FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
TALLER DE MIMBRERÍA LA ESCUELA DE ARTESANOS

SAN PEDRO Y LAS INDUSTRIAS


San Pedro,  las industrias y su progreso


En nuestra Ciudad se ha hablado siempre de la necesidad de que nuevas industrias se instalen en la zona.
También ha sido y es “vox populis” que, cuando llegan los interesados no se los atiende, otros mas extremistas dicen que directamente los echan, que por intereses particulares se oponían  ya que, a mayor ocupación, por lógica menos necesidad de trabajo y eso le restaba mano de obra barata para otros emprendimientos o actividades tradicionales en la zona, que los dueños de los terrenos, cuando había algún interesado pedían precios exorbitantes, que las autoridades de turno no se preocupaban etc.

Vamos a retroceder unos años y veamos que pasaba por nuestra Ciudad.


Que la Quilmes, que Ford, que por que Arcor instaló su fabrica de galletitas en Salto, el puerto de Arcor, el astillero en la zona entre Pesca y Casting y Mansa LYFE, la fabrica de enlatados, la fábrica de armas en Gdor.Castro, el Zoológico en la misma zona, los chinos, que hasta le hicieron un monolito en el puerto etc.

 El Independiente del 13 de agosto de 1899 decía que: “El congreso de la Nación autorizaba al Señor Mallisón  a construir un ferrocarril que arrancaría en  la costa del río Paraná en un punto cercano a San Pedro hasta Trenque Lauquen pasando por Salto Junín y Lincoln”, decía el Independiente de diciembre de 1910 “Se asegura que ha principios del año entrante, se llamará a licitación para los trabajos del levantamiento de los terraplenes de las líneas férreas que convergerán al futuro puerto de San Pedro” ........, ,   en el mes de julio de 1919 una noticia titulada, “San Pedro y sus Industrias”, daba de por hecho la instalación de un frigorífico en nuestra ciudad con un costo de ocho millones de pesos   y acotaba: “ Esperamos que los propietarios de terrenos próximos a lugar donde se piensa instalar el frigorífico, no hagan fracasar tan importante adelanto para este pueblo, con pretensiones desmedidas por los terrenos que posean y que pueda necesitar la nueva empresa.”
El mismo periódico de mes de agosto de 1922 comentaba lo siguiente: “ el diputado don Amancio Millán , presentará en la primera sesión que realice la Cámara de Diputados Bonaerense un proyecto para la construcción de un ferrocarril que partiendo de el puerto de San Pedro empalme con el ferrocarril a Meridiano V en 9 de julio, con un minucioso detalle de su recorrido, costo y forma de financiación, en el mes de enero de 1923 decía: Con el objeto de cambiar ideas acerca de la conveniencia de establecer en  los caminos del partido la red del Ferrocarril Decauville proyectada desde hace algún tiempo, tuvo lugar el domingo pasado una reunión de vecinos en el Club Unido”,


Tal vez puedan haber otros que escapan a mí memoria o que no conozco.

Muchos proyectos y ninguno concretado

Si se compara nuestra situación con ciudades vecinas, San Nicolás, Ramallo, Zarate y Campana evidentemente, el balance es desalentador.
Puertos modernos y en actividad permanente, industrias de todo tipo, etc.

Una publicación  en la revista Caras y Caretas del año 1934 decía:
“La comuna de San Pedro, velando por el progreso industrial de la zona, ofrece el más amplio apoyo y facilidades generales, como también exime de todo impuesto creado o a crearse a las industrias que instalen sus fábricas o talleres en la Ciudad de San Pedro, lugar ideal por su puerto de ultramar, para importación y exportación por la ruta del río Paraná.
Mano de obra y viviendas baratas, comunicaciones con la Capital, Rosario y punto de partida hacia centros poblados como Arrecifes, Pergamino, Chacabuco, Junín. F.C.P., Zárate, Campana, Baradero. etc., próximamente tendrá camino afirmado: Puerto San Pedro-Salto-Chacabuco practicable con la carretera: Buenos Aires-Rosario-Córdoba. Buen servicio de trenes rápidos a Retiro y Rosario. Teléfono y telégrafos. Punto estratégico para industrializar lino, maíz y frutas. Montes frutales y gran región agraria.
Haga turismo y vacaciones económicas en San Pedro. Todas las comodidades. Veraneo en ríos y barrancas y en región sana rodeada de millones de árboles frutales y de reparos forestales”.

Han pasado muchos años de esa nota, por lo que se puede apreciar la política de facilidades para la instalación de fábricas y talleres no ha sido muy auspiciosa, la mano de obra barata sería a costa de los que menos tenían, igual que actualmente, las viviendas baratas han desaparecido del mercado inmobiliario, los trenes no los tenemos mas, tampoco el lino, de los “millones” de árboles frutales solo queda muy poco.
Respecto al turismo, desconozco si son vacaciones económicas, pero si que ha tenido un gran desarrollo.
Si se ha concretado el camino afirmado (ruta 191).
Y, como gran obra, se ha construido  el ansiado acceso al puerto.

Respecto al puerto han pasado 78 años, tiempo mas que prudencial estimo, para que se hayan realizado algunas obras de mayor envergadura, poco a cambiado, el muelle numero dos esta destruido, el número uno y la galería de embarque se hicieron nuevos por que se derrumbaron las anteriores, el ferrocarril que llegaba a los muelles no esta mas, los galpones son los mismos y cabe recordar un párrafo de la noticia aparecida en el periódico “La Palabra”, dirigido por el Sr. Eduardo García Corti del mes de mayo de 1933 en referencia a la inauguración del puerto: “Recordemos finalmente a todos los que siempre pusimos el primer y fuerte empeño para que San Pedro “detuviera” con su muelle a los paquetes que deseábamos aquí, a la vera de nuestro querido pago nativo.” Lamentablemente, los “paquetes” siguen sin detenerse, como se puede comprobar observando el paso de los barcos desde   nuestro boulevard o visitando el puerto y, verlo inactivo gran parte del año, con excepción de las areneras.

En un ejemplar de la revista “San Pedro”, que dirigía el Señor Darío Saliva, del año 1942, salió publicado un artículo con el siguiente título: “INDUSTRIALICÉMONOS” que decía lo siguiente:
“ En diversos círculos locales se han reemplazado ya los antiguos tópicos del maíz, el lino, la fruta, el camote y la papa por conversaciones que giran alrededor de la hoy, para los sampedrinos palabra mágica; INDUSTRIAS.
Todas las opiniones convergen hacia un mismo punto: industrias. Todos recordamos unánimemente en que la tierra en sí ya ha hecho mucho por el progreso de nuestro San Pedro. También todos pensamos que ya debemos hacer algo para que San Pedro salga de ese pozo en el cual está desde que los productos bases de la tierra sampedrina, maíz y lino no tienen precio y carecen de compradores.
Pero nos preguntamos nosotros, los sampedrinos, ¿ hemos hecho algo para solucionar ese inconveniente?. Con sinceridad debemos de decir: No, no hemos hecho nada. Confiamos, eso sí, que otros lo hagan, ¿Quién?.
El intendente, el gobernador, el presidente; es la invariable respuesta pero nunca es aquella lógica: nosotros.
El sampedrino – salvo honrosas excepciones – no siente, no comprende o no quiere comprender el cooperativismo. No colabora con el vecino ni con nadie y en cuanto a eso debemos felicitar sinceramente a nuestros colegas “Propósitos de Bien Público” y “La Palabra” por sus magníficos editoriales intitulados “Hagamos algo por nosotros mismos” y “ Nos falta capacidad” respectivamente.
Sabemos que la radicación de industrias en San Pedro alejaría el fantasma del hambre de muchos hogares obreros.
Sabemos todos, la activas gestiones que viene realizando el señor intendente municipal para que la empresa textil Fitex, instale sus fábricas en nuestra ciudad. Todo parece ya un hecho.
 Ahora si, esperamos que cuando dicha industria requiera el servicio de los sampedrinos, estos no lo valoricen a precio de diamante, pues entonces podría derrumbarse toda la obra del señor intendente.
Decimos esto no por maldad, sino por que conocemos un caso en que un señor propietario valorizó en una cantidad exorbitante unos terrenos abandonados, en los cuales proyectaba instalarse hace algunos años una pequeña industria.
Industrias y más industrias requieren San Pedro. Industrialicémonos todos y habremos brindado a nuestro pueblo, el mas grande de los empujones en pro de su progreso.”

Evidentemente nuestra Ciudad, no ha sido muy favorecida con la radicación de industrias ya que, la Destilería “LA ESTRELLA”, la primera gran industria que se radicaba, que funcionaba en las instalaciones de la firma Indalar, a fines del siglo 19 cesa totalmente su producción debido a un fuerte impuesto a la fabricación de alcohol que cobraba el Gobierno Nacional en la que trabajaban, según noticia del periódico El Independiente, mas de cien personas. 

Esta es una pequeña reseña de San Pedro y las industrias y proyectos, a mi modesto entender con más fracasos que éxitos