FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

miércoles, 7 de noviembre de 2012

ALMACEN DE POGGIO Y COLEGIALES


Colegiales actualmente

Cuando se daban algunas condiciones naturales en determinados parajes, como ser el cruce de caminos o el vado de algún arroyo por algún paso natural, inevitablemente hacia surgir allí algún pequeño comercio de despacho de bebidas o venta de comestibles destinado a satisfacer las necesidades de los eventuales transeúntes.
En este caso debemos mencionar que el lugar se hallaba muy próximo al paso de Chacón que desde épocas lejanas era utilizado por quienes viniendo de San Antonio de Areco a desde Arrecifes con destino a San Nicolás, utilizaban el lugar para acampar y eventualmente para realizar un desvío hacia el pueblo de San Pedro.

El camino real luego de pasar frente a la capilla de San Patricio tomaba en su recorrido las proximidades del lugar donde se halla el actual cementerio de la población de Santa Lucía, para encontrarse luego del paso de Chacon, con el que proveniente de Arrecifes que pasaba por frente del almacén de San Patricio.
En el camino real mencionado, antes de llegar al paso de Chacon -(hoy puente Chacon)- en un recodo del mismo se hallaba el antiguo almacén de Miguel Poggio ubicado en el cuartel 13 de aquel entonces, de nuestro partido.

Sobre este no hemos encontrado mayor documentación pero sí registramos un hecho de sangre que nos habla de su existencia y que como en todos los hechos similares de la época, era producto del alcohol y consecuencia de alguna disputa surgida del cambio de palabras entre los participantes de algún juego.
En este caso la información tiene como base documental la publicación policial realizada por la revista La Tribunita del 2 de diciembre de 1905 donde se nos dice que:

"José Ángel Irurita tomose en pelea con Pablo Poggio , armados de cuchillo y revolver respectivamente , resultando muerto el primero de un balazo en la región mamaria izquierda y el segundo con algunas lesiones leves". Como Poggio fugara en el momento del hecho el oficial de policía Villafañe salió en su persecución no logrando aprenderlo, presentándose después voluntariamente a asumir las responsabilidades del suceso el señor Poggio, que luego de la intervención del Juez Dr. Diez Gómez de San Nicolás, quedó en libertad” .

La historia familiar se inicia con Pablo Poggio un inmigrante de nacionalidad italiana casado con Antonia Mortara que se establecieron en el partido, en el ultimo cuarto del siglo pasado, convirtiéndose en dueños de una fracción de campo en las proximidades del puente de Chacon, aún en propiedad de sus descendientes .
Son los padres de Miguel, Pablo, José Domingo y Luisa. Al fallecer Pablo (padre), su mujer se casó nuevamente con Segundo Vellani teniendo tres hijos más Pedro Segundo, Juana Maria y Maria.

Miguel Poggio y Mortara, el mayor del primer matrimonio resultó ser dueño del almacén que aparece mencionado en la publicación citada; se casó con Juana Louis y son los padres de Miguel Poggio conocido vecino de Santa Lucía, casado con Celia Corina Maria Paganini padres de Alberto Miguel Angel y de Celia Mirta Poggio de Palacios; Alberto Miguel Ángel se casó con Nélida Emma Pacini, son los padres de Hernán Gustavo Poggio todos ellos residente en el gran Bs.As.
Pablo y José Domingo permanecieron solteros, en tanto que Luisa se casó con Salvador Arguen, son los padres de Juana Ignacia, Maria Luisa, Antonio, Adela Adelaida, Salvador Miguel, Margarita Isabel y Elisa.

Como epílogo de aquel episodio policial trascripto se produjo años más tarde el cierre del almacén en el lugar mencionado abriendo Miguel Poggio otro en una esquina de la plaza del pueblo de Santa Lucía, que últimamente fuera de Bartolomé Juan.
El cierre del almacén de Poggio favoreció la apertura de otro un poco más al norte en el cruce de los caminos mencionados.

Este tuvo como protagonistas a los señores Antonio Cuscuela, su hermano José y Baltazar Martínez que resolvieron formar una sociedad para dedicarse a dicha actividad comercial.
Como esta dio sus fruto, cada uno de los socios resolvió independizarse por lo que Antonio Cuscuela resolvió quedarse en Colegiales, que es el nombre con el que se distinguió al lugar; su hermano José se fue a La Rosada comprándole a Calzado el almacén que este poseía en el lugar en tanto que Baltazar Martínez se fue a Santa Lucía para continuar allí con la misma actividad.
Hoy lo que fuera el almacén de Colegiales es propiedad de la sucesión de don Santiago Acevedo.

Fuente: Historia Documental de San Pedro Américo Piccagli

No hay comentarios: