FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

martes, 31 de marzo de 2015

ANTÁRTIDA ARGENTINA


Primer Enlace Radiotelegráfico con la Antártida
30 de marzo de 1927

El 30 de marzo de 1927 es fecha histórica, que fue cuando se escucharon por primera vez en la Antártida los sonidos del alfabeto Morse; paso fundamental en el desarrollo de las comunicaciones en aquellas latitudes, ese día en el Observatorio Meteorológico de las islas Orcadas del Sur, se inauguro oficialmente la Estación áfica Orcadas (LRT).
El radiotelegrafista Suboficial de la Armada Argentina, Emilio Baldoni, estableció contacto por primera vez desde la Antártida y fue con la Estación LIK de Ushuaia, la ciudad mas austral del mundo y a través de ella con Buenos Aires.

Esto probaba algo que hasta el momento no se sabía si era factible, ya que la distancia y las inclemencias del tiempo eran factores desfavorables para la radiotelegrafia, teniendo en cuenta los equipos de aquella época.
Cabe destacar, que desde el 22 de febrero del año 1904, fecha en que se iniciaron las actividades permanentes en la Isla Laurie del grupo de Islas Orcadas, actual Base Orcadas de la Antártida Argentina, hasta el 30 de marzo de 1927, es decir, durante veintitrés años, nuestros Antárticos perdían el contacto con el resto del mundo durante mas de un año, desde el momento que el buque los dejaban hasta el relevo anual de la Dotación, ya que no tenían ningún medio de comunicación.

Durante las once noches anteriores a este acontecimiento, desde la Isla Laurie, donde se encuentra la Base Orcadas, el Jefe de la expedición José Manuel MONETA, junto a Miguel Ángel JARAMILLO, Pedro Martín CASARIEGO, Luis FALICO y Conrado BECKER, alentaban al radiotelegrafista Emilio BALDINI, que impulsando el manipulador con su firme puño transmitía repetidamente al éter: "CQ... CQ...CQ... de LRT... LRT... LRT... Orcadas, Orcadas, Orcadas", que en texto claro significa "Llamada general de las islas Orcadas del sur... de las islas Orcadas....", siguiendo con el texto: "Contesten llamadas muy largas para poder sintonizar... llamada de Orcadas del sur..."

Cuando ese histórico día 30 de marzo de 1927 se percibieron los sonidos Morse de las letras: "LRT... LRT..." y se repetía en rítmicos intervalos, gritaron todos la unísono "Nosotros..." Nosotros... Al fin... Al fin...", la pregunta era ¿Quien nos llama? y de inmediato se pudo escuchar "LRT... LRT... de LIK... LIK... LIK..."; exclamando todos a un mismo tiempo "Nos llaman de Ushuaia".
Una vez entablada la comunicación, LIK Ushuaia contestaba: "Los escucho muy bien. Hace una semana que estoy oyendo sus llamados y que les contesto", después manifestó: "El personal de esta estación de radio Ushuaia desea que todos ustedes se encuentren bien. Esperamos todo su trabajo. Déme los mensajes que tengan, los retransmitiré en seguida. Los espero...."
El Jefe de la expedición, señor MONETA tomo los formularios de telegramas y, rápidamente escribió un mensaje al Presidente de la Nación, a los Ministros de Agricultura y de Marina y al Director General de Meteorología, de quien dependían.

Con la satisfacción de haber obtenido este importante logro, MONETA descorcho una botella de champaña y una vez servido levantaron las copas y dijo "Muchachos... Ya tenemos comunicación con el Continente y este éxito se debe a todos por igual... Muchachos... Ya no estamos todos solos... Arriba todos.. Y viva la Patria".
Al día siguiente de aquella memorable comunicación BALDONI recibió cinco despachos, el primero fue del señor Presidente de la Nación Argentina D. Marcelo Torcuato de Alvear, las contestaciones oficiales de las autoridades, pero sin duda el mas importante fue el lacónico telegrama que decía así: "Moneta, Jefe Expedición. Islas Orcadas" - "Familias de todos bien” - "PLATE. Director Meteorología".
De esta forma se rompía el aislamiento orcadense, los datos del tiempo de ese apartado rincón de la patria se empezaron a transmitir de inmediato a Buenos Aires para ser utilizados en los pronósticos, junto con la información proveniente del resto del país.

El Observatorio siguió creciendo paso a paso, sus instalaciones se fueron ampliando a medida que las necesidades del personal se hacían mayores y las actividades técnico-científicas se incrementaron y nuevos equipos e instrumentos fueron reemplazando a los primitivos aparatos usados por los primeros observadores de 1904.
En ese sentido la conquista lograda por BALDINI alentó a los radioaficionados argentinos en la búsqueda de nuevas soluciones al problema de las comunicaciones acorde con los tiempos que corrían.

Los esfuerzos realizados a partir de ahí se vieron coronados en noviembre de 1940 con la transmisión de la primera comunicación hablada que se verifico entre el observatorio de la isla Laurie del grupo de islas Orcadas y la ciudad de Lanús.
Después de muchos ensayos el radiooperador José CONCIGLIA con característica LU9DZ, logró comunicarse con Esteban MILANESI, radioaficionado que operaba desde la ciudad de Lanús con característica LU7ET.

Merece destacarse la colaboración técnica de Pedro I. NOIZEAUX, Administrador adjunto de Transradio Internacional quien facilito los elementos moduladores que fueron acoplados al transmisor utilizado en aquella época en el Observatorio.
Quedaba inaugurada la era de la transmisión de la palabra por conversación modulada.
Con este mensaje, se le rinde homenaje a todos aquellos hombres que desde hace mas de cien años, dieron parte de su vida en aquellas tierras heladas, para el bien de la ciencia y de nuestra Patria.

Fuente: Página oficial de la “Fundación Marambio”

sábado, 28 de marzo de 2015

LA GUERRA DEL PARANA


Primera gráfica educativa sobre la Guerra del Paraná
El Museo de Sitio “Batalla de Obligado” desarrolló un diseño que posee una visión regional detallada de lo que fue la invasión anglo francesa al río Paraná

  En el último tiempo, el Museo de Sitio “Batalla de Obligado” ha venido trabajando en el diseño de una folletería educativa que ofrecerá una visión completa de lo que fue la Guerra del Paraná, desde sus comienzos en 1845 en el Río de la Plata, Montevideo e isla Martín García, pasando por Obligado, Tonelero y Quebracho, hasta el regreso y posterior salida de la escuadra enemiga en 1846.
  La cara externa presenta imágenes del combate que incluyen una recreación creada por el dibujante e infógrafo Jorge Portaz, quien colaboró abiertamente para el diseño del nuevo folleto. La imagen de un tramo de cadena hallado en la zona de guerra y una breve introducción a los hechos y a la tarea del Museo, cierran la tapa.
  El interior tiene su epicentro en un mapa de la región que abarca Uruguay, Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes, sobre el cual se han señalado 22 hechos de armas que forman el grueso de lo que fue uno de los sucesos más fuertes en defensa de la soberanía. Dos ampliaciones destacan la incursión aliada en el río Uruguay y el detalle de las defensas armadas en Vuelta de Obligado como punto más fuerte de la contienda.
  Una ruta de color rojo marca el ascenso por el Paraná y otra en color azul, la retirada del mismo.
  Sobre el lateral derecho, un cuadro señala, punto por punto, la fecha el lugar y el hecho sucedido en cada una de las referencias ubicadas en el mapa.
  Por estos días, el grupo del Museo está tratando de conseguir el apoyo económico necesario para la impresión de esta gráfica inédita con la intención de que pueda ser distribuida entre los visitantes que recorren el Parque Histórico como, así también, lograr la llegada a todos los alumnos de las escuelas de San Pedro considerando el valor educativo del material en cuestión.
  En una segunda etapa se piensa interactuar con las demás comunas cuya historia ha estado vinculada a los diferentes hechos sucedidos durante la Guerra del Paraná.

 CLICK PARA AMPLIAR


jueves, 26 de marzo de 2015

CURIOSA PUBLICACIÓN


                                     
En su edición del 9 de marzo de 1904 el periódico El Independiente publicaba este aviso destinado a despertar la atención de los estancieros irlandeses que por aquellos tiempos poblaban las tierras sampedrinas:
                                                                          
                         


    Es sabido que una de las mayores dificultades que debían superar estos inmigrantes era precisamente la barrera del idioma y no eran muy comunes los casos en que lograban un bilingüismo aceptable. Muchos de ellos, después de años de residencia en el país de adopción, adquirían un español muy acriollado, salpicado con palabras gauchescas que escuchaban de sus peones. Era común por lo tanto que se deslizaran en su conversación vocablos como naides por nadie, ansina por así y como éstos muchos otros que incorporaban forzosamente a su vocabulario debido al aislamiento de su vida en los campos.  
    Por eso el pintor que publica este aviso, Próspero Bruno, intenta llegar a sus potenciales clientes de una manera muy expeditiva, utilizando sus conocimientos sobre el idioma anglosajón, rescatados tal vez de su anterior experiencia laboral en los ferrocarriles instalados por compañías de origen inglés.
    Un curioso aviso publicado a principios del siglo XX en el que se procuran  salvar las diferencias idiomáticas entre dos culturas distintas, un mensaje válido para todos los tiempos.
                                                                                              
 Colaboración:  Julia McInerny
                                                                                                                             

jueves, 19 de marzo de 2015

MARIA EUGENIA ALVAREZ


Julián Domínguez homenajeó a la enfermera que cuidó a Evita Perón

El titular de la Cámara Baja destacó que "Evita es el nombre de las grandes causas nacionales y populares de los argentinos". Fue en el marco del homenaje a María Eugenia Álvarez, la enfermera que cuidó a Eva Duarte de Perón durante sus dos últimos años de vida.


Domínguez entregó el premio "Néstor Kirchner" a María Eugenia Álvarez en el Salón de los Pasos Perdidos. 
"
Con la enorme vocación de servicio que caracteriza a todas las enfermeras fue protagonista de la historia de la Argentina y estuvo a la altura de las circunstancias", dijo sobre María Eugenia Álvarez.
"
Supo contener a Evita como enfermera y como mujer en sus horas más difíciles, ganándose el respeto y reconocimiento de su patria". En diálogo con LaNoticia1.com Álvarez contó cómo fueron sus primeros pasos: "Soy enfermera con 4 años de estudio de colegio. Todo lo que sé lo aprendí con la experiencia, leyendo y hasta mirando películas. A los 15 años ingresé en el Hospital Rivadavia donde llegué atender hasta 30 partos en un día. A los 17 me dieron la gran noticia de mi vida: Iba a cuidar a la mujer del Presidente".

"María Eugenia acompañó a Evita en su pasaje a la inmortalidad. Su tesón, esfuerzo y compromiso para tamaña responsabilidad histórica la ubican en uno de los puntos de inflexión de nuestra patria. Hoy, desde la Casa del Pueblo reconocemos su trabajo y significación histórica", concluyó Julián Domínguez.

Del acto participaron el Ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Oscar Antonio Cuartango; el Secretario General del Sindicato de Enfermería, Pablo Bogado; y los diputados nacionales Alfredo Dato y Gustavo Martínez Campo.

Fuente: La Noticia Uno

María Eugenia Alvarez es sampedrina, nacida en Gobernador Castro.

viernes, 13 de marzo de 2015

EL CANAL DON PABLO




APERTURA E INTENTOS DE CIERRE DEL CANAL DON PABLO

    Muchas veces las actitudes tendientes a encontrar la solución a un problema, terminan creando otro de mayor magnitud, no por falta de estudio sino porque, como en este caso, tratándose de la naturaleza, las consecuencias son siempre imprevisibles.
    Ello ocurrió durante el mandato del Intendente Comisionado don Romano Cucit, ante los insistentes pedidos de los pescadores del barrio Las Canaletas, que solicitaban se abriera la laguna en el sector norte de la misma, para facilitar su acceso al río Paraná y brindar así una más rápida comunicación con el Paraná de ese sector de la población. En respuesta a ello se elevó una consulta al gobierno provincial, que respondió con dos dictámenes distintos: uno de parte de la Dirección de Hidráulica, que prevaleció sobre el de la Dirección de Puertos y Vías Navegables, inclinándose en consecuencia el Intendente por el que se consideraba más favorable al pedido de los vecinos: abrir un pequeño canal en la zona norte de la laguna, quedando a partir de ese momento en la mente de los sampedrinos, según una expresión periodística de aquellos años, como la “memoria de un error”.
    En el año 1969, una draga del Ministerio de Obras Públicas de la Provincia fue la encargada de romper el equilibrio existente hasta ese momento entre el río Paraná y la laguna de San Pedro, cuya diferencia de niveles entre ambos calculada en 18 centímetros era amortiguada por el brazo de la isla que se interrumpía únicamente frente al puerto, cuya boca fue abierta en 1792 por pedido de los franciscanos, tal como lo relatamos en el primer tomo.
    El desnivel existente entre la laguna y el río hizo que éste irrumpiera violentamente por la pequeña apertura realizada por la draga y permitiera el ingreso de todo el caudal de sedimentos conformado por arena, limo, camalotes, etc. que normalmente arrastra el Paraná. La acumulación de toda esa cantidad de sedimentos ingresados a la laguna dio comienzo a un rellenado de la misma creando varios islotes que provocaron su desaparición y muerte como tal.
    En pocas semanas, lo que había sido una pequeña apertura de dos metros de profundidad y tan solo unos pocos metros de ancho, ya tenía una boca de más de 150 metros de ancho y una profundidad superior a los 10 ó 12 metros.
    A partir de ese momento lo que había sido el centro de atracción de quienes nos visitaban y orgullo de nuestra ciudad, comenzó desaparecer lentamente y aquel espejo de agua escenario de importantes festivales de deportes náuticos quedó surcado por dos canales profundos respondiendo uno al curso del riacho San Pedro y el otro al nuevo canal por el cual ingresaba el agua del Paraná a la laguna. 
    Durante la administración del comisionado Eduardo L. Donatti, se pensó en llevar a la práctica uno de los tantos proyectos presentados para cerrar nuevamente la laguna, como ser, colocar lanchones o barcazas de cemento en desuso o chatarra para frenar la sedimentación y así poco a poco ir cerrando la apertura por la misma acción del río; otros proyectos hablaban de “pantallas transparentes” para provocar una acción similar al anterior.
    Con ese motivo estuvieron  inspeccionando “in situ” la apertura del canal Don Pablo el Ing. Minuto Lugand, asesor de la Dirección de Hidráulica, el Ing.Mazzini, Director de Vías Navegables de la Dirección de Hidráulica de la Provincia, y participó también el Ing. Echevarría, a cargo de los desagües pluviales de dicha repartición, todos ellos acompañados por suboficiales de la Subprefectura local.
    En octubre de 1977 se realizó una reunión en las instalaciones de Cooproyco con la presencia de 400 personas sampedrinas preocupadas por el futuro incierto o tal vez definitivo de la laguna.
    Estuvieron presentes además en la reunión el brigadier general Cayo Antonio Alsina, el interventor del Mercado 3 de Febrero vicecomodoro Carlos Gramajo, el representante del Comité de Asesoramiento Legislativo vicecomodoro Elvio A. Ferrari, el jefe del Regimiento de Artillería “General Iriarte” de Ciudadela teniente coronel Antonio Tichera, el segundo jefe de dicha unidad mayor Juan Manuel Costa, el capitán Gustavo Alonso, el comisario de policía de Caseros Juan José Maffid, el presidente de Cooproyco Oscar Améndola, y personal de la empresa representado por los sampedrinos Alfonso Fojo y Arturo Mon.
    Como resultado de las distintas reuniones y opiniones surgidas, finalmente se resolvió llevar adelante otro proyecto, iniciando un rellenado con piedra y canto rodado lográndose cerrar prácticamente el paso del río. Faltaba solo que el transcurso del tiempo hiciera el resto al afirmarse el mismo, dando lugar al nacimiento de vegetación con lo que se solidificaría el trabajo, pero una creciente como pocas de las que se han registrado logró superar el nivel de la barrera y arrastrar en pocas horas el enorme trabajo realizado.
    De este modo la administración municipal de aquellos años, cargó sin quererlo y por atender los reclamos de un sector de las canaletas, con las consecuencias que hoy todos podemos observar que es la pérdida total de la hermosa laguna y la muerte lenta de uno de los mejores recursos naturales más interesantes para la práctica del yachting y la atracción turística, motivando que ACTUR convocara a una reunión en el Hotel de Turismo, el día 17 de enero de 1986, destinada a crear una Comisión “especial permanente y ejecutiva en pos de la recuperación y conservación de la laguna”.
    Participaron con su presencia además del Intendente, trece entidades que aceptaron integrar dicha Comisión a saber: Clubes de Pescadores, Náutico, Pesca y Casting y Natación y Remo, además de la Unión Cívica Radical, Centro de Profesionales de la Ingeniería, Concejo Deliberante, Actur, Prefectura de San Pedro, Departamento Ejecutivo Municipal, Centro de Comercio e Industria, Comisión de Puertos y Cooperativa Las Canaletas
    Poco es lo que ha podido realizar dicha comisión para obtener una solución de fondo a tan grave problema, que permitiera nuevamente ver brillar ese espejo de agua hoy desaparecido.
    En 1988 la municipalidad volvió a presentar el estado crítico que presentaba la laguna llegando hasta la Presidencia de la Nación sin obtener resultado alguno acerca del cierre del canal y la limpieza de aquélla.
TRABAJOS DE CIERRE

Fuente: Historia Documental de  San Pedro Américo Piccagli