre caudillo riojano general Juan Facundo Quiroga, su amor a la tierra nativa lo convirtió en magnífico poeta. Bohemio afecto a frecuentar los cenáculos de vanguardia y antes que el trato social que pudo tener por razón de su cuna y posición de familia, prefirió a los humildes antes que a esa farándula que se llama sociedad.

Hizo periodismo mucho tiempo trabajando para los diarios "La Verdad", "Crítica", "La Bastilla", "El Sol", "Noticias Gráficas" y "La Nación" y colaboró en revistas como "Caras y Caretas", "Nativa", "El Hogar" y entre otras la que fundó en 1918 con Ernesto Morales, "Hebe". Su labor literaria comenzó a adquirir jerarquía con la publicación de la "Antología Contemporánea de Poetas Argentinos" en colaboración con Ernesto Morales en 1917, año en que publicó también el libro de versos "Desde mi torre de marfil". En 1922 dio "Sabañones", libro de versos satíricos, en 1929 "Vincha" de versos criollos y en 1930 "Rasjidos", colección de canciones con la correspondiente música de cada una de ellas.

Su mejor libro, "Pampa del recuerdo", colección de cuentos criollos, apareció en 1939.Para la canción argentina escribió zambas, tonadas, rancheras, tangos y otras cosas que musicaron el dúo Magaldi-Noda, José Luis Padula, Fernando Randle, Francisco Pracánico, Carlos V. G. Flores, María Suasnábar, Adolfo Avilés, Alfredo Pelaia, Ana S. de Cabrera, Carlos Bolia.

De las primeras fue el tango "Viejo Callejón" que con música de Carlos Bolia grabó José Razzano en 1931 y su éxito es sin duda "Corrientes Poty", chamamé que hizo con Pracánico y está vigente aún.

Con este mismo pianista publicó "¡Hasta que ardan los Candiles!" ranchera premiada en concursó de la casa Odeón y que registró en discos Carlos Gardel. Otras son "Yo soy el Morocho Amores", "La Gaucha", "Ioros de mi Ausencia", "La Talamera", "La Preguntona", "¡Como Piegra!", "China, Chinita, La China", "Mi Ha Gayeteao", "La Presumida", "Rosarios 'E Santa Fé", "La Güeya, 'E los Porrasos", "Oros, Espadas, Copas y Bastos", "Ausencia", "Gualicho di Amor", "La Baquiana", "El Porfiao", "Puñalada 'E Maula", "El Bolsaso", "El Cráido", "Duérmase en su cuja", "Unas qui otras", "Chacarerita Doble", "Oración de amor", "En un pueblito Argentino", "Poncho".

El trato que pudo haber tenido con Razzano y Gardel debe haber sido por las citadas grabaciones sin descartar que pudieran ser buenos amigos, pues el amor a lo criollo lo imponía. Sus familiares recordaban trasnochadas junto a ellos, muy en especial a Gardel, antes de convertirse en autor de canciones.

Fuente Infoguia San Pedro.