FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

miércoles, 22 de abril de 2009

Historia: Los Cementerios


Fuente: Historia Documental de San Pedro, Américo Piccagli.
Se hace necesario dejar en claro que San Pedro tuvo con anterioridad dos cementerios, uno perteneciente a los franciscanos ubicado en el sector SO de Convento frente a la misma capilla, quedando hoy circunscrito el lugar a los patios de la escuela Nuestra Señora del Socorro.
El segundo cementerio, o sea el primer cementerio civil, estuvo ubicado en el actual manzana sita entre el Hospital y la Comisaría local, donde quedaron sepultados algunos de los combatientes de Obligado.
El cementerio actual fue creado en 1868, con el nombre de Cementerio del Sur, y el motivo principal fue alejarlo de la ciudad por los inconvenientes que creaba la permanencia de familiares en el lugar, lo que obligó a Constantino Vélez Sarfield, siendo presidente de la Corporación Municipal, tomar medidas contundentes para su total eliminación.
Su actual configuración se fue dando con el transcurso del tiempo. Es así como al promediar la segunda década del siglo XX, siendo presidente del H. C. D. el señor E. B. Marigliano concedió en propiedad a los señores Santiago M. Maisonneuve y Víctor Dolard una fracción de tierra en el sector SO donde terminaba la calle céntrica del mismo con destino a la construcción de un pabellón para urnas, a cambio de la construcción “por cuenta y a beneficio exclusivo de la Municipalidad un osario general, galería cubierta del pabellón de urnas y un muro de ensanche que circunde este pabellón”.
La Municipalidad por su parte se comprometía a no construir ni conceder durante 10 años para fines de comercio a sociedad o persona concesión alguna para la venta o alquiler de nichos o locales para urnas. Dicha obra fue recibida el 31 de enero de 1921 por el presidente del H. C. D. señor Emilio J. Homps.
Por ordenanza 412 de 1932 se autorizó al D. E. a ampliar el cementerio sobre el costado NO en toda su extensión y en una longitud de cincuenta metros estando a cargo de la Oficina de Obras Públicas los planos correspondientes.
En 1934, durante la administración de José Novau, se llamó a licitación pública para la ampliación del cementerio, siendo ampliada dicha ordenanza por una resolución del intendente Elio C. Quiroga que otorgó a los señores Baccí y D’Andrea de la Capital Federal, luego de una compulsa de precios con la firma local de Martini e hijo, la construcción de una Capilla y un altar de mármol de Carrara lustrado a brillo con su mesa correspondiente.
Recién en 1939 se dictó un Reglamento General del Cementerio estableciendo cláusulas referentes a panteones, bóvedas, nichos, sepulturas y fosa común.
Respecto al tema que nos ocupa resulta interesante aclarar, que antiguamente era costumbre generalizada concurrir al cementerio los días 1 y 2 de noviembre en recordación de Todos los Santos y de los muertos respectivamente.
La concurrencia era muy grande y la gente de campo llegaba en sulkys a caballo o en cualquier tipo de carruaje, lo que obligaba a permanecer todo el día en el lugar, razón por la cual lo que comenzó con ventas de bebidas para los acampantes, terminó con carpas y parrillas, lo que obligó a las autoridades a intervenir, para evitar lo que se había transformado en una especie de reunión festiva.
Siempre se suele escuchar a la gente decir que antes se iba más al cementerio; sin embargo si se analiza con cierto detenimiento, se puede apreciar que hoy día las familias concurren a recordar a sus deudos en distintas fecha aniversarios, las que se hallan muy divididas durante el año, lo que da la impresión de una menor concurrencia, por lo que considero no muy valedera aquella afirmación.

No hay comentarios: