FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
FOTOGRAFÍA TOMADA EN INGENIERO MONETA

lunes, 21 de diciembre de 2009

FOSILES DE UN MUNDO DIFERENTE

Al pie de este cerro nace el Arroyo Piedra Azul. Sus rocas contienen los vegetales fósiles estudiados por Harrington. Este sitio fue visitado por el GCF.


Integrantes del Museo Paleontológico en un viaje de conocimientos

Días atrás, integrantes del Grupo Conservacionista de Fósiles realizaron un viaje de 650 km al sur de la provincia, más precisamente al sistema de sierras de Ventania.
El objetivo del viaje fue recorrer, conocer y aprender de una serie de elevaciones montañosas que atesoran fósiles de vegetales cuya antigüedad ronda los 400 millones de años, época muy anterior a la aparición de los dinosaurios, cuando el mundo estaba formado por dos grandes continentes llamados Laurasia y Gondwana.
En aquellos tiempos Sudamérica, Australia, África e India estaban unidas formando una sola masa continental, Gondwana.
Los ambientes se formaban en una atmósfera muy distinta a la actual y los primeros vegetales se adueñaban de la Tierra, que aún no conocía a los animales vertebrados.

En el año 1934 el Dr. Horacio Harrington, uno de los geólogos más importantes que ha brindado la Ciencia argentina, dio a conocer el descubrimiento de vegetales fósiles en el Grupo Bonete de la Sierra de Pillahuincó, en el sur de la provincia de Buenos Aires. Sus estudios aumentaron los conocimientos que se tenían sobre el antiguo supercontinente de Gondwana (hoy las tierras ubicadas en el hemisferio sur) y contribuyó a dilucidar el origen de formación de ese cadena de cerros, entre los que se encuentra el conocido Cerro de la Ventana.

Recorriendo las Sierras Australes

Aquellas plantas fósiles descubiertas por Harrington vivieron en bosques de lo que hoy es Malvinas, Australia, Sudáfrica y Argentina continental, cubriendo extensas superficies durante el Paleozoico superior.
Plantas como Glossopteris o Gangamopteris fueron estudiadas por el geólogo junto a trilobites y otros invertebrados que constituyeron unas de las primeras formas de vida sobre la Tierra.
Hacia las rocas de ese mundo prehistórico se enfocó el viaje del Museo Paleontológico de San Pedro para conocer, precisamente, las características geológicas de las antiguas rocas que contienen secretos de un mundo muy distinto al que hoy habitamos.
Con base en el pueblo de Sierra de la Ventana, el grupo relevó los cordones serranos que lo rodean, recorrieron el Arroyo Piedra Azul y escalaron algunas elevaciones observando y muestreando rocas de 400 millones de años.
Todo el movimiento generado quedó documentado en una serie de fotografías que grafican la visita a los diferentes lugares.

Los estudios realizados por Harrington sobre hojas fósiles de Glossopteris revelaron su correlación con descubrimientos realizados en otros continentes que demuestran la unión, en el pasado, de grandes masas continentales del hemisferio sur.

El equipo del Museo Paleontológico estuvo en el lugar realizando observaciones y aprendiendo, “in situ”, sobre la estratigrafía de las Sierras Australes.
Reconstrucción artística de la forma de Glossopteris, planta fósil que dominaba los bosques del paleozoico superior que cubrían el sur de nuestra provincia.

Sus hojas se fosilizaron en el barro de los oscuros pantanos que existieron en la región de Sierra de la Ventana.Viajes de este tipo permiten ganar experiencia, estrechar vínculos con personas e instituciones de las zonas que se visitan y aumentar conocimientos específicos que luego se vuelcan en la información que el Museo brinda a sampedrinos y visitantes. Además, permiten la comprensión de cómo ha ido evolucionando la vida con el paso del tiempo para comprender mejor procesos biológicos que aún hoy están en marcha. De esa forma la Institución se posiciona en un ámbito que necesita de las observaciones de campo para poder ofrecer explicaciones claras y precisas.

No hay comentarios: