FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
FOTOGRAFÍA TOMADA EN INGENIERO MONETA

lunes, 29 de mayo de 2017

DOCTOR ADOLFO M. CASTRO



    Hacia fines del siglo XIX el nombre de este joven médico salteño se incorporó a la nómina de los profesionales que cumplían su comprometida actividad en el viejo San Pedro. Enfrentando complejas enfermedades, casos de difícil resolución por la limitada falta de recursos tecnológicos propios de la época que imponían traslados a las ciudades que sí los poseían, sumados a las peligrosas epidemias que acechaban a las poblaciones, la abnegada tarea de estos profesionales de la salud dejó tantos ejemplares y perdurables recuerdos que merecen ser evocados.      
    

    El doctor Adolfo Manuel Castro nació en 1859 y parte de su vida  transcurrió en San José de los Cerrillos, pueblo creado en 1822 y ubicado tan solo a 15 km al sur de la ciudad de Salta, capital de la provincia. Sus construcciones bajas y su plaza con su iglesia principal, recuerdan su importancia histórica por haberse firmado allí con anterioridad a su fundación el “Pacto de los Cerrillos”, el 22 de marzo de 1816, entre los generales Güemes y Rondeau. Este acuerdo aseguró la paz y la unión de Salta y Jujuy al impedir un enfrentamiento entre las tropas de Güemes y el ejército expedicionario, y posibilitó meses después la declaración de la independencia, reforzando el espíritu patriótico de los naturales de ese pueblo, en cuyo escudo se lee el lema “Siempre juntos en dignidad, lealtad y soberanía”. Con el correr del tiempo, las actividades culturales de Cerrillos la hicieron conocida por sus poetas, músicos y artistas de distinta índole.    
    En ese marco reposado del valle de Lerma, de clima subtropical con estación seca, con su feria con planteles de miles de mulas y caballos que fue en su época una de las más grandes del mundo, con sus ricas haciendas y sus amplios cultivos, con familias tradicionales que además de comerciar y exportar sus producciones establecieron entre sí lazos de parentesco y de amistad perdurables, se desenvolvió la infancia y la juventud del recordado médico.
  
 Fueron sus padres don Benigno Castro y Augier, oriundo de Catamarca, y doña Serafina de la Cuesta, natural de Salta, ambos pertenecientes a la más destacada sociedad salteña, quienes junto a sus hijos Ramón Benigno, Alfredo Manuel, Asunción, Mercedes, Carmen y Patricio, conformaron una familia influenciada por muchas de las cualidades 

forjadas en ese entorno tan peculiar, donde los individuos transitaban por un espacio social, económico y político que los inducía a encauzar acertadamente sus vidas. Ramón Benigno Castro, uno de sus hermanos, fue un destacado ingeniero civil que realizó en Argentina grandes trabajos geodésicos, mensuras, planificaciones y peritajes.                                                                                                                                                
Fue Director de Tasadores del Banco Hipotecario y catedrático de matemáticas. En 1900 fue Intendente de San Isidro y diseñó las calles de Olivos, además de trazar los planos de Carhué  y otras localidades.
    Adolfo Manuel Castro cursó sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de la ciudad de Salta, egresando como bachiller en 1878. Al año siguiente ingresó en la Universidad de Buenos Aires e integró un grupo de condiscípulos con quienes se mantuvo unido en las inclinaciones intelectuales, y en la decisión de servir como practicantes médicos del ejército nacional durante los acontecimientos de la revolución de 1880, en las cruentas batallas de Puente Alsina, donde hubo que lamentar alrededor de 500 muertos, y al día siguiente en la de Corrales Viejos. Desde sus años de estudiante manifestó su interés por la investigación de las enfermedades nerviosas, que lo llevó a presentar su tesis titulada Ensayo sobre el histerismo publicada en Buenos Aires en 1886, aprobada por la encomiable opinión expresada por las autoridades científicas nacionales de la época, entre ellas el doctor Juan B. Señorans, quien fuera una de las personalidades más descollantes entre los estudiantes de medicina.
    

viernes, 26 de mayo de 2017

ANIVERSARIO DEL SAN PEDRO RADIO CLUB


El 26 de mayo se cumplen 45 de la fundación del San Pedro Radio Club

El “SAN PEDRO RADIO CLUB” fue fundado el día 26 de mayo de 1972 en una reunión llevada a cabo en el Centro de Comercio e Industria de la que participaron las siguientes personas:
Srta. María Ester Bertani, señores Hugo Alberto Bertani, Horacio Antonio Bertani, Oscar Félix Vicens, Eduardo Zunino, Emilio Vidal, José Blas, Ricardo Franck, Enrique Rufach, Héctor
Rodolfo Blas, Oscar Andrés Vicens, Rubén Víctor Keudell, Juan José Rotundo, Roberto Mario Díaz, Carlos Copello, Juan L.Young, Jorge A. Vulich, José Kasta, la señora Irma Martínez de



Caso y los  señores Mirko Tapavica y Roberto Young.
Entre los primeros trámites realizados estuvo el de gestionar la señal distintiva para la institución, que llegó a feliz término con la recepción del expediente Nº 31734 SC/72, por la cual se otorgaba al San Pedro Radio Club la señal distintiva LU6 EJA  que luego fue suplantada por la actual LU6DJ.
 Mucho tiempo ha pasado desde ese día pero con distintos altibajos nuestra institución fue creciendo, épocas malas  y épocas buenas, nos robaron un equipo, el único que teníamos, un tornado nos destrozó la sede, tuvimos que retirar nuestra estación repetidora de su emplazamiento en el elevador de la terminal del puerto etc. pero todo se fue superando con el esfuerzo de socios y colaboradores.
Se reconstruyó la sede, se construyó un salón, se compraron nuevos equipos y todo siguió su curso normal.
En el último año, como siempre con el esfuerzo de socios, colaboradores y un importante subsidio  se han logrado  importantes mejoras.
Ante gestiones ante la empresa Terminal Puerto San Pedro y la buena voluntad de la misma se ha instalado nuevamente la estación repetidora sobre los elevadores.
Para seguridad se ha suplantado el antiguo frente de alambre tejido por uno construido con malla.
La empresa ICTNET nos ha bridado el servicio de internet sin cargo y se instalaron los elementos adecuados para tal fin, se instaló el sistema  llamado ECHO LYNK que permite con un Handy comunicarse con todo el mundo.
Se han hecho reparaciones en los sistemas irradiantes, equipos y sistema de computación.
La estación de nuestro  Radio Club está perfectamente equipada para actuar ante cualquier siniestro que afecte los medios de comunicación convencionales.
Como siempre una reflexión: “CUANDO NADIE COMUNIQUE LOS RADIOAFICIONADOS LO HARÁN”