FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
FOTOGRAFÍA TOMADA EN INGENIERO MONETA

lunes, 18 de mayo de 2009

SAN PEDRO DE ANTAÑO


Del archivo del Señor Gerardo F. Bozano publicado en el “El Independiente” con motivo del cincuentenario de “SAN PEDRO CIUDAD”

CÓLERA Y VIRUELA

El primer caso que se produjo en San pedro tuvo lugar el 27 de marzo de 1867, siendo la primer víctima don Román Borda. Esta primera epidemia duró hasta el 26 de mayo del mismo año, habiendo reaparecido el 3 de diciembre siguiente.
La primera epidemia hizo 51 defunciones, la segunda 44 en diciembre y 164 en enero. El tercer cólera tuvo sus comienzos el 6 de diciembre de 1886 y el último el 18 de febrero de 1887, habiendo ocurrido 61 defunciones.
La epidemia de viruela comenzó el 1º de abril de 1872 y duró hasta marzo de 1873 cobrando 158 víctimas. En junio de 1873 se declaró el tifus hasta agosto ocasionando 34 muertes.

SAN PEDRO Y EL CONVENTO, PRIMERAS CASAS Y POBLADORES, VARIOS


En 1799 solo había una casa de azotea y otra de tejas; la primera estaba en lo que es hoy el solar manzana Nº 5 (actualmente Banco de la Nación), era propiedad del Rey y en ella estaba establecido el estanco de tabaco del Estado. La otra estaba en el terreno de la manzana 170 (donde hoy vive la doña Mercedes Cachau de Morales) y era de don Juan Chacón; (cocheras del Haward Jonson). Miguel Sandía tenía una de adobe y teja.
De 1805 a 1810 tenían ranchos generalmente de barro y paja los siguientes vecinos: Manuel, Juan y Ramón Martinez, Mariano Rubiriaga, Polonia Meza, Josefa Banderas, Victoria Cañete, Antonia Diaz etc.
El arquitecto que construyó el convento era un tal baldía cuya esposa Rosa falleció a los 114 años y su esposo habíale dejado paga su sepultura en uno de los arcos de convento.
En 1810 fueron desterrados los españoles Miguel Landín, José Arnaldo, Francisco Soler, José Bandera y Miguel García. Su punto de destierro era San Luis, pero tuvieron permiso para regresar desde Fraile Muerto.
Los Franciscanos no querían que se edificase cerca del convento y el primero que lo hizo fue don Juan Camelino; la mas cercana en aquel entonces era la casa de doña Tomasa Benavides. Sobre las barrancas había una que otra choza de indios de los que se mencionaba un tal Yapeyú.
La punta de la isla que llega hoy frente al río Baradero (isla recreo) entonces apenas alcanzaba frente al Convento y en aquel tiempo había sauzales hasta la barranca.

No hay comentarios: