FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

miércoles, 3 de noviembre de 2010

POR CAMINOS DE TIERRA

Por caminos de tierra
    En la actualidad se dispone de una red  vial y de múltiples medios de transporte para viajar, pero muy distinta era la situación a fines del siglo XIX y principios del XX,
cuando el ferrocarril extendía su recorrido pero sus beneficios no alcanzaban a las zonas alejadas de sus estaciones, con dificultosos caminos de tierra que se volvían intransitables en épocas lluviosas.
    Los empresarios que en San Pedro ofrecían distintos medios para viajar o enviar encomiendas y correspondencia, ya publicaban sus avisos en los primeros ejemplares del periódico El Independiente.
    En abril de 1892 Emilio Meylan, propietario de la empresa La Estrella, anunciaba que “Para el servicio de los trenes, paseos y viajes al campo, cuento con carruajes sólidos y elegantes, cocheros de confianza y buenos caballos. Hay una americana que se alquila con o sin caballo.Y la Compañía Nacional de Transporte Expreso Villalonga ofrecía su “Servicio de Encomiendas, Equipaje, Cargas y Dinero”...”para cualquier punto de la República y Extranjero” por intermedio de su agente Rafael Mamberto.
   
   El mayoral y empresario Máximo Pedernera avisaba a su clientela en enero de 1894 que “no corro más con la galera del señor Salas pero sigo haciendo la misma carrera con una galera del señor Peña, esperando que me sigan dispensando la misma confianza que hasta el presente” con “salidas de San Pedro para el Arroyo de Burgos los lunes, miércoles y viernes, y salidas del Arroyo de Burgos para San Pedro los martes, jueves y sábados.
    En diciembre de 1894 la cochería La Proveedora de Domingo Bertolín ofrecía “carruajes para los trenes y paseos a cualquier hora del día y de la noche.
    Años más tarde, desde el 15 de agosto de 1896 el empresario Gaspar Chacón anunciaba los servicios de su “nueva mensajería entre este pueblo y el Arroyo de Burgos, con el siguiente itinerario: salida: los lunes, miércoles y viernes; regreso: los martes, jueves y sábado”.
   
   Felipe Radice, publicaba en abril de 1899 la inauguración de la nueva mensajería La Protegida... “que hará tres viajes semanales entre este pueblo y Puerto Obligado”...con pasajeros, cargas y encomiendas, y con fecha 28 de julio de 1899, comunicaba otro itinerario: “Tengo el honor de avisar al público que he establecido una nueva Mensagería (sic) entre San Pedro y la estancia La Esperanza del Sr. Matías Brennan, haciendo escala en los puntos siguientes: Almacén La Vuelta, de Adolfo S. Ratto y Cía; Almacén de Tablas, de Antonio Domingo; Almacén de José Pozzi (campo de Millán); Almacén de José Pujol (campo de Machain); Almacén de Lázaro V. Rocca (Las Flores), Almacén de Gregorio González (antigua casa de Gorostarzu) y Estancias La Entre Riana (sic) y La Teresa.”... “El itinerario que regirá para esta nueva Mensagería (sic) es el siguiente: saldrá de San Pedro todos los días 1, 4, 7, 10, 13, 16, 19, 22, 25 y 28, regresando los 2, 5, 8, 12, 14, 17, 20, 23, 26 y 29 de cada mes, empezando el primer viaje el 1° de agosto. Por pasages (sic), cargas, encomiendas, etc., dirigirse a las agencias siguientes: en San Pedro, Depósito de Vinos de los señores Concati y Doria (frente a la Zapatería Toscana.) y en el campo a los almacenes del señor Gregorio González y del señor Lázaro V. Rocca.”
     
   En octubre de 1900, la señora Justa Rosa de López, empresaria de la Galera Santa Rosa entre San Pedro y el Arroyo de Burgos” anunciaba tres salidas y tres regresos semanales, y confiaba en que...”el respetable público me dispensará su protección, garantiendo que los que se dignen favorecerme serán atendidos con prontitud y a precios sin competencia.”
    El representante Ventura Fraga informaba también en octubre de 1900 el traslado de la Cochería y Agencia Unión Argentina que estaba instalada frente al hotel de Semino, a su nueva ubicación, calle 25 de Mayo 961, frente a la Cigarrería del Sr. Aldazábal, donde “en este nuevo local la casa cuenta con buenas cocheras y caballerizas para carruajes y caballos particulares, y con carruajes para paseo y viajes al campo, para llevar y traer pasajeros a todos los trenes tanto de día como de noche, un charret con o sin caballo para paseo o viajes al campo y un carro para mudanzas. Se reciben encomiendas, equipajes y cargas para cualquier punto de la República o del extrangero (sic) para lo cual cuenta con corresponsales en los principales pueblos y ciudades. Agencia en Buenos Aires, calle Tacuarí 19 y 21.”
    Ángel Salvatierra y Cía. comunicaban también en octubre de 1900 la instalación de la Cochería La Cosmopolita “en la que habrá siempre disponibles carruajes para hacer viajes al campo, para paseo y para servicio de trenes, tanto de día como de noche”...”Contando con un espacioso corralón, se reciben caballos a cuidado a precios módicos.” 
    Otros empresarios abandonaban sus proyectos, como Felipe Radice que en mayo de 1900 publicaba en un Aviso importante: Se vende la galera denominada de Radice, que hace sus viajes desde este pueblo a La Carolina.”...”La galera está en perfecto estado, pues apenas cuenta con un año de servicio y se vende con 15 caballos y todas las guarniciones correspondientes. Se asegura al comprador un buen negocio, pues esta mensagería (sic) cuenta con una subvención mensual de cien pesos y más de 200 en pasages (sic) y cargas. Su dueño la vende a causa de serle imposible poderla atender.” 
    En enero de 1907 Domingo C. Bertolin, por entonces empresario de la cochería La Argentina, ofrecía, además de los viajes a la estación, “un cómodo vagón con asientos y toldo para paseos al campo.”     
    
  También por esos años El Independiente mencionaba a D. Juan Noseda, con su servicio de galera de San Pedro a la estancia La Estrella, servicio que antes de 1930 vendió al señor Benón Ucero, quien lo extendió hasta la estancia Antares y lo mantuvo en marcha hasta fines de la década del cincuenta, acompañando inmutable las simultáneas innovaciones del siglo XX.
   Muy lejos han quedado los incómodos y muchas veces peligrosos traqueteos de las antiguas mensajerías, la ansiedad con que eran esperados sus pasajeros y correspondencia, la autoridad indiscutible del mayoral y el esfuerzo de los sufridos caballos de las galeras. Hoy se procura la comodidad y la rapidez en los traslados, y aunque la velocidad excesiva y otros factores han multiplicado el peligro de las rutas y la impaciencia divaga con la utopía del tren bala, las páginas del viejo periódico sampedrino siguen guardando el auténtico recuerdo de aquellos viajes por caminos de tierra.
Colaboración: Julia McInerny

Fuentes:
El Independiente, periódico. Archivo. Números 2, 4, 91, 139, 225, 364, 380, 441, 443, 780.
Ucero Esther. Testimonios familiares.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen articulo.Te hago una pregunta ¿El arroyo Burgos, era un punto estratégico o algún caserío?.¿Porque era un punto de referencia?
Saludos
RB

Fernando dijo...

Anónimo 10:34 Por ruta 191 el Arroyo Burgos es el límite con Arrecifes.

marita dijo...

Fernando,tienes mas informaciones de la Compañía Nacional de Transporte Expreso Villalonga?

fernando dijo...

Marita: perdona la demora, lo que sé es lo que dice la nota. Lo que si recuerdo es que en San Pedro existía en el año 1946 y hasta que dejaron de funcionar los ferrocarriles, mas o menos, ese servicio que lo hacía el Sr. Rafael Díaz, y me parece que se llamaba Villalonga Furlong.