FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
FOTOGRAFÍA TOMADA EN INGENIERO MONETA

lunes, 14 de diciembre de 2009

RESIDUOS DOMICILIARIOS


Ya que el tratamiento de los residuos sigue siendo un grave problema en nuestra Ciudad me ha parecido interesante publicar lo que pasa en Bulgaria.

Radio Bulgaria Sociedad Ecología y ciencia
Aspectos ecológicos de la futura planta de tratamiento de los residuos de Sofía
Autor: Krasimir Martinov
A pesar del cierto progreso que Bulgaria está alcanzando en la gestión de los residuos urbanos, buena parte de los residuos orgánicos se depositan en los basurales comunes y vertederos acondicionados cerca de las ciudades grandes del país.
Sin embargo, los residuos orgánicos son una bomba de relojería. En condiciones anaeróbicas, es decir, cuando las composiciones orgánicas se desintegran en ausencia de oxígeno, como ocurre cuando los desechos se depositan en capas superpuestas, ocurre que los hidrocarburos de la basura se convierten en el peligroso gas metano, que puede explotar en cualquier momento.

Así ocurrió hace unos años en el basural urbano de Estambul, donde una explosión de metano causó la muerte de 12 personas, y 42 casas resultaron destruidas.
No sólo por el peligro de semejante accidente, sino también por el de la imposición de sanciones financieras a Bulgaria por parte de la Comisión Europea, en los últimos meses la capital Sofía, la ciudad que más residuos genera en el país, acometió con mayor energía el proyecto de construcción de una planta industrial de tratamiento de la basura.
El proyecto del llamado Sistema integrado de instalaciones para tratar los residuos incluye la edificación de una fábrica de tratamiento mecánico y biológico de los residuos procedentes del hogar, instalaciones para separar y transformar residuos verdes en composta, como también un depósito de residuos no peligrosos.

El sistema será construido cerca de Sofía, hasta finales del año 2011.
La Prof. María Zlateva, científica de reconocimiento mundial en el dominio de la transformación de los residuos orgánicos en compost, o sea en abono, explica:
“Austria es uno de los países europeos que han solucionado el problema de sus residuos de manera óptima. Viena cuenta con una fábrica para hacer la separación de los residuos, otra, para transformar la biomasa purificada en compost, y una tercera, para incinerar todo lo que no pueda ser convertido en compost”.
El proyecto de Sofía también contempla instalaciones para hacer la separación y luego el compost, o abono. Se prevé incluso que después del tratamiento mecánico de la basura se produzca combustible, sea biodiesel o biometano.
Sin embargo, según la Dra. Zlateva, el problema de Bulgaria es que la estructura de sus residuos es diferente a la de los países de Europa Occidental. En Bulgaria, a la biomasa y el papel les corresponde un 60 a 70% de los residuos procedentes de los hogares. La causa es que la mayor parte de las familias búlgaras preparan ellas mismas su comida, por lo cual tiran muchos más residuos orgánicos que las familias de Europa Occidental, donde la biomasa de los residuos es de un 5 a un 10%.
Para que la fábrica de Sofía sea eficiente, su principal instalación debe ser la de hacer el compost, opina la biotecnóloga Dra. Zlateva, y explica que si en Sofía se opta por la incineración como método preponderante para resolver el problema de los residuos, esto ocasionará peligro para la vida y la salud de la población y causará daños irreparables al medio ambiente. Por ejemplo, en el proceso de incineración de la biomasa se despiden dioxina y furano, que son fuertes tóxicos orgánicos y causan enfermedades cancerígenas.
La Prof. Zlateva refiere:

“Los residuos se pueden aprovechar para generar energía, a condición de que de ellos se extraiga el hidrógeno. Una vez consumado el combustible a base de hidrógeno, no queda más que agua. Y como queda dicho, una parte de los residuos se puede convertir en abono orgánico. Mediante el compost estamos restableciendo la sustancia orgánica en el suelo, la cual se va agotando sistemáticamente y si esto continúa, no será lejano el momento en que toda la Tierra se convierta en un desierto. Los suelos que no contienen suficiente sustancia orgánica se desertifican. Hay que prestar atención también al calcio. Si el calcio escasea en la naturaleza, disminuirá la actual diversidad de especies biológicas”, termina diciendo la reputada biotecnóloga búlgara María Zlateva.

Versión española de Venceslav Nikolov

No hay comentarios: