FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

lunes, 24 de agosto de 2009

PRIMERA TRANSMISIÓN


Reginald Fessenden




Enrique Telémaco Sucini
27 de agosto día de la Radiodifusión Argentina
Corría el año 1920, los fragores de la primera guerra mundial se iban apagando aunque no así sus funestas consecuencias, hambre, destrucción, miseria, ha otra cosa no conducen las guerras, solo hay perdedores.
Entre lo que dejó esta guerra, comenzó a tener difusión un medio de comunicación que había reclutado gran cantidad aficionados desde antes de la contienda, que tuvo un gran progreso durante la misma, pero que recién comenzó a tener popularidad cuando se levantaron las restricciones militares tras la firma del tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919; LA RADIOTELEFONÍA.
Hasta el 24 de diciembre de 1906 las transmisiones radio eléctricas que se podían escuchar eran señales telegráficas pero ese día, el ingeniero canadiense Reginald A. Fessenden, residente en Estado Unidos trasmitió, desde su laboratorio en Massachussets, por primera vez la voz humana; nacían las emisiones en amplitud modulada.
En Estados Unidos, el 2 de noviembre de 1920, la emisora KDKA propiedad de la compañía Wenstinghouse desde la Ciudad de Pittsburgh, realizó por primera vez una transmisión de radio pública, en este caso el resultado de las elecciones presidenciales.
En Inglaterra desde el 2 de febrero de 1920 la compañía Marconi realizaba transmisiones de prueba de media hora de duración, siendo la mas importante el concierto transmitido en directo, el 15 de junio, con la actuación de la soprano Nellie Melba; estas pruebas fueron suspendidas por el gobierno en noviembre del mismo año.
A nuestro país también llegaron las noticias de este nuevo medio de comunicación pero, con las mismas limitaciones que en el resto del mundo, lo que no fue obstáculo para que aficionados incursionaran y experimentaran sobre el particular. Entre ellos podemos nombrar a Enrique Telémaco Sussini, Luis Romero Carranza, César José Guerrico y Miguel Múgica.
El primero de ellos, Enrique Sussini, era médico y en el año 1918 fue enviado a Francia para estudiar los efectos de los gases venenosos usados en la guerra y allí observó equipos de comunicaciones que eran usados únicamente con fines bélicos, situación esta que comentó con sus amigos, Romero, Mujica y Guerrico, en oportunidad de regresar a Buenos Aires a fin de año para festejar las fiestas y se entusiasmaron con la posibilidad de poder construir un equipo para usarlo con fines pacíficos. Fue así que al regreso de un nuevo viaje, en marzo de 1920, trajo los elementos necesarios para su fabricación.
El primer paso estaba dado, luego vino la confección de los circuitos, el armado y las pruebas y solo faltaba la prueba final, el gran día, que en este caso fue un 27 de agosto de 1920 a las 21 horas cuando los pocos poseedores de receptores de radio, la mayoría a galena, oyeron a Enrique Susini anunciando: “En nombre de la Sociedad Radio Argentina les habla Enrique Susini, estamos emitiendo directamente desde la sala del Teatro Coliseo de Buenos Aires cuando en mi reloj son las 21 horas dos minutos de este 27 de agosto..”. Transmitiéndose seguidamente el festival sacro de Ricardo Wagner “Parsifal” .Así nació la radiofonía en la Argentina.
Ante todo una pequeña aclaración: la diferencia entre Radiotelefonía y Radiofonía o Radiodifusión; la primera consiste en comunicaciones entre dos operadores, la segunda esta dirigida a todo público.
Estas transmisiones tuvieron lugar en adelante desde distintos escenarios fundándose para tal fin una sociedad llamada “LOR Sociedad Radio Argentina” a la que luego se le otorgaría la denominación de LR2 Radio Argentina. Fueron escenarios los Teatros Colón y Odeón, la confitería París y el cabaret Abdullah. El 12 de octubre de 1922 se realizó la cobertura de la asunción del Presidente Marcelo Torcuato de Alvear y el 2 de octubre de 1924 se transmitió un partido de fútbol entre la selección argentina y la uruguaya; radio Sudamérica retransmitió, el 14 de setiembre de 1923, la pelea entre Luis Angel Firpo y Jack Dempsey desde Nueva York. Lógicamente, este acontecimiento tuvo gran repercusión en la sociedad, , aumentaron notoriamente los poseedores de radiorreceptores y comenzaron a fundarse nuevas emisoras de radio, en 1922 aparece Radio Sudamérica, en 1923 Radio Cultura y Radio Brusa; aunque algunas publicaciones dicen que se crearon en 1922, en 1924 DW1 Quilmes Brodcasting que luego sería Radio del Pueblo y actualmente Radio Buenos Aires, Radio Splendid y la primera radio oficial Radio Municipal, en 1925 LOZ Radio la Nación antecesora de Radio Mitre entre otras.
Para fines de la primera década de la radio se podían sintonizar las siguientes emisoras de Buenos Aires.: LS8 Radio Sténtor, LS2 Radio Prieto, LR8 Radio París, LS5 Radio Rivadavia, LR9 Radio Fénix LR4 Radio Splendid, LR3 Radio Belgrano, LR2 Radio Argentina, LR6 Radio La Nación, LR5 Radio Excelsior, LR10 Radio Cultura, LS1 Broadcasting Municipal, LS4 Radio Porteña, LS5 Radio Mayo.
Editorial Haynes, propietaria del Diario El Mundo y varias revistas, inauguró en 1935 LRI Radio El Mundo, que rápidamente armó la famosa Red Azul y Blanca de emisoras argentinas, a través de importantes acuerdos con varias emisoras del interior del país.
La primera emisora nacida fuera de los límites de la Capital Federal fue la actual LT3 Radio Cerealista límites de la Capital Federal fue la actual LT3 Radio Cerealista de Rosario, provincia de Santa Fe, inaugurada el 4 de octubre de 1923. Dos años más tarde se inauguró la primera emisora cordobesa, Radio Lutz y Ferrando. En 1927 comenzó sus transmisiones la antecesora de la actual LT8 Radio Rosario, llamada entonces Radio Colón o Radio Millelot. Ese mismo año nació la radio de la ciudad bonaerense de Azul. En 1928 le llegó el turno a la provincia de Tucumán, con la inauguración de la actual LV7 Radio Tucumán. En 1930 existían ya alrededor de 20 emisoras distribuidas en el interior del país.
En 1925, el Ministerio de Marina impuso a las emisoras el uso de características. Así, en ese momento pasaron a llamarse LOY Radio Nacional, LOX Radio Cultura, LOR Radio Argentina, LOV Radio Brusa y LOW Grand Splendid. En 1929, estas características fueron cambiadas por dos letras y un número, con lo que nacieron las que se conservan hasta hoy. El 1934 se puso en vigencia la reglamentación que obligaba a las emisoras a intercalar la palabra “radio” entre la características y el nombre de la emisora.

A partir de entonces la radiotelefonía siguió su marcha ascendente, se instalaron en el país fabricas de radio receptores, se abarataron sus precios y estos pasaron a ocupar un lugar de privilegio en las hogares argentinos, radioteatros, noticias, artistas que actuaban en vivo, hacían el deleite de las tertulias hogareñas como así también, tuvimos que escuchar las promesas, discursos y mentiras de todos los que nos gobernaron hasta que, allá por el año 1951 llegó la televisión, ¿que va a pasar ahora con la radio? no pasó nada, ningún hogar dejó de escuchar radio y menos aún con la llegada de los receptores a transistores, y la incipiente Frecuencia Modulada, pero todavía faltaba algo ¡¡llegó internet¡¡ nuevamente la misma pregunta y también la misma respuesta que, desde mi punto de vista “no creo que pase nada”.
No podemos ocultar que hay emisoras que trasmiten sus programas por este medio, yo creo que van a ser muy pocos los que prendan una computadora para oír una FM o una AM ya sea en onda corta u onda media sino, en circunstancias muy especiales como por ejemplo, quienes residen fuera de sus ciudades o en otro país y quieren tener noticias de su lugar de origen.
A diferencia de internet, la radio no necesita de prestadores, es el único medio de comunicación que da libertad a los pueblos, es totalmente independiente, puede trasmitir desde cualquier parte del mundo y ser escuchada en todo lugar, hay gran cantidad de emisoras llamadas, ilegales, piratas, truchas, o mas suavemente no oficiales que transmiten desde los lugares más recónditos y hasta ahora nadie las ha podido hacer callar.
En el pasado fue en éxito, en el presente sigue vigente y en el futuro seguirá siendo único medio de comunicación al alcance de todos.
Para comprobar la vigencia de la radiofonía solo hay que encender un receptor de radio, sintonizar las bandas de AM (en onda media) y F.M. y se podrán sintonizar infinidad de emisoras de todo tipo, muchas legales y otras no tanto.

No hay comentarios: