FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
PUENTE VIEJO SOBRE EL ARROYO DE LOS CUEROS

miércoles, 11 de junio de 2014

LA NICOLEÑA


Sobre un escritorio colmado de fotos y recuerdos,  están los 50 años de "La Nicoleña".
Hablamos con Julio Pérez y con Carlos Mantelli aquellos dos pioneros sampedrinos
que un 29 de Diciembre de 1929 tuvieron la feliz idea de abrir una vinería que, por
la procedencia del producto,  se llamó "La Nicoleña".
Los años han pasado y, si bien algunos caminos se han ido bifurcando,   si bien un duro día de 1955 la sociedad se disolvió, que dando sin embargo la amistad entrañable y el recuerdo permanente de los buenos momentos,  no es difícil re tomar la historia de "La Nicoleña"  a través de sus protagonistas principales.  Y eso fue lo que hicimos,  con el apoyo de las fotos, de los recortes periodísticos  ("Vino a 25 centavos el litro", por ejemplo) y con la permanente cordialidad de nuestros interlocutores.

"La Nicoleña" comenzó a funcionar a una cuadra de donde sería su emplazamiento definitivo,  en el local que ahora ocupa la talabartería de Luchessi;   después se mudó a la esquina de Bottaro y Balcarce, mientras enfrente se estaba construyendo el edificio del Colegio Normal;   posteriormente pasaron a Bartolomé Mitre y Quiroga y por último,  a Saavedra y 25 de Mayo,  frente al ex ­edificio social del Club Paraná.  En esa última etapa,  había un local de fraccionamiento en Saavedra 130, hogaño ocupado por una mueblería.

Se traía vino en bordelesas y después en tanques, memoriza don Julio Pérez, de San Nicolás y luego de Mendoza".   "Si habré hecho viajes con mi hermano", continúa. "Traíamos las bordelesas en un Studebaker 39 de dos ejes, que cargaba 48 cascos".En las fotos se lo vé con una pulcra leyenda en los flancos que identifica el origen de la carga y las características del producto.

"Claro que el Nº 1 fue un Ford T modelo 26,  descubierto: con él hicimos los primeros repartos y los viajes iniciales a San Nicolás.   Como la cosa iba bien, compramos un vagón tirado por caballos y un carro. También éramos represen antes oficiales de Vino "Toro". Después...después vino la Rotisería y el Bar, pero eso fue mucho más reciente.    En todo caso, fue una prolongación de  "La Nicoleña". 24 años estuvimos juntos, rememora Don Julio,  ahora   llevo 24 años como taxista,  desde 1955. Con Carlos siempre fuimos como hermanos.

Cuando se separaron siguió Mantelli solo con el   fraccionamiento;   vinieron las épocas en que el "Altivo León"  hacía viajes regulares a Mazaruca sin descuidar la zona de influencia tradicional de "La Nicoleña", que abarcaba desde Baradero hasta Pérez Millán, sin que se diera abasto.   "Hacíamos más de 400 cajones por día  recuerda Carlos Mantelli y cada vez teníamos más pedidos,
Pero algo falló, y no tiene mucha importancia ahora preguntarse el porqué.   La vida es un continuo subibaja y los negocios son precisamente eso, negocios.  Algunas veces salen bien, otras no.   En el caso de "La Nicoleña",  a 50 años de  aquel entusiasmo   
inicial,  queda un recuerdo agridulce y una nostalgia que perdura.  Y una amistad entre dos hombres llamados Julio Pérez y Carlos Mantelli que a pesar de los años transcurridos,  y del trabajo y las preocupaciones,  todavía se sienten con ánimo como, para empezar de nuevo, si fuera necesario.

Fuente “Sucesos en treinta días año 1979”

1 comentario:

Daniel Cimardi dijo...

Muy buena foto Fernando! Veo que está firmada por Aniceto Cimardi el primo de mi padre. En la foto esta con Esteban Sokol, corrian en Turismo Carretera. Debe ser de 1948, aproximadamente. Yo tengo otras, de la ocasión...