FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
FOTOGRAFÍA TOMADA EN INGENIERO MONETA

viernes, 8 de mayo de 2009

IMPORTANTE HALLAZGO




EL GRUPO CONSERVACIONISTA DE FÓSILES DE SAN PEDRO Bs.As. DESCUBRE EL PRIMER EMBRIÓN DE UN ARMADILLO PREHISTÓRICO.

Se trata de un fémur de tan sólo tres centímetros de longitud cuya antigüedad se estima en unos 500.000 años. Es el primer hallazgo de este tipo efectuado en el país.

Los gliptodontes, gigantescos armadillos prehistóricos que habitaron durante el Cuaternario de América del Sur, llegaban a medir unos 4 metros de longitud y a pesar unos 1.500 kilogramos. De alimentación herbívora, estos grandes mamíferos desarrollaron duras corazas para protegerse del ataque de los depredadores.
Para soportar su gran masa corporal y el peso de esas corazas poseían grandes huesos en sus extremidades. En un adulto, el fémur, llegaba a medir 60 centímetros de longitud con un diámetro de unos 36 cm.

El lugar y el hallazgo

En las afueras de la ciudad de San Pedro, 170 km al norte de Buenos Aires, el personal del Museo Paleontológico “Fray Manuel de Torres” acaba de descubrir el primer resto fosilizado de un embrión de armadillo gigante.
La pieza, un pequeñísimo fémur de tan sólo 3 centímetros de longitud, fue hallada en la Reserva Paleontológica “Campo Spósito”, yacimiento ubicado a unos 10 kilómetros de la ciudad y donde el Museo trabaja desde hace varios años debido a la gran riqueza paleontológica del lugar.

Días atrás, copiosas lluvias erosionaron el sedimento que forma el piso del lugar dejando al descubierto numerosas piezas fosilizadas de diferentes géneros de animales. Allí, mientras relevaba el lugar, personal del Museo de San Pedro descubrió el diminuto hueso fósil.

Si bien se reconoció de inmediato que se trataba de un pequeño fémur, demandó varios análisis comparativos para poder determinar a qué mamífero extinto correspondía. Esas comparaciones, efectuadas sobre fémures de adultos de diferentes géneros de armadillos gigantes, permiten inferir que se trataría de un embrión de una de las especies más grandes, animales del tamaño de un auto mediano.

Importancia del descubrimiento

En respuesta a consultas efectuadas por el equipo descubridor del fósil, el Dr. Eduardo Tonni, Jefe de la División Paleontología de Vertebrados del Museo de La Plata y permanente colaborador del Museo de San Pedro, opina “que se trata de un fémur de un ejemplar en un desarrollo ontogenético muy temprano (embrionario), probablemente correspondiente a un gran edentado del grupo de los gliptodontes” y agrega que “lo poco que podemos inferir acerca de la ontogenia (desarrollo del individuo en la fase embrionaria) de los megamamíferos extintos proviene de los parientes actuales y en todos los casos el desarrollo de los huesos, sean estos preformados en cartílago (como los huesos largos), o huesos dérmicos (como los del techo craneano), varía con dicha ontogenia. Llama la atención en este caso que, siendo tan pequeño, ya esté desarrollado en hueso. Es un material que dada su importancia requerirá estudios más detallados que aporten mayores precisiones.”

Según palabras del Jefe de equipo del Museo Paleontológico de San Pedro, José Luis Aguilar, “este hallazgo es de trascendental importancia ya que es la primera vez que se descubren restos de un embrión de armadillo gigante de tan reducidas dimensiones y justamente, por ser la pieza más pequeña recuperada hasta hoy de estos animales, permitirá seguir los cambios anatómicos de estos mamíferos prehistóricos desde antes de su nacimiento. Permitirá saber si los huesos presentaban variaciones de proporciones entre crías y adultos dentro de la familia de los gliptodontes y determinar el grado de solidez que poseía el esqueleto estando todavía en el vientre de la madre. Futuros estudios sobre este material aportarán, seguramente, una serie de datos que nos llevarán a aprender más de una familia de animales prehistóricos tan importante como la fue la de los gliptodontes.”
Informe el Grupo Conservacionista de Fósiles Fray Manuel de Torres

No hay comentarios: