FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

jueves, 1 de septiembre de 2011

LA LUZ ELÉCTRICA EN SAN PEDRO



Hasta el año 1900 el alumbrado público de la ciudad se realizaba con faroles a kerosene y únicamente las noches oscuras, apagándose casi todos al llegar las 24 horas; los pocos que permanecían encendidos después de esa hora, "daban un luz tan roja y mortecina que en lugar de destruir las tinieblas las hacían más sensibles", al decir del redactor del periódico "El Debate".
En 1891 la destilería "La Estrella", instalada en la localidad, propuso construir una usina eléctrica, poniendo como condición la cesión de una barranca que interesaba al establecimiento. Como las autoridades municipales no tomaron en cuenta tal propuesta, se llegó al año 1897 en que recibieron de la sociedad Henrich el ofrecimiento de hacer un ensaye de luz eléctrica el 27 de noviembre en la Plaza Constitución

 El Semanario "El Debate" al comentar el acontecimiento aún bajo la impresión agradable del hecho dijo: "Buen resultado dio el ensayo que se hizo de la luz eléctrica el sábado y domingo pasados.
Una gran parte de los vecinos contemplaba con admiración las lámparas que se desprendían rayos de luz esplendorosos como los del astro mayor".
Empero, como las condiciones exigidas por esta empresa para decidirse a realizar las instalaciones definitivas incidirían notablemente en el presupuesto comunal, no se consideró conveniente aceptarlas.
A los pocos meses presentó otro proyecto el señor Leonardo G. Weber, transitoriamente domiciliado en el Hotel Italo-Platense de las calles Constitución y Buenos Aires, para instalar por su cuenta una usina eléctrica con capacidad suficiente para iluminar un radio de cien manzanas como mínimo. Tampoco convino al gobierno municipal este pedido de concesión.

Se llegó así a 1898 en que volvieron a comentarse las posibilidades de decidir en definitiva la construcción de una usina para el servicio de luz eléctrica. En efecto, el señor Evaristo Germán Bustos fue autorizado por entonces para que construyera con carácter definitivo la usina que debía alumbrar eléctricamente al pueblo de San Pedro. El 13 de mayo de 1900 un periódico local anunciaba la inauguración del moderno sistema para las fiestas del 25 de mayo, lo que parece que así ocurrió según algunos apuntes que registran los viejos archivos.
     Entre los primeros abonados al servicio, de luz eléctrica figuran la casa del Dr. Abel R. Noceti, el Hotel Semino y las oficinas del correo. En julio de ese mismo año, se hizo la primera iluminación pública notable en la calle Comercio, desde la calle Puerto hasta el Boulevard Paraná.
 Al finalizar el año 1900, la firma Porta y Pujol constituida por los señores Miguel Porta, Santiago Porta, José Pujol y Antonio Pujol, compró la usina y se hizo cargo de todas las obligaciones contraídas por el primer concesionario. Esta firma dio un gran impulso al servicio eléctrico, destacándose entre las numerosas mejoras el cambio del pequeño motorcito a vapor que se luciera en los primeros días por otro Westinghouse de mayor potencia. Al poco tiempo, trasladó la usina desde el local donde empezara a funcionar: calle Comercio (hoy Carlos Pellegrini) Nº 855, solar propiedad de la familia Larrondo, hasta la calle Carlos Pellegrini y 6 de Septiembre, que es donde actualmente está la Planta Generadora de la Compañía de Electricidad del Sud Argentino. En este nuevo local, la empresa Porta y Pujol, instaló nuevos motores para ampliar y mejorar el servicio público cuyas responsabilidades de prestación había asumido legalmente.

Así llegó el año 1909. Por entonces, el intendente municipal incurrió, a raíz de ciertos inconvenientes surgidos en las relaciones con la empresa de luz, en la curiosa paradoja de conceder un permiso especial a la firma Falcioni y Vicky para efectuar el alumbrado público de la ciudad mediante lámparas "Kitson" a kerosén. En esa fecha, la usina fue adquirida por la Compañía de Electricidad de la Provincia de Buenos Aires, que al recibir en diciembre de 1911 el visto de conformidad del gobierno municipal se hizo cargo también del alumbrado público, cambiando las lámparas "Kitson", cambiando los sistemas de arco voltaico e incandescente.
En 1926, se firmó un nuevo contrato de concesión a favor de esta empresa, la cual ante la seguridad de seguir prestando el servicio resolvió incorporar importantes obras de mejoramiento: renovó las redes de distribución, construyó una nueva sala de máquinas e instaló en ella nuevos equipos para hacer frente a la demanda del servicio, que día a día iba en aumento debido al marcado progreso de la ciudad.
De este modo, la historia del servicio eléctrico de San Pedro llega a 1931, año de las obligaciones y responsabilidades de la prestación de servicios eléctricos la Compañía de Electricidad del Sud Argentino S.A, la que no ha escatimado desde entonces esfuerzo alguno, por mantener las instalaciones en condiciones de responder ampliamente al adelanto general de la ciudad.

Confirmarán lo que antecede las referencias siguientes, detallando, a continuación, los principales trabajos de mejoramiento realizados por esta empresa desde el año 1931 en que se hizo cargo de la prestación del servicio de luz y fuerza motriz aun cuando adquirió una usina que cinco años atrás había sido modernizada por la concesionaria de entonces.

Comenta  mas adelante las obras realizadas y destaca que contaba con 2100 clientes y una red de distribución de 50.000 metros.

Fuente: Revista Redes Argentina año 1944

No hay comentarios: