FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

domingo, 5 de julio de 2009

EL AERO CLUB SAN PEDRO



Es propio de todos los pueblos conservar la tradición para exhibir con orgullo los hechos que han jalonado el nacimiento y desarrollo de sus instituciones. Cuando se olvidan o se tergiversan las sucesivas etapas de su desarrollo, suele advertirse una desleal injusticia o el menosprecio de todo un esfuerzo y sacrificio llevado a cabo por los inspiradores de la iniciativa.

Tengo plena conciencia que los sucesos a los que haré referencia, en parte, han sido olvidados por los vecinos del lugar, dejando de esta manera en el injusto desconocimiento un episodio relevante para la crónica lugareña. El tema a desarrollar es altamente polémico y tal vez urticante para algunos de los que participaron de él o de los descendientes de quienes se consideran pioneros de la aviación civil en San Pedro.
Antes de referirnos al inicio de la actividad de la aviación civil en San Pedro, debo hacer una referencia a la ordenanza Nº 228 dictada el 22 de diciembre de 1921 durante la presidencia de Emilio Homps en el H.C.D., sobre la cesión al Ministerio de Guerra de la Nación de terrenos destinados a establecer una pista de aviación.
Creo que esa ha sido la pista de emergencia utilizada en oportunidad de la venida de un representante del Presidente de la Nación para asistir a un acto realizado en el Club Náutico, con motivo de festejar las Bodas de Plata de la institución; aspecto que abordamos en el tema correspondiente.
Por dicha ordenanza se autorizaba al D. E. “para permutar con la señora Eleodora B . de Castro la quinta Nº 114 propiedad de la Municipalidad, por la Nº 108 perteneciente a la nombrada señora”. Concluida la operación se autorizaba también a cedérsela al Ministerio mencionado a los fines pertinentes.
Transcurrieron los años, nunca más se habló de dicha iniciativa referente a la eventual ubicación de una pista para el servicio aeronáutico.

A pesar de ello el 23 de febrero de 1941 se llevó a cabo un festival aeronáutico “organizado por la filial local de la Junta Argentina de Aviación Pro formación de 5000 pilotos”, festival cuyo éxito superó los cálculos más optimistas al contar con la presencia de la destacada aviadora argentina Srta. Carola Lorenzini, que con una cena de camaradería en el Comercio Hotel el día sábado 22, continuando con un baile en el Salón de la Municipalidad.
La noche del 23 luego del festival, se llevó a cabo una cena criolla en la sede del Club de Pelota, en cuyas circunstancias hizo uso de la palabra la señora Aurelia Rapallino de Solari, que entre otros conceptos honrosos hacia la aviadora, agradeció a ésta “haber venido a esta ciudad donde se meció la cuna de Fray Cayetano José Rodríguez, glorioso signatario del Acta de la Independencia e inspirador, como maestro de la antorcha de la Junta de Mayo: Mariano Moreno”, para agradecer en otra parte de su alocución el “desinterés que nos permite aportar la generosa contribución de San Pedro, para la formación de los 5.000 pilotos que el tañido de la iniciativa del Ingeniero Julio A. Noble, movilizara la conciencia nacional desde la Quiaca hasta el Cabo de Hornos y desde el Plata y el Atlántico hasta el ciclópeo espinazo de los Andes”.
Al agradecer la posibilidad de haber contemplado el espectáculo de sus maravillosas proezas, dejó sellada la invitación para una próxima visita que se cumplió, pero que el destino le depararía un triste final según veremos más adelante.

Fue durante la gobernación del señor Carlos Vicente Aloé, que representantes del gobierno municipal, encabezado en ese entonces por el Intendente Municipal señor Pedro Luis Cabrera, el Secretario de Gobierno Martín Lufrano, el Presidente del Honorable Concejo Deliberante señor Adolfo Benincasa, acompañados por los señores Agustín Butti, José Kasta, Weyler Lucchesi, Ernesto Rosito, Rufino Victores y el Diputado Rolando Yanzón, a fines de la década de 1940 realizaron la gestión para obtener el traslado del dominio de la chacra propiedad del señor Franzoia, para que la misma fuera destinada como reserva para un futuro aeródromo provincial.
Es partir de ese antecedente que aparece la figura de Gabriel Antonio Young, quien después de varias gestiones privadas y esmeradamente realizadas, por lo que bien puede ser calificado como el pionero de la aviación sampedrina, por ser él, quien allá por el año 1951, se manifestó interesado en crear en la localidad un Aero Club.
Con ese motivo se permitió visitar a todas las personas interesadas en el tema que nos ocupa, invitándolas a que lo acompañaran en una empresa que pensaba emprender. Fueron invitados así a la reunión inicial llevada a cabo el 8 de septiembre de 1952 los señores Rómulo Porta, Eligio Biscia , Rufino Victores, Pirulo Solari, Leopoldo Dlapa, Ovidio Zunino, Juan Albarracín, Mario Tognochi, Mateo Rolfo y también un amigo personal de don Antonio Young, el paracaidista Ciro Rietti.
Dicha reunión tuvo lugar en el Hotel Comercio, hoy desaparecido, que estaba precisamente frente al comercio de don Antonio –que era como comúnmente la gente lo llamaba–, ubicado en la esquina norte formada por las calle Pellegrini y Ruiz Moreno.

En dicha reunión llevada a cabo el 8 de septiembre de 1952, se eligió una comisión provisoria, encabezada por don Gabriel Antonio Young como presidente, del que posteriormente se denominaría Aero Club San Pedro.
De inmediato el presidente procedió a convocar a una nueva Asamblea, para el día 23 del mismo mes. En dicha reunión se sugiere la conveniencia de elevar una nota de agradecimiento a los aviadores Sra. Fedelina Castro, a Oyarzún Castro, a Enrique F. Gallegos, al señor Ciro Rietti y a Alberto Guajardo, por la donación efectuada a la entidad que acababa de formarse.
Como en la reunión extraordinaria realizada el 8 de dicho mes se designaron cargos provisorios, el señor Horacio Hernández en uso de la palabra sugirió la conveniencia de elegir por votación los miembros para la formación de la Comisión Directiva, no ya en carácter de provisoria sino como autoridades definitivas de la nueva institución.
Realizada la votación resultaron electos las siguientes personas: Presidente Antonio Young; Vicepresidente Mateo Rolfo; Secretario Rómulo Porta; Prosecretario Eduardo Solari; Tesorero Horacio A. Hernández; Protesorero César Tognochi; Vocales Titulares Nelson Butti, Eligio Biscia y Leopoldo Dlapa; Vocales Suplentes Lorenzo Bennazar, Aníbal Sánchez y Ovidio Zunnino; Revisores de Cuentas Lázaro Weslein, Harry Grumber y Antonio P. Agusil.
Quedaba así definitivamente constituido el primer grupo humano que llevaría adelante la creación del aero club de nuestro partido; se echaba así el germen de la aviación civil en San Pedro, bajo el nombre de Aero Club San Pedro.
Inmediatamente se inició una conscripción de socios que, de acuerdo al registro, es encabezada por don Antonio Young con el N° 1 cerrando la lista con el N°171 José María Martocia (fotocopia del original en mi poder).

A partir de ese momento se iniciaron las gestiones para la obtención de la personería jurídica y obtener así la posesión del campo de aviación propiedad de la provincia, que mencionáramos oportunamente, e impulsar la pavimentación del acceso a dicho campo.
De inmediato la comisión se dio a la tarea de elaborar y aprobar el estatuto social con el que inició el expediente número 321.836 en el año 1954, ante la Dirección de Personas Jurídicas, solicitando su aprobación y el reconocimiento en carácter de persona jurídica , que el 27 de enero de 1955 el Gobernador de la Provincia Carlos Aloé, aprueba a través del Decreto N° 791 refrendado por su Ministro J. M. Seminario.
El mismo establece: “Artículo 1°.- Apruébase el estatuto social presentado por la entidad denominada «AERO CLUB SAN PEDRO», con domicilio legal en la localidad de San Pedro, partido del mismo nombre, cuyo texto obra inserto a fojas 33 /45 vuelta, más conformaciones de fojas 68/69 del expediente 321.836 /1954; reconociéndosela en el carácter de persona jurídica.
Artículo 2°.- De forma”.

Es en esas circunstancias en que se producen varias renuncias atribuidas a desencuentros surgidos en el seno de la institución, por la presión política ejercida por algunos de sus integrantes que agitaron demasiado las pasiones partidarias, en un momento en que se tensaban las relaciones entre las dos tendencias más importantes del país, que habrían de culminar con el golpe revolucionario de 1955.
A pesar de dicha circunstancia se produce la incorporación de nuevos socios cuya lista figura en el acta N° 69 de fecha 23 de mayo de 1955, cuya fotocopia obra en mi poder.
Los socios renunciantes que se alejaron de la institución en marcha, resolvieron fundar un nuevo Aero Club al que denominaron “Los Patos” en razón de la situación económica del mismo, según aseveraciones de algunos participantes; según otros, porque vieron pasar una bandada de esos palmípedos y se les ocurrió relacionar dicho nombre con la situación mencionada. Sea atribuible a cualquiera de las dos situaciones, lo cierto es que el grupo desmembrado funda un nuevo club que finalmente y por las razones que se expondrán terminó absorbiendo a la primera institución.
A todo esto y dada las ágiles gestiones realizadas por el titular del Aero Club San Pedro, con fecha 17 de mayo de 1955 el Gobernador de la Provincia resolvió acordarle “el permiso precario de ocupación –dice el decreto N° 5404 en su art. 1°– con carácter gratuito, del Aeródromo Provincial de San Pedro, a la entidad denominada «AERO CLUB SAN PEDRO», con domicilio legal en la localidad de San Pedro, partido del mismo nombre, para ser destinado exclusivamente a fines aeronáuticos”.
Quedaba de este modo definitivamente constituido el Aero Club San Pedro, cuya formalización de posesión del campo se realiza el 29 de mayo de 1955, firmando el acta el flamante Intendente de San Pedro don Lázaro Rocca, su secretario Raúl Rocca, también el Presidente de la Dirección de Pavimentación Carlos M. Buscetto, en razón de que ya se habían iniciado los expedientes solicitando la pavimentación del camino y por último el representante de la Dirección de Aeronáutica José Pablo Mateos.
Respecto a este acontecimiento Ciro Ariel Rietti, junto con la señora de Oyarzún grandes colaboradores de la iniciativa impulsada por don Antonio Young, expresó a un periodista de “Sucesos en 30 días” en 1977 lo siguiente, en referencia al Primer Festival de vuelo realizado para celebrar la obtención del campo de aviación de las autoridades provinciales.

“Nos tocó un día esplendoroso –decía Ciro Rietti– y recuerdo que tuvimos mucha gente presenciando el espectáculo y que gracias a ello, nos dimos el gusto de ver cómo prendía la semillita que Antonio Young y sus amigos habían plantado con el nombre de Aero Club San Pedro”. Para agregar luego: “No quisiera dejar pasar esta oportunidad sin expresar un recuerdo emocionado para el gran amigo que se fue y que tanto hizo por la Aeronáutica Civil”, en una generosa referencia al fundador del Aero Club San Pedro fallecido en junio de 1972.
Volviendo al proceso histórico que nos ocupa, me permito expresar que, como en muchas de las cosas que se han dado en nuestro país por razones políticas, en este caso también ocurrió algo similar: se le quitó la autorización a una entidad ya consolidada, para otorgársela a un grupo desmembrado de la ya reconocida para ser otorgada a la que simpatiza con el accionar político del momento.
Es así como producida la Revolución Libertadora de 1955, en octubre de ese año se dicta un Decreto, el N° 143, que por las razones expuestas decide la liquidación del Aero Club San Pedro y el traspaso de todas las existencias al “Aero Club Los Patos”.
El acta correspondiente fue firmada por Rufino Victores y Rómulo Porta, en representación del nuevo aero club, y por Camilo Betti y Rodolfo González en nombre del “Aero Club San Pedro”, hallándose presente en dicho acto el Director de Aeronáutica Roque J. M. Solari y el Director de Pavimentación Carlos M. Cabral.
Tiempo más tarde el Gobernador Bonecarrere por Decreto N° 751 del 1 de enero de 1957, cancela la personería jurídica del Aero Club San Pedro, que hasta ese momento había coexistido legalmente con quien sería su sucesor.

No terminarían aquí sin embargo los problemas surgidos de la liquidación del aero club inicial, pues habiendo el Aero Club San Pedro sembrado el campo de aviación con lino y no habiendo los sucesores curado el mismo por ser elevado el gasto ($ 3.000) y no contar con el fondo necesario, se elevó un reclamo a la Dirección de Personerías Jurídicas que mereció el siguiente pedido de informes acerca de cuales eran los fundamentos de la deuda de $ 14.789 que el Aero Club Los Patos mantenía con el Aero Club San Pedro según balance confeccionado en 30 de abril de 1957. Si era “por sembrados efectuados en época que tenía posesión el Aero Club San Pedro” y si la recolección de la cosecha estuvo a cargo del Aero Club Los Patos, por qué razón no entregó el producido al Aero Club San Pedro, para abonar los gastos producidos por la siembra.
Hasta aquí lo que nos dicen los documentos, es que ni el Aero Club San Pedro, ni Los Patos, compraron el campo donde actualmente funciona nuestro Aero Club. El mismo era propiedad de la Provincia de Buenos Aires, lo que se transfiere es el permiso de ocupación y uso de las existencias, primero al Aero Club San Pedro y luego por disolución oficial de éste, por razones políticas, se le cede todo lo que tenía el club inicial, al sector que se desvinculó del mismo, que toma la vanguardia y debe cambiar de nombre al establecerse por ley que los aero clubes deben llevar el nombre de la localidad en que actúan.
Para establecer una pauta de cómo se analizan históricamente los hechos, aclaro que en este trabajo he aplicado el mismo criterio que los historiadores aplican acerca del origen de otras instituciones, como por ejemplo del Banco de la Provincia de Buenos Aires.
El mismo consiste en tener en cuenta el desarrollo de las distintas etapas que pueden tener distinto nombre, pero que culminan con el que hoy reconocemos a la institución.

En este caso nace un aero club que cumple y obtiene todos los recaudos legales necesarios para su funcionamiento; del que se desprende un grupo que forma una nueva institución que consigue el desplazamiento de la institución madre y logra todos los objetivos que aquélla ya tenía como personería jurídica y posesión del campo, adoptando finalmente hasta el mismo nombre de la institución inicial, razón por la cual y alejado de toda pasión personal entendemos que una no es más que la continuación de la otra.
Esa es la razón por la cual muchos entienden que el Aero Club San Pedro ya cumplió su cincuentenario en el año 2002. Lo que nadie puede desconocer por cierto es que el pionero y fundador del Aero Club San Pedro fue el señor Gabriel Antonio Young.
Ese mismo año el Aero Club Los Patos organizó un festival como acto de adhesión a los festejos del cincuentenario de la ciudad de San Pedro. La numerosa concurrencia que participó del festival fue testigo del trágico accidente en que perdieron la vida Enrique Constantino González, dueño del cuatriplaza Noreorim, y los pasajeros Baldomero Artemio González, su hijo Alberto Hugo y el menor Ermanno Mori, italiano, que residía en nuestra ciudad.
El trágico y doloroso accidente produjo tal consternación como pocas veces se había visto en el vecindario y zona de influencia. Demás está que aclaremos que la comisión organizadora suspendió todos los actos programados en adhesión al duelo ocasionado por tan triste acontecimiento.

Fuente: Historia Documental de San Pedro Américo Piccgli


















No hay comentarios: