FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ALMACEN EL CANTÁBRICO

miércoles, 1 de mayo de 2013

CANCER, INVENTO BULGARO

  PATENTE EUROPEA PARA UN INVENTO BÚLGARO
Quizá esta noticia no entre en el contexto del contenido de este blog pero la publico por que, tal vez sea una luz de esperanza en la lucha contra esta cruel enfermedad.

Cada paso en la lucha desigual contra el cáncer da esperanza a millares de personas de poder combatir la enfermedad o, al menos, prolongar la vida de los pacientes. A los principales métodos de tratamiento: la intervención operativa, la quimioterapia y la radioterapia, se unen nuevos productos y formas de tratamiento, algunos de ellos muy eficaces, que realmente logran alargar con años la remisión. Uno de ellos, fruto del trabajo de tres generaciones de una familia de científicos búlgaros, ha obtenido ya patente europea y pronto se podrá aplicar en los 27 países comunitarios.

Se trata del producto Catraps, basado en la conocida vacuna BCG, contra la tuberculosis.

“Nuestro producto estimula el sistema inmune para combatir las células dañinas del cáncer, resume la profesora Nadia Jadzhieva," hija del catedrático Spartak Jadzhiev quien inició las investigaciones sobre la vacuna ya a mediados del siglo pasado. Su hija continuó su obra y ahora su perfeccionamiento está en manos del nieto, el doctor Mijail Petrov.

La vacuna contra la tuberculosis es utilizada en el mundo entero en apoyo al tratamiento de algunos enfermos de cáncer. ¿Qué es lo novedoso del producto búlgaro?

“Nuestro nuevo preparado tiene dos componentes, uno de ellos vivo y el otro - un filtrado, la combinación entre los cuales surte mayor efecto y daña menos al paciente. Es además una eficiente defensa contra la formación de tumores e impide la proliferación de las células cancerosas, explica la profesora Jadzhíeva. Por esto en 2010 fue reconocido como invento en Bulgaria y en 2012 obtuvo patente europea”.

La estudiosa subraya que Catraps no es una terapia alternativa, sino parte del tratamiento clásico de las enfermedades oncológicas que se inicia después de la operación y todos los cursos de quimio y radioterapia. En los próximos 9 meses cada país comunitario irá confirmando para sí mismo la patente. Hasta el momento 22 países han confirmado que no poseen un producto parecido y que lo van a incluir en su lista de fármacos. A partir de marzo del próximo año se podrán iniciar las negociaciones para la comercialización y la aplicación de la vacuna búlgara Catraps en todos los países comunitarios.

Fuente: Radio Bulgaria  (28 de noviembre de 2012 )

No hay comentarios: