FOTOS HISTORICAS

FOTOS HISTORICAS
FOTOGRAFÍA TOMADA EN INGENIERO MONETA

viernes, 21 de octubre de 2011

DÍA DEL RADIOAFICCIONADO ARGENTINO

Receptor de comunicaciones Hallicrafter
21 DE OCTUBRE DIA DEL RADIOAFICIONADO ARGENTINO
A principios del siglo pasado, el Ministerio de Marina regulaba el espectro radioeléctrico y fue quien otorgó la primera licencia de radioaficionado a Teodoro Belloq (15 de Octubre de 1913) siguiendo, entre otros, los hermanos Evers, Arechaval, Martinez Seeber, Guerrico, Arevalo etc.
Tarjeta QSL del Sr. Manuel A. Prelato

A principios de la década del veinte, un grupo de radioaficionados, viendo a necesidad de organizar esta actividad, deciden fundar una institución que los represente y es así, que un 21 de octubre del año 1921, reunidos en los salones del diario la Prensa, llevan a cabo sus anhelos con la fundación de una institución a la que llamaron “Radio Club  Argentino, siendo el tercero en el mundo, lo precedieron Estados Unidos e Inglaterra, siendo su primer presidente el capitán de fragata Esteban Orlandini y estaba ubicado en la cale Belgrano 1722.
El "Día del Radioaficionado Argentino" fue instituido por la Tercera Convención Argentina de Radioaficionados, celebrada en la ciudad de Mar del Plata del 4 al 14 de noviembre de 1950, en homenaje a la fundación del Radio Club Argentino.

Las comunicaciones inalámbricas, eran conocidas desde fines del siglo 19 pero,  las potencias dominantes en el mundo en aquella época, trataron de  evitar su difusión ya que vislumbraban la importancia que iban a tener en un futuro conflicto bélico que se presagiaba y que tuvo lugar con el inicio de la primera guerra mundial en el año 1914.-

Una vez finalizada esta, año 1918, empezaron a llegar a nuestro país publicaciones y materiales afines ha este medio de comunicación, lo que permitió a muchos estudiosos y aficionados, no solo de la Capital sino también del interior, que comenzaran a fabricar o a adquirir sus equipos radio transmisores empezando a emitir, algunos con autorización del Ministerio de Marina y otros como experimentales con nombres que sus operadores les asignaban, como por ejemplo: “ Radio Electrón” de Manuel A. Prelato, “Experimental San Pedro” de Francisco Chico,  “Espinillo” de Ricardo Escoda, estas de nuestra Ciudad, “Microbio”, “Vedia”, Ituzaingó” etc. creando cierto caos en el espectro radioeléctrico ya sea, por inexperiencia de los operadores o por la precariedad de los equipos. 

Unos de los fines de la fundación del R.C.A. era precisamente lograr un ordenamiento en el uso de las frecuencias, reglamentar potencia, modos de transmisión etc. función que no era facultad de la entidad pero, sí lo era, hacer llegar a los organismos competentes las sugerencias para el dictado de reglamentaciones acordes al auge que iban tomando estas actividades y en base a ellas se fueron redactando las mismas. Actualmente, la Comisión Nacional de Comunicaciones, solicita a los Radio clubes o a las entidades que los agrupan que le hagan llegar sus inquietudes sobre las vigentes a efectos de su perfeccionamiento.-
Noventa años han pasado desde esa fecha, la radioaficción fue en constante progreso, mejoraron la calidad de los equipos,  luego de los primitivos transmisores a chispa llegaron los de arco voltaico, la  amplitud modulada, luego los de banda lateral única, los de frecuencia modulada y por último las comunicaciones digitales y también aumentó en forma considerable la cantidad de radioaficionados.-

Todo esto nos haría pensar que la radioaficción está pasando por un muy buen momento, equipos modernos, disponibilidad en los mercados y supuestamente muchos radioaficionados.
Lamentablemente no es así, cada vez hay menos radioaficionados, y se puede notar escuchando  las bandas asignadas al servicio, en las que cada vez hay menos operadores, aunque hay muchos equipos disponibles tienen un costo no para todos accesible como cuando, en épocas pasadas , con un televisor viejo, materiales en desuso y un poco de maña se armaba un transmisor, obtener una licencia o renovarla tiene un costo que quizá muchos no pueden afrontar, más, teniendo en cuenta, que los trámites hay que realizarlos en un radio club (antes se hacían en el Correo) y hay algunas provincias que tienen solo uno, Formosa, La Rioja, San Juan y Santiago del Estero, otras dos y algunas tres requiriéndose un desplazamiento de cientos de kilómetros con los gastos que esto implica, muchos obtuvieron su licencia para usar sus equipos en forma comercial y luego comprobaron que no era posible sin correr riesgos,  y por último están los que para ellos, la radioaficción,  era solamente hablar por radio sin importarles la experimentación y operan por internet que es más fácil.-

Evidentemente, las dificultades económicas, el progreso, los cambios de costumbres, no han sido ajenas al desarrollo de nuestro “hobby,” los niños y los jóvenes de hoy disponen de una serie de actividades en las cuales pueden invertir su tiempo (prácticas de deportes, juegos electrónicos, variedad  de estudios etc.) que en otras épocas no estaban tan difundidas o no existían. De todos modos siempre habrá entusiastas que quieran conocer el fascinante mundo de las radio comunicaciones.-

No hay comentarios: