FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

jueves, 7 de julio de 2011

EL NUEVO HOSPITAL



Cada vez que nos toca hablar de algún nuevo emprendimiento indefectiblemente debemos recordar la falta de visión de quienes estuvieron en función de gobierno, ya que ninguno de ellos dejó las viejas edificaciones para reciclarlas y darles otro destino. Así ocurrió en su momento con el convento célula inicial de nuestra ciudad, lo mismo ocurrió con el viejo Mercado y también se repitió con el primer hospital que era toda una expresión de una obra de comienzos del siglo XX realizada por un grupo de mujeres que supo entender prematuramente las necesidades de la sociedad local.
Solo se salvó de la demolición la Gruta de Nuestra Señora de Lourdes que fue inaugurada el 11 de febrero de 1907, pocos meses antes de ser declarada ciudad nuestro pueblo. La obra fue realizada por Sor Rosa Tello del grupo de hermanas de San Camilo.

Dicho hospital concurrió en su momento y durante tres cuartos de siglo a solucionar el problema de salud de un importante sector carenciado de la población. Contó para ello con la actitud filantrópica de varios profesionales que al igual que aquellos que dieron inicio a la acción solidaria junto a la Sociedad de Beneficencia “Hermana de los Pobres” –tema  abordado en el libro anterior– que hicieron posible que el mismo funcionara cumpliendo con dedicación su acción humana y solidaria.
Y si hablamos de acción solidaria debemos destacar también la actitud de los señores Rotundo Hermanos, Dardo Tello, Julio y José Castillo al fundar una Panadería Municipal que tendría como misión fundamental hacer el pan para el Hospital y para el Asilo; y si bien la entrega no representaba más que el 10 % de la producción, justificaba plenamente la iniciativa.

Así lo entendieron también en 1921 los integrantes del H. C. D. que por ordenanza 214 aprobaron un contrato celebrado entre el D. E. y los mencionados autores de la iniciativa.
En 1934 visitaron el hospital la Superiora General de las Hijas  de San Camilo, Sor Juana, acompañada de la Consejera de la Orden Sor Inés que se encontraban en el país provenientes de Roma.
Hacía veintidós años que la actual Superiora había visitado el hospital como Secretaria General de la entonces Superiora Madre Sor Alfonsina, cuando aún no existían los tres pabellones y la casa habitación de las Hermanas en la forma en que las encontró en su segunda visita, al igual que el adelanto que registraba el hospital. 

La Orden de San Camilo inició sus actividades, según ya expresáramos, construyendo una gruta el año en que San Pedro fue declarado ciudad, cumpliendo la sacrificada misión de atender a los enfermos con una actuación ejemplar, que fue destacada en muchas oportunidades por el periodismo local que las acompañó el día 27 de enero de 1957 en oportunidad de cumplirse el cincuentenario de su permanencia activa y de alivio espiritual para con los enfermos. Ese día coincidiendo con el onomástico de la Superiora de la Orden en el Hospital Sor María Elvira se descubrió una placa recordando la trayectoria cumplida.
La Orden de Ministros de los Enfermos (Religiosos Camilos) como se la conoció inicialmente, nació en 1582 y fue fundada por un hombre excepcional, convertido en el patrono de los enfermos, hospitales y trabajadores de la salud, bajo el nombre de “San Camilo de Lelis”.
 Su obra fue enteramente espiritual y humana, acompañando la tarea del Hospital local desde su nacimiento; ello no impidió que éste fuera sufriendo los embates del tiempo, razón por la cual en su momento se pensó en la necesidad de su recuperación o reemplazo, pese a la tarea cumplida por su personal que trató en todo momento que el mismo cumpliera correctamente con su misión. Digno de destacar aquí también, es la tarea cumplida por su enfermero don Juan Cucit que durante largos años cumplió no solamente con su empleo sino que demostró una total acción solidaria actuando como tal en el cuerpo de bomberos.
La idea de intentar la construcción de un nuevo hospital nació en 1977, en oportunidad de la visita del Subsecretario de Salud Pública de la Provincia de Buenos Aires Gral. Médico Roberto J. Ortiz juntamente con su secretario y un coordinador de la zona IV de Pergamino, quienes después de un largo año de conversaciones con el Intendente Municipal, hicieron que se llamara a licitación para la construcción de un nuevo hospital.
Se presentaron cuatro firmas: Puntal S.A., Mierco S.A., Juan B. Macchi y Lavitola y Bernielz, resultando esta última la adjudicataria por su mejor precio, para la construcción de las obras del nuevo Hospital zonal, que de inmediato inició las tareas de demolición para construir la primera etapa del proyecto, que quedó oficialmente inaugurada el 15 de mayo de 1980 con la presencia del Subsecretario de Salud de la provincia.

La continuación de la obra se hizo sin interrupción, por lo que en enero de 1982 ya se había terminado la segunda etapa a cargo de la firma Civial S.A. La tercera etapa estuvo a cargo de la firma Juan B. Macchi que debía ocuparse de la construcción del pabellón de internación para niños, que según El Mercurio “seguramente llegarán al final de la obra antes del plazo establecido por licitación”.
En ese ínterin se anunció la posibilidad de que las Hermanas de la Misericordia vinieran a San Pedro con el único propósito de servir en el Hospital. Al igual que en los inicios de la vida hospitalaria sampedrina, en la oportunidad tuvo destacada participación en la tarea de equipamiento la acción de la Comisión Cooperadora.
Al asumir las autoridades surgidas de la voluntad popular, el hospital estaba prácticamente terminado contando con consultorios externos, clínica médica, cirugía, pediatría, obstetricia y ginecología, ortopedia, traumatología, cardiología, odontología, psiquiatría, oftalmología, psicología, farmacia, laboratorio, radiología, hemoterapia, vacunación y anestesiología.
Contaba además con guardias permanentes a cargo de cinco profesionales y tres ambulancias. Faltaba la terminación integral con la cuarta etapa.

Fuente: Historia Documental de San Pedro Américo Piccagli

No hay comentarios: