FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

lunes, 28 de diciembre de 2009

LA BIOMASA


La biomasa, un combustible barato que no daña la naturaleza

Fuente: Radio Bulgaria Autor: Darina Grigorova
Con la llegada del invierno cobra candente actualidad el tema de la calefacción, un tema especialmente delicado para nuestros compatriotas. ¿Cómo llegar a calentarse con combustible barato y a la vez eficaz y no generador de contaminación ambiental? Muchas personas se han hecho esta pregunta.
Resulta que sí, existe una solución y se trata de utilizar biomasa a los efectos de la calefacción. Este método ostenta ventajas económicas, ecológicas y sociales ya que sólo de los desechos del sector de tratamiento de la madera Bulgaria puede conseguir, cada año, calor y energía del orden de 13,5 terravatios-hora.

Según datos de la Asociación de las Agencias de Energía de Bulgaria la biomasa representa casi un 40% del potencial que tienen todas las fuentes de energía renovables en el país. Se trata de residuos de la madera y de desechos de la actividad agroganadera.
Hace un año el Consejo de Ministros dio luz verde a un programa a largo plazo de fomento del uso de biomasa en el período de 2008 a 2020. En el programa se señala que en 2020 se empleará para generar energía térmica y eléctrica casi un 38% de la biomasa utilizada. Se trata del equivalente de casi 837 mil toneladas de petróleo o de 9,7 terravatios-hora.
“La biomasa es fuente de energía renovable que la humanidad emplea desde que descubrió el fuego”, destaca Zdravko Gueorguiev, vicepresidente de la Asociación de la Agencias de Energía de Bulgaria y agrega: “La ventaja de la biomasa como fuente de energía es que nos rodea en todas partes y prácticamente sustituye los combustibles minerales que, además de ser costosos, provocan un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero. En Bulgaria, lamentablemente es frecuente el uso de una tecnología de escasa eficiencia para la combustión de leña en cocinas y chimeneas. Últimamente en Bulgaria se va extendiendo el uso de briquetas de paja o de virutas de madera como también de tales hechos con el prensado de desechos de madera o de la actividad agroganadera. Con esta tecnología más reciente el contenido de agua se ha reducido a un 10%, y ese contenido, en la madera suele ser de un 50 y más por ciento. Para el logro de un buen efecto energético las briquetas necesitan tener muy baja cantidad de agua.

Además, son muy cómodas para transportar y conservar y se les puede utilizar también en importantes instalaciones como son por ejemplo las de la calefacción central.
La primera e importante instalación de calefacción central que utiliza biomasa fue montada en el centro de montaña de Bansko. Tiene potencia de 10 megavatios y proporciona energía térmica a casas de particulares, hoteles, edificios residenciales y administrativos, como también a la iglesia, las escuelas, la guardería infantil, el museo y el hospital de la villa.
En febrero de 2009 comenzó a funcionar en otra ciudad de Bulgaria, la de Ihtiman una instalación de similares características en la que los combustibles sólidos y los hidrocarburos han sido sustituidos por briquetas de biomasa de residuos de madera. El precio de la energía térmica producida de este modo es inferior al precio de la que se lograba antes con el uso de combustible diésel o gasóleo. Además, la utilización de recursos locales para hacer las briquetas se traduce en la apertura de nuevos puestos de trabajo. Es igualmente importante el efecto ecológico ya que la biomasa es una fuente de energía renovable. “En todo el ciclo, desde la creación hasta la combustión de la biomasa, las emisiones de gases de efecto invernadero son nulas”, destaca Zdravko Gueorguiev y añade: “En el uso de combustibles convencionales como carbón y productos derivados del petróleo se segregan dioxinas y furanos, de comprobado efecto cancerígeno, señala. Este problema no existe con la biomasa. En la práctica, la recolección y el aprovechamiento de los residuos de madera reducen el peligro de aparición de incendios forestales, además de tener un efecto ecológico. En el proceso de obtención de biomasa se produce, al mismo tiempo, una tala sanitaria y son eliminados árboles enfermos y peligrosos y esto también tiene su efecto positivo para la silvicultura nacional”.

Versión en español de Mijail Mijailov


¿Que es la biomasa? La biomasa, como recurso energético, puede clasificarse en biomasa natural, residual y los cultivos energéticos.[1]
La biomasa natural es la que se produce en la naturaleza sin intervención humana. Por ejemplo, las podas naturales de los bosques.
La biomasa residual es el subproducto o residuo generado en las actividades agrícolas (poda, rastrojos, etc.), silvícolas y ganaderas, así como residuos sólidos de la industria agroalimentaria (alpechines, bagazos, cáscaras, vinazas, etc.) y en la industria de transformación de la madera (aserraderos, fábricas de papel, muebles, etc.), así como residuos de depuradoras y el reciclado de aceites.
Los cultivos energéticos son aquellos que están destinados la producción de biocombustibles. Además de los cultivos existentes para la industria alimentaria (cereales y remolacha para producción de bioetanol y oleaginosas para producción de biodiésel), existen otros cultivos como los lignocelulósicos forestales y herbáceos o la pataca.

No hay comentarios: