FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ALMACEN EL CANTÁBRICO

domingo, 9 de septiembre de 2012

EL DIA DEL AGRICULTOR

8 DE SEPTIEMBRE – DÍA DEL AGRICULTOR
TEOFILO FURRER
UN IMPULSOR DE LA AGRICULTURA EN SAN PEDRO


Equipo de trilla de la familia Meglio (San Pedro)

Desde 1944, por el decreto N° 23.317, el gobierno argentino instituyó el 8 de septiembre como el Día de la agricultura y del productor agropecuario recordando a la colonia agrícola fundada en Esperanza, provincia de Santa Fe, el 8 de septiembre de 1856, integrada por 1.162 colonos todos de nacionalidad suiza y considerándola “una fecha decisiva en el desarrollo de nuestra agricultura.”

Los orígenes de la agricultura se pierden en la prehistoria. Cuando en esos tiempos remotos surgió la necesidad de cultivar la tierra para lograr alimentos, el hombre dejó de ser un cazador nómade para establecerse en un territorio determinado donde ejercitar esta actividad. Sus primeras herramientas tan rudimentarias se fueron transformando lentamente a través de los siglos, hasta que recién en 1797 un herrero de Nueva Jersey introdujo el arado de reja de hierro fundido que fue mejorado aún más en la década de 1830, cuando John Deere lo fabricó en acero. Otro invento destacado a comienzos del siglo XVIII fue la sembradora, progresivamente mejorada durante más de cien años, a la que se unieron más tarde distintos modelos de máquinas trilladoras, cortadoras de grano y de hierbas, cultivadoras, rastrilladoras y desgranadoras de maíz que se fueron incorporando al trabajo agrícola facilitando las tareas.

La aparición de máquinas de vapor fue la causa más importante para el desarrollo de la Revolución Industrial y a finales del siglo XIX ya se empleaban para reemplazar la energía animal en el arrastre de arados y en el funcionamiento de máquinas trilladoras. En esos años ya se advertía en la Argentina una marcada evolución en la incipiente producción agrícola llevada adelante con gran esfuerzo por los miles de agricultores, en su mayoría inmigrantes europeos que habían llegado a este lugar y afrontaban las duras tareas de trabajar la tierra y levantar sus cosechas. El proceso de expansión del área sembrada en la región pampeana se vio impulsado por las colonias instaladas en la provincia de Santa Fe hacia la década de 1850, entre las que se destacó Esperanza, integrada por inmigrantes suizos.

Poco a poco debieron suplantar los primitivos métodos por las máquinas que facilitaban esas tareas, algunas relativamente sencillas, pero otras mucho más costosas como las trilladoras y posteriormente las cosechadoras. Por lo general estas máquinas eran adquiridas por grandes terratenientes o empresarios que las ofrecían para cumplir esas tareas específicas en los momentos del año en que eran requeridas y que necesitaban además una importante cantidad de trabajadores, algunos de ellos con cierto nivel de instrucción para atender su funcionamiento.

Se advierte la importancia que se le otorgaba entonces a estas personas responsables de su manejo a través de la lectura del periódico El Independiente del 29 de agosto de 1909, donde en la nota necrológica dedicada a don Teófilo Furrer, fallecido repentinamente el viernes 27 del citado mes a los 56 años de edad, destaca que fue este inmigrante suizo “el primer maquinista que vino a la localidad a manejar trilladoras y desgranadoras, habiéndole sorprendido la muerte siempre en la misma profesión, no obstante los muchos años que hace la ejercía.”

Teófilo Furrer había nacido en Suiza hacia 1853 y al emigrar se estableció en San Pedro, donde se casó el 15 de enero de 1887 con Ignacia Gamietea, una sampedrina de 19 años, con quien tuvo varios hijos: Manuela, Josefa, Teófilo, Ignacia, Adolfo, Sofía y Carlos, todos nacidos en San Pedro. Residió durante mucho tiempo con su familia en una antigua y amplia casa ubicada en la esquina Este de las calles Ituzaingo y Riobamba, donde también se guardaban algunas máquinas agrícolas de su propiedad.

Años después de la temprana muerte de Teófilo, la familia Furrer se fue disgregando, aunque su hija Josefa Furrer, casada con José Zunino, permaneció en San Pedro hasta comienzos de la década del cuarenta, recordando siempre anécdotas de las tareas agrícolas de su padre.

La celebración del Día del Agricultor es un acontecimiento grato, un acto de justicia para quienes cultivan el suelo para producir los alimentos necesarios para el progreso de las naciones y de toda la humanidad. Cabe recordar entonces el nombre casi olvidado de Teófilo Furrer como uno de los pioneros del avance de la agricultura en San Pedro, al rendir un justo homenaje a todos los precursores y continuadores de tan noble tarea.
Colaboración: Julia Mc. Inerny

Fuentes:
Parroquia Nuestra señora del Socorro. Registro de matrimonios. L 20 F 106.
Registro de bautismos, Años 1887, 1889, 1891, 1893, 1895, 1897, 1900.
Periódico El Independiente. Archivo. Números 905, 936.
http://infocampo.com.ar/nota/campo/35827/hoy-es-el-dia-del-agricultor
http://www.historialuniversal.com/2010/09/revolucion-industrial.html
http://www.monografias.com/trabajos83/agricultura-y-ganaderia-pillaro/agricultura-y- ganaderia-pillaro.shtml
http://museosdesantafe.com.ar/descargas/35_texto5.pdf

No hay comentarios: