FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

lunes, 2 de septiembre de 2013

FELINO RARO


RESTOS DE UN RARO FELINO FÓSIL EN SAN PEDRO

Representa un nuevo género para la colección del Museo Paleontológico y un nuevo registro para la provincia de Buenos Aires
Hace unos meses, la familia de Alberto Vela, excavaba un pozo séptico en su propiedad ubicada en el barrio “Las Canaletas”.

De pronto, observaron entre los sedimentos removidos un pequeño hueso de tan sólo 8 centímetros de longitud. La profundidad a la que se lo encontró, unos 3 metros, despertó su curiosidad. Sin dudarlo, su sobrino, Carlos Ramírez, lo acercó al Museo Paleontológico para su identificación.
Desde el Museo se realizaron las comparaciones habituales y se observó que podía pertenecer a algún tipo de felino similar a los gatos salvajes que hoy habitan diferentes regiones de nuestro país.

Animales muy raros en los registros fósiles de la región pampeana.

El pequeño fósil fue remitido a uno de los mayores especialistas en carnívoros del Pleistoceno pampeano para su observación, el Dr. Francisco Prevosti, del Museo Argentino Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”.
Prevosti opina que “el fósil encontrado es una ulna (antebrazo) izquierda, sin su extremo distal, posiblemente asignable al género Herpailurus.

Estos felinos, hoy en serio riesgo de extinción, cuentan con escasos registros fósiles, entre los que se pueden mencionar la presencia de H. yagouaroundi en el Lujanense de Brasil y Herpailurus en el Bonaerense de la Región Pampeana (oeste de la Provincia de Buenos Aires).
La especie viviente de este género tiene una amplia distribución que va desde el Norte de Patagonia hasta el sur de América del Norte, pero está prácticamente ausente en la Región Pampeana.

Herpailurus, un gato salvaje

Herpailurus es un mamífero carnívoro perteneciente a la familia Felidae, que actualmente se distribuye desde el norte de la Patagonia argentina y parte de Chile, hasta el sur de Estados Unidos.
Son animales cazadores que aprovechan una dieta muy variada que comprende batracios, roedores, algunos peces, liebres y conejos; entre otras presas. Se los conoce por variados nombres comunes entre los que podemos mencionar: gato onza, león breñero, yaguarundí o leoncillo, entre muchos más de acuerdo a la zona.

El cuerpo alargado de estos felinos, que llegan a medir algo más de 1,20 metros, contando la cola, les brinda una gran agilidad y velocidad. Despliegan una gran actividad nocturna, fortalecida por agudos sentidos como la vista y el oído. Pesan entre 6 y 10 kilogramos y su pelaje pardo rojizo le permite mimetizarse muy bien con su hábitat que, por lo general, comprende sectores boscosos, sabanas y pastizales.

Si la determinación del fósil hallado en San Pedro es correcta, este género habría vivido en el noreste de la provincia de Buenos Aires en algún momento del pasado”, aportando un valioso dato a aquellos investigadores que intentan seguir el rastro evolutivo de estos carnívoros.

El Museo agradece la valiosa colaboración de la familia Vela y del Dr. F. Prevosti.

No hay comentarios: