FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
FOTOGRAFÍA TOMADA EN INGENIERO MONETA

jueves, 23 de septiembre de 2010

BELISARIO ROLDAN


  El doctor Belisario Roldán en San Pedro
  
    Entre los acontecimientos importantes que motivaron el interés del pueblo de San Pedro casi cien años atrás, en septiembre de 1911, se cuenta sin duda la visita efectuada por el doctor Belisario Roldán, “una de las personalidades más descollantes por su inteligencia y por su cultura”, según las palabras de El Independiente del 3 de septiembre de 1911. Para ese entonces, a los 38 años de edad, era un orador brillante, con el estilo propio de la época que hoy parecería excesivo y recargado pero que en aquel tiempo despertaba admiración. Belisario Roldán nació en Buenos Aires el 16 de septiembre de 1873 y se suicidó en Alta Gracia, Córdoba, el 17 de agosto de 1922. Estudió en el Colegio Nacional de Buenos Aires y luego en la facultad de Derecho donde se doctoró en 1896. Militó en las filas de la Unión Cívica Nacional y fue elegido diputado nacional en 1902. Fue nombrado miembro correspondiente de la Real Academia de la Lengua.
  
    De su producción literaria dejó como legado cinco libros de poemas: La senda encantada, Bajo la toca de lino, Letanías de la Tarde, Llamas en la noche y Poesías completas. También cuenta su obra con dos tomos de narrativa, Cuentos de amargura (1917) y Las venas del arrabal (1920, y las piezas teatrales Luz de hoguera; El mozo de suerte; La niña a la moda; El rosal de las ruinas y El puñal de los troveros.
  
     El periódico El Independiente en su edición del  10 de septiembre de 1911 informaba que... “El domingo pasado llegó a la localidad el eminente orador Dr. Belisario Roldán, quien dio en el salón del Centro Español las dos interesantes
conferencias que tenía anunciadas” Así iniciaba su comentario sobre la visita realizada a San Pedro por el joven y talentoso escritor, que en esa oportunidad desarrolló las dos disertaciones previstas: en la primera, el domingo 3 de septiembre, narró con su estilo elocuente amenas experiencias de sus viajes por Europa, recibiendo entusiastas aplausos
de la concurrencia.

    En la segunda conferencia, que se llevó a cabo al día siguiente, lunes 4, desarrolló el tema Caridad y el socialismo entre nosotros, explicando sus impresiones sobre la teoría de Carlos Marx, las que expuso con su tesis jurídica y económica; se refirió luego a “la caridad, corolario ineludible de la frase haz el bien por el  bien mismo, es de mi parte una palabra de congratulación para las nobles damas que me honran con su presencia en este recinto, dedicarles mis pensamientos relacionados con la caridad y en particular a los niños sumidos en el dolor”, conceptos sin duda destinados a las damas sampedrinas que integraban la comisión de ayuda a los niños pobres. Según el periódico, ”El Dr. Roldán ha sido muy felicitado y agasajado por los amigos que han tenido el honor de acompañarlo en las dos conferencias, y su nombre se ha popularizado en esta ciudad.”

    Sigue la crónica relatando que... “El Dr. Roldán visitó en su corta estadía entre nosotros varios establecimientos públicos, entre ellos la Escuela Normal, dejando en el libro de visitantes de la Biblioteca Popular este pensamiento: La civilización tiene en cada comuna un aliado y un enemigo. El aliado se llama Biblioteca Popular; el enemigo suele llamarse Política.

    También estuvo presente en la fiesta del Árbol, que con la asistencia de numerosas familias, vecinos y alumnos, se efectuó ese domingo 3 de septiembre en el paseo Juan de Garay, donde el presidente del Consejo Escolar, señor Vicente Yanzón, explicó el significado de la ceremonia y recomendó a los niños el cuidado y la conservación de los pequeños ejemplares que se iban a plantar.  A continuación el doctor Belisario Roldán  improvisó unas palabras alusivas, siendo calurosamente aplaudido.

    El periódico refiere que...”En la noche del lunes fue obsequiado con un banquete en el Club Unido, al que asistieron los siguientes señores: Dres. B. Roldán, A. Noceti, R. Cavia, P. Cano, señores A. Dinard, J. Mamberto, N. Perazzo, J. Gründwaldt, S. Kiernan, J. Troglio, L.F. de Las Heras, M. de Las Heras, L. Perazzo, L. Millán, J. Llago, J. C. Parborell, J. Biedma, V. Yanzón y R. Domínguez.” Se menciona además que el banquete fue ofrecido por el señor Luis J. Perazzo, quien invitó a brindar por el homenajeado y por su bella prometida.
  
    De acuerdo con la información periodística “El ilustre orador regresó a la capital federal el martes, desde donde envió el miércoles el siguiente telegrama:” Al llegar a Buenos Aires, envío un cariñoso saludo a mis amigos de esa ciudad, en la cual tal vez porque lleva el nombre del portero celestial, he adquirido la sospecha de que por ahí cerca debe estar el cielo._Belisario Roldán.” ... “Según se nos ha manifestado, el Dr. Roldán lleva las mejores impresiones de esta ciudad y ha prometido visitarla nuevamente  en el  próximo mes de enero.” 

    El periódico no registra información sobre el cumplimiento de esta promesa en la fecha prevista. Los ecos de esta visita se perdieron en el tiempo y luego, superados los comentarios sobre la prematura y trágica muerte de Belisario Roldán, su nombre se fue opacando lentamente hasta el punto de ser poco recordado. Aunque en la memoria de varias generaciones hayan quedado grabadas las estrofas de uno de sus clásicos poemas, tantas veces repetido en la infancia: “¡Caballito criollo del galope corto, / del aliento largo y el instinto fiel! / ¡Caballito criollo que fue como un asta / para la bandera que anduvo sobre él¡ / ¡Caballito criollo que de puro heroico / se alejó una tarde de bajo su ombú / y en alas de extraños afanes de gloria / se trepó a los Andes y se fue al Perú! / ¡Se alzará algún día, caballito criollo, / sobre una eminencia un overo en pie; y estará tallada su figura en bronce, / caballito criollo que pasó y se fue!”
                                                                                      Colaboración Julia McInerny
                                                                            
Fuentes:
El Independiente, periódico. Archivo: N° 1.011 – N° 1012 – N° 1013



http://es-la.facebook.com/pages/De-Poemas-Y-Obras/107673002584023

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hello i see the poem and y love i dont understend but caballito is a hourse !!!
(y) ;)

Anónimo dijo...

como se entretiene a un tonto?
(mira la respuesta abajo)

como se entretiene a un tonto?
(mira la respuesta arriba)