FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
TALLER DE MIMBRERÍA LA ESCUELA DE ARTESANOS

martes, 26 de enero de 2010

DESENTERRANDO EL PASADO




Más de cien años de Historia
Descubren un ladrillo de fabricación escocesa entre las ruinas de Ferrocarriles Depietri

La Historia de San Pedro posee aristas muy interesantes que, en muchos casos, aguardan ser descubiertas, difundidas o revaloradas.
En los últimos días, debido a las obras de construcción del nuevo acceso al Puerto, muchos sampedrinos hablamos de Ferrocarriles Depietri, una obra que trascendió su época llegando a nosotros como un murmullo perdido entre los ruidos de viejas locomotoras.
Hoy el progreso se ha comido una parte de esa historia de esfuerzo y astucia demoliendo un tramo del viejo paredón que rodeaba a la antigua terminal de trenes.
Entre ese movimiento de hombres, tierra y maquinarias viales se vislumbran, para el ojo observador, los detalles de un San Pedro diferente.
Fernando Chiodini, apasionado de nuestra historia si los hay, es colaborador del Museo Paleontológico y miembro del Centro de Estudios Históricos, y fue quien descubrió en esas ruinas un objeto que para cualquiera de nosotros sólo era un ladrillo. Sin embargo, ese ladrillo refractario posee una marca en relieve que nos advierte que ha pasado mucho tiempo desde su lejana fabricación.
La pieza presenta, en una de sus caras, la inscripción “CALDER” y su estado de conservación es excelente.
Esas letras nos cuentan que el bloque de argamasa descubierto fue fabricado en Escocia, posiblemente a mediados del Siglo XIX, por la marca comercial Calder Fire Clay Company. Esta pieza debe de haber formado parte de alguna construcción de la antigua destilería “La Estrella”, alcoholera que funcionó en San Pedro en el predio que luego ocuparían los Ferrocarriles Depietri, como podría ser una chimenea, revestimiento de una caldera o el fogón de la misma ya que se ha encontrado también, restos de ladrillo fundidos. De aquella vieja fábrica hoy sólo quedan la conocidísima chimenea que se yergue en la cresta de barranca y unos viejos galpones.

Las garras de las excavadoras que trabajan en el lugar han sacado a la luz a este pequeño fragmento de una historia hundida en las brumas del tiempo. Las manos de Fernando Chiodini lo recuperaron para exponerlo en las vitrinas del Museo Histórico Regional “Fray José María Bottaro”.

NUEVO HALLAZGO FOSIL


Grandes dientes de un mamífero fósil
Hallan en Bajo del Tala dos incisivos de 15 cm de longitud

Medía más de 3 metros de longitud, pesaba más de 1500 kilogramos y su altura era como la de una persona adulta. Su apariencia recuerda a la de un gran rinoceronte, aunque no estaba emparentado con ellos.
Vivió en nuestra zona frecuentando ambientes acuáticos en cuyas cercanías encontraba grandes cantidades de vegetales de los que se alimentaba.
Habitó hasta hace unos 8.500 años, época en la que desapareció misteriosamente sin que, aún, se sepan las causas exactas.
Esta bestia, llamada Toxodon platensis, fue un curioso animal con pezuñas autóctono del continente sudamericano cuyo cráneo superaba, en los adultos, los 80 cm. de largo.

La semana pasada el Grupo Conservacionista de Fósiles, equipo de trabajo del Museo Paleontológico de San Pedro, descubrió dos enormes dientes de este llamativo animal.
Las piezas, de 15 cm. de longitud y casi 6 cm de ancho, son dos incisivos de forma rectangular que el animal utilizaba para arrancar la abundante vegetación de la que se alimentaba.
Los fósiles fueron hallados en un sector de la Reserva Paleontológica “Campo Spósito”, en pleno Bajo del Tala, principal lugar de trabajo del Museo “Fray Manuel de Torres”. Allí, ya se han recuperado numerosas piezas relacionadas con estos animales y se cree que la abundancia de sus restos revela que el lugar poseía las condiciones óptimas necesarias para su supervivencia.

Los dos enormes dientes presentan un alto grado de conservación y ya fueron restaurados e ingresados a la colección de la Institución.

Silvina, del GCF, con las piezas descubiertas.

lunes, 18 de enero de 2010

TERREMOTOS


Encontre este tema interesante, espero que les sirva a muchos ya que estan las tablas de Richter y la de Mercalli en donde se puede ver la diferencia de ambas.
A lo largo del tiempo, los científicos han ideado varias escalas que les permitan evaluar el tamaño de un movimiento telúrico o los daños que éste produce.
Los primeros intentos estuvieron dirigidos a medir intensidad, ya que no se disponía de instrumentos que pudieran registrar datos cuantitativos, sino sólo la vista humana que observaba los efectos del sismo, ya fuera éste un suave y casi imperceptible temblor o un terrible y devastador terremoto.
La primera escala fue creada en 1884 por Rossi y Forel, pero posteriormente fue eliminada. En la actualidad, los expertos cuentan con dos: la de Richter y la de Mercalli.
La primera da cuenta de la fuerza del movimiento, lo que está relacionado con la energía emanada durante el episodio.
La segunda, en cambio, mide los efectos que el temblor produjo en las personas y en todo el ambiente que las rodea, y sobre esa base clasifica los sismos en 12 niveles ascendentes en severidad.

Escala de Richter
Fue creada en 1935 por el famoso sismólogo Charles Richter. Originalmente la escala fue ideada para medir los temblores que ocurrían en el sur de California, pero un año después su aplicación fue extendida a todas partes del mundo.
La escala mide cuantitativamente la energía liberada (magnitud) en el hipocentro o foco de un movimiento telúrico, es decir, en la zona al interior de la tierra donde se inicia la fractura o ruptura de las rocas.
Es de carácter logarítmico y se calcula mediante una expresión matemática sobre la base del análisis de los registros instrumentales. Su diseño significa que entre un grado y otro hay una magnitud 10 veces mayor.
Por ejemplo, un terremoto de magnitud 6 es diez veces más grande que uno de magnitud 5; o uno de magnitud 7 es mil veces más grande que uno de magnitud 4.
Al observar la relación entre la magnitud de un sismo y los efectos que éste produce, se puede determinar que:

- Un movimiento de 3,5 grados o menos por lo general no es percibido, aunque sí registrado por los instrumentos.
- Un sismo de entre 3,5 y 5,4 grados usualmente se siente, pero sólo causa daños menores.
- Si su magnitud se ubica entre los 5,5 y 6,0 grados, el temblor ocasiona daños ligeros a edificios.- Si aumenta a entre 6,1 y 6,9 grados, puede ocasionar daños severos en áreas muy pobladas.
- Se habla de un terremoto mayor que causa grandes daños si el movimiento tiene una magnitud que se encuentre entre los 7,0 y 7,9 grados.
- Si su magnitud es de 8 grados o más, el sismo es calificado como un gran terremoto que causa destrucción total.

Al contrario de lo que el común de la gente cree, la escala de Richter no tiene límites. Sin embargo, la mecánica de las rocas parece evitar temblores menores a un grado o mayores a 9.5. De hecho, de acuerdo a los eventos registrados hasta ahora en el mundo, la más alta magnitud alcanzada por la escala de Richter fue con el terremoto de 1960 ocurrido en Valdivia (9,5 grados) y que tuvo características de cataclismo.

Escala de Mercalli

Fue creada en 1902 por el geólogo y sacerdote italiano Giussepe Mercalli. En 1931 fue modificada por Wood y Neumann, y es por esta razón que en la actualidad se le conoce como la Escala Modificada de Mercalli.
Posteriormente, en 1964, Medvedev, Sponheuer y Kárnik la sometieron a una nueva evaluación conocida como MSK, y que habitualmente es utilizada en los países de Europa del EsteLa escala de Mercalli mide cualitativamente la intensidad o violencia de un sismo, mediante la percepción de un observador entrenado para establecer los efectos del movimiento telúrico en un punto determinado de la superficie terrestre.
En palabras más simples, la escala clasifica los temblores sobre la base de los efectos o daños que éstos producen en las construcciones, los objetos y terrenos, así como en el impacto que provoca en las personas.
Un sismo, al cual se le asigna un único grado Richter, se le pueden otorgar distintos grados en la escala de Mercalli. Éstos van desde el uno hasta el doce, y se expresan en números romanos.

Intensidad I: Puede ser advertido por muy pocas personas, mientras éstas se encuentren en condiciones de percepción especialmente favorables (reposo, silencio total, etc.).
Intensidad II: Lo perciben sólo algunas personas en reposo, particularmente las que al momento del sismo se encuentran en los pisos superiores de un edificio. Con el movimiento, los objetos suspendidos oscilan.
Intensidad III: Es advertido por algunas personas al interior de los edificios y casas. Puede ser confundido con el paso de un vehículo liviano por una calle cercana.
Intensidad IV: Es percibido por todas las personas que se encuentren al interior de edificios o casas, mientras que en el exterior no se advierte tan claramente. Con el movimiento, los objetos colgantes oscilan visiblemente y los muros de las construcciones crujen. Puede ser comparado con la sensación que produce el paso de un vehículo pesado.
Intensidad V: Es sentido por casi todas las personas, incluso si se encuentran en el exterior. Con el movimiento, los líquidos oscilan dentro de sus recipientes y pueden derramarse. Asimismo, los objetos inestables se mueven o vuelcan.Intensidad VI: Es advertido por todas las personas, ya que el movimiento produce inseguridad para caminar. Se quiebran vidrios de ventanas, vajillas y objetos frágiles. Los muebles se desplazan del lugar en que están y, a veces, se vuelcan. Se producen grietas en algunos estucos. Se hace visible el movimiento de los árboles y arbustos.
Intensidad VII: Las personas se mantienen de pie con mucha dificultad y puede ser percibido en automóviles en marcha. Construcciones de mala calidad y estructuras de albañilería mal construidas resultan dañadas. El movimiento provoca la caída de estucos, ladrillos, cornisas y diversos elementos electrónicos.
Intensidad VIII: Caen chimeneas, monumentos, columnas, torres y estanques. Las casas de madera se desplazan y se salen totalmente de sus bases. Se hace difícil e inseguro el manejo de vehículos. Se producen daños de consideración y a veces derrumbe parcial de estructuras de albañilería bien construidas.
Intensidad IX: Las estructuras de madera son removidas de sus cimientos y las de albañilería bien construidas se dañan e incluso, a veces, se derrumban totalmente. Se pueden fracturar las cañerías subterráneas. Se produce inquietud general.Intensidad X: Algunas estructuras de madera bien construidas, incluso puentes, se desmoronan. Se destruye gran parte de las estructuras de albañilería de toda especie. Se producen grandes daños en represas, diques y muelles. Los rieles de ferrocarril se deforman levemente.
Intensidad XI: Muy pocas estructuras de albañilería quedan en pie. Los rieles de ferrocarril quedan severamente deformados. Las cañerías quedan totalmente fuera de servicio.
Intensidad XII: Se produce una destrucción casi total. Se desplazan grandes masas de rocas, los objetos saltan al aire, los niveles y perfiles de las construcciones quedan distorsionados.
Publicado por Sol en: http://www.universitarios.cl/

miércoles, 13 de enero de 2010

RESTOS DE OBLIGADO


Una batalla en fragmentos

Como si se tratara de un gigantesco rompecabezas, los bosques de Vuelta de Obligado siguen revelando piezas del feroz enfrentamiento del 20 de noviembre de 1845.
Con las abundantes lluvias que caen en esta época sobre San Pedro y un paciente trabajo de prospección encarado por la Dirección de Cultura y el Grupo Conservacionista de Fósiles, nuevas piezas relacionadas con el combate y con los pueblos nativos que habitaban el lugar, vieron la luz en los últimos días.
Por un lado, trozos de metal como esquirlas de proyectiles, fragmentos de sunchos de los barriles de pólvora, restos de botellas de cerámica y clavos de sección cuadrangular utilizados en las cajas de municiones, etc. Por otro, pequeños restos de vasijas de uso diario de la comunidad Querandí que vivía en la zona, principalmente, en los meses de primavera y verano. Delgadas piezas de tan sólo algunos milímetros de espesor utilizadas para contener sus alimentos, líquidos, etc.

Las nuevas piezas se sumarán a la colección que, poco a poco, se va formando en el Museo de Sitio "Batalla de Obligado" con la valiosa colaboración de los vecinos del pueblo.
Por estos días, el Grupo Conservacionista está aguardando los resultados realizados por el INGEIS (Instituto Nacional de Geocronología Isotópica) sobre un gran mástil de navío recuperado en plena zona del combate. Se espera que la datación confirme si se trata de restos de otra nave de la legendaria batalla, tal como sucedió hace un tiempo con la baranda de una embarcación recuperada por una familia de pescadores.

FOTO: Izquierda=piezas metálicas
Centro=cerámica indígena
Derecha= fragmentos

viernes, 8 de enero de 2010

HOTEL INTERNACIONAL

  • “Hotel Internacional, Crónica de una decepción”

    Así tituló un periodista el hecho ocurrido con una importante empresa que vislumbró la posibilidad de emplazar un edificio hotelero, en los terrenos ubicados en la esquina de Boulevard Paraná y calle Mitre, donde antiguamente estuvo el recreo bailable Balcones al Paraná, aprovechando la coyuntura que ofrecía la Municipalidad de nuestra ciudad interesada en difundir el turismo.
  • Me refiero a la empresa Hotelera Torremar S.A. cuyos titulares y representantes de la firma, señores Joaquín Bernabé Giménez & Asociados, Construcciones Civiles e Industriales, acompañados del señor Alfonso Fojo, gerente de Coproyco S.A., y del señor Arturo Mon, amigo y sampedrino vinculado a ambas empresas, se hicieron presente en San Pedro para informar los alcances de un proyecto referido a la construcción de un Hotel Internacional de 100 habitaciones en el lugar mencionado, cuyo título de propiedad el Municipio registró el 2 de mayo de 1974.
    A partir de este hecho y ante un estudio de los títulos realizados por la empresa, surgió un conflicto entre Catastro, Geodesia y la misma Municipalidad que aparentemente ignoraba la existencia de un plano anterior cuyo titular sería José Tocuá, ya fallecido y que ante escribano habría hecho cesión de acciones y derechos a los señores Rolando González y Facundo Quiroga.
  • Un tema muy controvertido por cierto porque se habría hecho, según comentarios, en base a una posesión veinteñal de dudosa tramitación, al informar el Registro de la Propiedad la no existencia de una inscripción anterior a la de la Municipalidad.
    Los interesados en el proyecto, ante ese informe y luego de los trámites de rigor, convocaron a una reunión de prensa donde informaron que: “Con estos antecedentes concurrimos al Municipio y somos recibidos por el Intendente Municipal Sr. Donatti, el señor Luchessi, Sr. Braña, el Dr. Landro y otras autoridades y comunicamos lo averiguado. En esta reunión surge que posiblemente el Dr. Martín sepa algo referente a este asunto; de inmediato concurrimos a su estudio en San Pedro y éste manifiesta haber conversado con el Dr. Litta, patrocinante del Sr. Facundo Quiroga, quien informa: que efectivamente la situación real era tal cual la habían recabado ellos”, por lo que terminaron anunciando que, “como se comprenderá no se puede emprender ningún trabajo más, sobre la base de un terreno que es de muchos y no es de nadie”.
  • Los representantes de la empresa pusieron de manifiesto que a pesar de los perjuicios “económicos y morales” sufridos estaban dispuestos a realizar en ese terreno el proyecto original, pero que los intentos de negociación directa con los supuestos titulares fracasaron por la exorbitante suma pedida y por las noticias que tenían acerca de otras personas que argumentaban hipotéticos derechos sobre la propiedad, por lo que aclararon que “no podemos comprar pleitos en potencia. Eso como empresa ya no nos interesa”.
    En el informe entregado al periodismo por los representantes de la empresa Hotelera Torremar S.A. se expresaba que “construir en San Pedro un hotel de tipo Internacional no representa para nosotros la rentabilidad que podría tener en otros lugares donde el turismo tiene pleno desarrollo. Si lo queremos hacer aquí es porque, además, hay valores afectivos de por medio”, en referencia a los dos personajes mencionados al inicio.
  • El informe finalizaba poniendo en duda la titularidad de los mencionados en el trámite al expresar: “como hace la Municipalidad o el pueblo de San Pedro para conseguir esos títulos, es algo que a nosotros no nos corresponde decir. Tal vez su presunto propietario renuncie, por un resto de vergüenza, a su ambiciosa pretensión. Tal vez los intereses que se mueven en torno suyo y que tienen pretensiones similares, decidan que, políticamente, les conviene aflojar, antes que se destape la olla y tengan que irse de San Pedro... Creemos que en ese caso, comenzaremos la obra y en 12 meses tenemos terminada la primera etapa.
  • Fíjense hasta que punto nos interesa el hotel, que buscamos desesperadamente remplazar ese terreno por otro similar. Pero no hay ninguno que dé las medidas. Hemos comprado igual un par de lotes por ahí cerca, pero un Hotel Internacional de esa magnitud –aclaramos que se estaba hablando de una capacidad para 500 personas, garage en subsuelo, restaurante, sala de convenciones y muchos detalles más– solo puede hacerse en Mitre y Almirante Brown”.
  • Como puede apreciar el lector se trata de un hecho que da para una mayor investigación en el futuro, que seguramente algún historiador especializado en la materia podrá realizar para que quede aclarado un tema que ha despertado en su momento grandes dudas respecto a la titularidad obtenida oportunamente, justificando incluso por otra parte al cronista del periódico El Imparcial que se permitió titular este ambicioso proyecto como “Hotel Internacional, Crónica de una decepción”.
    Poco tiempo más tarde otro consorcio a integrarse con comerciantes sampedrinos impulsó otro proyecto a cargo del Ingeniero Civil Carlos Fullone que pretendía construir un edificio de diez pisos en la esquina de enfrente del lugar elegido por el Hotel Internacional, pero el proyecto también fracasó.
    Fuente: Historia Documental de San Pedro de Américo Piccagli.

jueves, 7 de enero de 2010

RECLAMOS A TELECOM


Reglamentos General de Clientes del Servicio Básico Teléfonico

Capitulo II Reclamos por averíasARTICULO 31º.-

El reclamo que se realice mediante el servicio 114, por interrupción del servicio, o deficiencias en la calidad del mismo, deberá ser reparado dentro de los TRES (3) días hábiles.Al momento de efectuar el reclamo, el prestador deberá asignarle un número identificatorio, el que será informado al cliente y que operará como comprobante del reclamo efectuado. Si el prestador no efectuara la reparación en el plazo estipulado, el cliente quedará habilitado para requerir la intervención de la Autoridad de Aplicación, conforme lo dispuesto por el Título III del presente Reglamento.ARTICULO 32º.- Los prestadores están obligados a llevar un registro con la totalidad de los reclamos efectuados, conforme lo indicado en el artículo anterior, donde constará el número de servicio telefónico, la fecha y el tipo de avería por la que se efectuó el reclamo.

ARTICULO 33º.- En caso en que el servicio sufra una interrupción superior a TRES (3) días hábiles que no se hubiere originado en elementos bajo responsabilidad del cliente, los prestadores deberán abonarle a éste un importe equivalente al doble del valor del abono correspondiente a los días sin servicio, independientemente de las sanciones que la Autoridad de Aplicación determine, conforme lo establecido en el Régimen Sancionatorio, aprobado con este Reglamento General, y demás legislación vigente.
La autoridad de aplicación es la C.N.C. Comisión Nacional de Comunicaciones Tel 0800-333-3344
Por correo Apartado Especial 114 (1000) Capital Federal)
En caso de acudir a la C.N.C aportar las constancias de reclamo ante el prestador.

lunes, 4 de enero de 2010

RIO PREHISTORICO

Los cuadros amarillos señalan los lugares donde se hallaron piezas fosilizadas arrastradas por la correntada. Por el contrario, la zona punteada de negro, los sectores donde no hubo descubrimientos. El sector marcado con una X blanca señala una elevación del lecho que desviaba los restos que rodaban por el fondo hacia sus laterales.
La roca que quedó incrustada en uno de los intersticios de la pieza ósea descubierta luego de haber rodado por el fondo del antiguo río. Este dato es revelador a la hora de establecer la dirección en qué se movían las aguas por aquel cauce.

Tras los pasos de un río prehistórico
Descubrimiento de un nuevo fósil revela detalles de un antiguo cauce.

Desde fines de 2001 el equipo del Museo Paleontológico de San Pedro, provincia de Buenos Aires, viene relevando un valioso yacimiento de mamíferos fósiles en una zona conocida como Bajo del Tala, a tan sólo 10 km de la ciudad. Hoy, el lugar se conoce como Reserva Paleontológica “Campo Spósito”, en honor a la familia dueña del lugar.
Desde su descubrimiento, distintos investigadores que han visitado el sitio se han asombrado por la alta concentración de piezas óseas de la fauna de mamíferos extintos que habitaron la región.
La antigüedad de la capa que contiene los fósiles se estima cercana a los 500.000 años, es decir, que su formación data del Pleistoceno medio a superior.
Pero esa alta densidad de restos de más de 10 géneros de animales diferentes debía tener una explicación...
Bancos de piedras redondeadas, huesos erosionados de manera inusual, restos de diversos animales agrupados en lugares comunes y un pequeñísimo fragmento del cráneo de un pez de la familia de los bagres actuales, fueron algunas de las pistas que llevaron a evaluar la posibilidad de que se estuviera excavando en lo que había sido el lecho de un antiguo río. Un río prehistórico.
Con el paso del tiempo y los trabajos en el yacimiento, el equipo del Museo observó que las piezas se habían preservado en una delgada capa de sedimentos de unos 70 cm de espesor. Sedimentos que, hace medio millón de años, conformaban el barro que cubría el fondo del misterioso río.
Hasta la fecha se han recuperado restos de numerosos géneros de curiosos animales entre los que se pueden mencionar: Megatherium, Morenelaphus, Toxodon, Lestodon, Antifer, Stegomastodon, Panochthus, Doedicurus, Glyptodon, Hippidion, Equus, Hemiauchenia, etc.
De este lugar proviene un fémur de tan sólo 3 cm de longitud perteneciente a un embrión de armadillo gigante que, posiblemente, sea el más pequeño descubierto en Argentina de ese grupo de mamíferos fósiles.
En Campo Spósito se desenterraron los restos de la única manada de perezosos gigantes que se conoce hasta hoy. Incluso, uno (o una) de ellos se rescató con partes de una pequeña cría en su interior.
Además, varios restos de caballos fósiles recuperados allí han desorientado a diversos investigadores por la antigüedad de los mismos, mucho mayor de lo que se pensaba para los caballos prehistóricos que habitaron la llanura pampeana.

Pero en los últimos días han vuelto a aparecer los perezosos gigantes con nuevos desafíos. Una escápula completa (omóplato en los humanos) presenta, incrustada en su superficie, una roca redondeada que muestra claramente signos de haber sido arrastrada por una fuerza que le ocasionó un pronunciado desgaste. La pieza fosilizada, de 53 cm de largo y 25 cm de ancho, aporta detalles importantes.
Según interpretan los integrantes del equipo del Museo Paleontológico de San Pedro “la roca rodó por el fondo de aquel río arrastrada por una importante correntada, hasta quedar atrapada entre las formas de la pieza ósea que se interpuso en su camino. Esto es un dato revelador si pensamos que ese yacimiento fue el fondo de un lecho prehistórico, ya que de acuerdo a la ubicación de la escápula y a cómo se trabó la roca en ella, podemos saber en qué dirección fluían las aguas de un río hace medio millón de años atrás.”
Conocer la mecánica del antiguo curso de agua es muy interesante desde el punto de vista geográfico, ya que permitirá establecer datos como, por ejemplo, la pendiente de la región en aquellos tiempos y compararla con los actuales desniveles de la zona norte de la provincia. Aportará datos sobre los cambios concretos que ha sufrido el relieve del suelo bonaerense a lo largo de miles de años ya que el tramo excavado habría corrido de forma diferente a los actuales arroyos de la región.
Desde el Museo agregan que “conocer hacia dónde corría ese río permite aumentar las posibilidades de búsqueda de fósiles en el lugar ya que se pueden anticipar los puntos donde se depositaban las piezas aún antes de ser excavados.”

viernes, 1 de enero de 2010

MUSEO DE GOBERNADOR CASTRO


El Museo de Tecnología Agropecuaria de Gobernador Castro cierra el año con un balance muy positivo en cuanto a la recepción que ha tenido en la comunidad.
A tan sólo 2 meses de su inauguración (25 de octubre) ha recibido 402 visitantes que han recorrido sus salas y han aprendido a través de antiguas y curiosas herramientas que allí se exponen.
Este número aumenta considerablemente si se agregan las 2.000 personas que asistieron a su apertura.
Su Libro de Visitas ya exhibe un alto número de mensajes muy alentadores que resaltan su ambientación y el valor de haber recuperado el histórico edificio de la Estación para preservar un acervo cultural que, de otra forma, se hubiera perdido con el paso de los años.
Este joven ámbito cultural ya ha sido protagonista de una extensa nota en el programa "Dinámica Rural", que es emitido por Canal 9, entrevista en Radio Belgrano, todos los medios locales y tapa en la revista de Federación Agraria.
En los últimos días ha sumado nuevas piezas acercadas por los vecinos y se prepara para insertarse en la temporada turística a punto de comenzar, todo un desafío para este nuevo punto de interés educativo.