FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ALMACEN EL CANTÁBRICO

lunes, 13 de septiembre de 2010

LA PEOR TRAGEDIA MARITIMA DE LA HISTORIA




Wilhelm Gustloff

Cuando se habla de tragedias en el mar rápidamente viene a la mente el Titanic, pero no fue la peor ni mucho menos, éstas fueron en realidad varias muy seguidas durante la evacuacion de Prusia Oriental por los alemanes en la 2a Guerra Mundial, el Wilhelm Gustloff, el General von Steuben, y el Goya seguidas por el CAP Arcona y el Thielbeck, con un total de mas de 21.000 (si, veintiun mil!) victimas, la gran mayoria refugiados o prisioneros de guerra.

En Enero de 1945 las tropas rusas estaban avanzando rápidamente hacia el Mar Báltico y millones de personas buscaban refugio deseperadamente, entre ellos refugiados civiles, enfermos, heridos y todos los que deseaban escapar de las hordas rusas que habian cometido todo tipo de atrocidades en su afan de venganza por los tres años de ocupacion alemana. El Alto Mando de la Kriegsmarine ordeno entonces la mayor evacuacion en la historia, el rescate y transporte de todos los posibles. Todos los buques disponibles en el Báltico fueron dedicados a la evacuacion, incluyendo todos los buques de pasajeros, cargueros, auxiliares y buques pesqueros. Entre los grandes buques se encontraban el Cap Arcona, Robert Ley, Hamburg, Hansa, Deutschland, Potsdam, Pretoria, Antonio Delfino, Winrich von Kniprode, Ubena, Goya, Berlin, General Steuben, Wilhelm Gustloff y Monte Rosa.
De Alemania Oriental y Polonia, en total fueron evacuadas 2 millones de personas. De los que lograron ser embarcados, entre 25 mil y 30 mil murieron, la mayoría de ellos, unos 15 mil, cuando el Gustloff y el Goya fueron hundidos.


El Wilhelm Gustloff
Este crucero de lujo aleman de 25.484 tons. estaba hecho para llevar hasta 1.465 pasajeros y una tripulacion de 400 personas. El Gustloff y su gemelo Robert Levy eran los primeros buques de turismo construidos expresamente para este fin. El buque habia sido convertido en barco hospital de 500 camas y salio de la bahia de Danzig hacia Stettin.

En el puerto, más de 60 mil refugiados trataban de abordar las naves creándose un estado de caos y confusión. Mientras los oficiales trataban de contabilizar a los pasajeros, mucha gente abordaba desordenadamente burlando la guardia que se veía inerme para controlar a la multitud. Algunos disparos al aire hacían recuperar el control pero no por mucho tiempo. Niños deambulaban por doquier buscando a sus padres. Un nutrido grupo de auxiliares femeninas de la Kriegsmarine fueron acomodadas en lo que una vez fue la piscina del lujoso trasatlántico ubicada en la Cubierta-E. Todas eran jóvenes de entre 17 y 25 años. Un día antes de zarpar, llegó un tren hospital a Gotenhafen llevando heridos que fueron subidos a bordo y acomodados en la llamada cubierta para tomar de sol donde años atrás, miles de turistas alemanes se broncearon navegando por las aguas del Mediterráneo. Todos los espacios del buque estaban abarrotados de gente. En cubierta se veían algunas ametralladoras antiaéreas instaladas para rechazar posibles ataques aéreos. Sólo dos tercios de los pasajeros llevaban chalecos salvavidas y ante el número de pasajeros era evidente que en caso de emergencia los botes salvavidas no podían albergar al resto.

El buque contaba con una tripulación de 173 hombres, y transportaba 918 oficiales y marineros, 373 mujeres del Cuerpo Femenino Auxiliar de la Kriegsmarine, 162 heridos y 4.424 refugiados. La lista oficial informó de un total de 6.050 personas, pero no cabe duda que muchos cientos más, de una manera u otra, lograron subir a bordo escapando del Ejército Rojo. Las últimas investigaciones dicen que a bordo del Gustloff viajaban, 8.956 refugiados, 918 oficiales y marineros de la 2.Unterseeboot-Lehrdivision, 373 mujeres del Cuerpo Femenino Auxiliar de la Kriegsmarine, 173 auxiliares y 162 heridos graves sumando un total de 10.582 personas.

A las 2108 del día 30 de enero de 1945, el Wilhelm Gustloff navegaba entre la Bahía de Danzig y la isla danesa Bornholm, casi a la altura de Stolpmunde en Pommerania, cuando fue descubierto por el submarino soviético S-13 comandado por Alexander Marinesko. Marinesko disparó tres torpedos contra el Wilhelm Gustloff que acusó los impactos, escoró rápidamente a estribor recuperando la verticalidad poco después, pero finalmente volvió a escorar.  En menos de 50 minutos el Gustloff se hundió, llevándose hasta el fondo del Báltico a 9.343 hombres, mujeres y niños. 1.239 personas pudieron ser rescatadas con vida por buques alemanes que se encontraban en las cercanías en misiones de evacuación o escolta, el mar estaba cubierto de cadáveres con salvavidas.


Fuente: http://www.histarmar.com.ar

No hay comentarios: