FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
ANTIGUA POSTAL DE SAN PEDRO

martes, 20 de octubre de 2009

21 DE OCTUBRE DIA DEL RADIOAFICCIONADO ARGENTINO

TRANSMISOR DEL AÑO 1923 PERTENECIENTE AL RADIOAFICCIONADO SAMPEDRINO PABLO HOMPS
EDIFICIO DEL RADIO CLUB ARGENTINO


En nuestro país, el 21 de octubre, se festeja el “Día del radioaficionado argentino” fecha en que se llevó cabo la fundación del Radio Club Argentino.
Muchos años han pasado desde los inicios de la RADIOAFICION que, sin duda comienza desde que se tuvo conocimiento de la demostración práctica hecha por parte de Enrique Hertz. Con la lentitud de la época para la difusión de las noticias, estas llegaron a nuestro país, siendo el ingeniero Tebaldo Ricardoni, el ing. Pedro Arata, los hermanos Evers, el ing. Teodoro Bellocq etc. los pioneros de la RADIOAFICION desde fines del siglo 19.
Los primeros transmisores a chispa y los receptores a cohesor fueron rápidamente mejorados con circuitos sintonizados y detectores más confiables hasta la llegada de la primera lámpara de radio creada por Alejandro Fleming en 1904 y mejorada dos años después por Lee de Forest a la que dio el nombre de “audión” siendo esta innovación tan revolucionaria como el invento del transistor en el año 1948.
Luego de terminada la primera guerra mundial, año 1918, comenzaron a llegar a nuestro país elementos de rezagos de la misma, entre ellos los pertenecientes a sistemas de comunicaciones, lo que hizo que muchos aficionados comenzaran a fabricar sus equipos.
En la fecha mencionada, 21 de octubre, en una reunión llevada a cabo en el salón de actos del diario La Prensa, un grupo de radioaficionados, viendo el avance que estaba tomando esta nueva actividad y el descontrol que había sobre las mismas, presentaron ante las autoridades responsables un memorial en el que expresaban sus puntos de vistas sobre la reglamentación que habrían de regir estas actividades siendo, su primer Presidente, el Cap.de Fragata Luis F. Orlandini; vicepresidente Sr. Juan Quevedo ,secretario Dr. Guillermo Rojo ; tesorero Ing. Teodoro B.Bellocq ; vocales : Dr. Enrique Telémaco Susini, Cesar J. Guerrico y Dr. Francisco López Lecube.
Terminada la segunda guerra, año 1945, sucedió lo mismo con los rezagos, llegando entre ellos los receptores y/o transmisores Hammarlund, National, Hallicrafters, Collins, Geloso etc. como así también componentes, válvulas (1625; 813, 811, 807), zócalos de porcelana, inductores, capacitores variables etc. que permitieron a muchos aficionados armar sus equipos. No se puede dejar de mencionar los receptores y conversores E.R. fabricados por Rodolfo Engster ingeniero en comunicaciones del acorazado Graff Spee hundido en el Río de la Plata, los transmisores y receptores B.E.H. los conversores; entre ellos los más populares Bruma y Tramur, los de fabricación casera y los receptores llamadas “noveleros” que era un radio común reformado para las frecuencias de radioaficionados.
Fueron muy populares, por su bajo costo, los transmisores armados con materiales de un televisor en desuso y era muy común escuchar, cuando se detallaba la construcción del equipo, “tengo una o dos 6DQ6 por otra” en relación con las lámparas de T.V.
Por los años 60 comenzaron a llegar los nuevos equipos de Banda Lateral Unica y por los 80 los equipos de alta frecuencia, (VHF).
Esto es, a grandes rasgos el comienzo de la radioaficción, pero que pasa en la actualidad; lamentablemente cada vez hay menos radioaficionados según cifras siguientes.
En el año 1923 había 540 (Fuente R.C. Concordia), en 1946 1.000 (fuente Manual práctico de radioaficionado, RamónGorlero y Oscar Kriman) 1969 13.000 (fuente guía Nº 41 Arbó), 1980 17.800 (fuente guía QSP), 1997 - 38.618, 2000 – 25.889, actualmente 24356 ( fuente C.N.C.).
Cabe preguntarse a que se debe esta baja; a criterio de quien esto escribe, una de las causas es que quien era radioaficionado por el solo hecho de comunicarse ha optado por internet pero, también hay que tener en cuenta el inconveniente para muchísimas personas que significa tramitar una licencia o renovarla.
Para obtener licencia de radioaficionado se debe realizar el curso correspondiente en los RADIO CLUBES habilitados y reconocidos del país. El mismo consta de técnica, reglamentación, telegrafía y se deben realizar las prácticas operativas correspondientes en la estación del Radio Club, el trámite para renovación hay que hacerlo en los mismos, lo cual implica que, para obtener una nueva licencia hay que hacer un curso de alrededor de tres meses de duración.
No todas las provincias tienen muchos radio clubes como Capital, Buenos Aires, Córdoba etc. hay algunas que tiene muy pocos , dos o tres.
Es fácil de imaginar que en esas provincias, para gran cantidad de aficionados o aspirantes es prácticamente imposible poder concurrir, a lo que hay que agregar el costo que implican estos trámites.
Actualmente Comisión Nacional de Comunicaciones ha confeccionado un anteproyecto con una serie de reformas a las reglamentaciones vigentes el que ha sido enviado a los radio clubes para solicitarles sus opiniones y sugerencias.
Así esta la radioaficción en la actualidad, de todos modos aún hay gran cantidad de radioaficionados, en todo el mundo, con sus estaciones radio trasmisoras en actividad y dispuestos a actuar ante cualquier emergencia.
Según un artículo aparecido en la pagina Web del Radio Club Argentino en la que comenta la actuación de los radioaficcionados en emergencias dice, entre otras cosas:
"Los radioaficionados han proporcionado comunicaciones en casi todos las posibles ocurrencias de situaciones de emergencia:
Terremotos: Nicaragua (1972), Guatemala (1976), Italia (1976 y 1980), Rumania (1977), India (1979), Argelia (1980), México (1985), la Unión Soviética (1988), Filipinas (1990), los Estados Unidos (1964, 1989 y 1994).
Inundaciones: Honduras (1977) India (ruptura de dique en 1979), Estados Unidos (1977, 1986, 1990 y 1993).
Erupciones volcánicas: Estados Unidos (1980) Colombia (1985).
Tornados: Canadá (1987), Estados Unidos en varias ocasiones cada año .
Derrames químicos: Mississauga, Canadá (1979). Huracanes: demasiado numerosos para enumerarlos, varias veces por año en el Caribe.

No hay comentarios: