FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ALMACEN EL CANTÁBRICO

viernes, 19 de septiembre de 2014

BENEFACTORES SAMPEDRINOS


Recorriendo viejos periódicos hemos encontrado varios gestos altruistas de ciudadanos sampedrinos consistente en donaciones, ya sea en dinero, muebles o inmuebles, destinada a diversas obras a construirse o construidas en nuestra ciudad o para usufructo de entidades de bien público.  Algunas fueron hechas en vida de los protagonistas y otras en testamentos.
A continuación haremos un resumen de algunas de estas actitudes, que  según  se puede apreciar   era normal en aquellos años y tal vez, no tanto en la actualidad.

El Independiente 27 de setiembre de 1896
GENEROSO DONATIVO
El vecino D. Miguel Berohuet ha donado a la sociedad “Patronato de San Roque” el solar de terreno cercado de tapial con una pieza de azotea que posee en la manzana Nº 326, con el objeto de que se construya allí la capilla para el santo de que es devota esa sociedad.
Puede avaluarse 1.100 $ el terreno donado.

El periódico  El independiente noviembre de 1900 dice que la señora Villar de Pérez Millán ha reglado para nuestra iglesia dos hermosas arañas, que  han sido colocadas en la nave central.

Decía el Independiente del 13 de enero de 1907:
“GENEROSA DONACION- El  Sr. Donato Corleto ha donado al Consejo Escolar del Distrito un solar de terreno para que se edifique una escuela.”

En 1908 Juan Cruz Garaycochea dona el terreno de la esquina de Colon y Chivilcoy para hacer una escuela.

Recién en 1987 comienza el trámite para construir una escuela
En 1988 durante la intendencia del Dr Juan Jose Sanchez, los vecinos se movilizan y comienza la formación de una comisión pro creación de escuela.
El día el 9 de mayo de 1991 comienza funcionar la Escuela Nº 43 de categoria 3º bajo la dirección de Mabel Novaro.

El Independiente octubre 21 de 1923
La Donación de los Sres. Recondo- El P.E. acaba de aceptar el ofrecimiento echo por los señores F. O. Recondo y P. Recondo , consistente en una donación al gobierno de una casa de propiedad de los mismos, situada en esta ciudad, con el objeto de que se instale en ella una escuela de Artes y Oficios, como así también la suma de 10.000 pesos para la reparación de dicha finca. Oliveira Cezar entre Salta y Rivadavia.
INTERIOR DE LA BIBLIOTECA

La Biblioteca Popular Rafael Obligado.
El primitivo edificio logró ser construido porque los tres Legisladores Provinciales, con que contaba San Pedro, donaron sus dietas para ello, estos eran Gerardo Bozzano,  Juan Muro y Miguel Arroqui.
Para el nuevo edificio de la Biblioteca el terreno fue donado por el señor Juan José Monteverde.

LA CASA DE ANCIANOS
Este albergue para ancianos fue construido en dos lotes de terrenos donados por el señor Carlos A Noseda,  donando también propiedades,  la señora María Sánchez de Vigo, Berrohuet, Esteve, Noemio Tedeschi, Jaime Colón, Raimundo Gil, como así también la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos, que al disolverse donó a la nueva institución la que fue su casa social ubicada en calle Pergamino (hoy Almafuerte ) esquina San Martín.

CASA DE ANCIANOS
Las donaciones de la Sita Maria Carmen Planas y Sensat
El Sr. Maximino Lezcano Belén, antiguo empleado de la Estancia de Planas decía en un reportaje que le hiciera la revista Sucesos en treinta días en el año 1974.

La señorita Maria Carmen Planas y Sensat, antes de fallecer (1964) dejó expresas indicaciones respecto a la fortuna que le pertenecía: Al Hospital San Pedro de le adjudicarían 80 hectáreas de campo, otras 129 pasarían a ser propiedad de la Casa de Ancianos y, nada menos que medio millar al “Patronato de la Infancia”. (1)

martes, 9 de septiembre de 2014

DÍA DE LA ICTIOLOGÍA



El 10 de septiembre se conmemora el día de la Ictiología Nacional, recordando el cumpleaños de Raúl A. Ringuelet (1914-1982), uno de los más destacados naturalistas y científicos de la Argentina, quién a través de su obra, influyó significativamente en el desarrollo de esta disciplina, esto es, el estudio de los peces, en nuestro país. 


Raúl Ringuelet nació en La Plata, el 10 de septiembre de 1914. En 1939 se graduó de Doctor en Ciencias Naturales en el Instituto Superior del Museo, Universidad Nacional de La Plata. 
Raúl Ringuelet y Señora

Su producción científica es extensísima, contando con más de 200 artículos, 8 tratados o manuales, y más de 100 publicaciones de divulgación. Con razón, se le ha considerado uno de los zoólogos argentinos más destacados de las últimas décadas. Ringuelet desempeñó varias cátedras universitarias en las Universidades de La Plata y de Buenos Aires. 

Ocupado en la misma disciplina, y colega y estrecho colaborador de Ringuelet, fue el Prof. Raúl Arámburu (1924-2004), nativo de nuestra ciudad de San Nicolás. En este día, hacemos un justo reconocimiento a un nicoleño que, trabajando seria y silenciosamente, abrió caminos en las ciencias naturales de Argentina. 


Se graduó en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de la Plata, ciudad en que se estableció desde entonces. Es considerado uno de los principales estudiosos de la ictiología. 

Como docente, en la década de 1970 creó la cátedra de Ictiología de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata, primera en el país y que albergó en sus aulas a una gran cantidad de profesionales que hoy ocupan altas posiciones en diferentes ámbitos de la especialidad. También fue profesor de la cátedra de Zoología de Vertebrados de la misma Facultad. 

Por otra parte, el Prof. Arámburu ocupó cargos de relevancia en la Dirección de Recursos Pesqueros del Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires. 

La combinación de sus actividades de gestión y docencia dio como resultado una trayectoria jalonada por importantes trabajos de base que afianzaron el conocimiento, manejo y conservación de los recursos naturales de la Argentina. Entre estos hay obras clásicas y de consulta obligatoria para todos los profesionales de la especialidad: Los Peces Argentinos de Agua Dulce (1967) y Peces Marinos de Argentina y Uruguay (1984).

Fotografía: www.sib.gov.ar

lunes, 8 de septiembre de 2014

TIBURÓN PREHISTÓRICO



 


Perforando en busca de agua descubren restos de un
tiburón prehistórico
El hallazgo se produjo a 52 metros bajo el subsuelo de San Pedro, en provincia de Buenos Aires, en sedimentos de un mar que invadió el continente hace unos 10 millones de años


Durante una perforación en busca de agua, Roberto y Guillermo Bastía dieron con una capa de sedimentos compactos y quebradizos que llamó su atención. Al retirar las mechas perforantes y observar las muestras, vieron pequeños trozos de material vitrificado y mucha arena.
La sorpresa vendría unos segundos más tarde cuando, al tomar un poco de ese material en sus manos, Roberto pudo ver un filoso y agudo diente que brillaba entre las rocas arenosas que se filtraban en sus dedos.

De inmediato, consultaron  con el equipo del Museo Paleontológico de San Pedro, quienes observaron que el diente fosilizado pertenecía a una especie de tiburón.
El personal del Museo se acercó al lugar de la perforación, previa charla con el propietario del establecimiento frutícola donde se efectuó el descubrimiento.
El lugar del hallazgo está ubicado a sólo 2 km de la ciudad de San Pedro, en provincia de Buenos Aires, en el predio de la firma GOMILA S.A., sobre la ruta provincial 191. A tan sólo 30 metros de la franja asfáltica y a pocos metros dentro de la propiedad, se perforó el pozo de donde se extrajo el fósil.
DIENTE ENCONTRADO

Un mar de 10 millones de años
Hace unos  10 millones de años, los movimientos de formación de la cordillera de Los Andes, habrían hundido gran parte de nuestro país permitiendo el ingreso del Atlántico al continente.
Desde el Grupo Conservacionista de Fósiles, equipo responsable del Museo de San Pedro, opinan que “este avance del mar sobre tierras continentales se denomina ingresión paranaense y se retiró unos millones de años más tarde, por influencia de poderosas elevaciones de las sierras pampeanas.
Diversos investigadores señalan que ese período pudo haber estado dominado por un clima subtropical a tropical, debido a la presencia predominante de flora de clima cálido.
Los Bastía han perforaron parte de ese piso marino…
El hallazgo del tiburón en San Pedro, permite tener un conocimiento exacto de la profundidad a la que subyacen los sedimentos marinos que componen la Formación Paraná en la zona norte de la provincia de Buenos Aires: 50 metros bajo el nivel de suelo actual.”

NUESTRA SEÑORA DEL SOCORRO


Es Patrona de la Iglesia de San Pedro, “Ntra. Señora del Socorro”, cuya fiesta se celebra anualmente el 8 de Septiembre y que fuera declarada Patrona de la ciudad, en el año 1763.
Su imagen es antiquísima, pequeña, “de vestir”.
Tiene el Niño Jesús en sus brazos y se halla sentada en una sillita de madera, la que en un tiempo luciera ornamentos de plata labrada.
Fue traída de Oruro (Bolivia) por el Hermano de la Orden Franciscana, Fray Alonso del Pozo en 1760, con la expresa condición de ser Patrona de la nueva Iglesia.

Las muchas alhajas y ofrendas con que contara la Patrona, fueron robadas por los portugueses en la oportunidad en que asaltaron, saquearon e incendiaron, en 1813, el pueblo de San Pedro.
Esta imagen fue retirada, para restaurar, el 13 de Octubre de 1985. Fue llevada a Buenos Aires, donde especialistas realizaron el trabajo en la Virgen y en el Niño.
Se terminó la tarea encomendada el 20 de diciembre de ese mismo año y se reentronizó el 24 de diciembre.
El vestido que lució el día de la consagración del Templo, fue confeccionado en 1940.


Recuerdo, años ah, cuando San Pedro tenia su banda de música y formaba parte de ella, el acompañamiento que se hacía a la procesión.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

DIA DEL INMIGRANTE



El Día del inmigrante en la Argentina, se celebra los 4 de septiembre de cada año desde que se la estableció mediante el Decreto Nº 21.430 del año 1949, siendo presidente Juan Domingo Perón. Se eligió esa fecha para recordar la llegada de los inmigrantes al país en recuerdo de la disposición dictada por el Primer Triunvirato en 1812, que ofreciera “su inmediata protección a los individuos de todas las   naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio”. (Fuente: Wikipedia)   
SANATORIO ESPAÑOL


Quien recorra actualmente la zona rural de nuestro partido encontrará grandes extensiones de campo y, dentro de los mismos, en algunos casos casas en ruinas  y en otros pequeños bosquecillos que para muchos pasarán desapercibidas pero a otros tantos le llamará la atención.

SOCIEDAD ITALIANA
En estos lugares se escribieron historias de vida, vida llena de esperanzas, de alegrías, de sacrificios y de tristezas, estas taperas que hoy vemos fueron, en una época, el hogar de muchos de nuestros antepasados, la mayoría inmigrantes que llegaban a nuestro país escapándole al hambre y la miseria que reinaba en Europa diezmada por las guerras, en busca de nuevos horizontes, de paz y prosperidad, meta que muchos consiguieron con grandes esfuerzos y privaciones.

También, a la vera de los caminos, en muchos lugares todavía subsisten grandes edificios en ruinas, vestigio de lo que en otrora fueron centros comerciales, las llamadas almacenes de ramos generales con el anexo de herrerías, peluquerías,  tiendas o  panaderías y de esparcimiento con la fundación de los llamados “Clubes de campo”, La Esperanza, 12 de octubre, Sol de Mayo, Huncaló, Villa Teresa, Tablense etc.  no solo para los habitantes de nuestra campaña, muchos de ellos fundadores,  sino también, para la gran cantidad de trabajadores rurales que en aquellas épocas se dedicaban a las tareas específicas del agro. La mayoría de estos parajes, conjuntamente con los campos que arrendaban los colonos, pertenecían a las grandes estancias que por ese entonces había en nuestro partido y que con el correr de los años se fueron subdividiendo.   Estos sitios son conocidos como “Parajes Rurales”,  la Buena Moza, La Rosada, La Colorada, La Estrella, Las Flores, La Bolsa etc.

También estos inmigrantes dejaron en nuestra Ciudad la muestra del tesón  y la voluntad para tener en esta, su nueva patria, un lugar para que los agrupara como son  la “Sociedad Italiana” y la Sociedad Española”, contando esta última con un sanatorio y ambas tienen su panteón social.