FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

jueves, 16 de junio de 2011

OLIMPIO PORTA

Olimpio Porta, el primer arquitecto sampedrino

    "La arquitectura es el arte de levantar y de decorar los edificios construidos por el hombre, cualquiera que sea su destino, de modo que su aspecto contribuya a la salud, a la fuerza y al placer del espíritu.”   
                                                            “Las siete lámparas de la arquitectura” (1849) John Ruskin

     Esta definición de John Ruskin convoca al recuerdo de tantos renombrados profesionales que en el siglo XIX vinieron desde Europa a la Argentina para proyectar con el arte de su propio ingenio importantes edificios que hasta hoy se destacan, principalmente en la capital de la nación, abriendo el camino a los arquitectos que se formarían en el país. A partir de la inauguración de la Universidad de Buenos Aires, UBA, en 1821 como universidad provincial, y desde 1881, cuando se le otorga carácter nacional, surge este espacio de formación de profesionales donde recién en 1891, por una reforma de los estatutos se convierte a la Facultad de Ciencias Físico-Matemáticas en Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales donde se enseñaba matemática, física, química, historia natural, ingeniería y arquitectura. Hasta que en 1901 la carrera de Arquitectura se transforma en escuela, ofreciendo así nuevas oportunidades a los jóvenes deseosos de seguir estudios superiores.
Otamendi 71 Cap. Federal
    El 18 de diciembre de 1910, bajo el título de “Intelectualidad sampedrina” una nota del periódico El Independiente de San Pedro comunicaba a sus lectores la grata noticia  de que el aventajado estudiante D.Olimpio R. Porta y Baulíes, hijo de este pueblo, ha terminado sus estudios de arquitecto en la Universidad de Buenos Aires, obteniendo notas elevadas. Al título de farmacéutico que obtuvo con anterioridad, el joven Porta agrega este otro, ganado en buena ley” [...] ”Felicitamos muy cordialmente al distinguido estudioso que, destacándose entre las intelectualidades sampedrinas, sabrá unir a su nombre y a sus títulos, merecidos laureles en su nueva carrera.” 
    El joven egresado que menciona la nota se llamaba Olimpio León Rosario Porta, aunque él firmaba Olimpio R. Porta. Nació en San Pedro el 30 de agosto de 1887 y fue el cuarto hijo del matrimonio formado por María Baulíes y Jaime Santiago Porta, ambos catalanes, nacidos en Lérida. A su vez Olimpio Porta contrajo enlace con Catalina Berrogain y de esa unión nació una única hija, Susana Porta y Berrogain, luego casada con Carlos Rodríguez Gaete, sin descendencia. Perteneciente a una familia muy arraigada en San Pedro, Olimpio Porta se recibió en 1902 de bachiller en  el Colegio Nacional de Buenos Aires y a fines de 1910 obtuvo su graduación como arquitecto en la UBA.
   Transcurrieron más de cien años de este acontecimiento que motivó el cálido comentario periodístico, y su ciudad natal puede aún mostrar con orgullo algunas de sus obras proyectadas en sociedad con otro profesional de su misma rama, según se lee en el aviso publicado en El Independiente durante años:                          
García & Porta, Ingenieros-Arquitectos.
Moreno 1112, Buenos Aires – Belgrano 881, San Pedro”.
                   
    El 19 de febrero de 1911 ese periódico daba a conocer las importantes obras que se ejecutaban en la sede del Club Unido, hoy Centro de Comercio e Industria, ordenadas por su presidente Dr. Pedro Cano y calculadas en 5.000 pesos.  En su edición del 12 de marzo de 1911 El Independiente ampliaba la información sobre estas reformas: “El señor Olimpio R. Porta, primer arquitecto sampedrino, fue encargado por el Dr. Cano para proyectar los planos de reformas” [...] ”y podemos asegurar que es una hermosísima obra de arte, inspirada en los últimos progresos arquitectónicos.” [...] “La arquitectura general es de estilo Luis XVI puro y la combinación de líneas y adornos, dentro de la sencillez, reúne un notable gusto artístico, realzado por la armonía del conjunto. El arquitecto Sr. Porta se ha hecho acreedor a las sinceras felicitaciones de los sampedrinos.”
    En la residencia  de la familia Porta, Belgrano 881, por mucho tiempo perduraron en su construcción detalles que expresaban el buen gusto que identificaba a sus mentores, y otra casa cuyo proyecto también se debe a los arquitectos García & Porta es la ubicada en la esquina Sur de Belgrano y Ayacucho.
    Uno de los primeros y más emblemáticos de los edificios proyectados por estos arquitectos, ubicado en Carlos Pellegrini 90, se comenzó a construir en 1912 y se concluyó en 1914, erigido por encargo del recordado ciudadano francés Henri Garret, quien no escatimó esfuerzos en la selección de los materiales para esta residencia como lo comprueban, entre otros elementos, los preciosos vitrales importados de la misma fábrica de Italia que elaboró los de la conocida confitería El Molino de Buenos Aires y las artísticas rejas que ornamentan esta mansión.
    El Independiente en sus ediciones del 9 y 16 de abril de 1922 comentaba la inauguración del cine teatro La Palma, hecho ocurrido el jueves 6 de abril de 1922, que motivó sus elogiosas críticas: “Se inauguró este hermoso cine teatro, hecho construir a todo costo por el emprendedor vecino Sr. Miguel Porta”[...]”La construcción de este importante edificio ha sido dirigida por el arquitecto Sr. Olimpio Porta, hijo de este pueblo y cuya capacidad e inteligencia para esta clase de obras ya era bien conocida por las que ha dirigido anteriormente”.    
    Es también un trabajo de estos profesionales la sede del Club de Pelota San Pedro, situado en Carlos Pellegrini 555, destacado edificio que se levantó con el aporte económico del grupo de socios que fundaron esta entidad el 26 de agosto de 1928.
    Hacia los primeros años de la década del treinta estos arquitectos fueron los autores de los proyectos de la hermosa residencia que singulariza la esquina con ubicación Este, en General Mitre al 500, propiedad de la familia Pujol, como también el de la casa de la familia Blanco Porta, en Obligado 37, construida en 1933 y que responde al estilo Art Decó que se impuso en los años del período de entreguerras, desde 1919 a 1939.
    Del mismo modo, en la ciudad de Buenos Aires prosiguieron la tarea de proyectar y dirigir la construcción de edificios, y precisamente en uno de ellos que aún se conserva en Otamendi 71, en el barrio de Caballito, vivía el arquitecto Olimpio Porta con su familia, ocupando el penthouse al que dotó de un patio andaluz.
    Más de un siglo ha transcurrido desde que el primer arquitecto sampedrino obtuviera su título y al contemplar como lucen hoy en pie sus destacados proyectos, se lo puede evocar con las palabras del escritor Víctor Montenegro: “Los hombres pasan, los recuerdos quedan, como quedan las obras de los que algo hacen." Es de esperar que sus obras, respetadas y valoradas, perduren en su ciudad natal.
Colaboración: Julia McInerny

Fuentes:

. Breve Historia de la Universidad de Buenos Aires http://www.uba.ar/institucional/contenidos.php?idm=32 
. Él Independiente. Periódico. Archivo. Números 980, 981, 984, 1562  y 1565.
. Los primeros años del siglo XX - http://www.oni.escuelas.edu.ar/olimpi99/interolimpicos/arquitectura/mlgciu.htm
Parroquia Nuestra Señora del Socorro. San Pedro. Archivo. Bautismos L 35  F 1051
. Ruskin John. Las siete lámparas de la arquitectura http://enciclopedia.us.es/index.php/John_Ruskin
. Testimonios, fotografías y papeles de familia, gentileza de: 1. Canziani Blanco Porta, Analía  -  2. Chá, Alberto -
  3. Langlois Garret, Ana  -  4.  Peralta Porta Nally, Hebe -  5. Pujol, Susana  -  A quienes se agradece el cuidado en
   conservarlos  y la generosidad de compartirlos

No hay comentarios: