FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
PUENTE VIEJO SOBRE EL ARROYO DE LOS CUEROS

lunes, 16 de febrero de 2015

BEBES NO DESEADOS


Se instalarán en Chequia 20 nuevos babyboxes

La República Checa contará pronto con 20 nuevos babyboxes, unos contenedores especiales para el abandono de bebés recién nacidos. Los dispositivos se han mostrado como un método eficaz para evitar que los neonatos no deseados sean asesinados por sus madres.

Los babyboxes son unos contenedores especiales en los que es posible depositar de forma anónima a un niño recién nacido sin poner en peligro su salud. Al recibir un neonato, el babybox manda un aviso a las autoridades, que se hacen cargo rápidamente del bebé.
De esta manera se evita que las madres que hayan tenido un hijo no deseado y quieran deshacerse de él, lo maten o lo abandonen a la intemperie. Los 63 babyboxes que actualmente existen en el país han acogido hasta la fecha a 114 niños.

Ahora su número se incrementará, al ponerse en marcha 20 más, seis a lo largo de este año, según comenta el promotor de estos dispositivos, Ludvik Hess.
“Planeo abrir unos 20 babyboxes durante los próximos 5 años en las mayores ciudades que hasta la fecha no están cubiertas, en concreto Znojmo, Břeclav y Třinec. En Bohemia Central también necesitarían uno Vlašim, Beroun, Rakovník y otras localidades”.
La primera beneficiaria de los babyboxes de este año fue una niña abandonada en la ciudad de Kladno el pasado mes de enero. El año que más bebés salvaron fue 2011, cuando se depositaron 22 recién nacidos.
Para Hess no se trata de fomentar el abandono de niños, sino de ofrecer una salida digna para situaciones excepcionales.

“Todos los babyboxes son básicamente un seguro para los casos de más extrema necesidad a los que unos padres especialmente desgraciados pueden llegar. No deseo que los babyboxes reciban más niños, sino que sirvan solo para casos extremos”.
Los babyboxes más utilizados son el del centro ginecológico de Hloubětín, en Praga, el del hospital de los Hermanos de la Merced, en Brno, y el del hospital municipal de Ostrava.

FUENTE: RADIO PRAGA

No hay comentarios: