FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

viernes, 19 de septiembre de 2014

BENEFACTORES SAMPEDRINOS


Recorriendo viejos periódicos hemos encontrado varios gestos altruistas de ciudadanos sampedrinos consistente en donaciones, ya sea en dinero, muebles o inmuebles, destinada a diversas obras a construirse o construidas en nuestra ciudad o para usufructo de entidades de bien público.  Algunas fueron hechas en vida de los protagonistas y otras en testamentos.
A continuación haremos un resumen de algunas de estas actitudes, que  según  se puede apreciar   era normal en aquellos años y tal vez, no tanto en la actualidad.

El Independiente 27 de setiembre de 1896
GENEROSO DONATIVO
El vecino D. Miguel Berohuet ha donado a la sociedad “Patronato de San Roque” el solar de terreno cercado de tapial con una pieza de azotea que posee en la manzana Nº 326, con el objeto de que se construya allí la capilla para el santo de que es devota esa sociedad.
Puede avaluarse 1.100 $ el terreno donado.

El periódico  El independiente noviembre de 1900 dice que la señora Villar de Pérez Millán ha reglado para nuestra iglesia dos hermosas arañas, que  han sido colocadas en la nave central.

Decía el Independiente del 13 de enero de 1907:
“GENEROSA DONACION- El  Sr. Donato Corleto ha donado al Consejo Escolar del Distrito un solar de terreno para que se edifique una escuela.”

En 1908 Juan Cruz Garaycochea dona el terreno de la esquina de Colon y Chivilcoy para hacer una escuela.

Recién en 1987 comienza el trámite para construir una escuela
En 1988 durante la intendencia del Dr Juan Jose Sanchez, los vecinos se movilizan y comienza la formación de una comisión pro creación de escuela.
El día el 9 de mayo de 1991 comienza funcionar la Escuela Nº 43 de categoria 3º bajo la dirección de Mabel Novaro.

El Independiente octubre 21 de 1923
La Donación de los Sres. Recondo- El P.E. acaba de aceptar el ofrecimiento echo por los señores F. O. Recondo y P. Recondo , consistente en una donación al gobierno de una casa de propiedad de los mismos, situada en esta ciudad, con el objeto de que se instale en ella una escuela de Artes y Oficios, como así también la suma de 10.000 pesos para la reparación de dicha finca. Oliveira Cezar entre Salta y Rivadavia.
INTERIOR DE LA BIBLIOTECA

La Biblioteca Popular Rafael Obligado.
El primitivo edificio logró ser construido porque los tres Legisladores Provinciales, con que contaba San Pedro, donaron sus dietas para ello, estos eran Gerardo Bozzano,  Juan Muro y Miguel Arroqui.
Para el nuevo edificio de la Biblioteca el terreno fue donado por el señor Juan José Monteverde.

LA CASA DE ANCIANOS
Este albergue para ancianos fue construido en dos lotes de terrenos donados por el señor Carlos A Noseda,  donando también propiedades,  la señora María Sánchez de Vigo, Berrohuet, Esteve, Noemio Tedeschi, Jaime Colón, Raimundo Gil, como así también la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos, que al disolverse donó a la nueva institución la que fue su casa social ubicada en calle Pergamino (hoy Almafuerte ) esquina San Martín.

CASA DE ANCIANOS
Las donaciones de la Sita Maria Carmen Planas y Sensat
El Sr. Maximino Lezcano Belén, antiguo empleado de la Estancia de Planas decía en un reportaje que le hiciera la revista Sucesos en treinta días en el año 1974.

La señorita Maria Carmen Planas y Sensat, antes de fallecer (1964) dejó expresas indicaciones respecto a la fortuna que le pertenecía: Al Hospital San Pedro de le adjudicarían 80 hectáreas de campo, otras 129 pasarían a ser propiedad de la Casa de Ancianos y, nada menos que medio millar al “Patronato de la Infancia”. (1)




Con referencia a sus donaciones, dice don Maximino, que el resto de su fortuna (El total: Algo mas de mil hectáreas, ganado etc.) debe distribuirse a su pedido entre familiares lejanos y ex empleados que tuvieran una antigüedad mayor a los  cinco años en el establecimiento. Y recuerda haberla escuchado muchas veces decir que pretendía que en las quinientas hectáreas donadas al Patronato de la Infancia se levantara un gran hogar rural que albergara a los niños huérfanos que encontrarían allí la oportunidad de educarse, aprender manualidades y preparase para la vida. Algo que – de ser cierto- se ha cumplido evidentemente. (2)
En vida hizo construir en Colonia Velaz el saló de fiestas llamado “Riama Mencar”.
1)  Según plano catastral, 460 hectáreas.
(2)  Actualmente figura como propietario, en planos catastrales no oficiales, Claudio Cristiani.

Decía el periódico El Imparcial del 26 de enero de 1929 
“Los señores Antonio, José y doctor Tomás Capdevila, han tenido un hermoso gesto, donando para la comisaría de policía, cuya construcción se ha empezado, un lote de 14,80 metros de frente a la calle Gral. Mitre por 54 de fondo a la calle C. Pellegrini, frente al vivero municipal. La donación tiene doble importancia, pues ha permitido empezar el edificio enseguida obviando con la dificultad con que se tropezaba para encontrar un terreno apropiado, que hubiera ocasionado la inversión, a cargo de la Municipalidad de varios miles de pesos”.

Hojeando un Caras y Caretas del 12 de agosto  de 1916 encuentro esta noticia:
El 25 de julio último falleció en el Rosario el señor Pedro Vila y Codina español de 56 años natural de Alujas, provincia de Lérida Cataluña dejando un fortuna de veintiún millones de pesos nacionales (21.000.000). Dice mas adelante que llegó a nuestro país hace treinta años, “sin un céntimo y con deseos de trabajar”. Se radicó en Villa Constitución, Prov. de Santa Fé, empezando a trabajar como peón de chacra, luego como chacarero arrendatario hasta conseguir algunos pesos, con los cuales compró una fracción de tierra en San Pedro Provincia de Buenos Aires, donde alcanzó a labrar la fortuna que a los treinta años alcanza a los 20 millones de pesos moneda nacional, suma que en su totalidad, según su testamento, fue distribuida entre parientes, allegados y para obras de beneficencia, al hospital de San Pedro donó $ 20.000.-

La señora Maria Aroza  nació en Francia , fueron sus padres don José Aroza y Maria Loll‚ ; contrajo matrimonio con  José Maria Gomendio natural de España el 3 de noviembre de 1869 en el pueblo de Arrecifes , enviudando el 23 de septiembre de 1900 , luego de haber formado una cuantiosa fortuna en el partido de Ramallo .
Sola y sin hijos se radicó en San Pedro donde adquirió varias parcelas de la manzana situada entre las calles Salta, Rivadavia, Areco y 9 de Julio, e hizo construir lo que en un principio se llamó “Asilo de huérfanos”, donando también una fracción de campo para su mantenimiento a mas de otras donaciones.

Donaciones de la colectividad irlandesa
Colaboración: Julia Mc Inerny


John Harrington, Nació en Cork, Irlanda, en 1821, y vino a la Argentina hacia el año 1840 con sus padres, Timothy y Margaret Harrington. En 1851 contrajo matrimonio con Lucía Culligan, argentina, hija de Patrick Culligan y Catalina Delamer, ambos irlandeses. Murió en marzo de 1909. Antes de 1869 ya era dueño de la estancia El Descanso, donde existía el almacén San Patricio, cuya vieja casa aún está en pie. Donó el terreno donde se levantó la capilla, en la más extensa de sus estancias, y encabezó la lista de  donaciones para levantar el edificio con $10.000, seguida por la generosa contribución de los irlandeses del distrito y de otros partidos vecinos. Fueron más de 130 los firmantes del acta de fundación de la Asociación Irlandesa constituida para tal fin el 4 de enero de 1875 en la estancia de John Harrington.
The Irish in Argentina: Thomas Murray - Historia de Santa Lucía: Licenciado Américo Piccagli.
               
     La capilla y la casa para el capellán se terminaron y se inauguraron en 1876. Una nota periodística se refirió al suceso en estos términos: “La capilla y la casa para el sacerdote construidas por los feligreses del Padre Flannery, sobrepasan cualquier otra cosa semejante que yo haya visto en el país. Las nuevas edificaciones se levantan sobre un terreno alto; la iglesia es una hermosa construcción con una torre que se ve desde mucha distancia. La casa para el capellán es un sólido edificio de ladrillos de cinco piezas. El celoso pastor merece el más  fervoroso aplauso por sus esfuerzos”. Poco después de la inauguración, el Padre Flannery dio a conocer el siguiente informe: “Todos los irlandeses de  la vecindad y muchos nativos  han suscrito con generosidad. Las cuentas dicen: Costo de la iglesia: $261.402; colectas: $195.846;   deuda: $65.556.  El edificio tiene 80 pies de largo,  26 de ancho y  30 de alto.  El Deán Dillon asistió a la consagración”.  The Southern Cross: 26 de marzo de 1982.
    El 10 de abril de 1897 se colocó la piedra fundamental del Hospital de San Pedro, que fue construido por la Sociedad  Hermanas de los Pobres,  para llenar la gran carencia que se profundizó con las epidemias de cólera que asolaron repetidamente a los indefensos pobladores. Con este objetivo realizaron donaciones Juan Harrington  y su esposa Lucía Culligan,  Margarita Harrington de O’Neill  y  Sofía Lynch de Frers, entre tantos generosos vecinos que aportaron su esfuerzo económico. El Hospital se inauguró el 22 de enero de 1905 y fue demolido unas siete décadas más tarde, sin reconocer su valor histórico. Hist. Documental de S. Pedro: Lic. A. Piccagli.
   Santiago O’Farrell. Nació en 1861. Hijo de Miguel O’Farrell y Kennelly, porteño, y de Mary Seery, irlandesa. Casado con Margarita Harrington Culligan, hija de Juan Harrington y de Lucía Culligan de Harrington. Dr. Eduardo Coghlan.
    En 1907 este matrimonio donó 10.000 m2  con un edificio, en tierras de su estancia El Descanso, para el funcionamiento de la Escuela N° 17, ubicada a 48 Km. de la ciudad de San Pedro, que se inauguró el 25 de junio de 1907. Fue reedificada por la Dirección General de Escuelas en ese mismo lugar en 1912. Este establecimiento lleva el nombre de “Emiliano Reyna” (1830 – 1888) en homenaje a quien fuera el primer maestro sampedrino. Consejo Escolar de San Pedro: Archivo.
   En 1912 se fundó la Escuela N° 21, ubicada a 32 Km. de la ciudad de San Pedro. También en ese caso el matrimonio O’Farrell-Harrington donó 1 hectárea, se levantó el edificio escolar. Entre las personas que realizaron donaciones para su equipamiento se registran los siguientes nombres: Juan Young, Cristóbal O’Riordon, Miguel Lienhart, Jorge Quinn, Santiago Cummins y María Isabel Cummins de Harrington.  La escuela se llama “España”. Secretaría Inspección de Enseñanza de San Pedro: Archivo.
       En 1925 concretaron la donación del terreno y del amplio e importante edificio de un  establecimiento educacional (1) con régimen, en esa época, de alumnos internos y externos. Fue levantado  en memoria  de la hija de ambos, muerta el 31 de enero de 1925, casada con Eduardo Maguire, hijo de Eduardo Maguire Gaynor y de Catalina Murray Fox (2). Por expreso pedido de los donantes, lleva su nombre: Instituto Margarita O’Farrell de Maguire. El establecimiento funciona en la actualidad como Instituto Agrotécnico. Durante muchos años, el día 31 de enero se oficiaba en él una misa en homenaje a la memoria de esa joven (3); actualmente ya no se pone en práctica ese tradicional recordatorio. 1. Historia Documental de San Pedro: Licenciado  Américo Piccagli -  2. The Irish in Argentina: Thomas Murray -  3. Marta Rastelli Keating.
    La amplia calle de acceso a  Santa Lucía que conduce a la Estación, lleva también el nombre de Avenida O’Farrell. Municipalidad de San Pedro – Archivo.
       En 1926 el matrimonio O’Farrell - Harrington donó además el terreno donde con el aporte de todo el vecindario se levantó la iglesia de Santa Lucía, que se inauguró y bendijo el 12 de abril de 1931.  En la Navidad de 1948 un violento tornado causó grandes destrozos en este edificio; cuando los daños fueron reparados, se trasladaron a este templo algunos bancos de la capilla de San Patricio, en reemplazo de los destruidos por la fuerte tormenta.  Archivo de la investigadora  Zulma Taurizano.

               Los antiguos habitantes de Santa Lucía recuerdan todavía que al desplomarse el techo en esa oportunidad, una cabreada se atravesó sobre el altar mayor  y este quedó así asombrosamente limpio y a salvo; curiosa coincidencia que añadió un respetuoso halo de milagro al tan lamentado suceso. La reacción de los pobladores no se hizo esperar, y las obras de reconstrucción del templo se pusieron en marcha, con la amplia colaboración de muchos espíritus generosos. Marta Rastelli Keating, docente.

    Brígida Slevin de Carabasa. Perteneciente a una tradicional familia irlandesa de la zona; después de ocurrido dicho tornado, esta dama colaboró en la reconstrucción y donó los dos importantes vitrales con las imágenes de San Patricio y Santa Margarita, que hoy embellecen el templo. Su intención fue obsequiar también otros, para los cuatro ventanales restantes, pero su estado civil no consagrado por la Iglesia, hizo que las autoridades eclesiásticas de esa época desestimaran su proyecto de completar esa donación. Pasó el tiempo y los dos hermosos y polémicos vitrales continúan con su misión de iluminar serenamente el templo, gracias a la nobleza y generosidad de esa dama y muy a pesar de la intolerancia y el autoritarismo opositor. Memorias anecdóticas de antiguos vecinos de Santa Lucía.
   Cristóbal Doyle, nació en Uruguay en 1862.  Fue el cuarto hijo del matrimonio Doyle-Gaynor y se casó  con Catalina Wheeler. Donó el terreno donde se levantó la Escuela N° 23, fundada en 1916, en el paraje denominado Kilómetro 158 (1), que en reconocimiento a su generosidad pasó a llamarse Pueblo Doyle. El 24 de septiembre de 1966 se festejó el cincuentenario de esta Escuela (2) que lleva el nombre de  Bartolomé Mitre. 1 Consejo Escolar de San Pedro:  Archivo -  2 La Nación: sept. 1966.
   Patricio Julián Lynch. Hijo de Justo Patricio Lynch y de Ana María de Roa, en 1870  ya poseía la  histórica estancia que desde 1749 perteneció a los padres de Fray Cayetano Rodríguez y que pasó luego por las manos de sucesivos dueños bajo distintos nombres: La Blanqueada, Invernada y tiempo después La Estrella.
    Durante mucho tiempo el establecimiento fue administrado por Carlos María Lynch Zavaleta, que se ocupó del aspecto cultural y  educativo del lugar, como lo demuestra una carta escrita el 25 de abril de 1873 dirigida por don Ciriaco Zulonia al Señor Juez de Paz y Presidente de la Municipalidad, don Vicente Mulet, donde “facilita por un tiempo determinado el terreno para el establecimiento de una Escuela en este Cuartel como también dos piezas de azotea y una cocina, a más de todos los materiales que se precisen para la comodidad que se crea necesario para dicho establecimiento y una cantidad de dinero a beneficio del mencionado Establecimiento”. Esta Escuela N° 8 de hoy, funcionó así en sus orígenes en un edificio que en una época fue posta, después pulpería y más tarde puesto de estancia. Historia Doc. de San Pedro: Lic. A. Piccagli –
    El Dr. Emilio Frers Lynch sostuvo a la vieja escuela íntegramente de su peculio hasta su muerte. El gobierno sólo pagaba los sueldos del personal docente. En 1939, la heredera del terreno donde se levantaba el viejo edificio, Justa Lynch de Del Arca, donó el terreno que pasó a depender de la provincia y la suma de $ 6.000, y una comisión de vecinos se propuso dirigir una nueva construcción de acuerdo al plano ejecutado y donado por el arquitecto Cupertino del Campo, familiar de la donante, y ambos pertenecientes a la familia Lynch. La escuela fue inaugurada el domingo 29 de marzo de 1942, a las 15 horas, en un concurrido acto. Consejo Escolar de San Pedro- Archivo.        
    La Dirección General de Escuelas con sede en La Plata, en nota fechada el 29 de marzo de 1941, comunica al arquitecto Cupertino del Campo (h), que no es posible acceder al pedido formulado en nombre de la señora Justa Lynch de Del Arca de imponer el nombre de Carlos Lynch a la Escuela N° 8, porque no cumple con el art. 11 del Reglamento General de Escuelas. Consejo Escolar San Pedro - Archivo.
    Nicolás Kehoe y Robbins donó al Hogar Gomendio alrededor de 1915, una amplia y antigua propiedad lindante al mismo, en Rivadavia y Areco, que después de muchos años fue utilizada para su ampliación. Memorias familiares.

No hay comentarios: