FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
SANATORIO ESPAÑOL, HOY GRAVIDA

martes, 5 de abril de 2016

INTERCAMBIO DE DOCUMENTOS



Intercambio de documentación histórica entre
San Pedro y San Antonio de Areco
Fue entre el Museo Paleontológico y el Archivo Histórico de Areco

En los últimos días, el equipo del Museo Paleontológico de San Pedro, se trasladó a San Antonio de Areco a los efectos de materializar un intercambio de documentación histórica digitalizada correspondiente a la Guerra del Paraná, desde 1844 hasta 1846.
El Grupo Conservacionista fue amablemente recibido por Ariel Arellano, encargado del Archivo Histórico Municipal “Juan Hipólito Vieytes", dependiente de la Dirección de Cultura de Areco, a cargo de la Sra. Paola Pavanello.
La razón del viaje fue la de concretar el  intercambio de información histórica vinculada a la lucha por la soberanía que ambas instituciones poseen.
El grupo sampedrino bajó, en la computadora del archivo arequense, tres colecciones con más de 250 cartas y notas correspondientes a la logística previa y posterior a la batalla de Obligado; mientras que desde Areco, se permitió la digitalización de unos 215 documentos conteniendo información general de la época y de los movimientos del ejército federal en la zona durante los años 1844, 1845 y 1846.

Importancia de las cartas de Areco
En las cartas depositadas en Areco, se puede observar que ese municipio cumplió roles muy específicos y trascendentes durante la Guerra del Paraná:

1-Fue un importantísimo proveedor de hacienda para alimento de las tropas federales.
La mayor parte de las cartas analizadas muestran un continuo traslado de hacienda para consumo desde Areco hacia los diferentes partidos de la costa donde se iba movilizando el ejército federal. Algunas cartas remarcan la importancia que los Jueces de Paz de la zona debían dispensarle a esta tarea y revelan los cuidados rigurosos que se ordenaban para la alimentación del ganado vacuno.
Desde la Comandancia de Rosas se hacía especial hincapié en que el ganado fuera alimentado en campos con “pastizales que sean azucarados. No duros ni amargos”, que la hacienda no llegara cansada de los traslados, ni estropeada. Y que todos los movimientos de animales se debían hacer “bajo la más seria responsabilidad”. Asimismo, los documentos muestran los listados de los oficiales y soldados que se destacaban para dicho cuidado de acuerdo a las partidas.

2-La zona oficiaba de proveedor y repositorio de caballadas para el ejército
Las cartas analizadas revelan que los caballos eran una obsesión para el General Rosas. Los documentos señalan las instrucciones estrictas para manejar las caballadas. Ordena, a través de su edecán, “que no se les corte ni cercene nada”, (en referencia a crines y colas), que se cuide la presencia de caballos “mordedores” en las tropillas y que éstos sean sacrificados, de ser necesario, para evitar males mayores.
En varias de las cartas, el edecán Antonino Reyes indica a los Jueces de Paz que recuerden una frase siempre repetida por  el Gobernador Rosas que marca la importancia que le daba a estos animales: “Los caballos son el primer elemento de triunfo en una guerra”. Indudablemente, estas palabras señalan el rol de estos animales en una época en la que no había tanques, misiles, ni grandes armas móviles, siendo la caballería, el elemento de intimidación más relevante.

3-Areco funcionó como concentrador de armas y municiones
En varios documentos se leen indicaciones al Juez de Paz de San Pedro para que recolecte y envíe a San Antonio de Areco todas las balas, armas y demás elementos de guerra para su depósito, contabilidad y posterior distribución desde ese punto.
Desde San Pedro se llegaron a remitir, en una ocasión, hasta 4 carretas completas, transportando “986 balas de cañón, 2016 metrallas sueltas y 29 tarros de metralla” recuperadas en el escenario del combate de Vuelta de Obligado.

En uno de los documentos firmados por el General Lucio Mancilla, éste deja claro el peligro que implicaba transportar estos elementos bélicos con los carros y en los caminos de la época solicitándole al juez que prevenga Ud. a los conductores cuiden no se choquen unas con otras en la conducción”. Muchas de esas municiones eran huecas, rellenas de pólvora y esquirlas, que explotaban por percusión, es decir, al golpear contra algo duro.

 El relevamiento y conocimiento de estos datos históricos vinculados a la Guerra del Paraná fue posible gracias a la interacción y predisposición brindada por el Municipio de Areco, cuyo Intendente, Sr. Francisco "Paco" Durañona, tiene especial interés en investigar y recuperar la memoria histórica de estos hechos relevantes y sus protagonistas, en especial los vecinos de Areco que participaron de esta gesta.

Desde ahora, la unión de los archivos entre las dos ciudades les permite tener una amplia mirada escrita sobre todo lo sucedido en aquellos años de conflicto por la soberanía nacional.
Desde el Museo Paleontológico de San Pedro se agradece enormemente el trato brindado por las autoridades de San Antonio de Areco en esta tarea conjunta. 

No hay comentarios: