FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
FOTOGRAFÍA TOMADA EN INGENIERO MONETA

martes, 26 de enero de 2010

DESENTERRANDO EL PASADO




Más de cien años de Historia
Descubren un ladrillo de fabricación escocesa entre las ruinas de Ferrocarriles Depietri

La Historia de San Pedro posee aristas muy interesantes que, en muchos casos, aguardan ser descubiertas, difundidas o revaloradas.
En los últimos días, debido a las obras de construcción del nuevo acceso al Puerto, muchos sampedrinos hablamos de Ferrocarriles Depietri, una obra que trascendió su época llegando a nosotros como un murmullo perdido entre los ruidos de viejas locomotoras.
Hoy el progreso se ha comido una parte de esa historia de esfuerzo y astucia demoliendo un tramo del viejo paredón que rodeaba a la antigua terminal de trenes.
Entre ese movimiento de hombres, tierra y maquinarias viales se vislumbran, para el ojo observador, los detalles de un San Pedro diferente.
Fernando Chiodini, apasionado de nuestra historia si los hay, es colaborador del Museo Paleontológico y miembro del Centro de Estudios Históricos, y fue quien descubrió en esas ruinas un objeto que para cualquiera de nosotros sólo era un ladrillo. Sin embargo, ese ladrillo refractario posee una marca en relieve que nos advierte que ha pasado mucho tiempo desde su lejana fabricación.
La pieza presenta, en una de sus caras, la inscripción “CALDER” y su estado de conservación es excelente.
Esas letras nos cuentan que el bloque de argamasa descubierto fue fabricado en Escocia, posiblemente a mediados del Siglo XIX, por la marca comercial Calder Fire Clay Company. Esta pieza debe de haber formado parte de alguna construcción de la antigua destilería “La Estrella”, alcoholera que funcionó en San Pedro en el predio que luego ocuparían los Ferrocarriles Depietri, como podría ser una chimenea, revestimiento de una caldera o el fogón de la misma ya que se ha encontrado también, restos de ladrillo fundidos. De aquella vieja fábrica hoy sólo quedan la conocidísima chimenea que se yergue en la cresta de barranca y unos viejos galpones.

Las garras de las excavadoras que trabajan en el lugar han sacado a la luz a este pequeño fragmento de una historia hundida en las brumas del tiempo. Las manos de Fernando Chiodini lo recuperaron para exponerlo en las vitrinas del Museo Histórico Regional “Fray José María Bottaro”.

1 comentario:

Mark Cranston dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.