FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

miércoles, 15 de agosto de 2012

LA COOPERATIVA ELECTRICA


15 DE AGOSTO DE 1943 UNA FECHA PARA RECORDAR

Luego de transcurrido un tiempo de la reunión preparatoria realizada en el salón del cine La Palma el 13 de diciembre de 1942, en una nueva, realizada el 15 de agosto de 1943, a la cual asistieron 146 vecinos, muchos de los cuales ya habían subscripto sus acciones en apoyo de la iniciativa, los que conforme a los estatutos previamente elaborados y aprobados por unanimidad en general y particular en dicho acto, ”los inscriptores de acciones fueron invitados por el Presidente -(circunstancial de la Asamblea)- para elegir las personas que ocuparían los cargos de administración y fiscalización de la sociedad determinados por el estatuto a cuyo efecto, y aclarando que hablaba en carácter personal, el Dr. Enrique Frers propuso una lista integrada luego de consultar a las personas más capacitadas y representativas de la ciudad” la que fue votada por unanimidad.

Estas personas son las mismas que un año más tarde en la Asamblea extraordinaria realizada el 13 de agosto de 1944 y luego de realizado el sorteo ”para fijar los períodos de 1 (uno) y 2 (dos) años de sus miembros”, realizaron la distribución de cargos, dejando ”definitivamente formado el Consejo de la manera siguiente: Presidente el Dr. Enrique Frers por un año, Vicepresidente Luis Oliveri por dos años, Secretario Carlos F. Lanusse por un año, Prosecretario Francisco Ferrari por dos años , Tesorero Juan B. Noseda por un año, Protesorero Victor M. Solmi por dos años, Vocales Titulares :Juan Roselló por un año, Arturo Raviola por dos años, José Mantovani por un año, Gregorio Gutiérrez por dos años, Antonio Zaldúa (h) por dos años y Felipe Begino por un año; Vocales suplentes: Fernando Bloedorn, Juan Facundo Quiroga, Eduardo Bonaclaza, Emilio Esteve y Américo Salviolo. Síndico Titular y suplente respectivamente: Plácido R. Martínez y Salvador Trovato”.

PRIMERA SEDE DE LA INSTITUCIÓN

La sede de la Cooperativa se estableció en el domicilio de la Sociedad Anónima de Defensa Comercial, Industrial y de Navegación sita en la calle Pellegrini 601, cuyo local propiedad del señor Egidio A. Bernasconi, se resolvió alquilar por la suma de 30 pesos mensuales, en razón de considerarlo sumamente ventajoso por ofrecer teléfono, luz eléctrica, muebles y la atención personal del mencionado Bernasconi que actuaba como gerente de la mencionada empresa.

UNA USINA DEL PUEBLO

No debe escapar al criterio del lector el ambiente de euforia que vivían los accionistas y el vecindario en general, por la significativa importancia que adquiría la mencionada iniciativa atento a que no eran pocos los que adelantaban la eventual construcción de una ”Usina del Pueblo” que le permitiera acceder a la concesión de los servicios público y privado ante la próxima caducidad del Contrato de la Compañía de Electricidad del Sud Argentino.

Así estaban las cosas cuando en junio de 1944 el Consejo de Administración resolvió elevar todos los informes exigidos por las leyes para ser presentados al Superior Gobierno de la provincia de Buenos Aires a los efectos de la obtención de la Personería Jurídica. Seis meses más tarde el Secretario de Gobierno Pedro F. Pirán comunicaba que el Interventor Federal Interino, por Decreto N° 7442 había aprobado el estatuto de la sociedad reconociéndole al mismo tiempo el carácter de persona jurídica, a la vez que solicitaba la inscripción en la Dirección de Cooperativas de la Dirección General de Comercio del Ministerio de Agricultura de la Nación.

El periodismo mismo acompañaba con sus comentarios el éxito del emprendimiento al afirmar que ”la Cooperativa Eléctrica saldrá triunfante en estos decisivos momentos, en que se levantan dos bases: la que forma el pueblo y otra sostenida por el monopolio mundial de la Electricidad, que tantos perjuicios causa a la economía de los pueblos; conceptos que eran acompañados con una campaña en la que se incitaba a todos los consumidores de la ciudad a reclamar la devolución de lo indebidamente cobrado en las facturas, desde agosto de 1945 hasta fines de marzo de 1946, por la aprovechada Compañía de electricidad. Son muchos miles de pesos, afirmaba un entusiasta periodista, que tendrían un gran destino: "la compra de acciones de la Cooperativa que puede ser capaz de levantar la USINA DEL PUEBLO"
 
Leer artículo completo

No hay comentarios: