FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
PUENTE VIEJO SOBRE EL ARROYO DE LOS CUEROS

lunes, 6 de mayo de 2013

NUEVOS RESTOS FOSILES

Toxodonte, un gran mamífero del Pleistoceno sudamericano
Recuperan restos de estos animales en Bajo del Tala, San Pedro
Los restos de Toxodon platensis se cuentan entre los más numerosos de los descubiertos en sedimentos de la Reserva Paleontológica “Campo Spósito”, en Bajo del Tala, partido de San Pedro.

Estos animales fueron una de las formas más representativas de la fauna prehistórica de la región pampeana que luego se diseminó por diferentes ambientes del continente sudamericano.

Se sabe que los Toxodontes fueron bestias herbívoras que consumían varios kilos de pasturas al día para mantener una masa corporal que superaba los 1.000 kilogramos.

Su fuertes extremidades terminaban en poderosas pezuñas y su cabeza, sólida y alargada, poseía una boca ancha con forma de “pala” provista de enormes dientes lobulados. Sus incisivos o “colmillos” llegaban a medir unos 25 cm transformándose en temibles armas de defensa y ataque. Una característica que hoy poseen, por ejemplo, los hipopótamos.

En estos días, el Museo recuperó varias piezas de uno de estos mamíferos fósiles. Una fíbula, una falange, la mitad de un fémur y una rama mandibular derecha en muy buen estado de conservación. (Apreciar en la foto, la comparación de tamaño de los restos con una lapicera)

La poderosa rama mandibular tiene 65 cm de largo y 40 cm de alto. Los demás huesos recuperados, pertenecientes a las extremidades, denotan una gran solidez; característica necesaria para soportar un gran peso.

Las piezas fueron extraídas de una capa de sedimentos verdosos correspondientes a un antiguo barro depositado en el fondo de un río que atravesó el lugar decenas de miles de años atrás. Debido al ambiente donde se fosilizaron las piezas (un curso de agua con una importante fuerza de arrastre), éstas presentan la erosión característica del desgaste producido por el agua.

Toxodon platensis fue un mamífero que desapareció, según evidencias arqueológicas, hace unos 8.500 años atrás llegando, incluso, a ser consumido por ciertos grupos de pobladores aborígenes. Esto se desprende del hallazgo de huesos quemados, asociados a fogones y encontrados en presencia de utensilios de uso diario de ciertas tribus sudamericanas.

No hay comentarios: