FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTONIO UBALDO RATIN EN SAN PEDRO

jueves, 15 de mayo de 2014

RECUERDOS DEL CLUB NAUTICO


HAN PASADO MAS DE CINCUENTA AÑOS

Con este titulo publico un artículo, el 23 de mayo de 1996,  el bisemanario El Imparcial que lleva la firma de: Rodolfo Choco Donatti


Han pasado más de cincuen­ta años, cuantas marejadas que han soportado tus viejas made­ras... sin embargo, sigue incó­lume, como antes con tus te­chos muy rojos y la larga pasa­rela que llega hasta la costa. Hoy llegan a mis manos unas fotos aparecidas en "El Impar-ciar, hace más de un año y al verlas, siento que mi corazón y mi mente se colman de recuer­dos, de una época inolvidable, cuando todos los días en pleno verano, llegábamos presurosos bajando la barranca, con ios amigos del barrio, para encon­trarnos con nuestro profesor de natación el recordado "Negro" Giménez, que nos hacía nadar de palo a palo; más tarde, cru­zábamos nadando la laguna desde el Recreo, aquella playa situada en diagonal, frente al club; en aquella época, las aguas no estaban contaminadas y la laguna era el gran orgullo de los sampedrinos, especialmen­te para Semana Santa, cuando se realizaban las regatas, en las que intervenían famosos cam­peones motonáuticos de Tigre, San Fernando, Olivos, Rosa­rio; el público, desde el bule­var, gozaba con la velocidad de lanchas y deslizadores, que ofrecían un hermoso espectá­culo que ningún sampednno de esos años podrá olvidar...

Recuerdo los bravos parti­dos de waterpolo, al costado del club, con equipos formados por los hermanos Giménez, Tito y Axel Pujol, Rana Bernasconi, el gordo Saliva, Morocho Porta, Aníbal Baulíes, Fermín Bermejo (que también hacía saltos ornamentales), Carlos Gaspard, los Pando y algunos otros; las carreras tradiciona­les, cruce de la laguna y puerto-Club Náutico; a veces desde las canoas o desde el propio club éramos testigos de la lucha bra­zada a brazada del Negro y el flaco Giménez con Miguel y Antonio Pando; más tarde lle­garía otro grande que se fue muy temprano, Luis Visca, exi­mio nadador. También recuer­do a Rana Bernasconi, cuando se arrojaba desde la torre del club; más tarde, el siempre son­riente Oscar, nos ofrecía en la cantina, sus fiambres y rico pan.

Cuantos recuerdos, Viejo Club Náutico; aún me parece vera los botes de carrera colga­dos de tu techo: el single del Dr. Kaiser, el cuatro con timonel, a Nito Aldazabal, a Pato Monte-verde, a Peñoñori y algún otro; a don Paulino Fasce, el inven­tor de los "destinos", la canoa codiciada por los pibes para cruzar la laguna por ser muy liviana, y a la tardecita, cuando ya caía el sol, sólo se oía en el agua ruido de los remos, ha­ciendo mucha fuerza para lle­gar pronto a amarrar a tus ma­deras ; Viejo Club Náutico cuan­tos excelentes nadadores y re­meros se formaron en tu seno; los recuerdo como si no hubie­ra pasado el tiempo, por eso hoy, al ver estas fotos actuali­zadas, con islotes por todos la­dos, observo que tu figura re­salta como antaño, sí, pero ya no eres el de entonces donde aprendimos a nadar de poste a poste... no obstante, seguirás soportando las crecientes y las fuertes marejadas, para que las nostalgias y los recuerdos si­gan permanentes en los sampe­drinos del cuarenta que, aun­que alejados del terruño, siem­pre llevarán en su corazón y sus retinas, la visión de tu estructu­ra inolvidable...


1 comentario:

pichonencantado dijo...

En mi memoria viven recuerdos de mis primeros pasos allà por los 50, mis primeras brazadas de la mano del inolvidable NEGRO GIMENEZ, competencias en aquella improvisada pileta de 25 metros y viajes a Baradero, Colòn, San Nicolàs.
Tampoco olvido la cancha de tenis donde aprendì el deporte que practiquè hasta pasados mis 65 y obviamente el placer de navegar, primero en los paulinos y luego en competencias con un timonel de los grandes, EDUARDO FARRE HIJO