FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTONIO UBALDO RATIN EN SAN PEDRO

miércoles, 30 de diciembre de 2015

EL PADRE PARRAS



Las visitas del padre Parras al convento de la recolección del Rincón de San Pedro (1749-1752)

La orden franciscana en cumplimiento de la donación del Dr. Fray Francisco Antonio de Goycoechea se hallaba hacia 1750 en plena tarea de construir el convento de San Pedro. La donación de tierras había sido hecha por escritura el 13 de noviembre de 1743 y la cédula real por la cual Fernando VII acepta dicha donación está fechada en Sevilla -cinco años después- el 26 de Agosto de 1748 y no fue conocida en Buenos Aires hasta el 9 de Febrero de 1750[i].
Del inicio de las obras de construcción del convento puede encontrarse evidencias en el diario de viajes del padre Parras cuando da cuenta de su breve visita, el 05-11-1749, al convento en obras donde no se hospeda para no ocasionar –a su decir-mayores incomodidades.

…el día 5 de noviembre llegamos al Rincón de San Pedro. Actualmente se está fundando un convento de Recolección, distante del dicho Arrecifes cuatro leguas y situado sobre la misma barranca del Río de la Plata, que por este paraje se llama Paraná, cuyo nombre conserva hasta su oriente, que lo tiene en el Brasil de los portugueses, distante de Buenos Aires más de seiscientas leguas.

Estaba este convento del Rincón de San Pedro, muy a los principios: vivían los religiosos en unos ranchitos de paja, con grave incomodidad; aunque ya hoy siendo Dios servido, se va edificando, y hay bien fundada esperanza que será uno de los mejores conventos que tendrá esta provincia. Está, como se ha dicho, sobre el río, en un bastísimo despoblado: mantiénense los religiosos de la limosna que se recoge en las estancias de aquella comarca, que son muchas, y del pescado, de que el río es abundantísimo.

Por no ocasionar pues mayor incomodidad, dejé orden para que, en pasando noticia de que el barco llegaba, me avisasen, y pasamos mi compañero y yo a hacer tiempo a la estancia de don Antonio Rodríguez[ii], distante del convento cuatro leguas, donde había capilla para decir misa y todas providencias para vivir con conveniencia, y sobre todo concurría el grande afecto que siempre había merecido a los señores de la estancia, y en esta ocasión lo experimenté (Parras, pags 130-131).
CONVENTO FRANCISCANO



La mención de “ranchitos” no debe confundirnos. De la misma manera –precaria por cierto- fueron construidos en una primera etapa los conventos de Santiago del Estero (1565-1570), Tucumán (1565), Santa Fé (1594), Córdoba (1575), Esteco (circa 1587) y Buenos Aires ( 1581-1582). Dichos conventos, a excepción de Esteco que había desaparecido, tenían dos siglos después construcciones adecuadas, con techos de teja como los describe el propio Padre Parras en el diario de su visita (circa 1750).
Asimismo encontramos referencias de la existencia del convento en 1750 en la carta de Fray Francisco Quiñones al gobernador de Buenos Aires don José de Andonaegui refiriendo al estado de la provincia franciscana para dar cumplimiento Real Cédula de Fernando VI fechada el 16 de Junio de 1747 donde se requiere información sobre los religiosos de las distintas órdenes actuantes en el territorio de la corona española.
En dicha carta se menciona la existencia de quince (15) conventos franciscanos siendo el de la Recolección del Rincón de San Pedro el último en la nómina (Catalán, pag.185).
Hacia 1752, en su viaje desde Santa Fe  a Buenos Aires, con fecha 14-10-1752, el padre Parras se aloja un día en el “nuevo” convento junto a su comitiva[iii], en tanto sus mozos de carga esperan en la posta de Las Hermanas a cargo del maestro de posta don Santiago Ontiveros cuya personalidad llama la atención del Padre Parras.

“el siguiente, que fue el 13, caminamos diez leguas y llegamos a la estancia de San Martín, en el paso de las Piedras del río Arrecife. De aquí despachamos los mozos por el camino real, con orden de que esperasen en las Hermanas, entre tanto que nosotros pasábamos todo el día 14 en el nuevo convento del Rincón de San Pedro, que está dos leguas desviado del camino, donde descansamos todo el día, y el día 15 alcanzamos a mediodía a los mozos, en el paraje que les teníamos señalado, que dista de San Pedro ocho leguas, donde descansamos lo restante del día, atraídos del raro genio del dueño del rancho, en cuya puerta teníamos puesta la tienda de campaña (Parras pag.224).

En las dos visitas al convento recoleto de San Pedro el padre Parras no hace referencia a la existencia de ninguna escuela o colegio, cuestión a la que si refiere al describir Buenos Aires. De ello podemos deducir que en el período 1749-1752 no había aún escuela en el convento del Rincón de San Pedro.
El diario del padre Parras, completo, puede ser encontrado en el siguiente link
http://www.calameo.com/read/0045142138c248d33b914


Bibliografía referenciada
Catalán, D, y B Facciano. Provincia de la Asunción .1 Memoria de sus frailes 1612-2012. Buenos Aires: Castañeda, 2012.
Parras, Fray P.J. Diario y derrotero de sus viajes:1749-1753 España, Río de la Plata, Córdoba, Paraguay. Buenos Aires: Ediciones Argentinas "Solar", 1943.
Colaboración: Ricardo Giallorenzi


No hay comentarios: