FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

domingo, 16 de septiembre de 2012

GIGANTE EN SAN PEDRO

HALLAN UN GIGANTE EN VUELTA DE OBLIGADO

(San Pedro Buenos Aires Argentina)

Recuperan numerosas piezas del mamífero terrestre más grande de la prehistoria de la región. Estaban diseminadas en una de las calles del pueblo y fueron vistas por un vecino de San Pedro
Vista de las piezas halladas
Caminar como cualquiera, por una calle cualquiera, y descubrir enormes huesos petrificados que afloran en la superficie, no es cualquier cosa. Es el asombroso hallazgo efectuado por un joven de un enorme esqueleto del mamífero más grande que habitó la prehistoria de nuestra zona.

El observador vecino se llama Walter Marcelo Parra, es de San Pedro (B), y días atrás se detuvo a cambiar un neumático en una de las callecitas de tierra de Vuelta de Obligado, pueblo ubicado a 19 Km. de dicha ciudad bonaerense.
A sólo media cuadra del asfalto que ingresa al pueblo, sobre la calle que arranca su recorrido hacia la zona del famoso “castillo de Obligado”, observó una serie de piezas de color blanco-grisáceo que llamaron su atención. Al acercarse, se dio cuenta que había decenas de piezas y fragmentos de huesos petrificados que, en algún momento indeterminado, habían sido diseminados en el lugar al realizarse trabajos de “entoscado” sobre la calle en cuestión.
Sin dudarlo recolectó, pacientemente, cada uno de los huesos del enorme animal fósil. Cuando pudo, comunicó su novedad al equipo del Museo Paleontológico de San Pedro.

Un verdadero gigante

Al ser observados y comparados los restos por el Grupo Conservacionista de Fósiles se tuvo una mejor apreciación del descubrimiento de Parra.

Se pudieron identificar 71 piezas de diferentes partes del cuerpo de un Megaterio (Megatherium americanum), un gran animal herbívoro que llegaba a medir unos 6 metros, de la cabeza a la cola y pesar unas 5 toneladas.
Fue el mamífero terrestre más grande del Cuaternario de la región y su nombre científico proviene del griego (mega+therium) que significa “bestia grande”.
Su piel estaba cubierta por abundante pelaje y sus manos terminaban en poderosas garras con las cuales “enganchaba” el follaje que le servía de alimento. Dichas garras funcionaban, además, como arma de defensa ante eventuales atacantes.
Algunos investigadores señalan al megaterio como habitante de áreas abiertas o parcialmente arboladas ubicadas en clima preferentemente templado.
Este gran animal, que se extinguió a finales de la Edad Lujanense, era capaz de pararse sobre sus patas traseras, ayudándose con su cola, para alcanzar los brotes más tiernos de los árboles, llegando hasta una altura superior a los 3 m.

¿Que se recuperó?

El conjunto de huesos fosilizados rescatados por Parra corresponden, aproximadamente, a un 30 % del esqueleto de un Megaterio adulto. En el grupo de piezas se encuentran partes de las extremidades posteriores (fémures fragmentados, etc.), partes de uno de los brazos del animal (extremo del húmero, etc.), numerosas costillas rotas, partes de la pelvis y 9 vértebras incompletas.
Los huesos de las patas de estos animales eran muy voluminosos debido a que soportaban un gran peso corporal. Las costillas eran gruesas y fuertes para proteger los órganos vitales y los discos vertebrales eran grandes y sólidos formando una columna apropiada para semejante bestia prehistórica.


No hay comentarios: