FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ALMACEN EL CANTÁBRICO

viernes, 18 de marzo de 2016

MARAMBIO EN EL AIRE



Noticia para radioaficionados
La Base Antártica Marambio inició la activación de la estación de radioafición en onda corta LU4ZS.
Este año, las transmisiones recuerdan el 50º aniversario del Primer Vuelo Transpolar Argentino, una hazaña realizada por la Fuerza Aérea en 1965 y liderada por el extinto vicecomodoro Mario Luis Olezza.

El pasado 11 de marzo de 2016, la estación de radioafición LU4ZS - Base Marambio inició la Activación Radial 2016, promoviendo la continuidad de la operación radial efectuada con éxito durante la campaña antártica 2013/14, en la que se efectuaron cientos de contactos en onda corta con operadores nacionales e internacionales.

Este año, se tiene previsto efectuar la activación radial hasta el mes de mayo o junio, inclusive.

En esta oportunidad, la activación de LU4ZS Marambio tiene como motivación adicional el recuerdo del 50º aniversario del Primer Vuelo Transpolar Argentino.


En 1965, la Fuerza Aérea realizó la Operación Sur, ideada y liderada por el entonces comandante Mario Luis Olezza, en la que una escuadrilla formada por un Douglas C-47 y dos monomotores Beaver aterrizaron en el Polo Sur, y posteriormente el C-47 continuó vuelo hasta la Base Mc Murdo, de los EE.UU., completando el primer doble vuelo transpolar argentino.

En Marambio, finalizó recientemente con éxito la Campaña Antártica de Verano (CAV), en la que se efectuó el reabastecimiento logístico de la base y el despliegue de los campamentos científicos por la zona.

Ahora, el personal destacado en la base de la Dotación XLVII (2015/16); grupo de trabajo; científicos y técnicos de la Dirección Nacional del Antártico y personal del Servicio Meteorológico Nacional), transita hacia la época conocida en el lenguaje antártico como "invernada".




La activación 2016 es impulsada por la Dirección de Asuntos Antárticos (DAA) a través de la Sección Prensa, cuenta con el apoyo del Jefe de la Base Marambio, comodoro Sergio Manuel Zulatto y se ve facilitada por la colaboración del personal del Servicio de Comunicaciones y de la Sección Técnica de esa base antártica.

El operador de la estación LU4ZS Marambio es el señor Expedicionario al Desierto Blanco, Juan Carlos Benavente, encargado de la Sección Prensa y colaborador de la Sección Técnica de la DAA, con licencia de radioaficionado LU8DBS, docente y Licenciado en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ).


Las bandas de frecuencia de onda corta que está utilizando LU4ZS son las de 28 Mhz y 3,7 Mhz, correspondientes a 80 y 10 m de longitud de onda; se utiliza un equipo de 100 watts de potencia máxima y una antena rómbica ubicada a 18 m de altura (la base está asentada sobre la meseta de la Isla Vicecomodoro Marambio, a unos 200 m de altura sobre el nivel del mar).

Vale aclarar que la comunicación de esta índole utiliza la propagación ionosférica, por la cual la señal se "refleja" (en rigor refracta) en capas específicas de la atmósfera, permitiendo contactos a larga distancia, los denominados DX en la jerga radial.

Esta propagación se ve afectada por la hora del día, la época del año, la actividad solar entre otros factores, y en estos momentos, no se están dando buenas condiciones de propagación de ondas, principalmente en 28 MHz.

Las comunicaciones se realizan en la modalidad fonía (voz) y se espera poder transmitir también en modos digitales y en telegrafía (CW).

Hasta el momento, los contactos de radio efectuados incluyeron a estaciones de la Argentina, Uruguay, Chile, EE.UU. y España.

Cabe destacar que durante la Activación 2016 se espera contactar por radio con la Universidad Nacional de Quilmes, que junto al Radio Club Quilmes, articulan un trabajo conjunto a través del proyecto "Uniendo Voces", que incluye un área de intervención de radioaficionados y la Antártida.


Importancia y servicio

Las activaciones radiales no sólo mantienen la preparación de los operadores radioaficionados, sino que además contribuyen al objetivo estratégico de mantener presencia argentina, desde la Antártida, en el espectro radioeléctrico.

A la vez, esta actividad posee un aspecto social demostrado en cada catástrofe en las que los radioaficionados prestaron un servicio incondicional. En el caso argentino conviene además mencionar dos aspectos destacados. Por un lado, la participación directa de radioaficionados en la Guerra de Malvinas.


Por el otro, el servicio que los radioaficionados prestaron durante los despliegues en la Antártida, como apoyo radioeléctrico en las expediciones como nexo de comunicación entre el personal destacado en el sexto continente y sus familias. En este sentido, conviene citar las palabras del Vicecomodoro Mario Luis Olezza:


Otra vez quedó bien manifiesta la eficiente y desinteresada tarea de esta legión casi anónima (…). El radioaficionado ha sido indispensable para llevar el mensaje alentador o las voces de las familias que quedaron allá lejos. LU7AEK se distinguió colaborando en la doble tarea —afectiva y de servicio— de mantener contacto con la FATA en operaciones. Ningún instante de la actividad ni detalle del vuelo sobreantártico escapó a su celo de radioaficionado. (Olezza, M. L., No hay victoria sin sacrificio, RNAE, marzo de 1966). Además, las estaciones de radioaficionados de la FAA pueden aprovecharse para la instrucción del personal interesado en la actividad; como apoyo radioeléctrico para tareas de búsqueda y salvamento; para situaciones de emergencias y o desastres; para la seguridad de la vida humana y ante la falta de otros medios de comunicación.

La actividad de los radioaficionados está regulada en nuestro país por el Ente Nacional de Comunicaciones.

Por el Lic. EDB Juan Carlos Benavente
juantartico@gmail.com
Desde Base Marambio, Antártida

No hay comentarios: